Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Nuestra Visión

La mujer en la Reforma Rural Integral

En el primer día del Simposio Reforma Rural Integral: retos para la construcción de paz, que se desarrolla los días 13 y 14 de febrero, en el auditorio de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional, en Bogotá, se habló, entre otros temas, sobre las mujeres.

El panel “El papel de la mujer en la Reforma Rural Integral” contó con la presencia de Carmenza Gómez, Presidenta de ANZORC , Patricia Jaramillo profesora de la Universidad Nacional, Olga Lucía Marín, guerrillera de las FARC-EP y Raquel Méndez como representante de la Universidad Industrial de Santander, quien fungió como moderadora.

Las tres panelistas esbozaron las complejidades de la situación de la mujer colombiana en el espacio rural y los retos para enfrentarla y transformarla.

Patricia Jaramillo definió como tres principales formas de discriminación que afectan a las mujeres colombianas en el campo:

1. Su condición de rurales.

2. La imposibilidad de adquirir títulos de propiedad de la tierra.

3. El estar inmersas en el escenario del conflicto armado.

Complementó con varias cifras el análisis sobre las condiciones de vida que tiene la población del campo, en especial el sector femenino, además de las limitantes que deben enfrentar en el ejercicio de participación política.

Explicó cómo las mujeres en el campo se ven afectadas por las relaciones de clase, pero también de género, haciendo que desarrollen jornadas laborales largas, con poca o nula remuneración.

Reivindicó el papel de la Subcomisión de Género de la Mesa de Conversaciones de La Habana, que le imprimió –por primera vez en un proceso de paz- el enfoque de género a todos los acuerdos firmados entre las FARC-EP y el gobierno. Al mismo tiempo condenó la postura de la campaña del NO que tergiversó la información y ridiculizó las luchas de las mujeres colombianas para atacar al proceso de paz.

Carmenza Gómez también abordó la situación de la mujer rural en Colombia, profundizando en las estrategias desarrolladas por ANZORC para organizar a las comunidades y a sus mujeres en función de la sustitución de cultivos, la defensa de los territorios, el empoderamiento femenino, entre otros temas.

Hizo hincapié en los efectos de la guerra, de la amenaza de los bombardeos y los ametrallamientos, pero habló también del desplazamiento forzado -donde el porcentaje más alto es de mujeres-, y que no solo tiene como causa el conflicto armado, sino la situación económica, política y social precaria en la que subsiste el campo colombiano.

Denunció además el asedio del paramilitarismo a los territorios que la guerrilla ha abandonado para dirigirse a las zonas de preagrupamiento, en donde se ven fuertemente amenazados líderes y, sobre todo, lideresas locales.

Olga Lucía Marín, quien también hace parte de la comisión fariana del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, habló de la situación de las mujeres guerrilleras en el actual escenario de concentración de la guerrillerada en las Zonas Veredales.

Con ejemplos concretos mostró que los incumplimientos de los acuerdos por parte del gobierno son consecuencia del abandono estatal al sector rural y el atraso tan profundo en el que está sumido y que no afecta solo a la masa guerrillera sino al campesinado colombiano en general.

“No es solo cuestión de carreteras...”, expresó nuestra camarada que también habló de las aspiraciones de las FARC-EP con el proceso de paz y la importancia de cumplirle al país con lo pactado.

Llamó la atención a la manera en la que los medios de comunicación están asumiendo el tema de las mujeres guerrilleras, solo haciendo referencia a las condiciones de las guerrilleras embarazadas y lactantes, y que califican el “baby boom” de la paz como el florecimiento del amor guerrillero. “En las FARC-EP siempre ha habido amor, solo que por la guerra no debíamos tener bebés. En algunas ocasiones se tuvieron y la organización lo asumió de la mejor manera posible.”

A partir de las preguntas realizadas por un auditorio totalmente lleno, las panelistas hablaron de la urgencia de sumar esfuerzos de las mujeres del campo y de la ciudad en torno al proceso de paz para garantizar la implementación efectiva de los acuerdos, y de la necesidad de que la lucha de las mujeres se organice y se extienda hasta conseguir mejores escenarios de equidad de género dentro de la paz con justicia social a la que aspira Colombia.

Reflexiones desde el taller de género

nasEn el marco del primer taller de género de las FARC EP hicimos un ejercicio en el que imaginamos que momentos de la historia pudieron haberse contado distinto para cambiar la relación entre hombres y mujeres y hacerla más equitativa, aqui dos ejemplos:

A Las Mujeres Luchadoras Por La Paz

Este escenario es para la unidad, para el cambio y para la paz de Colombia que todos y todas necesitamos. Las mujeres farianas queremos enviarle un saludo combativo y revolucionario a todas las mujeres que luchan incansablemente desde diferentes ángulos, sobre todo aquellas que han sido acribilladas y marginadas por el régimen oligárquico imperialista, que por ser mujer nos ha arrebatado el derecho a vivir en paz. Queremos un país libre en el cual se nos reconozca a todas sin ser discriminadas.

"QUIEN EMPUÑABA EL FUSIL DEL OTRO LADO TAMBIÉN ES WAYUU"

Deisy Fernández, ingresó a las filas de las FARC con apenas 15 años, hoy tiene 26 y habla con la convicción de no librar más combates, su territorio está en alguna parte de La Guajira y su clan lo lleva consigo. Había pasado mucho tiempo desde la última vez que le preguntaron cuál era su clan y vaciló unos segundos para responder. Es de uno de los clanes existentes, quizás es del clan de las Wayuu más hermosas.

Las mujeres del 57

“Lo que la guerra no dejaba aflorar”

En la semana del 7 hasta el 13 de enero, un grupo de mujeres y hombres del Bloque Occidental ComandantenAlfonso Cano de las FARC-EP recibió un taller de pintura.

Apostando al arte y la cultura

Algunos de nuestros combatientes acuden a la música como medio de transformación social con la que buscan hacer llegar mensajes de unidad y esperanza al resto de población.
Tania García, Anderley Sánchez y Alexandra Nariño son artistas que a través del Rap difunden los principios revolucionarios, solidarios y de amor que caracterizan a las FARC-EP, pues nuestros combatientes también hacen política desde el ejercicio de la creación y la sensibilidad.
Nuestra organización ratifica su compromiso con la implementación de los acuerdos para la consecución de una vida digna y en paz; la canción La Unidad, creada y producida con el apoyo del grupo de Hip Hop bogotano Reincidentes Bta, es una muestra del futuro qué hacer de compañeros y compañeras que le apuestan al arte y a la cultura.

alexaANDERLEYtaniaboris

MUY PRONTO --> "Unamos nuestras voces" ☞☞

La implementación, sueño a cumplir o nueva frustración?

Como ya es costumbre al finalizar un año, todos y todas organizamos de manera mental los propósitos a tener en cuenta para el año siguiente. Muchos de ellos se van en deseos, otros aunque nos cuesten un poco, los cumplimos a medias y otra parte más reducida es en últimas la guía de nuestro trabajo. Por ello siempre se habla de los sueños, deseos y esperanzas que fijaremos como norte en cada nuevo año.

FELIZ AÑO NUEVO

Sonia.jpg

Después de un largo recorrido desde La Habana con escala en Bogotá y luego en Cali, finalmente nos encontramos en el departamento del Cauca, en el campamento de pre-agrupamiento la Nueva Colombia del Bloque Occidental Comandante Alfonso Cano BOCAC.

La última navidad y llegada del año nuevo en la guerrilla

guerrilleras.jpg

Al volver a nuestro hogar, las montañas de Colombia, después de cuatro largos años en La Habana lejos de mi familia fariana me oprime el pecho de la emoción.

El año nuevo de la esperanza

Lo más importante y significativo de las festividades decembrinas es el reencuentro con la familia, esperar juntos la llegada de un nuevo año es el mejor aliciente.