Mujeres que hacen historia

Mujeres,féminas, guerreras, políticas, científicas, intelectuales, escritoras, pintoras, campesinas, obreras, amas de casa, trabajadoras independientes, empleadas, rebuscadoras; de todos los colores, indígenas, negras, blancas y la gran mayoría mezclas históricamente mezcladas; todas luchadoras, andariegas,… Desde el origen de la humanidad hay mujeres, la mitad de ella, y junto a la otra mitad, en el desarrollo y formación de la sociedad; hemos hecho historia.

Al conocer la historia de esta alta funcionaria de inteligencia del pentágono que eligió ayudar a Cuba, siguiendo su consciencia por encima de su deber, me invadió un profundo optimismo y una gran admiración. 10 años antes del escándalo de weekyleaks y John Snowden, ella  había elegido hacer lo correcto y paga por eso una interminable pena de cárcel en total aislamiento.

La información confidencial que facilitó a un oficial de la inteligencia cubana, de forma desinteresada durante 15 años, según lo que ella misma admitió en su juicio, fue fundamental para contrarrestar los permanentes planes de agresión maquinados desde el pentágono contra la isla.

Anna Belén era, en el momento de su captura, la analista superior sobre temas cubanos en la Agencia de Inteligencia de la Defensa de los Estados Unidos (DIA), es hasta hoy, la funcionaria estadounidense de más alto rango acusada de espionaje en la historia de la DIA.

Al igual que nuestro héroe fariano, Simón Trinidad, Ana Belén lleva 15 años1 en condiciones de extremo aislamiento. Un castigo reservado a reclusos de alta peligrosidad.  

Ella está además en una cárcel psiquiátrica, aunque en ningún momento se le haya diagnosticado alguna patología mental. No es nueva la táctica de desacreditar las mentes rebeldes imprimiéndoles el sello de la locura. A juzgar por sus declaraciones al tribunal de Washington DC durante su juicio por traición a la patria, Ana Belén muestra una lucidez y buen juicio muy superior al común de sus compatriotas:

“Honorable, yo me involucré en la actividad que me ha traído ante usted porque obedecí mi conciencia más que obedecer la ley. Yo considero que la política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa, me consideré moralmente obligada de ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político.”

Y claro que tal grado de honestidad y fuerza de convicciones es peligroso para el sistema.
Como se ensañaron en contra de la dignidad del pueblo cubano, por temor a la fuerza del ejemplo de su revolución, se empeñan hoy en esconder el ejemplo de estos seres humanos cuyas voces sinceras logran traspasar los muros de sus calabozos.  

El sentido de la justicia y la solidaridad que sigue demostrando aun en el aislamiento de la cárcel pinta una mujer fuerte, digna de admiración. La acusaron de alta traición a la Patria, pero su escala de referencia moral va mucho más allá del estrecho patriotismo, o del deber militar, ella se guía por la justicia universal y el humanismo de las y los internacionalistas de la talla del Che y Tania.

Después de 15 años de torturas de todo tipo, Ana Belén conserva una impresionante claridad política y sus convicciones intactas. Parecería que el sueño que contribuyó a construir se está cumpliendo. Declaró en el momento de su juicio que su  “mayor deseo sería ver que surja una relación amistosa entre Estados Unidos y Cuba”.

Y también expresó la esperanza que su caso, en alguna manera, estimule a su gobierno “para que abandone su hostilidad en relación con Cuba y trabaje conjuntamente con La Habana, imbuido de un espíritu de tolerancia, respeto mutuo y entendimiento” 2
Pero no es ingenua y advierte desde las entrañas más profundas del monstruo, en una entrevista concedida en el momento del anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con la isla caribeña:

“Estados Unidos abre los brazos para abrazar a la Isla y, conociendo el pensamiento político norteamericano, este es “el abrazo de la muerte”. “Es importante que en la Isla sepan que hay muchos norteamericanos honestos, aunque el sistema crea una forma de pensar que nos hace creer superiores, dueños del mundo.” 3

Esa advertencia la tendremos en cuenta, desde Cuba, desde Colombia, desde todos los pueblos en lucha. Hay mucha gente honesta en el mundo, ojalá todas tuvieron un poco del valor de Ana Belén e hicieran lo que es justo, con desinterés, por amor, con convicción.
 


1 Fue arrestada por agentes del FBI el 20 de septiembre 2001.

2  alegato, el 16 de octubre del 2002.ante un tribunal federal de Washington DC (http://www.ecured.cu/Ana_Bel%C3%A9n_Montes)

3 http://cartasdesdecuba.com/entrevista-a-ana-belen-montes-la-mujer-que-penetro-al-pentagono-1/

 

Share

A propósito de la Columnista

Natalie Mistral

Natalie Mistral

Guerrillera internacionalista de las FARC-EP @SolidariTerre