Voz Fariana

Espacio Radial la las guerrilleras...

Hoy 20 de Julio queremos recordar a grandes mujeres a las que Colombia y América les deben enorme gratitud, fueron valientes luchadoras, revolucionarias que ofrendaron sus vidas por la libertad de nuestra patria, que derramaron su sangre por los suelos de nuestra América, “ellas son la historia oculta de la independencia”.

Empezaremos por recordar a tres mujeres que todos hemos escuchado al menos nombrar en nuestras clases de historia: Manuela Beltrán, La Pola y Manuelita. Estas tres, en momentos diferentes de la historia, fueron fundamentales en el desarrollo de las luchas independentistas, Manuela Beltrán incitando a la rebelión de los comuneros, Policarpa Salavarrieta infiltrándose en tropas españolas e informando a la resistencia de los patriotas, y Manuela Sáenz, a quien han reconocido más por ser amante del libertador que por sus propios logros en los campos de batalla.

Existen además otras mujeres igual de importantes, valientes y aguerridas que marcaron la historia de la independencia en Colombia, pero que han sido menos visibilizadas, hoy a ellas queremos rendirles un homenaje:

Simona Amaya: Nacida en Paya Boyacá, esta mujer realizó la hazaña de vestirse con el uniforme de un suboficial patriota y, como sargento, comandó uno de los grupos en la batalla en el Pantano de Vargas, hasta que fue herida de muerte en su pecho. Fue el mismo Simón Bolívar quien se dio cuenta de que era una mujer cuando se disponían a curarla.

María Concepción Loperena: Esta heroína fue una precursora excepcional de la lucha de independencia de Valle de Upar, durante el ambiente revolucionario en 1812 se dio un encuentro entre María Concepción y el Libertador Simón Bolívar en Chiriguaná, donde recibió órdenes precisas para hacer el pronunciamiento declarando a la ciudad de Valle de Upar libre del Gobierno Español. En efecto, el día 4 de febrero de 1813, a las diez de la mañana, después en un bando público, reunió al Cabildo de Justicia y Regimiento en sesión pública y en uno de los salones de su casa particular, leyó con voz altiva y sin miedo alguno las instrucciones recibidas del Libertador. Ese mismo día que se proclamó la independencia de la ciudad, María Concepción Loperena liberó cientos de esclavos de sus haciendas de La Jagua y Becerril, gesto que fue aplaudido en toda la comarca.

Reconociendo su labor, el 18 de junio de 1824 Simón Bolívar escribió: “Los triunfos alcanzados por las fuerzas libertadoras en Valledupar, Riohacha y Chiriguaná pertenecen exclusivamente a María Concepción Loperena, quien fue el eje de diamante sobre el cual giraban los destinos de la Provincia de Santa Marta, en los momentos más difíciles de su historia”.

María Antonia Santos Plata Nació en Pinchote, Santander, en el seno de una familia de Patriotas. Esta valiente mujer, organizó a la guerrilla de Coromoro o de “Santos”, que fue la primera en Socorro Santander y determinante para alcanzar la derrota de los españoles, luchando en contra del gobierno del terror Antonia apoyaba a todo el ejército patriota de la Campaña Libertadora.

Mercedes Abrego: Nacida en Cúcuta, y muerta allí mismo en 1813. Desde el comienzo de la guerra de Independencia, Mercedes Abrego manifestó su entusiasmo y apoyo a los patriotas. Tuvo un fervoroso aprecio por el Libertador Simón Bolívar, a quien conoció en las campañas militares de Cúcuta, antecesoras de la Campaña Admirable de 1813 y 1814. Su simpatía por la causa patriótica la llevó a colaborar con los ejércitos republicanos que lucharon en el valle de Cúcuta y lugares vecinos contra las tropas españolas. Cuando Bolívar se encontraba organizando los ejércitos para la llamada Campaña Admirable de 1813, Mercedes Abrego le obsequió una casaca bordada en oro y lentejuelas, hecha por ella misma, en señal de la simpatía y admiración que sentía por el Libertador. Ella manifestó con decisión su apoyo a la causa patriótica, y con sus contactos secretos mantenía informadas a las tropas patriotas sobre los movimientos del ejército realista.

Juana Escobar: Juana fue comisionada para servir de espía en los movimientos del general español Barreiro en los días anteriores a la batalla del Pantano de Vargas. Llevaba mensajes que se aprendía de memoria a la división de retaguardia, en la cual venía el Libertador. Juanita Escobar es conocida como la primera víctima mujer dentro de la gesta libertadora.

Sin duda existieron muchas mujeres más en la historia de las luchas por la independencia de Colombia que aún hace falta contar. Esperamos que al escuchar las vidas de las mujeres que hoy contamos todo el país se entusiasme y se anime a descubrir nuestras mujeres revolucionarias y valientes que han cambiado el curso de nuestra historia.                   

Share

A propósito de la Columnista

Sonia González

Sonia González

Guerrillera del Bloque Occidental Comandante Alfonso Cano, (BOCAC) de las FARC-EP