Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

La paz es el símbolo de esperanza para cada uno de nosotros y nosotras en este paso tan importante que estamos dando, por eso hoy más que nunca unimos nuestros corazones y esfuerzos por una sociedad que dé mejores condiciones a todas y todos los colombianos.

Hemos cambiado los fusiles por la palabra, y con este paso vemos reflejados nuestros sueños de paz que hoy desde todas las Zonas Veredales se expresa a través de la cultura con su diversidad de tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo.

Las guerrilleras de las FARC-EP en medio de este proceso que estamos viviendo y teniendo que el sistema económico, político y social que combatimos tiene como componente escencial la discriminación y la opresión de género, estamos trabajando todos los días por hacer que a implementación de los acuerdos represente tambien un avance en la adquisicion de derechos y oportunidades para quienes hemos sido históricamente excluidas.

Se conjugan muchas razones y formas de discriminación, que además son violentas y que nos afectan de manera diferenciada, pero que consideramos hay que superar necesarimente para avanzar hacia una verdadera democracia, la raza, el color, el sexo, la cultura que se mezclan entre nosotras complejizando las desigualdades y aislando nuestras luchas, es por eso que la tarea de unificarlas y encontrarnos en puntos comunes es una necesidad inmediata.

Siglos de injusticias han generado tambien respuestas cada vez mas cualificadas de las afectadas, queremos potenciar esas respuestas y hacer de nuestro proceso de reincorporación una apuesta más en el reclamo de nuestros derechos negados por el patriarcado y contra todas las expresiones de machismo que permean nuestra sociedad.

En nuestro movimiento revolucionario desde su surgimiento, los derechos del hombre y la mujer han estado reglamentados de manera igualitaria, mujeres y hombres somos libres y autónomos de decidir y emprender las grandes tareas y las pequeñas que en el proyecto colectivo hemos trazado y aunque sabemos que tenemos aún espacios en los cuales podemos avanzar, queremos aportar nuestra experiencia en la construcción de la nueva sociedad que edificaremos entre todas y todos.

Share

A propósito de la Columnista

clara