Nos Gusta

Pocos medios se enteraron, pero el primero de enero fue asesinada una mujer de 20 años en la localidad de Bosa (sur de Bogotá). Ese mismo día, la organización Casa de la Mujer reportó el abuso sexual de una menor en la capital. Estos casos sucedieron justo cuando se daba a conocer el último balance

que presentó el Instituto de Medicina Legal sobre asesinatos de mujeres en el país. Hasta octubre de 2015, dice la entidad, 671 mujeres habían sido asesinadas. En el mismo lapso de 2014 se habían presentaron 810 casos.

Entre el primero de enero y el 31 de octubre de 2015, dice el informe, se presentaron 8.283 casos de homicidios en el país, “en donde el 8,10 por ciento corresponden a mujeres”. De los 671 asesinatos contra mujeres, en 226 casos las víctimas tenían entre 20 y 29 años. Los entes territoriales que registraron más asesinatos contra mujeres fueron: Valle del Cauca (146), Bogotá (98), Antioquia (77) y Atlántico (30).

En el mismo lapso el Instituto Nacional de Medicina Legal practicó 14.021 exámenes médico legales por presuntos delitos sexuales contra mujeres. En 5.517 casos el agresor fue un familiar. Y en 2.813 casos, agrega el informe, el agresor fue una persona conocida. Hasta octubre del año pasado se habían presentado 29.063 casos de violencia de pareja en el país. El cuadro de victimarios en el caso de asesinatos es el siguiente: “pareja o expareja (81 casos), miembros de fuerzas armadas o policiales (19 casos) y familiares (26 casos)”.

La ausencia de sensibilidad por parte de la sociedad frente a estos casos es un factor determinante, dice Susana Rodríguez, delegada para los derechos de las mujeres en la Defensoría del Pueblo. “En Colombia hay patrones machistas muy acentuados que se reflejan en el ámbito familiar y en las relaciones de pareja. Además de la ausencia de sensibilidad de la sociedad está la ausencia estatal. Aún no se han hecho reales los mecanismos para la protección de las mujeres, como los hogares refugio por ejemplo”.

Violencia sexual

Según cifras de Medicina Legal, entre 2012 y 2014 cerca 48.000 mujeres llegaron a Medicina Legal como posibles víctimas de violencia sexual. Sin embargo, cerca del 40 por ciento de ellas no fueron atendidas por el sistema de salud.

Un documento reciente de la organización internacional Women’s Link, que recoge datos del Registro Único de Víctimas, señala que en los últimos 20 años un total de 12.092 víctimas han denunciado delitos contra la libertad y la integridad sexual en el conflicto armado. De ellas, 10.850 son mujeres (90 por ciento), 919 son hombres y 64 pertenecen a población Lgbti.

La mayoría de organizaciones expertas en violencia de género coinciden en la necesidad de que el Estado haga cumplir las leyes que protegen a las mujeres. Una de ellas es la Ley 1761 de 2015, que establece castigos hasta de 41 años de cárcel para homicidios contra mujeres por razones de género. Así lo explica Erika Rodríquez, abogada de la organización Casa de la Mujer: “El aumento de la pena no garantiza que los feminicidios disminuyan. Las violencias contra las mujeres abarcan un tema cultural, y mientras eso no se transforme van a seguir ocurriendo. Hay mujeres que acuden a las autoridades y no son protegidas. De hecho hay funcionarios que no entienden la magnitud de las violencias contra las mujeres. Tenemos que cambiar esas miradas”.

Share