Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

“En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida.”

En el pasado mes de abril se publicó el informe policial, redactado durante el Franquismo por un agente no identificado que da cuenta del asesinato de Federico García Lorca. Dicho informe corrobora la culpabilidad del régimen franquista en el fusilamiento del poeta y dramaturgo español.

García  Lorca, autor de obras literarias con un altísimo reconocimiento dentro de la cultura universal, fue un “librepensador”, que convirtió la tragedia de suscreaciones en una forma inquietante de ver la vida y la muerte.

Tuvieron que pasar 79 años para que la responsabilidad del fascismo fuera reconocida como versión oficial de la historia, pues  siempre  se especuló al respecto y el Franquismo intentó eludir el crimen, como quien tapa el sol con un dedo.

En 1965 la periodista Marcelle Auclair , apasionada por la vida del poeta exigió los datos precisos que rodearon su muerte; la respuesta a su petición aparece ahora después de tantos años en una nota informativa que asevera que el fusilamiento d García Lorca tuvo motivaciones políticas, pues la dictadura le consideraba  socialista, amigo de Fernando de los Ríos1, masón y homosexual.

Federico García Lorca representa al intelectual brillante, al escritor que logra con sus obras penetrar el alma humana, donde la crudeza, el infortunio y el dolor son expresados magistralmente a través de la tradición española. Sin embargo, su pluma puede ser tan sensible que también incita al enamoramiento, a la pasión y al desenfreno. A  través del teatro recrea los problemas sociales; su gloria y su alta posición económica no le impedía reflejar en su obra  la miseria y la injusticia social que siempre lo conmovieron.

En todas sus obras sus personajes son mujeres que deben enfrentarse a destinos trágicos, en una  pugna constante entre el amor, la libertad y la muerte, logrando ahondar en lo más profundo y agudo del ser femenino.

Sus protagonistas son mujeres humildes, campesinas y de clase media (excepto Mariana Pineda, una luchadora descendiente de aristócratas), con vidas corrientes para su época, entre el hogar tradicional y la moral católica; lo interesante es que detrás de estas mujeres sumisas, que soportan el Establecimiento y la tiranía, está la fuerza de la mujer que lucha interiormente, que anhela libertad, que sueña, que se ilusiona y que ama con pasión desgarradora.

En la literatura de Lorca no sobresale la figura de heroína, ni de patrióta; representa más bien, a la mujer común, ignorada, invisible, opacada, pero que en su interior es un volcán de deseos, es “la sangre que bombea la vida misma”. La figura femenina es recreada simbólicamente como la Tierra, la Luna, la Muerte o la Tentación.

Quizás uno de sus personajes que mejor expresa su admiración por el ser femenino dotado de gran carácter,  es “Mariana Pineda”,  quien, a pesar de ser apresada, torturada psicológicamente y aislada de su gran amor, no traiciona sus ideales de libertad. En sus obras las mujeres se sostienen en una base de fortaleza inmensa.

El poeta no era militante de izquierda, pero simpatizaba con el Frente Popular; siempre que podía denunciaba las injusticias. Lo movía un sentimiento libertario, libre de dogmas y condicionamientos. Para el régimen de Franco tanto su homosexualidad como su carácter afín a las causas de los desposeídos, lo convirtieron en un sujeto cuestionable.

Su esfuerzo por llevar la cultura a la España olvidada y pobre, marginada de saberes, fue acogida como una herramienta que permitió que el analfabetismo que imperaba en esa época fuera combatido con el teatro a través de “La Barraca”2, que abría al pueblo los horizontes de la literatura, del arte, de la conciencia...

Aún después de tanto tiempo, saber la verdad sobre los motivos de su fusilamiento es importante, porque demuestra que “Abrir los archivos de la historia” permite reivindicar a quienes murieron bajo el arma fascista; en Colombia es urgente avanzar en esa dirección.

Invito a lectores y lectoras a escuchar el trabajo musical de la cantante colombiana Marta Gómez “El Corazón y el Sombrero” donde  con  su  preciosa voz hace de las letras de García Lorca  un verdadero deleite para los sentidos:   



1.   Fernando de los Ríos: 1879-1949  Dirigente político español de ideología socialista humanista.
2.   ”La Barraca” 1931, Teatro ambulante, popular y universitario que recorría la Península Ibérica marginada

Share

A propósito de la Columnista

Isabela Sanroque

Isabela Sanroque

Guerrillera del Bloque Jorge Briceño, integrante de la delegación de Paz de las FARC-EP.