Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Saludo a todas las mujeres colombianas en especial a las mujeres luchadoras, se llena uno de sentimientos encontrados y nostalgias, en este mes de fechas importantes para quienes somos  Revolucionarios. En marzo conmemoramos  aniversario de la desaparición física de nuestros camaradas, Manuel Marulanda Vélez, Raúl Reyes, Iván Ríos y todos los mártires, héroes y heroínas que ofrendaron sus vidas por la noble causa a favor de los pobres. La historia ha demostrado que nadie se ha equivocado cuando se puso al lado de los pobres, de los oprimidos, de los excluidos. También conmemoramos el día internacional de la mujer luchadora, cuyo aporte es fundamental para  los cambios sociales.

Resaltamos el inmenso esfuerzo de las mujeres luchadoras que día a día desde sus trincheras como guerrilleras, milicianas, del Partido Comunista Colombiano Clandestino, Movimiento Bolivariano, y desde sus organizaciones sociales, comunitarias y populares libran las batallas contra la discriminación del machismo y la agresión de la oligarquía patriarcal, me enorgullece profundamente estar al lado de mujeres altruistas, insumisas, valerosas y solidarias, son ejemplo en la lucha, con mucho amor, por sus derechos como mujeres y los derechos y reivindicaciones del pueblo.

Nuestra lucha por el socialismo es el nombre político del amor. Aprender a compartir es parte del camino, pensar primero en lo comunitario antes que lo individual, significa sacrificio en un proceso de educación y concientización de cada uno de nosotros, comprender la importancia de los derechos sociales y, sobre todo, comprender la importancia de que, la vida de cada uno de nosotros, es un momento, tiene que dar un salto, y este salto es el que marca la distensión entre las personas que tiene una percepción de vida para construir los caminos de paz con justicia social que nos lleve a cerrar el capítulo de la guerra. En ese propósito han perecido nuestras heroínas; Mariza, Ginet, Catherine, Lorena, Daniela, Marly, Luisa, Carolina, Sandra, Alexandra y otros héroes.

Gracias mujeres por ser ejemplo de dignidad, camaradas y compañeras de lucha, porque cada sentimiento encontrado en cada experiencia que descubren con sus sentidos, en cada esfuerzo que entregan a la causa, hay un pueblo que palpita en la lucha, hay  mujeres populares que se inspiran para exigir sus derechos. Gracias mujeres  por enseñarnos con su ejemplo a soñar, a amar un futuro digno.

¡Vivan las mujeres trabajadoras del mundo!

¡Viva las mujeres luchadoras colombiana!

¡Vivan las mujeres farianas!

¡Vivan héroes y heroínas que dieron todo por la paz de Colombia!

Share