Blogs

Alexandra Nariño Alexandra Nariño (4)
Sonia González Sonia González (19)
wenyiroad (0)
Violeta Narváez Violeta Narváez (33)
Sergio Marín Sergio Marín (3)
Manuela Marin Manuela Marin (9)
articsix (0)
salamon99 (0)
ihkvh3upb0 (0)
Pablo Atrato Pablo Atrato (4)
neo (0)
Isabela Sanroque Isabela Sanroque (7)
Diana Grajales Diana Grajales (4)
joomsv (0)
Candelaria Viva Candelaria Viva (28)
mujerfarianad919 (0)
joomlaa215 (0)
Camila Cienfuegos Camila Cienfuegos (10)
Maryeli Ospina (0)
Mireya Andrade Mireya Andrade (12)
Victoria Sandino Palmera Victoria Sandino Palmera (31)
Yira Castro Yira Castro (5)
Miranda Arenas Miranda Arenas (4)
tester77 (0)
joomdefadmin (0)
yolima (0)
connors85 (0)
Natalie Mistral Natalie Mistral (19)
clara (31)
SecondAdmin (0)

acuerdos

  • Descolonizar la paz en Colombia, un desafío histórico

    Rossih 1La Paz sigue siendo una utopía en Colombia. Hay muchos asuntos pendientes por resolver. El que parecía ser el primer paso, el de la negociación política del conflicto, se está dando, pero los conflictos suelen ser dinámicos. Colombia no ha terminado de ahondar en las causas de sus conflictos, porque sigue existiendo un interés pactado en épocas coloniales para que sigamos bajo la lupa de un sistema represor, expropiador, violento y aniquilador.

  • “Soy una sobreviviente de esta guerra”: Clara Setkin

    Fruto de la negociación entre las FARC y el gobierno colombiano, el pueblo tiene unos acuerdos que mediante la implementación podrán garantizar condiciones para la vida digna en medio de una disputa que ya comienza a darse. También, esta negociación permitió que historias de vida nunca antes contadas comiencen a salir a la luz pública. Historia de los exguerrilleros de la FARC, de sus luchas y vivencias, de sus sueños y proyectos de vida. Aquí, una de ellas, la de una valiente mujer que hoy vive para escribir una historia, la del pueblo colombiano.

  • Acuerdo de Participación Política con enfoque de género.

    Se hace énfasis en la promoción de la participación de las mujeres en espacios de representación, toma de decisiones y resolución de conflictos.

  • Acuerdo de Reforma Rural Integral con enfoque de género

    Trata esencialmente de garantizar el Acceso y formalización de la propiedad rural, la capacitación y formación productiva y los derechos económicos y sociales de mujeres y población LGBTI.

  • Adiós a una compañera de lucha

    Hoy recordamos la historia de Isabel Moya, periodista cubana, feminista, revolucionaria. Su vida estuvo ligada a la revista Mujeres, medio de prensa creado a inicios de la Revolución cubana y que en todos sus años de publicación fue sumando voces feministas, abriendo espacios de crítica a la situación de las mujeres en Cuba y dialogando con la realidad de las mujeres en América Latina.

    Isabel Moya, en los años ochenta, comenzó a trabajar como periodista en Mujeres y aunque su trayectoria más reivindicada corresponde a una etapa posterior, ya como directora de la revista, sus primeros artículos ya mostraban un compromiso con la emancipación femenina en la Revolución cubana y daban un nuevo aire de crítica feminista a un medio de prensa que antes carecía de tal enfoque.

    Su batalla personal estuvo encaminada a la erradicación del sexismo en los medios de comunicación. La revista Mujeres fue su principal escenario, pero le preocupaba también la formación sobre la temática de la género de las nuevas generaciones de periodistas.

    Para las mujeres de las FARC tiene un valor especial. En los primeros pasos de la Delegación de Paz de La Habana, Isabel Moya nos regaló un taller sobre Género y medios de comunicación, que contribuyó al trabajo de la delegación y al de la página Mujer Fariana.

    Por eso, y por su lucha por lograr mayores niveles de equidad entre hombres y mujeres en Cuba, la recordamos como una compañera más. Esperamos que sus estudiantes sigan trabajando por ese ideal y estén dispuestas a apoyar los pasos de otras mujeres del mundo que sumen sus voces al feminismo.

    Al colectivo de la revista Mujeres les queda la gran responsabilidad de continuar el trabajo de Isabelita, como cariñosamente le decían. Confiamos en esas continuidades y esperamos compartir futuras experiencias.

  • Comunicado: MOVICE (Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado

    El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – Capítulo Bogotá denuncia los hechos de violencia de los que fue objeto Blanca Nubia Díaz, integrante y fundadora del Movice, el pasado sábado 13 de enero cerca de su casa en el sur de Bogotá. Blanca Díaz fue abordada por dos hombres que la secuestraron y sedaron, y posteriormente la dejaron tirada cerca al Centro Distrital de Memoria. Los dos hombres interpelaron a Blanca diciéndole “guerrillera sapa siga haciendo campaña” Adicionalmente, los dos hombres le cortaron a Blanca su cabello, en un acto que representa un hecho de violencia de género imperdonable.

    Blanca Díaz viene desde hace 16 años y medio exigiendo el esclarecimiento de la desaparición, violación y asesinato de su hija Irina del Carmen. Desde entonces Blanca ha sido objeto de diversos actos de intimidación, seguimiento y desplazamiento forzado que evidentemente buscan impedir que exija verdad y justicia para su hija. El hostigamiento ha sido dirigido también a distintos integrantes de su familia, por lo cual consideramos que no solo ella sino también sus seres queridos están en riesgos.

    Para el Movice este acto se constituye en un hecho más de violencia y re-victimización contra una víctima del estado y el paramilitarismo que no puede tolerarse en el escenario de implementación de los acuerdos de paz. Hecho que además se suma a la ola de violencia de la que vienen siendo objeto defensores de derechos humanos, comunidades, activistas y víctimas, y en la que se continua reproduciendo la estigmatización de la que las víctimas de la criminalidad estatal han sido objeto por décadas y que busca deslegitimar sus demandas, derechos y silenciar la existencia de esta violencia.

    Este hecho se constituye en un muy mal mensaje para las víctimas en un momento en el que se inicia la implementación de los mecanismos acordados para garantizar sus derechos y va en contravía de la máxima que el gobierno nacional viene enarbolando sobre la centralidad de las víctimas en la construcción de paz.

    Exigimos al Estado colombiano que esclarezca quienes son los responsables de la retención y agresión contra Blanca Díaz, que proteja su vida e integridad inmediatamente con mecanismos acordes a las necesidades de una víctima mujer indígena de la tercera edad y en condiciones económicas precarias, y que le priorice en los mecanismos establecidos en el acuerdo de paz para garantizar los derechos de las víctimas de manera tal que se detengan las condiciones que siguen generando su re-victimización.

    Agradecemos a todas las personas y organizaciones su solidaridad con Blanca, y remitir cartas exigiendo su protección y la garantía de sus derechos, así como los de su familia a los siguientes funcionarios e instituciones.

    Dirigir comunicaciones a:

    JUAN MANUEL SANTOS

    Presidente de la República de Colombia

    Casa de Nariño: Carrera 8 No.7-26;

    Edificio Administrativo: Calle 7 No.6-54. Bogotá, Colombia

    Conmutador: (57 1) 562 9300(57 1) 562 9300

    Fax: (+57 1) 566 20 71

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    ÓSCAR NARANJO

    Vicepresidente De La República De Colombia

    Carrera 8a No. 7-57.

    Conmutador (57 1) 562 9300(57 1) 562 9300

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    LUIS CARLOS VILLEGAS

    Ministro de la Defensa

    Avenida El dorado con carrera 52 CAN Bogotá D.C.

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    GUILLERMO RIVERA

    Ministro del Interior

    Sede Principal La Giralda: Carrera 8 No. 7 – 83 Bogotá, D.C.

    Sede para correspondencia - Camargo: Calle 12 No. 8 - 38 Bogotá, D.C.

    PBX: (+57) 1 242 74 00(+57) 1 242 74 00

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    ENRIQUE GIL BOTERO

    Ministro de Justicia

    Calle 53 No. 13 - 27 - Bogotá, D.C.

    PBX: (+57) 444 3100 Ext. 1820

    Línea de Atención al Usuario: 01-800-09-11170

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    CARLOS ALFONSO NEGRET MOSQUERA

    Defensor del Pueblo

    Calle 55 # 10-32, Bogotá

    Fax: (+57 1) 640 0491

    e- mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN

    Carrera 5ª nro. 15 - 60 (Bogotá)

    Fax: (+57 1) 342 9723 – 284 7949 Fax: (+57 1) 342 9723

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    FISCALÍA GENERAL DE LA NACIÓN

    Tel: 091 – 2871960

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    COMITÉ INTERNACIONAL DE LA CRUZ ROJA EN COLOMBIA

    Diagonal 46 No. 15 B – 07

    Teléfono: (+57 1) 245 1048

    Fax: 232 06 38 - Confirmación 232 14 77

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS

    Calle 114 No. 9-45 Torre B Oficina 1101

    Edificio Telepate Bussines Park – Bogotá, Colombia

    Teléfono PBX (57-1) 629 3636(57-1) 629 3636 (57-1) 629 3636(57-1) 629 3636

    Fax: (+57 1) 629 3637

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    DIEGO MORA ARANGO

    Unidad Nacional de Protección

    Tel. 4269800 ext. 9377 – 9074

    NÉSTOR RAÚL CORREA HENAO

    Secretario Ejecutivo de la Jurisdicción Especial para la Paz

    Cra 7 # 63-44, Bogotá Colombia

    Telefono: 3213680, 3213682

    e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • EL MAYOR PROYECTO POLITICO ES LA VIDA

    Desconcierto, rabia, indignación y profundo dolor ha causado la reciente masacre contra el campesinado en Tumaco, resultado de la violencia estatal que por siglos ha caracterizado el régimen colombiano y que a pesar de haber firmado un histórico acuerdo de Paz insiste en utilizar la violencia descarnada contra toda expresión de protesta. Esta vez fue una comunidad campesina cocalera, defendiendo su vida y territorio que son amenazados por las erradicaciones forzosas.

    Es más que absurda la respuesta de la fuerza pública a las justas demandas de la comunidad, mucho más cuando el acuerdo de Paz contiene un punto específico sobre cultivos de uso ilícito en el que se establece la sustitución voluntaria y concertada como alivio social y económico para las familias que se vieron obligadas a cultivar esos productos para subsistir.

    Lo hemos advertido muchas veces, los obstáculos a la implementación de los acuerdos que retrasan los tiempos e incluso pretenden cambiar lo signado en ellos, generan no solo incertidumbres y desconfianzas, sino que profundizan los conflictos que se viven en las regiones que son múltiples y variados de acuerdo a las realidades territoriales.

    Una acertada implementación requiere compromiso de todas las instituciones estatales para adecuarse al enorme reto de la construcción de la paz.

    La esencia del acuerdo no consiste simplemente en que una organización haga dejación de armas, sino que la sociedad entera transite hacia un nuevo momento en el que la diferencias no se resuelvan a través del uso de la violencia en ningún caso y para esto la fuerza pública debe ser protagonista en su función de defensa de la población, nunca amenazándola y mucho menos disparando contra ella sus armas, las armas del Estado.

    Por eso no basta con solidarizarse, es necesario exigir que cesen las hostilidades y ataques a la población que por medio de la protesta manifiesta sus inquietudes y defiende sus derechos, según las cifras de las organizaciones de Derechos Humanos, en lo corrido de este año van 117 homicidios en contra de lideres, lideresas y defensores de Derechos Humanos, sumado a los 18 militantes de nuestro partido FARC asesinados y 11 de sus familiares.

    Definitivamente se requieren medidas urgentes y coherentes con las esperanza de Paz de la mayorías de nuestro país, respetar la integralidad de los acuerdos y con ellos avanzar en el camino de la reconciliación que no es otra cosa que un proceso de toda la sociedad unida en torno al mayor proyecto político que es: La Vida.

  • Enfoque son Derechos

    Enfoque de Género, protección social y equidad para todas.

  • Fabiana Vallejos rompiendo estereotipos

    Fabiana Vallejos, una argentina que juega al futbol femenino de manera profesional. Un ambiente teñido de machismo y discriminación hacia las mujeres.

    “Nunca voy a entender por qué hay tanta discriminación con las mujeres que juegan al fútbol, si nacimos con la misma pasión” (dijo Fabiana en una entrevista)

    Fabiana es una de las pocas mujeres en Argentina, de las miles que juegan al fútbol, que tuvo su pase a un equipo de Europa: el Granada de España. Nació el 30 de junio de 1985 y hasta agosto de 2016 jugaba en Boca Juniors, donde estuvo gran parte de su carrera y cosechó varios títulos.

    Fabiana empezó a jugar a los 7 años con los varones, cuando su papá la invitó a participar en un entrenamiento porque faltaba alguien para hacer un partido. Y a partir de ahí entro en el equipo, y competía con chicos. Se decidió por el fútbol porque fue el deporte que la atrapó desde un principio, desde siempre le gusto jugar con los chicos y disfrutaba mucho estar dentro de una cancha con amigos.

    Actualmente Fabiana esta trabajando en los equipos infantiles femeninos del club de granada, también trabajó un largo tiempo en argentina. Mientras entrena, en su mente está la esperanza de que en unos años crezca, y que las chicas que juegan se puedan dedicar plenamente a este deporte. Sería un sueño poder lograr eso, tanto para ella como para las chicas que luchan día a día en esta disciplina deportiva.

    Dice Fabiana: Hoy en día el fútbol femenino se convirtió en un deporte masivo y cada vez más mujeres lo practican. Lo importante también es que en los clubes haya más categorías, para que así todas puedan participar de un torneo de AFA.

    El ámbito del fútbol femenino es machista, y creo que a veces, encontraras algunas personas que piensan de esa manera, antes había muchos estereotipos negativos hacia la mujer.

    Pero a medida que el deporte va tomando más protagonismo, las personas que te conocen y están dentro del ambiente te apoyan y saben del esfuerzo y la dedicación que pones.

    Aún mucha gente considera el fútbol como un deporte de hombres, pero hoy por hoy -en todo el mundo, no sólo en Argentina-, hay mujeres que juegan el mismo fútbol, que comprenden el mismo fútbol, que se destacan y tienen las mismas virtudes que otros jugadores hombres. Sin embargo, todavía tienes que hacer mucho sacrificio para que valoren tu esfuerzo.

  • Farianas, la vida política las espera

    Son múltiples las motivaciones por las que las mujeres decidieron marchar al monte. Un camino difícil, arduo, con grandes dificultades, pero que resolvía una pregunta acerca de sus convicciones políticas para un cambio. Otras lo hicieron siguiendo los pasos de un amor, unas cuantas por razones económicas, no faltaron quienes huían del patriarcado o buscaban su libertad.

  • Guerrilleras y feministas: la anticoncepción como un arma

    La palabra “género” aparece 57 veces en las 310 páginas del acuerdo firmado en La Habana y refrendado por el Congreso y la Corte colombiana. Fue una de las definiciones más defendidas por las FARC durante la negociación. Guerrilleras y feministas: las mujeres farianas tuvieron un rol clave en el camino hacia la Paz. Un cronista estuvo en la selva con ellas y cuenta sus historias

  • La alianza entre la comunidad trans y las Farc: la paz logró lo impensable

     Todo empieza con una historia de amor en tiempos de cambio. Puntualmente, con la historia de Laura, una mujer transgénero del barrio Santa Fe que, como muchas de las mujeres trans víctimas de la pobreza, la criminalización y la violencia estructural, terminó tras las rejas de La Picota. Encerrada, Laura conoció a Jaime, un militante de las Farc. Se enamoraron justo en el periodo inicial de los diálogos de paz en 2012. Su relación empezó a llamar la atención de otros presos militantes de las Farc: la proveniencia rural, religiosa y socialmente conservadora de algunos de ellos los llevó a acusar a Jaime, su camarada, de “marica”. El romance de Jaime amenazaba el concepto de masculinidad del grupo. Por eso, lo llamaron traidor y sugirieron que fuera expulsado de las filas de las Farc. Luego de varios abusos, Jaime solicitó al secretariado de las Farc que interviniera. Entonces, el inicio de las negociaciones de paz había dado paso a la reevaluación de la postura de las Farc sobre las personas con géneros y sexualidades no hegemónicas. Parte de ese replanteamiento se daba a propósito de la presencia de las Farc en la subcomisión de género en los acuerdos de paz. Por otro lado, la formación intelectual de Jaime se volvió fundamental a la hora de valorar su expulsión como una pérdida para ese grupo. Debido a esas razones la expulsión de Jaime no se llevó a término, incluso después de que él formalizara la unión civil con Laura al interior de La Picota. La respuesta del secretariado de las Farc fue circular un comunicado en el que le solicitaban a los demás militantes presos que pararan el acoso contra su camarada Jaime.

    Mientras pasaba todo eso, en La Picota ya hacía presencia la Red Comunitaria Trans (RCT), una organización con sede en el barrio Santa Fe fundada en 2012 por trabajadoras sexuales transgénero con el propósito de defender las vidas de otras personas transgénero. Como parte de su labor, comparten conocimiento sobre defensa política, derechos humanos, salud sexual y reproductiva, seguridad y participación ciudadana con las trabajadoras sexuales trans del Santa Fe. Debido a la alta criminalización de las mujeres transgénero de ese barrio, la RCT creó Cuerpos en Prisión, Mentes en Acción, un proyecto que busca defender los derechos de mujeres trans y de hombres gays y bisexuales encarcelados y hacer un llamado de atención sobre la violencia y el abuso constante del que son víctimas por parte de guardias y reclusos.

    Laura fue una de las personas que participó desde el inicio en este proyecto que no solo invita a mujeres trans, también a hombres que tienen relaciones sexuales o afectivas con ellas. Sin embargo, el miedo al acoso y a la discriminación hace que muchos de ellos se abstengan de participar. No obstante, Jaime se animó a participar y a apoyar algunas de las gestiones de la RCT en las cárceles, que incluyen actividades de pedagogía sobre cómo navegar los procedimientos y protocolos del INPEC y la adaptación de un protocolo penitenciario para las necesidades de la comunidad LGBT —uso del nombre que han elegido, autorización de su vestuario, atención médica especializada y continuación de tratamientos hormonales—. Uno de los resultados de ese trabajo fue una guía sobre los derechos de la población transgénero encarcelada realizada con el apoyo de reclusos (incluidos militantes de las Farc), empleados de la cárcel, abogados, psicólogos, artistas y otros.


    LEER MAS>>>>http://pacifista.co/la-alianza-entre-la-comunidad-trans-y-las-farc-la-paz-logro-lo-impensable/?utm_source=vicefbcol

  • La ideología de género no existe!

    La difusión de la existencia de una supuesta ideología de género en los acuerdos de paz de La Habana tuvo un manejo abusivo y mal intencionado para generar miedo, y descalificar moralmente el Acuerdo Final, desestimulando su lectura y conocimiento. Hay que dejar claro que la ideología de género no existe y por lo tanto no pudo ser incluida en el Acuerdo Final.

  • La mujer en la Reforma Rural Integral

    En el primer día del Simposio Reforma Rural Integral: retos para la construcción de paz, que se desarrolla los días 13 y 14 de febrero, en el auditorio de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional, en Bogotá, se habló, entre otros temas, sobre las mujeres.

    El panel “El papel de la mujer en la Reforma Rural Integral” contó con la presencia de Carmenza Gómez, Presidenta de ANZORC , Patricia Jaramillo profesora de la Universidad Nacional, Olga Lucía Marín, guerrillera de las FARC-EP y Raquel Méndez como representante de la Universidad Industrial de Santander, quien fungió como moderadora.

    Las tres panelistas esbozaron las complejidades de la situación de la mujer colombiana en el espacio rural y los retos para enfrentarla y transformarla.

    Patricia Jaramillo definió como tres principales formas de discriminación que afectan a las mujeres colombianas en el campo:

    1. Su condición de rurales.

    2. La imposibilidad de adquirir títulos de propiedad de la tierra.

    3. El estar inmersas en el escenario del conflicto armado.

    Complementó con varias cifras el análisis sobre las condiciones de vida que tiene la población del campo, en especial el sector femenino, además de las limitantes que deben enfrentar en el ejercicio de participación política.

    Explicó cómo las mujeres en el campo se ven afectadas por las relaciones de clase, pero también de género, haciendo que desarrollen jornadas laborales largas, con poca o nula remuneración.

    Reivindicó el papel de la Subcomisión de Género de la Mesa de Conversaciones de La Habana, que le imprimió –por primera vez en un proceso de paz- el enfoque de género a todos los acuerdos firmados entre las FARC-EP y el gobierno. Al mismo tiempo condenó la postura de la campaña del NO que tergiversó la información y ridiculizó las luchas de las mujeres colombianas para atacar al proceso de paz.

    Carmenza Gómez también abordó la situación de la mujer rural en Colombia, profundizando en las estrategias desarrolladas por ANZORC para organizar a las comunidades y a sus mujeres en función de la sustitución de cultivos, la defensa de los territorios, el empoderamiento femenino, entre otros temas.

    Hizo hincapié en los efectos de la guerra, de la amenaza de los bombardeos y los ametrallamientos, pero habló también del desplazamiento forzado -donde el porcentaje más alto es de mujeres-, y que no solo tiene como causa el conflicto armado, sino la situación económica, política y social precaria en la que subsiste el campo colombiano.

    Denunció además el asedio del paramilitarismo a los territorios que la guerrilla ha abandonado para dirigirse a las zonas de preagrupamiento, en donde se ven fuertemente amenazados líderes y, sobre todo, lideresas locales.

    Olga Lucía Marín, quien también hace parte de la comisión fariana del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, habló de la situación de las mujeres guerrilleras en el actual escenario de concentración de la guerrillerada en las Zonas Veredales.

    Con ejemplos concretos mostró que los incumplimientos de los acuerdos por parte del gobierno son consecuencia del abandono estatal al sector rural y el atraso tan profundo en el que está sumido y que no afecta solo a la masa guerrillera sino al campesinado colombiano en general.

    “No es solo cuestión de carreteras...”, expresó nuestra camarada que también habló de las aspiraciones de las FARC-EP con el proceso de paz y la importancia de cumplirle al país con lo pactado.

    Llamó la atención a la manera en la que los medios de comunicación están asumiendo el tema de las mujeres guerrilleras, solo haciendo referencia a las condiciones de las guerrilleras embarazadas y lactantes, y que califican el “baby boom” de la paz como el florecimiento del amor guerrillero. “En las FARC-EP siempre ha habido amor, solo que por la guerra no debíamos tener bebés. En algunas ocasiones se tuvieron y la organización lo asumió de la mejor manera posible.”

    A partir de las preguntas realizadas por un auditorio totalmente lleno, las panelistas hablaron de la urgencia de sumar esfuerzos de las mujeres del campo y de la ciudad en torno al proceso de paz para garantizar la implementación efectiva de los acuerdos, y de la necesidad de que la lucha de las mujeres se organice y se extienda hasta conseguir mejores escenarios de equidad de género dentro de la paz con justicia social a la que aspira Colombia.

  • LAS MUJERES CONSTRUYENDO PAZ.

    Con motivo de la declaración de Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo y la dejación de armas, Las FARC-EP ha delegado a un grupo de guerrilleros y guerrilleras al mecanismo de monitoreo y verificación dentro de las instancias nacional, regional y local. El mecanismo constituido para tal efecto es tripartito y esta conformado por delegados del Gobierno Nacional, las FARC- EP y un componente internacional. Este componente es la ONU representada por la CELAC, cuyos integrantes son militares cumpliendo misión política sin portar armas.

  • MEMORIAS DE ESPERANZA

  • MUJER GUERRILLERA

    803730349 61829 1844056382689278786 1Mujer que lucha, mujer que siente, mujer que ama, mujer que como motor de vida y razón de la existencia, de la lucha permanente por la igualdad de derechos; enarbolando desde siempre las banderas de las mujeres ancestrales y conquistando con grandes batallas espacios democráticos en esta sociedad capitalista y patriarcal.

    La lucha de la mujer revolucionaria es en esencia el máximo ejemplo lucha por la libertad, es la expresión más elevada de la contienda emancipadora.



  • Nada de pesimismo

    Por estas épocas se lee en los diferentes medios y más en las redes sociales que no hay nada para celebrar en este fin de año y uno de los argumentos es el irrisorio aumento del salario mínimo.

    Todos los años por el mes de diciembre se da la misma discusión. Y soñamos que esta vez sí habrá un incremento que valga la pena. Pero si revisamos los salarios desde el 2010, para no hacer larga la lista, los aumentos son siempre irrisorios en comparación con las ganancias de los gremios empresariales, esa es la esencia del capitalismo, no lo podemos olvidar.

    AÑO                 SALARIO MÍNIMO                                            INCREMENTO                                                         AUXILIO DE TRANSPORTE

    2010                     $515.000                                                      3.64 %                                                                          $61.500

    2011                     $535.600                                                      4.00 %                                                                          $63.600

    2012                     $566.700                                                      5.8 %                                                                            $67.800

    2013                     $589.500                                                      4.02 %                                                                          $70.500

    2014                     $616.000                                                      4.5 %                                                                            $72.000

    2015                     $644.350                                                      4.6 %                                                                            $74.000


    2016                     $689.455                                                       7 %                                                                              $77.700

    2017                     $737.717                                                       7 %                                                                              $83.140

    1. https://www.notinet.com.co/indices/salario_minimo_auxilio.pdf

    El 2018 no es la excepción. El salario mínimo será de 781.242 pesos, se ajustó en 43.525 con un incremento del 5,9 %, y el auxilio de transporte pasó del 83.140 a 88.211 (subió 6,1 %), para un total de 869.453 pesos.

    El 2018 no es la excepción. El salario mínimo será de 781.242 pesos, se ajustó en 43.525 con un incremento del 5,9 %, y el auxilio de transporte pasó del 83.140 a 88.211 (subió 6,1 %), para un total de 869.453 pesos.

    En Colombia no aumentan las empresas productoras de bienes de consumo y generadoras de empleo. El país hace rato no crea empresas, más bien aumentan los negocios bancarios y las agencias prestamistas, capitales especulativos.

    Con el neoliberalismo el Estado no cumple con la razón de ser de su existencia, privilegia más las importaciones de esos bienes de consumo, se ahoga la industria nacional y por supuesto se empobrece aun más el campo colombiano. Lo importante para el sistema, y lo cumplen al pie de la letra es la ganancia para el puñado que maneja el país.

    Así las cosas nada nuevo para celebrar, cierto.

    Aquí viene entonces la inquietud a esas voces de las redes sociales, qué hacer? No hay nada que hacer?, nos vamos cada colombiano o colombiana a rumiar las miserias a la casa?

    Desde la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC, decimos, no. Hay que seguir la lucha por cambiar esta realidad, dura si, en la FARC sí que sabemos de eso. Pero debemos organizarnos, exigir el cumplimiento de lo acordado en La Habana, que como hemos dicho muchas veces no será el mejor acuerdo pero en él hay varias cosas de las que el pueblo se puede beneficiar.

    Para las mujeres por ejemplo tenemos para nombrar algunas:

    Acceso de mujeres rurales al Fondo de Tierras y la formalización de la propiedad.

    Fortalecimiento de la autonomía económica y capacidad organizativa de las mujeres rulares.

    Medidas para facilitar el ejercicio de la participación política de las mujeres.

    Participación de las mujeres en el programa Nacional Integral de Sustitución (PENIS).Y muchas más.

    El Estado mediante su gobierno de turno no cumplirá así no más, ese cumplimiento será como ha sido siempre en la historia producto de las luchas sociales. Los famosos tres ochos (jornada laboral, descanso y educación) fueron ganadas por los trabajadores, no olvidemos a las mártires de Chicago. El voto de las mujeres, ganado por ellas en las luchas callejeras, son solo un par de ejemplos.

    El Acuerdo de Paz no es la revolución que soñamos en la FARC ni el que sueñan muchas personas demócratas y sinceras de nuestra querida patria. Es solo una importante herramienta de lucha, el salario que se merecen las colombianas no solo más elevado que el aprobado sino igual al de los hombres por el mismo trabajo, por ejemplo. El salario mínimo justo se lo tenemos que arrebatar a esta clase empresarial colombiana en la lucha, de su parte nunca será justo.

    ***

    Frases destacada

    “Dos mil diecisiete fue el año en que el sistema de salud colombiano tuvo el infame honor de competir en cantidad de muertos con los que producía el conflicto armado en Colombia, porque las EPS no disparan, pero matan y torturan a pacientes y familiares y se pasan por la faja toda acción judicial”.

    Beatriz Vanegas Athías (goo.gl/Wb5kUJ)

     

  • No es interés nuestro dar lecciones de feminismo sino construirlo colectivamente

    Hace algunos días, para ser más exactos el 13 de junio, el portal Pacifista público un artículo titulado “Ahora las FARC quieren dar lecciones de feminismo” (http://pacifista.co/ahora-las-farc-quieren-dar-lecciones-de-feminismo/ ) en el cual daban a conocer algunos apuntes sobre las tesis de mujer y género que construimos las farianas con miras al congreso que se realizará para la constitución del nuevo partido político. El artículo con un título bastante provocativo no solo hablaba de las tesis, sino que además, en otras palabras, ironizaba la propuesta señalando que la organización es una de las más patriarcales del país donde las guerrilleras han jugado un papel secundario pero además hemos sufrido múltiples violencias de género donde hemos sido abusadas y obligadas a abortar.

  • OTRA VOZ

    El conflicto interno en Colombia ha sido un tema del cual cada quién desde su posición ha opinado de acuerdo con sus posibilidades, espacios o alcances, pero existe un gran número de personas con una característica común que nos hace conformar una gran familia, diversa, con sus particularidades, presente en distintos lugares de la geografía, desde diferentes roles. Estudiantes, trabajadores, profesionales, deportistas, amas de casa, campesinos, comerciantes, académicos; también negros, blancos, mulatos, mestizos o indígenas, realmente sin importar estas condiciones o nuestras circunstancias, lo que nos une es un SENTIR.

Más Blogs de Guerrilleras