Nos Gusta

Las hermanas Doria y Mercedes Buxadé Adroher llegaron a Mallorca en barco desde Barcelona el 16 de agosto de 1936 como enfermeras voluntarias de la Cruz Roja en una expedición republicana que pretendía combatir el alzamiento militar en la isla. El fracaso fue absoluto. Ellas no pudieron escapar y junto a otras tres compañeras fueron detenidas el 4 de septiembre por las tropas franquistas.

Las interrogaron y las autoridades ordenaron comprobar si eran vírgenes. Tras el examen que les realizó un grupo de monjas fueron violadas repetidamente por un grupo de falangistas. Tras ser exhibidas públicamente, se cree que al día siguiente fueron asesinadas en un cementerio local. Tenían 18 y 23 años.

Su caso es uno de los cinco que forma parte de la primera querella por crímenes por razón de género que se presenta en el proceso abierto desde 2010 en la justicia argentina contra la dictadura española. "Ninguna causa que investigue las violaciones de derechos humanos puede estar completa si no contempla los crímenes que se cometieron contra las mujeres por el mero hecho de serlo", señaló Glenys de Jesús, directora legal internacional de Women´s Link Worlwide, organización que impulsa la denuncia en nombre de estas víctimas y que pide que la investigación se amplíe a todos los crímenes cometidos contra la población femenina.

"Las mujeres republicanas desafiaban el modelo franquista que solo quería devolverlas a la esfera privada", explicó el pasado miércoles De Jesús, durante la presentación de la querella a los medios.

LEER MAS-->> https://news.vice.com/es/article/represion-franquismo-mujeres-querella-argentina-espana-genero-servini-1803

Share