Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Estamos conscientes que el ser humano es animal de costumbres, fruta que a golpes madura, pero cuando esos golpes son contra las mujeres, en un sistema de dominación capitalista, clasista, racista, sexista y de exclusión laboral, más que hacernos madurar como que tira a pasmarnos, hasta sonreímos menos, ante los efectos de estas políticas neoliberales y neocoloniales, que nos ha dejado sin tierra, territorios, suelo, cultura, empleo, abandono por parte de la pareja, nos convierten en trata para el mercado del narcotráfico, la guerra, la desaparición forzada y si por fortuna logramos acceder a un trabajo remunerado, sufrimos una carga laboral más alta al tener también el trabajo del hogar.

Pero como no todas las mujeres o con cuerpo de estas, se encuentran cobijadas por esta sociedad patriarcal, sino que existen mujeres que tomamos una decisión radical y hacemos parte de otra Colombia, donde no se compite por estar a la moda, por reproducirse sin decisión propia sobre cuántos hijos o hijas, sufrir violencia o feminicidio, miedo de caminar solas por una calle oscura, de subirnos a un transporte público por el manoseo, sino, estamos donde ser mujer es pertenecer a un colectivo y somos amigas, sujeta política en igualdad de condiciones, intelectuales y de oportunidades en la libre elección de ascender, de un compañero, compañera o de identidad de género, en otras palabras el rol como mujeres aquí no se aplica del todo.

Como nos encontramos en un proceso de diálogo en la Habana y posible panorama de paz, donde la guerra y la vinculación de las mujeres ha generado ríos de tintas iracundas, desde las que creen que las mujeres por naturaleza no estamos relacionadas a la política de transformar el país y los escritos en donde precisan que si existen diferencias ideológicas y estratégicas con grupos que nos antecedieron y se entregaron, por esto analizamos a quienes se desarmaron y desmovilizaron, que sirvió para la creación de burocracia y su aparato administrativo, primero como Agencia Colombiana para la Reintegración, que luego se llamó Alta Consejería Presidencial para la Reintegración y hoy como Agencia Colombiana para la Reintegración.

Nuestro interés por la salida de las mujeres que hacían parte de esos grupos armados y que ya en la vida civil, les ofrece el formato de la vinculación al rol de mujeres, establecidos en lo doméstico bien sea como trabajo o como ama de casa, lo que significa que la reincorporación no es igual para los hombres de guerra que para las mujeres “sumisas y temerosas” que hacían parte de sus filas.

Nosotras que al ingresar, transformamos nuestra sumisión en igualdad, el silencio en proactividad, imposición en elección, doméstico y violencia en libertad, 4 paredes en país entero, debilidad en guerreras, discriminación en camaradería y nuestra permanencia y pertenencia a las FARC-EP nos enseñó a desaprender, lo de vivir como seres humanos de segunda y tercera categoría, entonces pretenden que volvamos a las opresiones de la vida civil en esta década que se acentúa el trato de cosa a mercancía virtual y existencia de silicona para ser aceptada y reproducir del machismo en esta reincorporación.

Si desde 2011 las mujeres participantes del proceso de desarme y desmovilización se encuentran estudiando 4.472 con respecto a 24.487 hombres, el 18% del total de participantes, según información de la Agencia, será porque no encuentran más opciones?, estudiar y seguir con la sobrecarga del cuidado y al final desempleada o con salarios inferiores a los de los hombres? O son tan conformes con lo que les ofrece a la fecha el Estado: atención psicosocial, capacitación académica y acceso al sistema nacional de salud, además del aporte de una mensualidad económica.

Es posible ver los comunicados publicados por la Delegación de las FARC EP en su blog de internet con respecto a la posición de las mujeres Farianas y traemos la parte de la entrevista publicada en, Las2dosorillas.co, Por: Jorge Enrique Botero -JEB “No hemos venido a La Habana a negociar impunidades”: Pablo Catatumbo julio 27, 2014.

En la respuesta “Nunca hemos tenido una estrategia de ataque a la población civil” podemos complementar que, nunca ha sido política de atacar o usar la violencia con las mujeres ni del pueblo ni las familiares del enemigo y mucho menos al interior de las filas.

JEB -Sin desconocer que el Estado colombiano y los paramilitares son responsables de un gran porcentaje de las acciones crueles e inhumanas que degradaron el conflicto, ¿las FARC EP reconocen haber causado graves daños y sufrimientos a civiles en el marco de la guerra? Nunca hemos tenido una estrategia de ataque a la población civil, al revés, surgimos como organizaciones guerrilleras precisamente para defender al campesinado y otros sectores populares colombianos que venían siendo masacrados por el establecimiento desde tiempo inmemorial. Posiblemente, en el contexto y el desarrollo de la guerra se pueden haber producido hechos que afectaron a civiles que no tenían que ver directamente con la confrontación. Son hechos lamentables pero no calculados, y como revolucionarios por supuesto que los deploramos. Precisamente del tratamiento y esclarecimiento de toda esta problemática es que nos ocuparemos en el siguiente punto de “víctimas” que va a ser discutido en la mesa de la Habana.

En el próximo punto de la Agenda en la Habana a iniciarse, se instalara entre otras la Comisión de Genero donde tenemos la seguridad será un hito en la historia por la responsabilidad en transformar el País en el tema de las mujeres que tomara distancia con lo existente y que no nos ofrece vivir.

Estos datos tomados de la Agencia Colombiana para la Reintegración: Donde aparecen las Mujeres Desmovilizadas que quedaron en las listas oficiales, porque muchas y niñas no fueron tenidas en cuenta como pertenecientes a las Estructuras de las AUC la estadística es de 24% al 27% de las filas.

Bloque Norte (Mesa y Chimila) 487. Bloque Santa Rosa del sur 355. Bloque Mineros 214. Frs. Nordeste Antioqueño, bajo Cauca y Magdalena Medio 123

Frs. Próceres de Caguán y Héroes de los Andaquies 66. Bloque Libertadores del Sur 57. Bloque Héroes de los Llanos y Héroes de Guaviare 47. Bloque Centauros 45. Bloque Pacífico 44. Bloque Elmer Cárdenas (Fases 1, 2 y 3) 44.

Bloque Vencedores de Arauca 42. Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá 38. Bloque Héroes de Granada 35. Fr. Resistencia Tayrona 31. Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio 29. Fr. Héroes y Mártires de Guática 28. Bloque Córdoba 28. Fr. Vichada 26. Bloque Catatumbo 26. Bloque Conjunto Calima 21. Bloque Héroes de Tolová 19. Bloque Tolima 17

Bloque Sur del Putumayo 17. Bloque Bananero 16. Bloque Héroes y Mártires de los Montes de María 14. Autodefensas Campesinas de Meta y Vichada 12

Fr. Hector Julio Peinado Becerra 11. Bloque Cacique Nutibara 8. Fr. La Mojarra 4. Bloque Suroeste Antioqueño 4. Bloque Cundinamarca 2. Bloque Noroccidente Antioqueño 1. Autodefensas Campesinas de Ortega 0. Autodefensas Campesinas Sur del Magd. e Isla de San Fernando 0

Fuente MAPP-OEA, 2007 Recomposición de datos por el ODDR.

Tomado de: http://frentean.org/?p=1010 Frente Antonio Nariño, Bloque Comandante Jorge Briceño de las FARC-EP

Agosto 21 de 2014.

Share