Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

¿Qué son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales y anales provienen de un virus denominado papiloma humano (VPH). El VPH es una enfermedad de transmisión sexual bastante común,  en América se habla de más de 7 millones de infecciones al año y sabrán ustedes que en nuestros países, los llamados “en vía de desarrollo” el número de afectados es importante y la aparición de estas va a depender de las acciones que emprendamos para evitarlas o perpetuarlas. Existen alrededor de 100 cepas o variedades de este virus. Algunas cepas se han asociado

al cáncer cervical o de cuello uterino, de ano y de piel en la zona genital. No sé si para desgracia o felicidad nuestra las cepas que causan las verrugas no son las mismas que causan el cáncer, y lo menciono porque con el alto nivel de incidencia que hay de esta enfermedad es apenas suerte que nos contagiemos con una cepa que causa verrugas y no con una que cause cáncer cervical. Siempre es bueno hacer énfasis en que estas enfermedades pueden afectar a hombres y mujeres y aunque las mujeres somos las afectadas visiblemente los hombres juegan un importante papel como portadorres.

¿Qué produce las verrugas genitales?

El VPH, se contagia por contacto directo con una persona infectada mientras se practica el sexo vaginal, anal, (y quizás oral). Muchas de las personas infectadas con este virus tienen verrugas tan pequeñas y difíciles de ver, o bien no presentan verrugas. Puede transmitir el VPH a tu pareja sexual aun cuando no tenga verrugas visibles, por eso mi amiga es importante tener la cabeza en su lugar y los pies en la tierra cuando pensemos en tener relaciones sexuales con alguien que no es nuestra pareja habitual o cuando es nuestra pareja la que no está tomando esas precauciones.

¿Cuáles son los síntomas del VPH?

La mayoría de las personas infectadas no manifiestan verrugas u otro tipo de síntomas. Si se manifiestan síntomas, pueden incluir verrugas en el área genital o anal, que se presentan como protuberancias carnosas. Las  verrugas también pueden estar ocultas en el cuello uterino, en la vagina o en el recto y pueden ser descubiertas accidentalmente cuando vayas a la consulta con un ginecólogo o un proctólogo por otra causa. Las verrugas generalmente aparecen entre el 1er y 3er mes posteriores al contacto con un persona infectada, pero pueden demorar hasta 1 año en manifestarse. En este momento es cuando hago el llamado que me corresponde hacer como servidora de la salud, señoras y señores, en ese año es cuando  somos potencialmente capaces de transmitir la enfermedad y debemos asumir una conducta adecuada y coherente con el deseo de preservar la especie. Ante estas enfermedades generalmente asintomáticas ninguna persona puede desechar la posibilidad de estar afectada.

¿Cómo puedo saber si tengo VPH?

Es fácil decir, vaya al médico que él le dice si tiene o no, pero en nuestros países, en mi país, ¿Cómo hacen las mujeres y los hombres que viven alejados de los cascos urbanos o que viviendo en la urbe no tienen acceso al servicio de salud? O ¿Qué hace un guerrillero o guerrillera que por el conflicto armado no puede ni pensar en la posibilidad de ver un médico?, en ese caso mis pacientes adultos, adolescentes  y mis niñas y niños, tomamos un espejito en mano y nos practicamos el auto examen que debe ser periódico, detallando cada partecita de tu órgano genital externo y ojo! Mujeres,  no confundas tus glandulitas de Bartolini que son las encargadas de lubricarte y están localizadas entre los labios mayores y menores de tu vulva y pueden en algunos casos medir de 1 a 2 mm de diámetro, con una verruga vaginal por VPH. La otra opción para quienes tienen la posibilidad económica, geográfica y hasta política, existe una prueba que se realiza en el caso de que probablemente tenga la infección pero sin verrugas, y se llama “prueba de Papanicolaou”, que se hace en las instituciones médicas que tengan el servicio para ginecología. Finalmente, mis amigos y amigas, mejor es practicar el sexo protegido.

¿Cómo se tratan las verrugas genitales?

No existe un tratamiento único que sea la mejor opción para todas las personas, pacientes, o todas las verrugas. El tratamiento dependerá parcialmente del tamaño, la cantidad y la ubicación de las verrugas. Estas se pueden extirpar de la piel con cremas y líquidos medicinales, por congelación con nitrógeno líquido, cirugía o tratamiento láser. Tu médico si lo tienes, debe aconsejarte el mejor en cada caso. No se debe utilizar, para las verrugas genitales, los medicamentos para las verrugas en manos o en pies ya que estos pueden dañar la zona genital, por la alta sensibilidad de la mucosa genital. Pueden ser más difíciles de tratar en personas con un sistema inmunológico debilitado, con una infección del VIH avanzada.

Aunque las verrugas se pueden extirpar, no existe cura para la infección por el VPH. Una vez contraída esta enfermedad, es para toda la vida y cada uno de los contactos sexuales que tengas sin protección serán también infectadas las dos personas y estos a su vez estarán listos para infectar a muchos más. ¿Cuál crees que es el rol que debemos asumir las mujeres de esta sociedad, frente a esta situación?

Mi querida compañera, la educación sanitaria, empieza por casa, continúa en la escuela y también es lo que para toda la vida nos garantizará una vida plena y sin preocupaciones en esta esfera, cuando no hay cura pero si además hay cura y no tenemos acceso, lo primordial es la prevención.

¿Qué sucede si no se tratan las verrugas genitales?

Si no se tratan, puede ocurrir que aumente la prevalencia y la incidencia de esta enfermedad y sus complicaciones, en el caso de las verrugas, estas pueden aumentar de tamaño, sangrar, y causar dolor o picazón, a veces se presenta ardor en la superficie externa de los labios mayores sin ninguno de los síntomas anteriores. En raras ocasiones, las verrugas genitales se convierten en cáncer, pero actualmente hay casos registrados así que atentos compañeras y compañeros, todo esto junto a los factores predisponentes y desencadenantes como las infecciones vaginales a repetición, la multiparidad, la promiscuidad, el sexo sin protección deben ser objeto de nuestra atención.

¿Se tienen que tratar las parejas sexuales?

Si te confirman verrugas genitales o por serología la presencia del virus, es importante comunicárselo a las personas con las que tuviste sexo recientemente, para que también puedan examinarse, comprobar si tienen el VPH y  tratarse de la forma más adecuada.

Actualmente no existe un examen fácilmente disponible para evaluar si las personas sin verrugas visibles o con otros síntomas, está o no infectada con el virus pero ante la duda, intenta realizarte periódicamente los análisis de sangre y citológicos que orientarán el diagnóstico. Si no hay posibilidad de ver a un especialista, realiza el auto examen, enséñale a tu pareja, háganlo juntos y separados.

¿Y si estoy embarazada?

Durante el embarazo, las verrugas pueden crecer más rápidamente, o volver a aparecer luego de habértelas extirpado. Aunque el riesgo de que el bebé se infecte es muy bajo, debes informar a tu médico que estás embarazada cuando vayas a recibir tratamiento por las verrugas. Si tienes las verrugas y no puedes hacerte el tratamiento, ten presente que el riesgo de que tu bebe contraiga la enfermedad además de ser bajo sólo es efectivo cuando pasa por el canal de parto o canal vaginal y entra en contacto con las secreciones y las verrugas, entonces pide o intenta conseguir que te realicen una cesárea.

Lo ideal es que todas las mujeres durante el embarazo puedan tener acceso a un chequeo general de su estado de salud para que puedan tener una gestación sin problemas o que estos sean mínimos pero en América el porcentaje de mujeres que gozan de esta posibilidad es ínfimo en relación con la cantidad de gestantes que se presentan en un año, y esto nos recuerda a diario que las carencias y las necesidades que tenemos no se resuelven con la búsqueda desesperada de un empleo mal pagado muchas veces, o con el acceso a una educación mediocre cuando es gratis y “mejor, autómata, reproductora  y de caché” pero que cuesta el doble del salario básico de una familia promedio.  Es claro que la salud y el derecho a vivir bien es una necesidad histórica de nuestros pueblos y lamentablemente no está ni medianamente garantizado en muchos países de nuestro continente.

¿Cómo puedo evitar las verrugas genitales?

No se conoce con exactitud cuan eficaces son los condones para prevenir el contagio del VPH pero es la primera recomendación hasta que nos inventemos la vacuna.

Las enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el VPH, se pueden evitar no teniendo sexo, ¿Estás dispuesto y tu mujer también? Cierto que no, la recomendación no está dirigida a evitar el sexo sino a practicarlo de manera segura, corresponsable y consciente. Si eres sexualmente activo y activa, reduce el riesgo de contraer enfermedades de este tipo, evita los factores desencadenante antes mencionados, trabaja en función de erradicar los prejuicios morales que existen con respecto al uso del condón, no es cierto que vinimos al mundo de la siguiente forma: “nace, crece, reprodúcete y muere”, el mundo es más y el sexo no sólo sirve para reproducirnos como especie, también puede servir como coadyuvante en trastornos de tipo hormonal y psiquiátrico que aparecen en edades tempranas de la adultez. 

Entre las medidas siempre recomendadas están:

1. Usar siempre el condón cuando tengas sexo (vaginal, anal u oral). No apliques la del ratito, un ratito con condón y  un ratito sin él.

Cuando logren concluir la relación si hay deseo de continuar, cambia de condón, no uses el mismo. Si una persona es alérgica al látex puedes utilizar condenes de poliuretano u otros materiales sintéticos. Si no puedes comprar condones lo mejor es la abstinencia sexual, de eso nadie se ha muerto.

2. Limita la cantidad de personas con  las que tienes sexo, cuantas más parejas tengas mayor será el riesgo. Ten presente que al tener más parejas, el gasto es mayor por la cantidad de condones que debes conseguir para cada relación, aumenta el riesgo de contagiarte y aumenta el riesgo de transmisión.

3. Evita el alcohol y las drogas cuando tienes sexo. Si bebes o usas drogas te será más difícil recordar el uso del condón. En esos momentos los efectos del alcohol y las drogas te obligarán a pensar más en el placer que estás sintiendo que en las repercusiones futuras: un embarazo no deseado, una infección vaginal simple, o un condiloma o verruga por VPH, para toda la vida.

¡Si bebe no maneje!. ¡Si bebe tampoco tenga sexo o por lo menos acuérdese de sacar y usar el condón!

 

Share

A propósito de la Columnista

Miranda Arenas

Miranda Arenas

Miranda Arenas, militante del partico Comunista Clandestino