Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Las guerrilleras de las FARC-EP somos revolucionarias y nos sentimos orgullosas de pertenecer al glorioso ejército de Manuel Marulanda Vélez, nos inspiramos en la epopeya de grandes mujeres, de figuras de la historia como Policarpa Salavarrieta, Manuelita Sáenz, María Cano, la Cacica Gaitana, entre otras gigantes que con dignidad lucharon en defensa de su pueblo.

Mucho nos vituperan, obviamente quienes construyen información falsa; queremos romper esos mitos, que todo el mundo sepa la verdad, ya que los mercenarios de la desinformación pretenden tergiversar la realidad, valiéndose de testimonios falsos o de desertores que les pagan para que inventen historias, con el objetivo de desprestigiarnos y desprestigiar a la organización.

Primero que todo, nos vinculamos a la lucha revolucionaria voluntariamente, aquí a nadie se trae obligado ni obligada (no como en ciertas partes), ingresamos a la guerrilla debido a la explotación de la oligarquía, la crisis social, política y económica que vive el país y también a los anhelos de libertad.

En las FARC-EP, las mujeres somos aproximadamente el 40 por ciento de la fuerza, cumplimos los mismos deberes y tenemos los mismos derechos que los hombres, por lo tanto nos declaramos combatientes revolucionarias de tiempo completo.

Cada guerrillera tiene un mundo de historias que contar, esas si son reales, anécdotas de esa mujer que sube y baja cordilleras, que como dice la canción: “Mujer de temple de acero y botas que nunca descansan, son luchadoras del pueblo llevan el pueblo en el alma” y quien mejor que nosotras mismas que somos las que vivimos esas realidades, para contarlas y de esa manera mostrar el verdadero rostro de la mujer Fariana, esa que ama infinitamente, que se desprende de todo, hasta de su propia vida por defender su lucha, su clase.

Queremos que todos y todas sepan que si nos sacrificamos es por algo justo, necesario y bello: Luchar por un mundo mejor, poniendo siempre en primer plano los deberes de revolucionarias y revolucionarios.

Las Polas y Manuelas seguiremos adelante con dignidad y valentía para lograr ese gran anhelo de las mayorías: La paz con justicia social y soberanía.

No dejen de visitar nuestra página para que conozcan la verdadera imagen de la mujer Fariana. Hay mucho que contar.

Share