Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Días después de la pedagogía de paz el movimiento fariano se encuentra recargado, cargados de elementos, emoción, entusiasmo y energía para el despliegue en las nuevas formas del trabajo político, con la absoluta certeza de que estamos totalmente cohesionados, prestos a levantar el estandarte de la paz y la reconciliación de nuestro país.  Damos ese parte al pueblo colombiano. Cumplimos esta misión a cabalidad, en la cual las camaradas y los camaradas de la delegación de paz de las FARC, explicaron ante el Bloque Occidental Comandante Alfonso Cano los avances en La Mesa y de manera franca se solucionaron las inquietudes existentes.

Sus exposiciones reflejan el compromiso por encontrar la salida a esta larga confrontación, sobre la base de la solución a las causas que originaron la guerra y  nos atrevemos a decir que además de representar al conjunto de la guerrillerada,  representan los intereses de todas y todos los colombianos.  Este ejercicio pedagógico nos llegó al alma, no solo entendemos en lo que va el proceso sino que nos sentimos profundamente comprometidos con él.

 

Las camaradas de nuestra Delegación de Paz nos ilustraron de forma clara sobre los avances en La Mesa de La Habana en el tema de género y también los retos que como mujeres tenemos en esta sociedad patriarcal y nuestro importante papel en la transformación social como parte de la lucha por la Nueva Colombia, ellas, nosotras, todas debemos abrir paso a las transformaciones que requiere el país  y en particular desde nuestra  visión de mujeres revolucionarias enriquecer el universo de propuestas y perspectivas.

El reencuentro con esta cantidad de guerrillerada, unidos como siempre por esta fibra sensible que nos atraviesa, es algo maravilloso; se me erizó la piel de la emoción al cantar al unísono nuestro himno,  y se aguaron mis ojos al recordar a mi compañero Esteban Ramírez, a los camaradas Reinel y Jaime, a nuestro gran Carlos Patiño, al comandante Alfonso Cano  y muchos otros que han dado sus vidas por conquistar la patria para todas y todos. Sus anhelos de una Colombia en paz, con justicia social son nuestra bandera, será triste no estar con ellos, pero es fantástico saber que siguen vivos en cada cosa que hacemos, en la justeza de nuestros objetivos y en la verraquera de nuestro accionar revolucionario.  

Finalmente, darle las gracias camaradas, Matías, Victoria, Pablo, Lucas, Leonel, Viviana, Marco León, Boris, Camila, Paola y a todos los que vinieron a este fabuloso intercambio de propuestas, avances y expectativas.  Nos sentimos muy orgullosas del papel que ustedes desempeñan.  Hoy en nuestro país germina la más hermosa flor  y les decimos que regresamos a nuestras áreas con el convencimiento, como dijo el camarada Pablo Catatumbo, de que podemos derrotar la guerra, esa es nuestra apuesta y estamos seguros que con el apoyo del pueblo colombiano lo lograremos.  Vamos por la paz!

Share