Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

La educación es el arte que nos ayuda a aprender y a comprender todo lo relacionado con las diferentes áreas que nos rodean.

Es por eso que, las mujeres y los hombres de las FARC-EP, hemos visto la necesidad imperiosa de retomar la formación académica para poder concretar nuestros estudios y llegar a ser unos profesionales aptos e íntegros para el movimiento y para el país.

 

Sin olvidar que, dentro del movimiento, aún en los momentos más difíciles, nuestra dirigencia nos ayudó con parte de la formación académica y es gracias a ellas y ellos que hoy podemos hacer uso de las diferentes herramientas necesarias para el aprendizaje y la enseñanza propia y la de otros (as).

En la actualidad, algunas de nuestras compañeras y compañeros han recibido y finalizado con éxito la formación académica de bachillerato y universitaria, otras están en el proceso de homologación de saberes y validación, todo esto motivado por el gran interés que existe en cada uno de nosotros por desempeñarnos de la mejor manera en esta nueva etapa, aportándole a nuestro proyecto colectivo, pero también construyendo nuestro proyecto de vida individual.

Este es un momento de singular importancia para el país y para la familia Fariana es la oportunidad de potenciar las capacidades construidas por años y que pretendemos colocar en función de un proyecto transformador e incluyente.

Definitivamente uno de los pilares fundamentales del proceso de reincorporación es el aspecto educativo y para ello las instituciones educativas deberán mostrar su compromiso con el transito del país hacia un estadio avanzado democrático y plural.

De manera particular, para las mujeres farianas, éste es uno de los mayores retos, prepararnos para participar de todos los espacios de construcción de Paz en igualdad de condiciones que nuestros compañeros como hasta ahora lo hemos hecho. Con entusiasmo y orgullo aportaremos a la consolidación de este sueño.

Share