Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Luego de realizado el plebiscito el día 2 de octubre, y de recibir la noticia que el NO resulto ganador en este evento democrático, las y los guerrilleros farianos desplegados en las diferentes regiones para conformar el mecanismo de monitoreo y verificación, quedamos a la expectativa de lo que se vendría.

No podíamos regresar a las regiones desde las cuales nos desplegamos, pero tampoco existíamos como mecanismo. Una situación que se extendió por espacio de varios días; en los cuales estuvimos a la espera de orientaciones por parte de nuestra organización, del gobierno y por supuesto de las definiciones que al respecto le trasmitieran a la ONU.

El día 4 de octubre el presidente anuncia que el cese al fuego Bilateral irá hasta el 31 de octubre. Además de las dudas y los rumores que surgen relacionados con la pregunta si luego de esa fecha se reiniciaría de nuevo la confrontación militar, por las redes corría la amenaza que el 1 de noviembre se realizaría una masacre de revolucionarios. En este ambiente surge la pregunta si los y las guerrilleras que permanecemos en las ciudades en espera, podemos continuar con el trabajo para el cual fuimos convocados y si es así, cuáles serían los pasos a seguir.

La gran mayoría de camaradas hombres y mujeres farianas hemos permanecido expectantes, a la espera, en hoteles y protegidos por miembros de la UNIPEP (Unidad Policial para la Edificación de la Paz) policías colombianos quienes recibieron capacitación en el tema de seguridad y paz por espacio de 8 meses. Esta unidad es conformada por 1600 personas, de las cuales aproximadamente 100 son mujeres.

El día 13 de octubre el presidente extendió la fecha del Cese del Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo hasta el 31 de diciembre, y se actualizaron los protocolos para la implementación y funcionamiento del mecanismo de monitoreo y verificación a las nuevas circunstancias, sembrando una esperanza limitada. Hoy las y los guerrilleros farianos ubicados en las 6 ciudades que serán la base de los mecanismos regionales (faltando Quibdo y Bucaramanga) enarbolando la bandera de la paz con justicia social esperamos pacientemente la adecuación de estos mecanismos y las tareas por continuar.

Estas disyuntivas que se nos presentan, son una prueba más en nuestro compromiso con el pueblo colombiano que anhela la paz, y ha logrado que con sus diversas movilizaciones se extienda el plazo del cese al fuego. No hay marcha atrás, nosotros tomamos la decisión de la búsqueda de la solución política al conflicto armado y no retrocederemos, cumpliremos con las tareas las tareas que nos asigne el movimiento político en el que nos constituiremos, en cumplimiento del acuerdo final firmado con el gobierno nacional. La Paz es nuestro mayor propósito y lucharemos hasta alcanzarla.

Share