Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

“Lo que anhelamos para todo hombre, mujer y niño es una existencia en la cual el ejercicio de las dotes individuales y los derechos personales, quede confirmado por una solidaridad dinámica de nuestra pertenencia a esa sola familia que constituye la humanidad”

Declaración de Durvan.

El racismo es una forma ideológica de sometimiento, es criatura de la esclavitud y del imperio. Fue desarrollado para justificar la negación, por parte del capitalismo, de la igualdad de derechos prometida a la humanidad, a los oprimidos de las colonias - principalmente en América y África -; se suponía que las condiciones materiales del capitalismo moderno que habían dado lugar a su nefasto surgimiento habían cambiado pero no es cierto ahora siguen dando lugar a otras variantes de racismo.

No solo, el «nuevo racismo»(1), el que pone de realce la superioridad biológica de un “razas” sobre otras, cuando solo existe la raza humana,  sino también el que hace énfasis en las diferencias culturales entre  grupos «étnicos». El que los ideólogos reaccionarios esparcen de esas diferencias culturales entre pueblos “blancos” europeos, no  europeos, norteamericanos y de sus descendientes en las colonias que hacen imposible que puedan vivir junto a los nativos en la misma sociedad; sino también, el racismo de clase por el que perdura el dominio y la explotación.

La misma ciencia demuestra que las diferencia biológicas “Genética de poblaciones” (2), no son argumento para sostener que haya una etnia superior a la otra, pero el racismo biológico persiste y trasmuta a las formas de la cultura. Los sectores reaccionarios con sus argucias condicionan a las etnias que para ser considerados ciudadanos deben separarse de las reivindicaciones de sus comunidades o de sus antepasados, de donde emigraron y asimilar la cultura dominante impuesta.

El racismo es una concepción profunda de clase que al capitalismo no le interesa superar, pues le significa mano de obra barata, le permite atizar la desconfianza y división en las formas organizadas de los trabajadores y del sector popular, debilita las posibilidades de unidad por las reivindicaciones sociales, políticas, económicas y culturales. El racismo ofrece al individuo - los que se consideran a sí mismos -  “blanco” (3) espacios que niega a otras etnias o colores, ofrece prebendas como alivio, para permitirle hacer parte del grupo dominante, especialmente en momentos de crisis.

En su trasegar a la consolidación, el capitalismo no reproduce su “dominación" (4) espontáneamente, para hacerlo utiliza de manera continua, formas ideológicas en particular el racismo, vincula campañas o escándalos con propagandas hábilmente preparadas. Para muestra podemos tomar el caso de la revista española Hola, que despertó polémica al publicar en su portada(5) a “Cuatro señoras de la alta sociedad de Cali, sentadas en una lujosa terraza adornada por jarrones, cojines, palmeras, una vista preciosa y, al fondo, dos empleadas, de color negra, uniformadas, portando bandejas de plata y ubicadas a los costados para adornar el escenario, una foto en cuya parte superior aparece la leyenda siguiente: "Las mujeres más poderosas del Valle del Cauca en la formidable mansión hollywoodiense de Sonia Zarzur, en el Beverly Hills de Cali”. La descripción de la imagen revela que hay hechos ocultos como la historia, la tradición, dominación y el racismo de clase.

Al racismo hay que enfrentarlo conscientemente, pues es enemigo de la justicia y de la igualdad, es un símbolo del odio, de la explotación y la xenofobia, es discriminación. En definitiva, hay que convocar a todas las fuerzas democráticas para luchar contra la ideología y dogmas del racismo y sus variantes pero para que este anhelo se haga realidad es necesario comprometer a las fuerzas sociales que buscan los cambios democráticos en la conducción del país, solo destruyendo este símbolo de la dominación y del sometimiento será posible destronar a la élite dirigente actual, hijos de las mismas familias que siempre han gobernado y cuyo interés es dar continuidad al dominio de su clase. Al “ex-presidente Alfonso López Pumarejo, el mandatario liberal y más moderno que tuvo Colombia en el siglo XX, le atormentaba el hecho de que sus hijos se juntaran con personas de una clase social inferior a la suya” (6).

El 21 de mayo estuvimos presentes e igualmente nos unimos a la convocatoria del día de la afro colombianidad y por consiguiente también apoyamos el Decenio Internacional de los Afro descendientes que inicio en enero de 2015 hasta el 31 de diciembre de 2024- por la defensa de sus derechos, de los derechos de las mujeres, del derecho a la vida, el derecho al trabajo, a la educación, a la salud, a la vivienda, etc., de todas y todos los colombianos; con justicia social y democracia real. La lucha contra el racismo no lo podemos apartar de las reivindicaciones sociales, económicas, políticas y culturales a las que aspira la nueva sociedad.

Los acuerdos firmados en la Mesa de la Habana son útiles para esta batalla política e ideológica contra todas las formas de discriminación, lo mismo que para refrendar los acuerdos, es necesario convocar una Asamblea Nacional Constituyente, que vincule los acuerdos a la nueva constitución para garantizar un verdadero tratado de paz que permita que los colombianos y colombianas podamos verter nuestras opiniones sin miedo a ser discriminados, ni asesinados. No más racismo, igualdad real de derechos y oportunidades.

 

————————————————————


NOTAS

 

1 Martin Barker es uno de lo escritores que han destacado la emergencia de lo que llama el «nuevo racismo», que pone de realce no la superioridad biológica de unas razas sobre otras, sino las diferencias culturales entre grupos «étnicos»40

2.No hay demostraciones científicas que verifiquen ni desmientan la existencia de razas humanas, o lo que es lo mismo, la dependencia de la genética en las diferencias de actitud, pensamientos, capacidades físicas y en general de todos los procesos orgánicos y mentales.

3. El racismo ofrece a los trabajadores blancos el alivio de considerarse parte del grupo dominante; en momentos de crisis, también proporciona un chivo expiatorio a punto, que es el grupo oprimido. Alex Callinicos es militante destacado del Socialist Workers Party (GB). Folleto publicado por En lucha : mayo de 1996

4.La dominación capitalista no se produce automáticamente. Una de las formas de organizarla es el fomento del racismo. Sucede continuamente: George Bush utilizó cínicamente el racismo para lograr la victoria en las elecciones presidenciales de 1988 en los Estados Unidos.

5.Página Web FOROS: Piezas decorativas y de servicio. Opciones. Señoras de bien. Por: Mauricio García Villegas: Cuatro señoras de la alta sociedad de Cali, (…)”.

6Se sabe cómo al presidente Alfonso López Pumarejo, el mandatario más liberal y moderno que tuvo Colombia en el siglo XX, le atormentaba el hecho de que sus hijos se juntaran con personas de una clase social inferior a la suya. Elespectador.com| elespectador.com. Publicado: 12-10-2011 01:59 PM

 

 

Share