Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Este escenario es para la unidad, para el cambio y para la paz de Colombia que todos y todas necesitamos. Las mujeres farianas queremos enviarle un saludo combativo y revolucionario a todas las mujeres que luchan incansablemente desde diferentes ángulos, sobre todo aquellas que han sido acribilladas y marginadas por el régimen oligárquico imperialista, que por ser mujer nos ha arrebatado el derecho a vivir en paz. Queremos un país libre en el cual se nos reconozca a todas sin ser discriminadas.

Como mujeres que hacemos parte de la geografía más lejana y olvidada, de los centros de poder del país, doblemente victimizadas, cansadas de la injusticia social, luchamos por la construcción de una Nueva Colombia, libre, propia, femenina e incluyente.

Vamos por la construcción colectiva y fraterna, con diversidad étnica y cultural; llena de experiencia e historia de mujeres que desde el hogar, la escuela, el consejo comunitario, el resguardo indígena y organizaciones de base de afrocolombianas, indígenas y campesinas, convocamos a todas y cada una de las mujeres que desean que esta guerra cruel acabe y que se abra para todas y todos un ejercicio real de reconciliación, con enfoque de género, de equidad y de libertad.

Por eso: mujeres, las invito a organizarse y a seguir luchando sin descansar, hasta lograr la Colombia tan anhelada que soñamos todas las mujeres que hemos vivido en carne propia el flagelo de la guerra.

Luchamos por la Paz con Justicia Social y por la defensa e implementación integral de los Acuerdos de Paz de La Habana, Cuba.

Invitamos a mantener acciones permanentes de movilización de las mujeres para conquistar la Paz; a unir esfuerzos para respaldar el cese bilateral de fuego, que continúe para siempre.

Porque todas las mujeres del mundo hacemos parte del futuro.

Share