Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Nuestra Visión

A LAS MADRES DE LAS Y LOS GUERRILLEROS DE LAS FARC-EP

f76b9bc1 29fd 48cc 8656 20c0a73b96beProgenitoras, tanto de guerrilleras y guerrilleros que están en pie de lucha por la construcción de nuevo país, como también a las de los caídos en el trasegar de la ardua confrontación, por que su sangre derramada fue y ha sido el sacrificio para que hoy estemos abriendo espacios de la lucha hacia la democracia plena con justicia social.

Madres, se entiende el dolor y la suma de sentimientos vividos por todas ustedes, pues también lo hemos vivido en carne propia, son ustedes las que han parido constructores de un mañana mejor, para que las próximas generaciones no tengan que vivir en la desidia y el terror.

Decirles también, que las y los caídos serán y son nuestros hermanos y compañeros, que ya no están con nosotros y nosotras físicamente, pero que su memoria y legado siguen presentes en nuestro diario batallar. Haremos que el objetivo de sus sueños se haga realidad con el concurso de la mayoría del pueblo colombiano.

Finalmente expresarles que las llevamos en nuestros corazones, lo que le agrega chispa a la resistencia y alienta ha seguir adelante. Son ustedes las que desde diferentes frentes de lucha social podrán contribuir a crear un orden justo sin represión y sometimiento.

Mamitas queridas ¡vale la pena luchar!


MUJER GUERRILLERA

803730349 61829 1844056382689278786 1Mujer que lucha, mujer que siente, mujer que ama, mujer que como motor de vida y razón de la existencia, de la lucha permanente por la igualdad de derechos; enarbolando desde siempre las banderas de las mujeres ancestrales y conquistando con grandes batallas espacios democráticos en esta sociedad capitalista y patriarcal.

La lucha de la mujer revolucionaria es en esencia el máximo ejemplo lucha por la libertad, es la expresión más elevada de la contienda emancipadora.



Desde los Llanos del Yarí con toda la fuerza de mi corazón

imagesDesde los Llanos del Yarí con toda la fuerza de mi corazón, para Colombia y el mundo digo que la Paz con justicia social en beneficio de las pobrerías, tiene rostro de Mujer.

Hoy en este magnifico evento, las guerrilleras han jugado un papel fundamental en las decisiones democráticas que han de conducirnos por las vías más acertadas para buscar los anhelos de la sociedad, la paz como derecho síntesis.


MUJER

803701823 97872 16051096237331513778Te pienso y pienso en ella: en mi madre. También aparecen en mi mente: mi amada, misa hermanas, mis compañeras de lucha guerrillera... sí. En cada una campesina, indígena, mujer de las negritudes, en cada mujer se en enrumba en mi pensamiento.

Por ti mujer he nacido, he vivido, he luchado y si por ti he de morir, por defenderte y representarte en cualquier escenario de la compleja lucha de clases, sin duda alguna lo haré. Hoy marcho contigo de la mano hacia la paz y con tu compañía me siento seguro. Sí, seguro, porque la historia ha demostrado que donde tu estás, mujer, participando de los procesos revolucionarios, en cualquier parte del mundo, sea triunfado.

Tus manos tiernas serán forjadoras de la nueva nación que todas y todos anhelamos.

Por eso mujer, cuando pienso en ti mas motivación de luchar por los cambios fundamentales de Colombia y el mundo siento.

Hoy y siempre ¡te pensaré mujer!

 

LAS MUJERES LUCHAMOS POR..

Las herederas de Manuela Sáenz que con el mismo patriotismo, heroísmo y orgullo luchamos por la libertad de nuestro pueblo, sentimos gran emoción de ser promotoras de este gran evento, nuestra Decima Conferencia Nacional Guerrillera.

Nuestra participación en la vida de las FARC-EP es siempre fundamental, es por ello que entendemos la importancia del papel de la mujer en la sociedad.

Esto nos ha impulsado a luchar durante 52 años y podemos decir a las mujeres colombianas que luchamos por “...lo justo, por lo bueno y por lo mejor del mundo” como lo escribió la revolucionaria Olga Benario Prestes a Luis C. Prestes su esposo y a su hija en la ultima carta antes de morir

Estamos luchando por lo mejor del mundo así pensamos las farianas orgullosamente mujeres colombianas.

Saludo a la Segunda Cumbre Nacional de Mujeres y Paz

Para mi, como parte del equipo negociador de las FARC-EP y como responsable de la Subcomisión de género que se creó con el propósito de garantizar que todos los acuerdos de la Mesa de Conversaciones de La Habana, tuvieran un adecuado enfoque de género. Me es grato, junto a mis compañeras de Delegación, participar a través de este saludo en la Segunda Cumbre Nacional de Mujeres y Paz.

Proceso de las mujeres que si bien recogió las experiencias organizativas y las propuestas de diversas organizaciones, tuvo su génesis en el marco de las conversaciones y negociaciones entre el gobierno colombiano y nuestra fuerza insurgente. Esto nos ratifica que la paz es un asunto en el que las mujeres debemos participar y en el que hemos participado, cada una de nosotras desde sus opciones políticas y con sus agendas, todas o por lo menos quienes vemos que la paz es una oportunidad para avanzar en la ampliación de libertades para las niñas y mujeres, y para enfrentar de forma mas decidida las estructuras patriarcales, económicas y políticas que siguen reproduciendo la desigualdad de poder y de oportunidades entre hombres y mujeres.

Reconocemos la construcción de la paz como una oportunidad para generar procesos de unidad en medio de las diferencias y para hacer de las agendas de las mujeres, las agendas de la paz positiva es decir de la paz que no se reduce al silenciamiento de las armas sino que, se construye a partir de la transformación de las causas estructurales del conflicto armado, y de la discriminación y violencia contra las niñas y mujeres, dentro y fuera del conflicto armado.

Hoy tenemos la alegría, que compartimos con ustedes, porque logramos el acuerdo final para la terminación del conflicto armado que por más de 50 años hemos vivido y del que fuimos protagonistas en Colombia. Tenemos el orgullo de decirles a todas ustedes, que así como un día tomamos las armas para luchar en contra de las practicas injustas y excluyentes que el Estado colombiano usó en perjuicio de las y los ciudadanos, hoy, hemos decidido continuar luchando para lograr su transformación ahora sin armas, haciendo uso de las estrategias que han caracterizado nuestra relación durante años, con las comunidades, para acercarnos al pueblo.

Las mujeres hemos participado de este proceso de negociación como lo hicimos en la guerra: estuvimos a la par con nuestros compañeros. Durante el proceso de negociación con el Gobierno Colombiano, las mujeres de las FARC-EP tuvimos un lugar en cada tema en discusión. No fue un proceso fácil, los espacios los tuvimos que ganar, hacer reconocer nuestras voces y nuestras ideas. Sin embargo, valió la pena, hoy el acuerdo final, con todos sus componentes tiene incorporado el enfoque de género y se proponen acciones afirmativas para la efectiva vinculación de las mujeres en todos los puntos de los acuerdos.

Pero aquí no termina el papel de las mujeres, no termina en la participación del proceso de negociación; la implementación, la verificación y el seguimiento a los acuerdos debe tener como protagonistas a las mujeres, tanto a las antiguas combatientes, como no combatientes y mujeres víctimas del conflicto, defensoras de Derechos Humanos y todas las mujeres que se sientan llamadas a construir la paz. Solo así se garantizará que lo que hemos logrado en la negociación se vuelva realidad. La guerra es un asunto de hombres y mujeres, la paz también lo es!

Por lo anterior, la Segunda Cumbre Nacional de Mujeres y Paz se convierte en un escenario estratégico para las mujeres de los territorios, para las víctimas del conflicto armado, para las feministas, para quienes en espacios mixtos han trabajado por los derechos de las mujeres, para las campesinas, para las indígenas, afrodescendientes, es decir para quienes reconocen la paz como una oportunidad histórica e irrepetible.

Lo que logramos en la Mesa de Conversaciones recoge sus aportes y los de muchas otras mujeres, materializarlos e incluso mejorarlos en la implementación, depende también de ustedes. La agenda propuesta para esta Segunda Cumbre que se plantea como un escenario pedagógico y político para conocer y entender los contenidos del acuerdo final, y para construir alianzas que garanticen la participación de las mujeres en la refrendación, verificación e implementación del Acuerdo Final, muestra el compromiso y los retos que las mujeres hemos asumido frente a una Reforma rural integral que reconozca y valore el aporte de las mujeres rurales a la economía, frente a la ampliación de la democracia con mayor participación femenina y a favor de los derechos de las mujeres, y de los sectores sociales tradicionalmente excluidos de los beneficios del desarrollo; frente a una nueva forma de encarar el narcotráfico y los cultivos ilícitos en la que se ataque y castigue a quienes se enriquecen con esta economía ilegal y se le de oportunidades a quienes no han tenido otras opciones para sobrellevar la pobreza, incluidas las mujeres. Estos puntos y el fin del conflicto incluyen acciones y medidas específicas en las que las mujeres tenemos un rol que cumplir.

Las invito mujeres, compañeras a reconocernos en las diferencias, en las realidades propias de cada región, en las opciones que cada una de nosotras ha hecho, para sobre estas fortalezas históricas, construir una paz que cambie la vida cotidiana de niñas y mujeres y genere condiciones para que las mujeres podamos disfrutar una ciudadanía plena, condición para la equidad de género.

Muchas gracias, muchos éxitos y nos vemos. Nos vemos en la construcción de esa paz estable y duradera, con justicia social e incluyente.

 

 

SEMBRAR PAZ

7aa938fe 4b84 4f5a aa66 3a0a6e545941Con nuestras manos de suave ternura hemos acariciado la tierra para cultivarla y recibir de ella todo su amor expresado en los ricos y jugosos frutos, somos generaciones que disfrutamos de tan nutritivo afecto. Pero Sentimos tristeza y miedo de ver cómo tan bella madre poco a poco agoniza antes la indiferencia de muchos que se olvidaron de lo fundamental que es la pacha mama.

Esta brutal agonía nos preocupa, y comprendemos lo que significa esta situación para el futuro de la humanidad, es por ello que sabemos que para sembrar paz tenemos mucho por hacer, comenzando por educarnos de lo necesario que es cuidar el medio ambiente y su equilibrio. Bueno es una, entre tantas cosas por forjar para garantizar que la cosecha de paz alimente nuestro planeta.

Todos y todas ¡listos! a ¡Sembrar Paz!

Saludo de Sarah Luna al XVI Congreso de la FDIM

Captura de pantalla 2016 09 16 a las 09.26.23

Las mujeres de las FARC-EP enviamos un afectuoso saludo al congreso de la Federación Democrática Internacional de Mujeres. Nos sentimos muy orgullosas de poder participar de este espacio.

El mundo recorre un periodo en el que las luchas sociales y populares han podido generar cambios significativos. Los avances han proporcionado la seguridad que permite que se vislumbre el camino a seguir para la emancipación total de los seres humanos. El camino no es otro que la potencialización de esas formas de lucha que nos han dado victorias a costa de mucho sacrificio, represión y muertes.

En todo este proceso, las mujeres han tenido cada vez más participación, entrega y compromiso. Es obvio que también hayan surgido muchas corrientes alrededor de la emancipación de la mujer, unas vinculadas a la digna rabia por años de opresión, otras con su respectiva evaluación socio histórica de la condición de las mujeres como sujetos discriminados y subvalorados. Pero, en resumen, todas esas corrientes están decididas a transformar la sociedad que oprime a la mujer y discrimina la diversidad sexual.

Este es el momento de unificar no solamente las lucha de los sectores, de los pueblos, sino también la lucha de las mujeres y el genero humano.

Nos corresponde a las nuevas generaciones recoger la experiencia de lucha acumulada por largos años y enfrentar unificadamente los nuevos retos que nos impone la lucha sin estereotipos marcados.

No existe un abc de las formas de lucha. No hay ni debe haber un esquema que nos dicte cada paso que tenemos que dar.

La lucha se basa en un compilado de procesos que se interrelacionan y que van por un cause que nosotras tenemos que asumir y dirigir.

Debemos tener como principio que la lucha de las mujeres no es un proceso que excluye al hombre que también ha sido afectado y por lo tanto también usufructuará de los logros obtenidos.

El carácter de esta lucha va íntimamente ligada a las luchas de la clase obrera. Juntos labraremos el terreno para que hombres y mujeres como un solo lazo enfrentemos la batalla, hombro a hombro, hacia la erradicación de la explotación capitalista.

En este sentido, es más importante atacar desde el movimiento de mujeres las causas de la opresión y no solo los resultados. No podemos caer en la idea que solo con cuestiones de forma, y no de cambios profundos en la estructura patriarcal, la sociedad se transformará.

Particularmente, en el contexto de las mujeres jóvenes, quiero resaltar aquí algunos de los temas que son para nosotras de relevancia superior:

Nosotras debemos abanderar las luchas que tengan que ver con los derechos sexuales y reproductivos, con el libre derecho al aborto, con la participación social de las mujeres jóvenes en la política, la eliminación de los micro machismos, el acoso sexual, la mercantilización femenina y cualquier tipo de violencia contra las mujeres.

Para nadie es un secreto que las mujeres jóvenes no somos reconocidas generalmente como personas con la suficiente capacidad para tomar decisiones. Ni siquiera cuando nos afecta directamente.

Lo cierto es que no hay nadie más que nosotras mismas para saber que queremos con nuestro cuerpo y con nuestro futuro. Este es un aspecto fundamental a desarrollar, porque muy en lo profundo cada mujer joven quiere liberarse y lleva consigo una rebeldía intrínseca. Reconocer y encausar estas rebeldías es un reto para el movimiento de mujeres y no debe tomarse como un asunto menor.

Las reivindicaciones propias de las mujeres y la tarea de dar a conocer las luchas del feminismo deben hacerse de manera didáctica y afable, para que las personas comprendan y las acerquen a su realidad concreta.

Cuando una mujer joven aborda los temas de género y feminismo, puede ser que no sienta que es importante estudiar la teoría, lo que quiere es sentir que si se vincula a la lucha va a percibir los cambios que está buscando en su cotidianidad. Es necesario vincular el estudio de la teoría con lo que le sucede en el día a día a las jóvenes y con lo que más les afecta en su propia vida.

Un error cometido por algunas organizaciones con trayectoria extensa es no permitir el relevo generacional. Una cara fresca y renovada permite que quienes estén interesados en el tema, pero ajenos o con decidía, se unan y recarguen el proceso con nuevas fuerzas e ideas. A las generaciones antiguas les corresponde guiar, enseñar, hasta examinar, pero deben también ceder espacios que serán fuentes de desarrollo. Las contradicciones deben ser motor del proceso y no barreras.

Por último, es fundamental que la juventud, que es fuente de inspiración y creatividad, se involucre y juegue un papel decisivo y determinante. El apropiamiento de los principios de la lucha deben servir para emprender un camino que recoge experiencias y conserva su esencia. Pero que, en si, sea nuevo y encantador, y que va a tener en cuenta los elementos nuevos en el contexto que también son fuente de vulneración de la mujer.

Para poner un ejemplo, el ciberacoso y la violación a la intimidad por redes sociales deben vincularse a las exigencias porque son, en su mayoría, mujeres jóvenes quienes los sufren.

Sepan que en las mujeres de las FARC-EP van a encontrar siempre unas compañeras constantes, que, consecuentes con nuestros principios revolucionarios por el bienestar y libertad de las proletarias y los proletarios, hacemos de la lucha por la igualdad de genero una de las más importantes de nuestras consignas.

Ahora, en nuestro transito a la vida civil, las mujeres pueden contar con nuestro decidido compromiso por cambiar todas las estructuras que nos oprimen y nos excluyen.

La guerrillera en función más antigua de las FARC-EP.

Entrevista realizada a una de las guerrilleras más antiguas y experimentadas de las FARC-EP. Se trata de la combatiente fariana Eliana González Acosta quien con 42 años de militancia en las filas guerrilleras, nos habla acerca de su historia de vida y lucha, su participación en varios diálogos de paz, el papel de la mujer en la lucha guerrillera, sus años al lado del camarada Raúl Reyes y otros asuntos.

Farianas Amantes de la Paz

El 7 de septiembre del año 2014, fue instalada la SubComisión de Género de la Mesa de Conversaciones de La Habana, hoy Mujer Fariana festeja la existencia y resultado de este importante aporte para La Paz de Colombia, que ha dado vida, voz y esperanza a los sentires y anhelos de las mujeres y sus organizaciones, compartimos nuestro entusiasmo por la Nueva Colombia que hoy se vislumbra y nuestro compromiso con La Paz y La Reconciliación.

La inclusión de genero es en la practica.

La semana pasada ha sido una de las más importantes para Colombia en más de medio siglo. Se ha cerrado el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto, convirtiéndose en la posibilidad cierta de que las y los oprimidos luchemos por las transformaciones profundas que requiere el país. Vamos hacia la democracia plena y la justicia social por la vía no violenta y con los argumentos como herramienta principal.