Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

La discriminación sufrida por las mujeres a lo largo de la historia continúa impregnada en actitudes, comportamientos y estereotipos, que están todavía vigentes en nuestra sociedad.La brecha de desigualdad y explotación entre mujeres y hombres nos demuestran la ausencia de políticas públicas para la igualdad de género.

¿Hasta dónde el techo de cristal se presenta en las mujeres?

En el caso del deporte hay una amplia muestra de ejemplos:

En el fútbol Lionel Messi gana 16.5 veces más que la mejor futbolista del mundo, la brasileña Marta Vieira. Además exposición mediática no tiene punto de comparación. Martha con sus 30 años ha ganado cinco balones de oro de la FIFA y nadie duda de sus excelentes calidades.

Lo mismo ocurre a nivel de directivos, la FIFA, el máximo órgano rector del fútbol profesional, durante sus más de cien años de existencia solo cuenta con una mujer en su Comité Ejecutivo con derechos plenos: la presidente de la Federación de Burundi, Lydia Nsekera.

Y en cuanto a la afición, en sus diferentes niveles, desde la infancia escuchamos “el fútbol no es para niñas”, es la frase más usual para aquellas que desean vestir la camiseta, patear el balón, ir al estadio  o pertenecer a las llamadas barras bravas.

Si miramos hacia el baloncesto, la situación no es mejor, miles de mujeres solo pueden soñar con escalar en las grandes ligas a nivel universitario, en este caso el límite está impuesto por la casi inexistencia de torneos profesionales.

Y podemos hacernos cansonas con ejemplos que incluyen canchas más pequeñas para versiones femeninas de algunos deportes o prohibiciones que, apenas ahora, en los últimos años se vienen rompiendo producto, del empuje de las mujeres en las actividades.

En realidad el problema radica en la jerarquización de estas actividades en función del género de los y las jugadoras, no solo se trata de la separación de equipos masculinos y femeninos.

El nuevo país que soñamos las  farianas y por el cual luchamos, deberá garantizar el pleno derecho al deporte sin ningún tipo de discriminación, exclusión, ni cosificación  de las mujeres.

Generar propuestas que apuntalen la emancipación de las mujeres en los espacios de participación igualitaria. En el fútbol, por ejemplo, asegurar el aumento de número de jugadoras y de equipos, mejorar la calidad en las ligas. En fin, promover una cultura en favor de la igualdad entre hombres y mujeres en el mundo del deporte.

Share

A propósito de la Columnista

Camila Cienfuegos

Camila Cienfuegos

Guerrillera del Bloque Alfonso Cano, integrante de la delegación de Paz de las FARC-EP desde Octubre 2012