Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

De origen campesino, empuñó las armas cuando apenas era un muchacho y abrazó la lucha por una Colombia Nueva en paz y con justicia social. En compañía de los marquetalianos ayudó a escribir páginas enteras de la historia de Colombia y la formación de nuestro ejército revolucionario: las FARC-EP.

Escucharlo inspiraba confianza, compartía experiencia adquirida en la confrontación y con mucha humildad y sencillez, contaba para que aprendiéramos la firmeza que nos debe caracterizar a todos los comunistas: a darlo todo. Era camarada, amigo y compañero que enseñaba con su ejemplo porque sabía hacer de todo, desde cargar la leña y ranchar, hasta dirigir la confrontación política y militar.

Cuando cae asesinado el comandante del 5 frente Alberto Martínez, es enviado a Urabá, Antioquia, para tomar las riendas de dicho frente y comenzó su trabajo fortaleciendo la unidad y el amor por el pueblo.

Llamó a los obreros bananeros, campesinos, estudiantes, amas de casa y pueblo en general para que lo acompañaran a abrazar los anhelos libertarios por la segunda y definitiva independencia, obteniendo una acogida por la que se hizo grande el partido, las organizaciones democráticas y populares del Urabá Antioqueño y chocoano y nuestro ejército revolucionario.

En compañía de otros mandos formados por él, dirigió la resistencia militar y política contra el paramilitarismo de Estado que se vino con toda la furia sangrienta de los tiranos contra del pueblo con masacres y encarcelamientos de dirigentes de izquierda.

“El Cucho”, como popularmente lo llamábamos, formo cuadros y dejo un legado muy grande para las nuevas generaciones de guerrilleros. Hoy y siempre estamos dispuestos a seguir trabajando por conquistar el poder para el pueblo como lo hizo nuestro inolvidable comandante Efraín Guzmán, lo que no alcanzó a concluir se hará una realidad muy pronto, porque nuestra lucha continua hasta llegar victoriosos al objetivo propuesto.

¡Hasta siempre comandante!
¡Hemos jurado vencer y venceremos!

Share