Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Diciembre 23 del 2014

Los Presos Políticos, de Conciencia, así como los Prisioneros de Guerra de las FARC EP, invocamos de nuestros compañeros que se encuentren en latitudes diferentes a las de los muros carcelarios, a nuestros organismos de Dirección, al pueblo colombiano y a la comunidad internacional, a confluir de manera enérgica, cerrando filas en contra de la continuación de políticas sistemáticas por parte del Estado colombiano a través de su institución INPEC, de violación de los Derechos Humanos de quienes sin importar la condición por la cual somos sujetos privados de la libertad, habitamos las cárceles y penitenciarias del país.

No es posible que en medio de los avances reconocidos mundialmente en los Diálogos de Paz en La Habana Cuba, se sigan cometiendo éste tipo de arbitrariedades con especial saña en contra de los Presos Políticos y Prisioneros de Guerra de las FARC EP. Y el gobierno nacional y, los funcionarios públicos del INPEC, entiéndase directivas, cuadros de mando y dragoneantes, juntos a sus fuerzas especiales GRI, sigan campantes como si nada. Para sólo nombrar esta vez algunos casos, plasmamos los siguientes:

1- CÁRCEL DE ACACIAS. Teniente Villamil.
Este personaje tiene como política trasladar a cárceles lejanas de su núcleo familiar a reclusos compañeros por exigir a través de acciones de tutela, el respeto y cumplimiento de nuestros derechos consagrados en ley. Así lo hizo con los compañeros Carlos Cecilio Parra, José Eliecer Correa Marin y Víctor Amaya Martínez, a quienes en concupiscencia de las directivas de la cárcel y la regional INPEC, los trasladaron a Picaleña Tolima, Tramacua Valledupar y Eron picota Bogotá respectivamente.

2- CÁRCEL RIVERA HUILA. Teniente Perico. Sargento Rangel. Cabo Lemus y Dragoneante Cardozo.
Los mencionados tienen por deporte violar el derecho a la encomienda de nuestros compañeros (la encomienda enviada por familiares garantiza el mínimo vital que el INPEC es incapaz de cumplir para con los internos).
Además, de discriminar, insultar y golpear por la condición fariana a nuestros compañeros como ocurrió con el camarada Vladimir Gallo.

3- EC LA MODELO BTA. Mayor Silva. Tenientes QUINTERO Y VARGAS.
Estos funcionarios con su séquito de guardias corruptos de confianza, golpean, insultan y extorsionan a los presos en general. Varios de nuestros compañeros han sido trasladados a sitios lejanos por denunciar y exigir el respeto a nuestros mínimos fundamentales en dicho EC.

4- ERON PICOTA BOGOTA. Distinguido Villamil. Dragoneantes Méndez Yan Carlos y González Giovany.
Los anteriores encargados de la recepción y entrega de encomiendas, muestran una cara incólume a la dirección del establecimiento , pero otra es la que enseñan a internos y familiares.  Estos funcionarios asumieron como política el usar su investidura y labor pública, como arma de abuso de poder, violación al derecho de los prisioneros de guerra de la encomienda para suplir la incapacidad del INPEC en el suministro del mínimo vital, sin dejar a un lado el irrespeto y uso de la calumnia en contra de nuestros familiares, sin importar si estos son mujeres , tercera edad, o en condición de discapacidad, incluso contra mujeres madres nuestras que reúnen las tres condiciones anteriores.


Además, no tienen ningún estupor al expresar que nosotros no somos sujetos de derechos y mucho menos, en palabras de los mismos funcionarios, que estemos en condiciones de exigir el cumplimiento de los mismos. A ello sumemosle el reconocimiento de la retaliacion desde la negligencia de sus funciones en contra nuestra y de nuestros familiares al estos últimos exigir el debido respeto a los mínimos fundamentales consagrados en la Constitución Nacional.

5-PENITENCIARÍA VALLEDUPAR. TENIENTE  PARDO, cabo PORTELA y dragoneante FONTECHA, esbirros  Torturadores por antonomasia, no tienen ningún problema en declarar abiertamente su odio en contra de los presos políticos y prisioneros de guerra, y su trabajo congraciado con el paramilitarismo, además de tener continuas denuncias  en su contra por violencia física y sicologica contra los nuestros y reclusos  en general.

6- CARCEL SAN ISIDRO POPAYAN. Tenientes Daza y Perdomo. Inspector Chávez. Distinguido Anacona. Cabo Caicedo. Dragoneantes Salazar, Zuluaga, Jaramillo, Imbachi y Tovar.

Los en éste punto referidos, una vez más son quienes llevan a cabo actos de tortura y tratos crueles  en contra de nuestros compañeros a través de largas y brutales  golpizas, aislamientos prolongados, violencia verbal,como ocurrió en estado de indefensión contra nuestros camaradas Harringson - Luis Arturo Garces Borja y Wilson, además los funcionarios aquí mencionados son conocidos por de su red y  actos de corrupción etc. Se ufanan de hacer llamar a esta cárcel como la temible roca.

Los seis puntos anteriores son a penas un mínimo reflejo de lo que ocurre en nuestra contra en las cárceles y penitenciarias del país por parte del INPEC. No sobra recordar los casos de inasistencia medica como arma de tortura.
Esto refleja la doble moral de quienes proclaman ante la gran prensa que en las Cárceles del país se respetan los DDHH. Es evidente además, que para los funcionarios del INPEC a los colombianos no nos rige un Estado Social y de Derecho.
Para ellos es algo natural el uso de la tortura, la violencia física y sicológica, los tratos crueles inhumanos y degradantes, extendidos en nuestra contra así como de nuestras familias, bajo todas sus formas variedades y funciones.

Reiteramos el llamado hecho al inicio del presente escrito con la esperanza de ser escuchados, para que desde Uds  exijan y tomen las medidas y disposiciones pertinentes al respecto.

PRESOS POLÍTICOS Y PRISIONEROS DE GUERRA FARC EP
CÁRCELES Y PENITENCIARIAS
COLOMBIA SURAMÉRICA.

 

Share