Mujeres que hacen historia

Mujeres,féminas, guerreras, políticas, científicas, intelectuales, escritoras, pintoras, campesinas, obreras, amas de casa, trabajadoras independientes, empleadas, rebuscadoras; de todos los colores, indígenas, negras, blancas y la gran mayoría mezclas históricamente mezcladas; todas luchadoras, andariegas,… Desde el origen de la humanidad hay mujeres, la mitad de ella, y junto a la otra mitad, en el desarrollo y formación de la sociedad; hemos hecho historia.

Un revolucionario tiene que tener condición humana...

Yeyé nació el 30 de diciembre de 1923 en el Central azucarero “Constancia” (que es hoy el “Abel Santamaría”), ubicado en Encrucijada, Las Villas, provincia del centro de Cuba. Sus padres eran españoles que habían llegado a la Isla de pequeños, se casaron y tuvieron cinco hijos: dos varones y tres hembras, Haydée era la mayor. Allí asistió a una escuelita rural propia de la zona, y luego de terminar estudios primarios ingresó a la Escuela de Enfermeras, pero no terminó su formación.

 

Abel, su hermano, se trasladó a La Habana, luego le siguió Haydée. Se instalaron en un apartamentico en la dirección 25 y O, pero los dos se sienten insatisfechos con la situación del país.

Pronto comienzan a militar en las filas de la Juventud Ortodoxa, pues las denuncias que realizaba Eduardo Chibás, el líder ortodoxo, respondían a sus principales preocupaciones.

Luego del golpe de Estado de Batista en 1952, en su propia casa comienzan a publicar el periódico mimeografiado clandestinamente Son los mismos que luego sería El Acusador. El apartamentico de 25 y O se convirtió en un centro clandestino donde se reunieron muchos jóvenes como Raúl Gómez García, Jesús Montané, Boris Luis Santa Coloma (quien será su novio), entre otros.

Participó en el asalto al Cuartel Moncada junto a Melba Hernández. Lo demás era una nebulosa de sangre y humo, lo demás está ganado por la muerte. Fidel ganaría la última batalla, ganaría la Revolución.

En la vorágine del combate atiende a heridos de ambos bandos, incluso le explica a un doctor que existen leyes de guerra y que humanitario es también curar al enemigo.

Así mismo luego de que es apresada ocurre el triste episodio de la tortura y asesinato de su hermano Abel Santamaría, Fidel nos narra en La historia me absolverá: "este es de tu hermano, si tú no dices lo que no quiso decir, le arrancaremos el otro." Ella, que quería a su valiente hermano por encima de todas las cosas, les contestó llena de dignidad: "Si ustedes le arrancaron un ojo y él no lo dijo, mucho menos lo diré yo."

Durante su estancia en la cárcel de Guanajay relee y comenta las obras de José Martí y ya libre, en 1954, divulga el Mensaje a Cuba que sufre.

Participa en de los preparativos del alzamiento del 30 de noviembre de 1956 y sobre esa época se casa con Armando Hart, otro joven del clandestinaje. Parte también a la Sierra Maestra, allí conocerá a un amigo entrañable: Ernesto Guevara. Luego del triunfo revolucionario reafirma: Fuimos siendo martianos, hoy somos marxistas, porque no hay contradicción en esto, al menos para nosotros.

Al triunfo de la revolución, su mayor actividad está alrededor de la Casa de las Américas de la cual comenta: “a mí me atormentaba que nuestros niños fueran un poco separados de la cultura de Nuestra América que es tan rica, tan preciosa, tan maravillosa (...) para que nuestros jóvenes tuvieran un organismo que por medio de él supieran lo que es la cultura de esta Nuestra América, como la llamó Martí, del Río Bravo a la Patagonia (...)”

Conoce más de Haydée en:

Almeida, Juan. De Haydée. Revista Casa de las Américas, n.150, mayo-junio 1985.

Castro, Fidel. La historia me absolverá. Editorial Ciencias Sociales. La Habana, 1971.

Colectivo de autores. Haydée hace falta tu voz. Ediciones Ojalá. La Habana, 2014.

Maclean, Betsy. Haydée Santamaría. Colección “Vidas Rebeldes”. Ocean Press. Australia, 2003. Mencía, Mario. El Moncada. La respuesta necesaria. Oficina de publicaciones del Consejo de Estado. La Habana, 2013.

Santamaría, Haydée. Relatos. Material mimeografiado. Casa de las Américas.

Santamaría, Haydée. Haydée habla del Moncada. Instituto del Libro. La Habana, 1968.

Santamaría, Haydée. Haydée habla de Viet Nam. Ciencias Políticas. Cuadernos de la Solidaridad. La Habana, 1969.

Sarusky Jaime. Casa es Nuestra América, nuestra cultura, nuestra revolución. Revista Casa de las Américas. Año XXIX, n. 171.

Rojas, Marta. El juicio del Moncada. Ediciones Políticas. La Habana, 1988.

Share