Mujeres que hacen historia

Mujeres,féminas, guerreras, políticas, científicas, intelectuales, escritoras, pintoras, campesinas, obreras, amas de casa, trabajadoras independientes, empleadas, rebuscadoras; de todos los colores, indígenas, negras, blancas y la gran mayoría mezclas históricamente mezcladas; todas luchadoras, andariegas,… Desde el origen de la humanidad hay mujeres, la mitad de ella, y junto a la otra mitad, en el desarrollo y formación de la sociedad; hemos hecho historia.

Fue tal la preocupación por el desmoronamiento de toneladas de mentiras, sucias imputaciones, montajes baratos, millones de minutos en dólares, euros, pesos de televisión, radio, prensa, internet de basura ofensiva, desacreditadora, mal intencionada, difamatoria, falsa, que decidieron a través de la Fundación Ideas para la Paz (FIP) contratar a un cínico, malísima copia de JJ Rendón, para que con “rigor científico” atacara y destruyera a la revolucionaria internacionalista Alexandra Nariño. Es una pequeña muestra del aporte a la “verdad” a la que están dispuestos los capitales de Coca-Cola, Indupalma, Isagen, Nestle, la Anglogold Ashanti entre otros.

Lo cierto es que la valiente y brillante Alexandra no es un accidente en la historia de Colombia y de nuestro continente. Esta mujer es heredera directa de los héroes de nuestra guerra de independencia haciendo honor al apellido que se puso, Nariño, -ilustrado como ninguno- quien tradujo y publicó la Declaración de los Derechos del Hombre y toda su vida combatió por ellos.

Alexandra Nariño, la guerrillera de las FARC, es heredera de combatientes bolivarianos como Daniel Florencio O’Leary quien sin duda dejó su huella y su legado en la historia colombiana, legado, que ayuda a comprender que, gracias a valientes y luchadores como él se logro la libertad. 

El combatiente O’Leary luchó en la liberación de Venezuela, la cual quedó sellada con la segunda batalla de Carabobo en 1821; estuvo en las filas de la liberación de Quito en el Ecuador donde luchó al lado del General Antonio José de Sucre, en la legendaria batalla de Pichincha en 1822, durante la cual Sucre lo asciende a Teniente Coronel, reconociendo su valor y audacia. Combatió en la campaña del Perú y estuvo en la batalla de Junín. No son pocos los combates menores en la saga de este héroe. En 1825 Bolívar lo asciende a Coronel y lo ratifica como su Edecán. Por otro lado, es invaluable el trabajo de O’Leary para la historia universal con sus Memorias en 32 tomos, publicadas en Caracas por su hijo Simón Bolívar O’Leary. En ellas se encuentra gran parte del archivo privado del Libertador y las vivencias de O’Leary junto con Bolívar.

El gran hombre a quien América le debe la presencia de O’Leary en nuestra tierra se llamaba O’Connell y era como Daniel, irlandés. O’Connell en su fervor por las luchas independentistas de América le escribe a Bolívar una extraordinaria carta:

“Dublín, marzo, 2 de 1819.

Excelentísimo señor: Un extranjero y desconocido se toma la libertad de haceros una súplica: me anima a ello mi respeto por vuestro alto carácter y mi adhesión a la santa causa de la libertad e independencia nacional que vuestros talentos, valor y virtudes han sostenido tan gloriosamente. Siempre he tenido simpatía por esta noble causa. Ahora que poseo un hijo capaz de llevar una espada en su defensa, os lo envío, ilustrado señor, para que, admirando e imitando vuestro ejemplo, sirva bajo vuestras órdenes y contribuya así con sus fuerzas, débiles pero entusiastas, al buen éxito de las armas de una juventud que ha dado ya renombre a la república de Colombia. Unidos a semejantes sentimientos de amor a la libertad, otros dos poderosos motivos me inducen al presente paso. El primero es: que penetrado en vuestro amor por la causa de la libertad, quiero daros una gran prueba de mi persuasión de ser fundada la admiración de vuestra fama en grandes y remotas regiones. El segundo es: que mi hijo puede ser capaz de propender al afecto y benévolas relaciones entre los libres hijos de Colombia y los valientes pero infelices nativos de Irlanda. Animado de tales sentimientos, mi hijo os presenta sus servicios. Dignaos aceptarlos, guiado por el mismo espíritu con que los ofrece. - O’Connell. ”

En Irlanda hay fiebre por la independencia americana. Se conforma la Legión Irlandesa que desembarca en Isla Margarita con más de mil combatientes, entre ellos Daniel Florencio O’Leary y O’Connell hijo. Este, en el transcurso de la guerra de independencia fue ascendido a General y nombrado ciudadano boliviano por el Mariscal Sucre.

No es pues de extrañar que Bolívar considerara a Daniel Florencio O’Leary su gran amigo, llegándolo a conocer en la guerra, hombro a hombro al borde de la muerte y a sus valores de un gran ser humano. El Libertador se enorgullecía por ser el General O’Leary un luchador igual a él hasta el final, leal a toda prueba, entregado absolutamente a su misión. Bolívar dijo “O’Leary tiene más amor propio y orgullo que vanidad. Hablo de ese amor propio, noble orgullo, altivo, sostenido y lleno de dignidad que generalmente tienen los caballeros ingleses. Tiene en sus modales, más que en el carácter, dulzura, suavidad. Es el áspid escondido entre las flores, y desgraciado del que lo lastime”.

Hoy, la holandesa de las FARC se ha puesto a la altura de este gran hombre Daniel Florencio O’Leary; la vida y la historia le reconocerán el lugar que se ha ganado con valor, inteligencia y mucho sacrificio.

13 de Junio de 2013

 

[ 1] FIP, fundación de empresarios colombianos y multinacionales para la defensa de sus intereses económicos. Encubren sus actividades criminales con frases como “construcción de paz”, “información calificada”, “rigor técnico, profesional y científico”, www. ideas paz. org < http://www. ideaspaz. org/>

[ 2] También Nariño o Efraín Guzmán, fue Comandante y miembro del Secretariado del EMC de las FARC

Share