Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.


Este documental del director colombiano Rubén Mendoza habla sobre la realidad de una campesina trans que vive en las faldas de la cordillera de Los Andes.

"Señorita María, La Falda de la Montaña"

Cuando hablamos de una persona trans, por algún motivo nos imaginamos que vive en una ciudad, en donde puede encontrar redes de apoyo, personas que al igual que ella están pasando por el mismo cambio, la misma transformación. Nos imaginamos alguien activista, que va a marchas y dibuja consignas en papeles por sus derechos. Pero no, no todos los casos son iguales.

La Señorita María, por ejemplo, nació hace 45 años en el pueblo colombiano de Boavita, un lugar de campesinos, de personas conservadoras y muy católicas que está hundido en Los Andes. Nació siendo un niño, pero desde que era muy joven sabía que odiaba los pantalones y que estaba atrapado en el cuerpo de una mujer. Su trabajo duro con la tierra no le da oportunidad de vestirse o arreglarse como quisiera, no hay glamour ni redes sociales con quienes compartir su verdad.

Señorita María, La Falda de la Montaña“Señorita María, La Falda de la Montaña”

Vive sola desde hace 25 años cuando su abuela falleció, y ha tenido que enfrentarse a la violencia y la discriminación en su propio pueblo, en donde las palabras progreso y la diversidad sexual aún no forman parte del vocabulario.

“De primeras, la gente era jodidita, como mala, pero yo no me afanaba por eso. Yo, tranquila. Y ahorita ya cambió. Me saludan muy bien, yo también los saludo.

María es la protagonista del documental Señorita María, La Falda de la Montaña, el proyecto más reciente del director Rubén Mendoza, y producido por Amanda Sarmiento, quienes pudieron presentar la cinta luego de una producción que se tomó casi seis años, entre financiamiento y convencer a María de que contara su historia.

En el documental, vemos una realidad muy diferente a la que estamos acostumbrados cuando se habla de personas transgénero: es el día a día de una mujer latinoamericana, campesina y trans que debe vivir entre las creencias y las costumbres del pueblo donde creció, alguien que no tiene acceso a un tratamiento de transición, y alguien que sabe lo que es estar atrapada en el medio de una sociedad transfóbica y machista.

 

Share