Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Mujer por querer alcanzar un sueño te has convertido en la pesadilla de aquellos que no quieren  verte triunfar, salir adelante sin que te discriminen y que te tengan solo para los quehaceres del hogar y atender una familia.

Pero no des tu brazo a torcer, demuéstrales que tú también puedes cumplir con cualquier reto o trabajo en la vida, como nosotras la guerrilleras de las FARC –EP que decidimos empuñar las armas, sin ser forzadas a hacerlo.

Nosotras vimos la necesidad de luchar para cambiar tanta miseria, tanta explotación por parte del Estado que gobierna nuestro país, que piensa que con repartir limosnas se gana el título de héroe de la paz.

El gobierno colombiano con los Estados Unidos viven de manito agarrada para negociar las riquezas de nuestra Colombia, sabemos cual manito manda. Una parte del dinero que sacan lo invierten en la guerra, de donde obtienen ganancias. La otra parte se la apropian.

No les interesa tantos niños que no comen durante días, meses, hasta mueren de hambre, de enfermedades mientras ellos le dan gusto a su paladar con exquisitos manjares.

Quien siente y vive la realidad, es mi pueblo. Mueren de hambre los hijos, las mujeres, los hombres. Por esto, llamo a mi pueblo, a las mujeres, a los hombres, a luchar por una patria libre y soberana, duro con los que no quieren una patria en paz con justicia social.

El Ejército del Pueblo, las FARC-EP nos jugamos la vida, junto a nuestro pueblo en las montañas, pueblos y ciudades. Hoy estamos en La Mesa de Diálogos en La Habana en la búsqueda de profundas y efectivas salidas económicas, políticas y sociales para todas y todas. Sino logramos los cambios necesarios para una vida digna, invito a mi pueblo a unise a las filas guerrilleras  para conseguir una verdadera paz para Colombia.

Share