Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Francisco y Juliana cursan undécimo en un colegio público de Bogotá, ambos trabajan los fines de semana y quieren acceder a la educación superior, son consientes que deben esforzarse para lograr ese objetivo y sus calificaciones lo reflejan.

Llegado el mes de octubre cuando las universidades abren sus convocatorias, se enfrentan a lo que miles de jóvenes de escasos recursos en Bogotá, la competencia para acceder a uno de los 6.500 cupos(1) que ofertan al semestre las universidades públicas de la ciudad.

Se estima que de los más de 350 colegios oficiales de Bogotá se graduaron como bachilleres en 2016 aproximadamente 50mil estudiantes(2), significa que Francisco y Juliana tendrán que competir por 1 cupo de 6.500 entre 50mil estudiantes del sector público, más los casi 50mil del sector privado, eso claro, partiendo de tres supuestos, uno, que todos y todas quieran acceder a la universidad, dos, que los 100mil bachilleres se presenten al sistema de educación superior estatal y tres, que no se presenten egresados de anteriores promociones.

Si se toman las estadísticas de tres localidades al azar Ciudad Bolívar, Suba y Mártires los datos coinciden en que el porcentaje de aprobación de estudiantes de media (10 y 11) está entre el 85 y 89%, es decir existe una altísima probabilidad de ser bachilleres, sin embargo las cifras oficiales no reflejan el acceso a la educación superior en ninguna localidad ni en ningún estrato socioeconómico, los datos indican que existe una tasa de cobertura en el sector público del 27% y en el sector privado del 26%, pero no refleja la cantidad de estudiantes provenientes de colegios oficiales que accedan al sistema de educación superior.

Desde el gobierno nacional se ha creado una suerte de “estímulo” para estudiantes destacados, el programa ‘Ser Pilo Paga’, gran bandera de los gerentes al frente de la cartera de educación en el país, consiste en acceder al sistema de educación superior en instituciones de acreditación de alta calidad. Vale decir que, además de la desfinanciación de la educación pública superior, nuestros estudiantes de excelencia o sea los llamados ‘pilos’ no superan los 6mil en Bogotá en tres fases de ejecución del programa(3). Es decir Francisco y Juliana ahora tienen 8.500 posibilidades de acceder a la universidad.

Volviendo a los supuestos: intención de acceso al sistema de educación superior y demanda, tenemos dos consideraciones; primera, si se ampliara la base de financiación de la educación superior y se invirtiera del presupuesto nacional directamente a las instituciones estatales, por ejemplo que los 800mil millones destinados al programa ‘ser pilo paga’(4), o los 900mil millones destinados a ICETEX, se dirigieran a las universidades públicas, se ampliaría la cobertura y la democratización de acceso al sistema. Segunda, garantizar la oferta y la permanencia en el sistema de educación superior pasa por fortalecer el bienestar universitario, la tarifa diferencial para estudiantes, devolver los programas de alimentación y salud subsidiados, refuerzo a la infraestructura y apoyo económico para quienes tengan a su cargo el sostenimiento del hogar.

Nuestros estudiantes luego de presentar las pruebas Saber que los clasifican y discriminan, se debaten entre esperan ser uno de los 6500 afortunados que logren un cupo en la universidad pública o de los 2000 ‘pilos’; o enfrentarse a la flexibilización laboral y la desprotección frente a sus derechos, bajo la premisa de la falta de experiencia o formación.

Sin acceso, cobertura y permanencia dentro del sistema de educación superior estatal el país está condenando a sus jóvenes a la precarización laboral y manteniendo la dependencia económica porque sin inversión en educación, ciencia y tecnología no podremos construir Paz ni consolidar nuestra visión de sociedad.

#NuestroAcuerdoEsConLaEducación

#NuestroAcuerdoEsConLaJuventud

#NuestroAcuerdoEsConLaGente

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común

Cámara por Bogotá

*Catalina Mora Barbosa

Profesora de Ciencias Sociales

Candidata a la Cámara por Bogotá

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común

@KataMoraB

______________________________________________

Notas:

(1) Los consolidados de cupos ofertados en las universidades públicas son de difícil acceso, se calculó con base en las cifras de admitidos para 2017 y 2018, así: 3036 en la Universidad Nacional 2017-1 para 50 programas, 1204 en la Universidad Pedagógica Nacional 2018-1 para 19 programas y Universidad Distrital 2300 2018-1 para 28 programas

http://admisiones.unal.edu.co/fileadmin/ArchivosDNA/Estadisticas/20171/171_regulares_y_MBPBogota.pdf

http://admisiones.pedagogica.edu.co/docs/files/LISTA%20DE%20ADMITIDOS%202018-I%20PREGRADO.pdf

https://funcionarios.portaloas.udistrital.edu.co/admisiones/index.php?data=XgGWNVXMc1o7koD1q1243EQMgfumDDefb_MoVYTPbvBvnyE82lcivjDDCsU8HKgKjhF3jqcdXeHInVM

(2) Este cálculo se obtiene con los datos de matrícula de 2016 para media (113.231 estudiantes matriculados) y el índice de aprobación (89.8%). Ver:

http://www.educacionbogota.edu.co/archivos/SECTOR_EDUCATIVO/ESTADISTICAS_EDUCATIVAS/2017/Caracterizacion_Sector_Educativo_De_Bogota_2016.pdf

(3) https://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-356123_archivo_pdf.pdf

(4) 800mil millones aprobado para 2018. Ver:

http://www.minhacienda.gov.co/HomeMinhacienda/ShowProperty?nodeId=%2FOCS%2FP_MHCP_WCC093722%2F%2FidcPrimaryFile&revision=latestreleased

Share