Blogs

Diana Grajales Diana Grajales (4)
joomlaa215 (0)
clara (31)
Alexandra Nariño Alexandra Nariño (4)
Camila Cienfuegos Camila Cienfuegos (10)
Lucas Carvajal Lucas Carvajal (5)
Isabela Sanroque Isabela Sanroque (7)
Sergio Marín Sergio Marín (3)
yolima (0)
Candelaria Viva Candelaria Viva (28)
Yadira Suárez Yadira Suárez (4)
Maryeli Ospina (0)
Victoria Sandino Palmera Victoria Sandino Palmera (31)
luz (7)
SecondAdmin (0)
joomsv (0)
Viviana Hernández Viviana Hernández (15)
Violeta Narváez Violeta Narváez (33)
Yira Castro Yira Castro (5)
Natalie Mistral Natalie Mistral (19)
Sonia González Sonia González (19)
Rubín Morro Rubín Morro (6)
Pablo Atrato Pablo Atrato (4)
connors85 (0)
Mireya Andrade Mireya Andrade (12)
Adela Sánchez Adela Sánchez (1)
joomdefadmin (0)
Miranda Arenas Miranda Arenas (4)
wenyiroad (0)
mujerfarianad919 (0)

Nuevas Masculinidades

  • “Sobre el trabajo de las mujeres se ha acumulado demasiada riqueza para los capitalistas”

    ¿Se pueden pensar alternativas por fuera del Estado para terminar con esta desigualdad?

    El trabajo de reproducción necesita afectividad, respeto, confianza. No es un solo material. Es un trabajo complicado. No es como limpiar un coche. Este sistema tendrá límites. Te da ayuda pero no se corresponde con las necesidades reales. Igual debemos tener en cuenta a las personas que no tienen familiares y deben ser cuidados, o quienes tienen familiares, pero están lejos o no las pueden cuidar. Este sistema no se puede aceptar ni rechazar. Una solución es pensar que se cree como un sistema común, comunitario, desde el barrio. Que vecinos y vecinas se junten con quienes van a dar el servicio y coordinen, porque así pueden intervenir e impulsar otras formas de llevarlo adelante.

    El castigo a las mujeres

    Por estos días, Federici lee documentos sobre la caza de brujas en la región andina, en Brasil y en México y cómo esta práctica se renueva y profundiza en el presente. Entierros de mujeres vivas en distintos países de África, campos de concentración donde encierran a brujas en Ghana, femicidas que publicitan sus crímenes por las redes sociales, asesinatos de mujeres indias para obtener más dote marital. El castigo está vigente contra mujeres no hegemónicas, rebeldes, subversivas, que revitalizan el poder femenino de lo comunitario. http://latfem.org/sobre-el-trabajo-de-las-mujeres-se-ha-acumulado-demasiada-riqueza-para-los-capitalistas/

  • ¿IDEOLOGIA DE GENERO?

    Con sorpresa hemos observado la oleada de críticas a propósito de las supuestas las cartillas que el gobierno junto a la ONU se diseñó para orientar a los colegios sobre qué hacer en los casos en los que sus estudiantes se reconozcan homosexuales o tengan dudas frente a los temas de identidad de género.

  • "Hemos empezado una gran causa": Las mujeres que influyeron en la Revolución bolchevique

    Muchas féminas dejaron huella en la historia revolucionaria de Rusia gracias a que sacrificaron su bienestar e, incluso, su vida.

    "Hemos empezado una gran causa": Las mujeres que influyeron en la Revolución bolchevique (fotos)

    Nadezhda Krúpskaya en una reunión de obreras estajanovistas.

  • “Una masculinidad alternativa garantizaría que los procesos de reconciliación sean efectivos y que no haya repetición”

    Hemos leído con mucho interés la entrevista a Javier Omar Ruiz realizada por Fernanda Sánchez Jaramillo, a propósito del papel de la masculinidad alternativa en el proceso de reconciliación. Es sin duda acertado plantear la transformación de la identidad masculina para la construcción de la nueva sociedad. Creemos, como el señor Ruiz, que la sociedad capitalista se sostiene por el sistema patriarcal, por naturaleza violento, con el cual no se podrá construir la Nueva Colombia con justicia social, sin deshacernos de las ataduras de la vieja sociedad.

  • 15 libros infantiles para mini-feministas

    Durante la niñez, el discurso socialmente elaborado ejerce un rol de extrema importancia en la construcción de los géneros. Los patrones culturales son enseñados, reforzados y legitimados por medio de imágenes, ideas y actitudes que se transmiten por la educación formal e informal.

    Por eso, es esencial introducir tanto a las niñas como a los niños a representaciones exentas de estereotipos de género desde una temprana edad, así como a contenidos que les ayuden a ir desconstruyendo mensajes sexistas a las cuales van a estar expuestxs al largo de su crecimiento.

  • 19 libros escritos por mujeres que deberían leer todos los hombres

    "Las mujeres escriben diferente a los hombres. Tenemos mucha conversación doméstica o personal. Las mujeres se sienten cómodas hablando de lo personal, a diferencia de los hombres. Las mujeres han comprado libros escritos por hombres desde siempre, y se dieron cuenta de que no eran libros sobre ellas. Pero continuaron haciéndolo con gran interés porque era como leer sobre un país extranjero. Los hombres nunca han devuelto la cortesía". Son palabras de la pacifista y escritora neoyorquina Grace Paley (1922-2007). Para devolver la cortesía, quizá deberíamos empezar por estos 19 títulos...

    'El segundo sexo' (1949), de Simone de Beauvoir

    Por qué lo debe leer un hombre. Porque es una lectura fundamental para cualquier hombre que se interese por entender cómo, a lo largo de la historia, se han ido construyendo las identidades de las mujeres -normalmente con respecto a un hombre: hija, esposa, madre, olvidándose de sí misma-. Es decir, cómo a la mitad de la población se la ha definido -y se ha definido ella misma- en función de la otra mitad. Si quieres entender de una vez qué es eso de que “no se nace mujer: llega una a serlo”, este libro lo explica perfectamente. Obra fundacional del feminismo que incide en el beneficio que la igualdad real traería tanto para mujeres como para hombres. Ya fue un éxito de ventas desde su publicación, allá por 1949. Y a pesar de estar escrito hace más de seis décadas sigue estando de rabiosa actualidad.

  • 9 series infantiles no sexistas para que tu hija decida quién quiere ser

    En un estudio de 2004, Gurian y Stevens concluían que si las niñas no estaban suficientemente interesadas en las matemáticas no se debía a una falta de capacidad, sino que es la sociedad quien hace que las niñas se sientan menos capacitadas y, por ello, se requieren estrategias educativas que estimulen y apoyen a las niñas en el aprendizaje de las ciencias. Quizás 'Peg + Gato' es un buen estímulo para comenzar.

    La serie está protagonizada por Peg, una simpática niña de gorro rojo que se dedica, capítulo tras capítulo, a resolver un problema matemático. Por si todavía no te resulta lo suficientemente simpática deberías saber que también tiene un gato y toca un ukelele. Los creadores de la serie pretenden despertar una curiosidad natural por los números y ayudar a los más pequeños a desarrollar sus habilidades y resolver problemas sencillos. Tener una protagonista femenina es todo un puntazo.

    Si lo que deseas es que tu pequeña empiece a interesarse por el mundo de la música, 'Saari es la serie que debería ver. De tan solo tres o cuatro minutos de duración, esta serie de cuatro amigos dispares (una niña, un pulpo, un búho hembra y un pajarito) transmite valores como la generosidad, la amistad, el compañerismo y el respeto a lo distinto a través de la música, un lenguaje universal. No solo eso, sino que una de las protagonistas, la niña, es un personaje tímido que a menudo habla a través de su muñeco-calcetín que tiene en la mano. https://www.buzzfeed.com/beatrizserranomolina/series-intantiles-feministas?bffblola&utm_term=.jpQXKjo9yK#.epbw1rXyq1

  • A propósito de las nuevas masculinidades

    “Para llegar a la igualdad entre los géneros  es necesario terminar con la separación de los  espacios masculinos y femeninos. Hace falta una mayor  participación de la mujer  en el espacio social y una inserción masculina  más igualitaria y equitativa en el espacio privado” (Revista Cubana de Salud Pública).

    Los  temas de  orientación e identidad sexual, y  su  diversidad,  no siempre se tratan con la seriedad  y responsabilidad que implica esta...

  • A propósito del tema...

    Elementos de la nueva masculinidad

    “El hombre y la mujer no nacen”, se hacen; son el resultado del desarrollo político, social, económico y cultural de la sociedad”. “A partir del nacimiento, el bebé de sexo masculino ya comienza a darse cuenta de lo que se espera de él por tener las características de sus órganos genitales. Sin embargo, no basta nacer con un pene para transformarse en hombre, hay un camino por recorrer hasta llegar a serlo. Los primeros años de vida son fundamentales y responsables por las características del hombre que va a surgir(Revista cubana de salud Pública).

  • Críticas al tratamiento que los medios hacen de la violencia machista: “El lenguaje no es inocente”

    “Consideramos necesario hacer un llamamiento al personal de los medios de comunicación para que conozca o se formen sobre las leyes de violencia de género, que señalan que la razón de la violencia machista es una manifestación de las relaciones desiguales de poder entre mujeres y hombres que ha llevado a la dominación y discriminación de las mujeres por parte de los hombres; que no fraccionen las noticias (hoy una mujer asesinada, mañana otra...) sino que enriquezcan el discurso haciendo un análisis de la raíz del problema; que la perspectiva de género se implante

  • Curso Feminismo y Políticas de Igualdad. Módulo I: “Teoría Política Feminista”

    Curso de Formación académica “Feminismo y Políticas de Igualdad” de Clara Campoamor, Escuela de Pensamiento Feminista en colaboración con el Observatorio de Igualdad de la Universidad Rey Juan Carlos.

    Módulo I: Teoría Política Feminista.

    Impartido por: Ana de Miguel, Profesora Titular de Filosofía Moral y Política de la URJC.

    3 de octubre de 2017

    Clara Campoamor, Escuela de Pensamiento Feminista

    Concejalía de Igualdad Fuenlabrada

     

    https://www.youtube.com/watch?v=JKZAhivIMEM

  • FARC propondrá en el Congreso reformar la Ley de Mujer Rural

    Para la candidata Victoria Sandino hay una gran preocupación en la desigualdad que hay en la relación entre el campo y la ciudad en Colombia, “particularmente las múltiples desigualdades que viven las mujeres campesinas y pueblos étnicos”.

    Victoria Sandino, candidata al Senado por el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), presentó una las propuestas de la agenda legislativa que tiene este partido político para el beneficio de las mujeres que viven en el campo colombiano.

    Para Sandino hay una gran preocupación en la desigualdad que hay en la relación entre el campo y la ciudad en Colombia, “particularmente las múltiples desigualdades que viven las mujeres campesinas y pueblos étnicos”. A partir de estas circunstancias deciden impulsar la reforma e implementación de la Ley de Mujer Rural.

    Hasta el momento en Colombia existe la ley 731 de 2002 “por la cual se dictan normas para favorecer a las...

    LEER MAS---http://prensarural.org/spip/spip.php?article22717

  • Feminismos negros. Una antología

    En nuestra biblioteca se hacía necesario publicar una antología de pensamiento feminista negro. Por separado, hemos compartido diversos trabajos que representan las luchas de las mujeres que no solo ven sobre sus hombros la opresión patriarcal, sino también la racial; pero esta antología nos permite ampliar el debate, contar con más enfoques y enriquecer nuestro feminismo.

  • Graduación del Diplomado formadores sobre prevención de violencia basada en género

    Buenos días para todas las personas presentes.

    Mi nombre es Rosaira Acevedo, vengo del espacio territorial de capacitación y reincorporación El Negro Eliécer Gaitan, en la vereda Caño Indio, Municipio de Tibú, Norte de Santander. Conocida en el partido como Yeni Mendoza.

    Soy la responsable del trabajo de género e integrante del diplomado por el cual estamos hoy recibiendo el título.

    Para todas, nosotras y nosotros, es un orgullo participar en esta iniciativa necesaria para contribuir a erradicar todas las formas de violencias basadas en género. El diplomado de prevención de violencias basadas en género auspiciado por la embajada de Suecia, la Universidad Nacional, la OIM y el Departamento de la mujer y género de las FARC.

    El diplomado se realizó en medio de las tareas cotidianas del espacio y el estudio validación de primaria y secundaria del programa Arando la Educación.

    Hubo que utilizar horarios fuera de lo normal para lograr cumplir los requerimientos académicos.

    Esperamos replicar los conocimientos aprendidos con nuestras compañeras y compañeros del partido, para prevenir las violencias basadas en género, tanto en nuestro espacio como en las comunidades vecinas.

    Nuestro reto consiste en socializar el feminismo insurgente, nuestra visión del feminismo basado en nuestra experiencia, en nuestra práctica hacia la equidad, el empoderamiento de las mujeres y el papel que nos corresponde jugar en la transformación de la sociedad junto con nuestros camaradas hombres, apostando que ellos también transiten hacia las nuevas masculinidades, o formas nuevas de asumir la masculinidad, en coherencia con nuestros sueños revolucionarios.

    La violencia basada en género es como se expresa la brecha de desigualdades sociales que existen entre los hombres y las mujeres. Estas desigualdades son producto del patriarcado que históricamente ha puesto por encima a los hombres y subvalorado a las mujeres. También son producto de las desigualdades de clase. Capitalismo y patriarcado, para nosotras van siempre de la mano.

    Luchar en contra de las violencias de género en cada uno de nuestros territorios implica enfrentarnos contra el olvido histórico en que permanece la población rural de nuestro país; evidenciada en la falta de acceso a la tierra, la educación, la recreación, la salud, la justicia entre otros derechos básicos.

    Antiguamente muchas de nosotras encontramos refugio a las problemáticas que vivíamos en el campo uniéndolos a las filas de la guerrilla. Ahora, como partido político es un deber con nuestra causa, un deber con la comunidad seguir siendo un referente de justicia social.

    Parte fundamental de construir paz en nuestro país implica darle solución a las necesidades más básicas de las personas, sobre todo a las poblaciones vulnerables.

    Me enorgullece saber que lo aprendido no se ha quedado en la teoría, en los cuadernos y pizarras. Llevar a la acción nuestras intenciones es contribuir una Nueva Colombia que logre eliminar esa brecha entre la especie humana por cuestiones de género, entre otras.

    Muchas gracias.

  • Jineologî (ciencia de mujeres): sabiduría para la liberación

    La Jineologî presupone un cambio radical en el modo de leer el universo, en una cosmovisión otra, es un cambio de paradigma. La primera vez que esta palabra aparece en algún tipo de registro es en 2003, en el texto Sociología de la Libertad, de Abdullah Öcalan. Allí, el líder del Movimiento de Liberación Kurdo, se refiere a ella para expresar la necesidad de una ciencia de mujeres como base fundamental para una sociedad libre, igualitaria y democrática, donde el Confederalismo Democrático -sistema social basado en la liberación de los géneros y la ecología-, fuera posible.

    El término Jineologî está compuesto de la palabra kurda "jîn" que significa mujer y proviene de la raíz "jiyan" (vida) y el sufijo "-ologî", que proviene del griego y puede designarse como logos, ciencia, estudio. Por lo cual, podríamos traducir la palabra Jineologî como ciencia de mujeres.

  • La alianza entre la comunidad trans y las Farc: la paz logró lo impensable

     Todo empieza con una historia de amor en tiempos de cambio. Puntualmente, con la historia de Laura, una mujer transgénero del barrio Santa Fe que, como muchas de las mujeres trans víctimas de la pobreza, la criminalización y la violencia estructural, terminó tras las rejas de La Picota. Encerrada, Laura conoció a Jaime, un militante de las Farc. Se enamoraron justo en el periodo inicial de los diálogos de paz en 2012. Su relación empezó a llamar la atención de otros presos militantes de las Farc: la proveniencia rural, religiosa y socialmente conservadora de algunos de ellos los llevó a acusar a Jaime, su camarada, de “marica”. El romance de Jaime amenazaba el concepto de masculinidad del grupo. Por eso, lo llamaron traidor y sugirieron que fuera expulsado de las filas de las Farc. Luego de varios abusos, Jaime solicitó al secretariado de las Farc que interviniera. Entonces, el inicio de las negociaciones de paz había dado paso a la reevaluación de la postura de las Farc sobre las personas con géneros y sexualidades no hegemónicas. Parte de ese replanteamiento se daba a propósito de la presencia de las Farc en la subcomisión de género en los acuerdos de paz. Por otro lado, la formación intelectual de Jaime se volvió fundamental a la hora de valorar su expulsión como una pérdida para ese grupo. Debido a esas razones la expulsión de Jaime no se llevó a término, incluso después de que él formalizara la unión civil con Laura al interior de La Picota. La respuesta del secretariado de las Farc fue circular un comunicado en el que le solicitaban a los demás militantes presos que pararan el acoso contra su camarada Jaime.

    Mientras pasaba todo eso, en La Picota ya hacía presencia la Red Comunitaria Trans (RCT), una organización con sede en el barrio Santa Fe fundada en 2012 por trabajadoras sexuales transgénero con el propósito de defender las vidas de otras personas transgénero. Como parte de su labor, comparten conocimiento sobre defensa política, derechos humanos, salud sexual y reproductiva, seguridad y participación ciudadana con las trabajadoras sexuales trans del Santa Fe. Debido a la alta criminalización de las mujeres transgénero de ese barrio, la RCT creó Cuerpos en Prisión, Mentes en Acción, un proyecto que busca defender los derechos de mujeres trans y de hombres gays y bisexuales encarcelados y hacer un llamado de atención sobre la violencia y el abuso constante del que son víctimas por parte de guardias y reclusos.

    Laura fue una de las personas que participó desde el inicio en este proyecto que no solo invita a mujeres trans, también a hombres que tienen relaciones sexuales o afectivas con ellas. Sin embargo, el miedo al acoso y a la discriminación hace que muchos de ellos se abstengan de participar. No obstante, Jaime se animó a participar y a apoyar algunas de las gestiones de la RCT en las cárceles, que incluyen actividades de pedagogía sobre cómo navegar los procedimientos y protocolos del INPEC y la adaptación de un protocolo penitenciario para las necesidades de la comunidad LGBT —uso del nombre que han elegido, autorización de su vestuario, atención médica especializada y continuación de tratamientos hormonales—. Uno de los resultados de ese trabajo fue una guía sobre los derechos de la población transgénero encarcelada realizada con el apoyo de reclusos (incluidos militantes de las Farc), empleados de la cárcel, abogados, psicólogos, artistas y otros.


    LEER MAS>>>>http://pacifista.co/la-alianza-entre-la-comunidad-trans-y-las-farc-la-paz-logro-lo-impensable/?utm_source=vicefbcol

  • La desaparición del grupo de género de la Unidad de Víctimas preocupa: investigadoras FIP

    Génica Mazzoldy e Irina Cuesta hablan de la importancia de fortalecer el enfoque de género como política del Estado, en especial para pensar el retorno de las mujeres desplazadas.

    Las mujeres desplazadas que han regresado no tienen condiciones de vida adecuadas para mantenerse en su deseo de retorno.

    De las 7’219.471 personas que se han visto obligadas a desplazarse por la guerra en Colombia, 3’683.242 son mujeres. Representan más de la mitad de víctimas del conflicto armado. Por eso la puesta en marcha de la implementación del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc ha sido una oportunidad para pensar su retorno y reubicación. En ese sentido, el informe “Retornos de mujeres a zonas rurales, recomendaciones de política pública”, que publica la Fundación Ideas para la Paz, es un documento relevante para pensar las prioridades y particularidades que enfrentan las mujeres que se han resistido a perder el arraigo con su territorio. Un tema vigente porque, aunque los desplazamientos individuales han bajado, los destierros masivos vienen creciendo.

    Le puede interesar: Las mujeres de Chimborazo luchan por su tierra

    En 2017, la Oficina de Nacionales Unidas para Asuntos Humanitarios (OCHA) registró 147 desplazamientos masivos que afectaron a cerca de 18.000 colombianos, principalmente en Nariño, Chocó y Putumayo. Y solo en los primeros días del año, la Defensoría del Pueblo alertó sobre el desplazamiento de más de mil personas por enfrentamientos o amenazas en zonas del litoral Pacífico, como Buenaventura y Magüí Payán (Nariño), Bajo Cauca, sur de Córdoba y en los límites entre Boyacá y Casanare.

    Aunque el Acuerdo de Paz alivió un poco la crisis humanitaria que teníamos, se siguen dando nuevas y más víctimas de desplazamiento, la mayoría de ellas mujeres. ¿Cree que la política estatal está preparada para atender el fenómeno?

    Génica Mazzoldy: No. De hecho, la Unidad de Víctimas ha estado trabajando en un nuevo decreto para cambiar el procedimiento de reconocimiento de la medida de indemnización administrativa, que encendió las alarmas de la Comisión de Seguimiento y Monitoreo a la Implementación de la Ley 1448. Esto por no hablar de la baja ejecución presupuestal con la que cuenta la entidad.

    Vea también: Desterradas

    ¿A qué se refiere?

    Un informe de septiembre del año pasado sobre este aspecto, elaborado por su oficina de Control Interno, advierte que existe un nivel medio de ejecución, ya que hasta ese momento se había comprometido el 48,8 % de la apropiación vigente y los pagos realizados equivalían sólo al 39,63 %. Una preocupación que se suma a que en una resolución del 22 de enero la Unidad de Víctimas creó un solo grupo de enfoques diferenciales, acabando con el grupo de mujeres, género e identidades de género diversas que tenía.

    ¿Cuál era la importancia de este grupo?

    Que ese grupo desaparezca va en contra de la realidad del desplazamiento y del impacto que ha tenido sobre las mujeres. Es restarles reconocimiento a los derechos de las mujeres y a lo que implica la transversalización de esta mirada en la política pública.

    ¿Por qué es importante incluir un análisis de las condiciones que necesitan las mujeres que fueron obligadas a desplazarse?

    Porque, por ejemplo, según cifras suministradas por la misma Unidad de Víctimas, las mujeres son jefas de hogar en la mayoría de los hogares de población desplazada que han sido atendidos en procesos de retorno (53 %), de reubicación (55 %) o de reintegración local (57 %). Sin embargo, quienes han regresado no han encontrado las condiciones de vida adecuadas para mantenerse en su deseo de retorno. También están quienes tienen la intención de volver pero que la dinámica de la política pública se convierte en una barrera para su progreso.

    Eso quiere decir que pese a todo las mujeres retornan...

    Irina Cuesta: Sí, con política o sin política, con acompañamiento institucional o no, las mujeres desplazadas vuelven a sus territorios, porque tienen unos sentidos territoriales y de pertenencia que las hacen regresar. Son ellas las que mayoritariamente intentan reconstruir el tejido social, sus casas, sus lazos familiares rotos por la guerra.

    Lea también: Salaminita, el pueblo que renace a paso lento​

    ¿Por qué una mujer retorna?

    I.C.: En las entrevistas y testimonios que hicimos encontramos que ellas no retornan si el Estado les ayuda con el mercado, o si les da pintura para pintar la casa porque se ve muy fea. Ellas retornan por el sentido del territorio que tienen. Fue el caso de las mujeres de El Tigre, en Putumayo, que volvieron pese al desplazamiento, porque su barrio lo habían construido de manera colectiva a finales de los noventa. Ellas insisten en que entre todas pueden crear las condiciones dignas para conservar su permanencia allí.

    Pero se requieren condiciones de seguridad y dignidad mínimas, como ustedes mencionan en el informe...

    G.M.: Claro. Por eso, cuando les ofrecieron pintura para tapar los grafitis que los paramilitares pintaron en sus casas, algunas se negaron. No están buscando un concepto de bienestar estético, sino de dignidad, porque no solo se trata de regresar, sino de una intención de permanecer y quedarse allí. Los principios internacionales dan tres condiciones para que se dé el retorno: una es seguridad, la otra voluntariedad y la tercera es dignidad. Hasta hace unos meses, en la Unidad de Víctimas utilizaban un concepto que abarcaba esto y era el de reparación transformadora, que tiene en cuenta otros elementos en el caso de las mujeres.

    ¿Cómo cuáles?

  • Los niños: víctimas de la violencia contra la mujer

    “¡Papá, ya no golpees a mi mamá!”. “¡No, déjala, es mi mamá!”. “¡Suéltala, no la mates!” No son frases inventadas. Son gritos desesperados de millones de niños testigos de la violencia ejercida contra sus madres al interior del hogar. Y no sólo son testigos, sino también víctimas, que desde temprana edad deben cargar con las consecuencias físicas, psicológicas y sociales.

    Cada año, entre 133 millones y 275 millones de menores en todo el mundo sufren por culpa de la violencia doméstica, de acuerdo al informe mundial “La violencia contra los niños y niñas”, redactado para Naciones Unidas por el experto independiente Paulo Sérgio Pinheiro.

    Este rango, sin embargo, es una estimación conservadora si se compara con la de UNICEF, que en su último estudio hizo un énfasis: 300 millones de niños entre dos y cuatro años sufren castigos en el hogar. De esta abrumadora cifra, 176 millones viven con una madre que es víctima de violencia de pareja.

    Y es que a menudo las agresiones y abusos contra la mujer en el ámbito familiar derivan en maltrato hacia los niños, y suelen ser los causantes de sus muertes. Sólo en España, en lo que va del año han sido asesinados ocho niños a manos de sus padres, la gran mayoría por venganza hacia sus madres (violencia vicaria), según datos del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer de ese país.

    https://www.dianova.ngo/es/noticias/los-ninos-victimas-de-la-violencia-contra-la-mujer/

  • Movimiento de mujeres y lucha feminista en América Latina y el Caribe

    El libro Movimientos de mujeres y lucha feminista en América Latina y el Caribe, de la venezolana Magdalena Valdivieso es una compilación de nueve trabajos realizados por distintas personas y que componen dos grandes ejes temáticos: uno que hace referencia a cuerpo, sexualidad y reproducción, y otro que habla de derechos y ejercicio político, en el contexto de nuestro continente.

  • No es interés nuestro dar lecciones de feminismo sino construirlo colectivamente

    Hace algunos días, para ser más exactos el 13 de junio, el portal Pacifista público un artículo titulado “Ahora las FARC quieren dar lecciones de feminismo” (http://pacifista.co/ahora-las-farc-quieren-dar-lecciones-de-feminismo/ ) en el cual daban a conocer algunos apuntes sobre las tesis de mujer y género que construimos las farianas con miras al congreso que se realizará para la constitución del nuevo partido político. El artículo con un título bastante provocativo no solo hablaba de las tesis, sino que además, en otras palabras, ironizaba la propuesta señalando que la organización es una de las más patriarcales del país donde las guerrilleras han jugado un papel secundario pero además hemos sufrido múltiples violencias de género donde hemos sido abusadas y obligadas a abortar.

Más Blogs de Guerrilleras