Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Uno de los espacios donde la marginación de las mujeres está más normalizada es la literatura, o más ampliamente, la escritura : una persona puede acabar tranquilamente la escuela (y muchas veces la universidad) sin haber leído nunca un libro escrito por una mujer, ya sea porque las autoras son apenas mencionadas en el currículo o porque ninguna de sus obras se impone como lectura obligatoria.

Mujer Fariana aprovecha la conmemoración del día internacional del libro para cuestionar mecanismos del sistema patriarcal, como este, más imperceptibles pero más difíciles de combatir, puesto que nos acostumbramos a ellos (se han convertido en tradiciones, cánones y hasta “sentido común”).

Así es que a lo largo de la historia, muchas mujeres han debido luchar para que su calidad literaria haya sido valorada. Escritoras a las que se ha invisibilizado, que han tenido que publicar bajo seudónimo masculino o que han tardado siglos en obtener reconocimiento.

Mencionaremos algunas, cuyas obras han sido muy significativas en distintos momentos históricos:

1. Alejandra Kolontai destacada política y feminista rusa

una de las más completas pensadoras socialistas. Por eso sus obras nunca dejan de hablarnos y nos hablan a través de los distintos periodos de nuestras vidas y de las distintas etapas de las luchas por los derechos de las mujeres.

Escritos como AUTOBIOGRAFÍA DE UNA MUJER SEXUALMENTE EMANCIPADA Y OTROS TEXTOS SOBRE EL AMOR, revelan su valentía, nobleza y autenticidad.

2. “¿Qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas? Independencia económica y personal: ¡UNA HABITACIÓN PROPIA!. Tras esta premisa se esconde la reflexión de la novelista, ensayista, editora, feminista y cuentista británica, Virginia Woolf. Porque la literatura, no sirve solo para contar historias: también nos representa, nos cuestiona y nos ayuda a pensarnos como individuos y como integrantes de la sociedad, recomendamos:¡UNA HABITACIÓN PROPIA!.

3. La novelista estadounidense Kathryn Stockett retrató

La sociedad del sur de Estados Unidos en los años 60 en su obra Criadas y señoras, a través de tres narradoras que nos dejan ver la situación de las empleadas afroamericanas de familias pudientes blancas. Una importante herramienta para entender la particular discriminación sufrida por las mujeres negras.

4. ¡Aplauso ensordecedor! Nos merece la primera escritora latinoamericana en recibir el premio Nobel de Literatura. Gabriela Mistral, Fue una destacada poetisa, diplomática, feminista, y pedagoga chilena.

Resaltamos hoy una de sus más importantes obras, POR LA HUMANIDAD FUTURA. En ella, se recogen sus textos de temas políticos, sociales y pedagógicos.

5. En su obra Persépolis, Marjane Satrapi, historietista, guionista, dibujante, pintora y realizadora franco iraní

narra, en forma de novela gráfica, los primeros años de su vida y los cambios que tuvieron lugar con la revolución iraní de 1979.. Su lucha por la igualdad la han convertido en un ícono feminista.

6. ¿Que las mujeres -además de guerrilleras, no podemos ser escritoras-? Eran los años 70 cuando Gioconda Belli pulicó sus primeros textos y de inmediato generó polémica debido a la manera en que la poeta nicaragüense abordaba el cuerpo y la sensualidad femeninas. Ese espíritu combativo la hizo integrante del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Resaltamos su obra: EL PAIS DE LAS MUJERES, la historia de Viviana, presidenta de la República de Faguas, líder y fundadora del Partido de Izquierda Erótica.

7. La escritora Española María Dueñas se dio a conocer en 2009 con su obra El tiempo entre costuras . Muchas personas se han enamorado de la historia de Sira Quiroga, que avanza entre los mapas, la memoria y la nostalgia, transportándonos a los enclaves coloniales del norte de Africa, el Madrid Pro Aleman de la pots guerra y a una Lisboa llena de espías y refugiados.

8. Nada y así sea es el título con el que se publicó el diario que Oriana Fallaci llevó mientras cubrió la guerra de Vietnam, Oriana fue una escritora, periodista y activista italiana, la primera mujer de su país corresponsal de guerra.

Este texto, se convirtió en una gran crónica periodística de los horrores de la guerra, en el testimonio de la precariedad con la que un país y su gente evitaban caerse a pedazos.

Muchas otras mujeres y muchos otros libros merecen hoy la recordación y la invitación para que los disfrutemos, visiten nuestra biblioteca virtual y compártannos también nuevos títulos.

Share