Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Colombia es un país con innumerables riquezas naturales, sin embargo uno de los más desiguales de América latina  y del mundo, en donde los estratos más desfavorecidos de la sociedad, es decir las grandes mayorías, adolecen de una atención sanitaria digna.

El capitalismo neoliberal imperante en el país impide el desarrollo de un sistema de salud igualitario, más justo y al alcance del pueblo.

Por ello la necesidad de plantear un sistema alternativo al capitalista que en esencia es egoísta, clasista y discriminatorio, y construirlo de tal manera que predomine la justicia social y la igualdad, favoreciendo así el desarrollo integral de las personas.

Un modelo de salud para todas y todos requiere de modificaciones estructurales radicales en la sociedad colombiana, con distribución de los recursos hacia diferentes áreas,  incluida la salud, para garantizar la atención, la prevención y la rehabilitación de los pacientes que así lo requieran. Al mismo tiempo debe favorecerse una educación gratuita, generalizada y de calidad para que cada persona se convierta en un sujeto social de cambio, responsable y participativo, hacedor de su propia salud y capaz de elaborar estrategias para prevenir y combatir la enfermedad,  lo cual repercuta favorablemente en su bienestar general como el de su entorno más cercano, la familia y la comunidad.

Un modelo que incorpore las prácticas tradicionales del uso medicinal de la naturaleza aplicado al arte de curar, que recoja todos los saberes populares junto a la gran ciencia en una acción multidisciplinaria que garantice el bienestar integral del ser humano, desde una alimentación sana y nutritiva, hasta su pleno desarrollo.
 
Por lo tanto, la salud no involucra solo el desarrollo de las estructuras sanitarias y la formación de cuadros especializados en esta área, sino también una concepción totalmente diferente de sociedad, de sistema político y económico, y por supuesto de relaciones sociales,  donde se logren avances sustanciales en lo que concierne al acceso a la educación, al manejo de los recursos socioambientales y a la consecución de la soberanía alimentaria, entre otros aspectos. Implica  un programa político, administrativo, económico, social, ambiental y cultural de avanzada y de nuevo tipo, que acabe con las EPS de turno y los especuladores y corruptos que gozan por lo general de abundante impunidad.

Salud no es solo  tratar las enfermedades que aquejan a las personas y tener acceso a una atención sanitaria adecuada; incluye además viviendas decentes, derecho a la educación, condiciones laborales dignas, participación, disfrute y recreación, ambientes sanos y libres de contaminación, etc.

Salud es un constructo social, influido por un conjunto de factores de diferente orden, biológicos, psicológicos, sociales, económicos, ambientales y culturales, cuyos determinantes son multicausales, los que en la práctica cotidiana cada sujeto los relaciona en función de su individualidad, adoptando una u otra conducta de acuerdo al contexto social en el cual se encuentra inserto y las posibilidades que este contexto pone a su disposición.

De ahí que no es posible materializar la salud como derecho del pueblo sin aquellas transformaciones estructurales que Colombia requiere, para alcanzar una buena calidad de vida y bienestar físico, social, y espiritual. Lo que, dialécticamente, es imprescindible para que la paz sea sostenible y duradera.

Nuestra propuesta nos llama a la participación responsable en este logro; y ahí estamos incluidas las mujeres, que desde nuestros diferentes frentes de lucha debemos aportar para alcanzarla.

Ahí estamos, abuelas, madres, hijas, amas de casa, campesinas, estudiantes, profesoras, obreras, médicos, trabajadoras, enfermeras, poetizas, luchadoras sociales y guerrilleras…
 

Share