Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Has sido desde siempre de riquezas venero,
Y por cruel paradoja en la miseria yaces
Porque en ti hacen fortuna nativos y extranjeros
Y quienes te gobiernan coadyuvan al ultraje…
Fragmento del poema Como buenos chocoanos
Fernando Cardona Caro

 

Chocó mas que departamento, región hermosa, bañada por frescas aguas, revestida de magnifica flora, adornada con diversas especies de animales, en fin, un paisaje fascinante. Toda esta belleza ha sido opacada por la violencia ambiciosa de inescrupulosos que solo la ven como fuente de riqueza personal, olvidando y dejando de lado su población.

Quien ha transitado por sus aguas, recorrido sus caminos y vivido al lado de sus habitantes sabe que el Chocó, aunque muchos no lo crean es tierra de contrastes culturales, indígenas, negros, paisas y chilapos dominan con su cultura los ríos que surcan el departamento, puede uno estar sumergido en el idioma Embera, y en tan solo minutos pasar a oír el dialecto propio de los chocoanos, todo esto en medio de la hospitalidad que su gente manifiesta al visitante.

Tuve la oportunidad de sentir todo esto de cerca, pero así como gocé de la hospitalidad y solidaridad de su gente también pude observar el abandono en que viven sus comunidades. Parece ser que la clase política local y nacional sufre de amnesia temporal, solo se acuerdan de ellos cuando llega el momento de la contienda electoral armando sus campañas jugando con la esperanza de un mejor vivir de su gente, prometiendo cielo y tierra.

Ahora, y para acabar de completar, cuando sus pobladores pensaban que ya habían dejado atrás los tiempos violentos en que por culpa de la violencia sanguinaria de los paramilitares tuvieron que dejar todo lo que habían construido, nuevamente se ven atemorizados por su presencia. Lo poco que han logrado reconstruir se ve cubierto por la sombra del desplazamiento.

Por natural designio eres grandioso emporio
Donde convergen hierro, oro, cobre y platino,
Mas de éstos al negro solo queda el oprobio
De seguir siendo esclavo de extraños y vecinos.

Sin embargo los tiempos han cambiado, hay mas valor en la gente para denunciar, para salirle al paso a su avance, todos los días se oye el grito desesperado de la comunidad chocoana clamando por que el Estado les atienda y no deje que los arranquen de la tierra por la que tanto sudor han derramado y donde tanto llanto se ha escuchado.

Ojala no tengamos que ver nuevamente caseríos abandonados, sin niños y niñas  corriendo entre las casas de madera, sin hombres y mujeres en las orillas de los ríos en sus faenas diarias y saludando con sus manos a los viajeros que surcan sus aguas, sería realmente triste ver el paisaje Chocoano desolado, arrasado por la avaricia.

Solo el empuje y la resistencia de su gente pueden lograr desterrar la violencia a la que quieren someterles, la unidad entre sus pobladores garantizará que el Chocó no sea asesinado y así podremos seguir viviendo en la belleza que nos obsequia esta hermosa región.


En tus selvas florecen las preciosas maderas
Con las que indios y negros hicieron sus bohíos,
Igual que sus chalupas y  chozas rivereñas
Y los pajizos kioscos donde es fresco el sombrío.

Share