Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Una pequeña parte de la nueva generación masculina no sufre de miedos para los nuevos tiempos de igualdad de género que  ya comienza a ejecutarse, otro sector lo hacen de corazón y piensan que realmente la historia ha sido injusta con la otra mitad de la humanidad. Otros aceptan a regañadientes por que no quieren quedarse de la historia pero, en su interior, siguen convencidos de que el modelo tradicional machista debe seguir siendo el elemento dominante.

Los hay que inventan nuevas formas para defender su posición y no perder el poder, son los denominados neomachista, o machistas vergonzantes, por que abiertamente no se declaran machistas pero es evidente que hay muchas maneras de serlo, hasta construyen discursos con aparentes nuevos contenidos con tal de sostener las posiciones de siempre.

Pero quiero escribir sobre esta nueva generación de hombres que por el contrario abogan por la igualdad de género y que piensan que todos ganamos con el cambio de pensamiento y la superación de los patrones establecidos y lo más importante que no quieren seguir siendo reproductores del viejo modelo patriarcal.

En algunas partes, esta nueva masculinidad propone adelantar desde ya un proceso de socialización de una gran mayoría de hombres, incluidos niños y jóvenes, y que se formen  dentro de nuevos conceptos y que se hagan a la idea de que la plena igualdad de derechos y oportunidades es una situación social deseable que aportará beneficios a todas las personas; mujeres y hombres.

Seguramente en el transcurso de sus estupendos proyectos se encontraran con mucha resistencia masculina generada por los miedos, las inseguridades, complejos de inferioridad, tendrán que valorar esas actitudes y situaciones que dificulten la incorporación. Yo me pregunto qué medidas tomaran, que harán o dirán  para contrarrestar esas reacciones,  que simplemente son miedo a la pérdida de privilegios y control sobre las mujeres.

Me encantaría estar en un intercambio de ese sector de hombres tratando de concientizar a otros hombres de asumir la responsabilidad histórica que les pertenece, tanto a título individual como colectivo, ante las injusticias  generadas por el modelo patriarcal donde ellos han ejercido una opresión de todo orden sobre el sector femenino y que a llegado la hora de formalizar políticas de igualdad y que esta se mire desde el ángulo de una obligación social y política.

Tengamos en cuenta lo siguiente, es tan significativo el avance de las mujeres hacia la superación de esta vieja, larga y dolorosa etapa, dónde las féminas hemos pagado un alto precio, que va a llegar el momento en que ese sector tradicional masculino no quiera cambiar su identidad, se les convertirá en un problema por que ya conociendo como lo dije anteriormente, los costos que eso ha tenido a lo largo de la historia los convierte en cómplices y responsables de la injusticia que en pleno siglo XXI aun se resiste a desaparecer, y seguramente pasaran muchos años para que se diluya.

Lo que más me alegra es que los jóvenes de esta nueva generación están asumiendo ese reto, lo que hace de que esta dura batalla que han emprendido las mujeres a nivel mundial sea acompañada por estos. Y también por políticas de múltiples organismos internacionales que abogan e instan a los gobiernos por políticas de igualdad, pues les es imposible seguir ocultando la realidad.

Así que adelante mujeres del mundo. Adelante nuevos hombres.

Share

A propósito de la Columnista

Viviana Hernández

Viviana Hernández

Guerrillera del Bloque Alfonso Cano, integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP desde octubre 2012

@Viviana_FARC