Mujeres que hacen historia

Mujeres,féminas, guerreras, políticas, científicas, intelectuales, escritoras, pintoras, campesinas, obreras, amas de casa, trabajadoras independientes, empleadas, rebuscadoras; de todos los colores, indígenas, negras, blancas y la gran mayoría mezclas históricamente mezcladas; todas luchadoras, andariegas,… Desde el origen de la humanidad hay mujeres, la mitad de ella, y junto a la otra mitad, en el desarrollo y formación de la sociedad; hemos hecho historia.

Dolores Ibárruri  (“Pasionaria”), mujer de origen humilde y trabajadora, que a muy temprana edad se vincula al nacimiento mismo del movimiento obrero socialista, a las luchas obreras de los mineros, en la cuenca vizcaína a comienzos del siglo veinte en España.

La  heroína española, nace el 9 de abril de 1895 en Gallarta, pueblo minero de la provincia de Vizcaya y desde muy niña participa en las huelgas y mítines de lo mineros de su pueblo. Es por la precaria situación económica de su familia, que no puede continuar sus estudios como maestra, y se ve obligada a trabajar de costurera y más tarde de trabajadora doméstica. Contrae matrimonio de cuya unión nacen 6 hijos, muriendo 4 de ellos a temprana edad.  

Es por el año de  1917, cuando aparece Dolores Ibárruri en la huelga general que tiene lugar en todos los centros obreros del Estado, al calor de los primeros grupos comunistas sobresale la líder, al entrar en contacto con los marxistas de la biblioteca de la Casa del Pueblo, durante la dictadura de Primo Rivera, con la que se agudiza la represión, los despidos y  las detenciones de quienes luchan por las libertades democráticas, por la insurrección de los mineros asturianos de octubre del año 34, por la amnistía y el Frente Popular, por la defensa de Madrid, contra la guerra, por la reconciliación nacional.

Se destaca su activa presencia en Asturias ayudando a las familias afectadas por la dictadura, recoge los hijos de los obreros presos y emigrados y saca a los perseguidos para librarlos de la acción represiva.

Perteneció a la Agrupación Socialista de Somorrostro, la cual se suma a la Internacional Comunista y pasa a llamarse Agrupación Comunista. En 1920 Dolores es elegida miembro del comité Provincial de Vizcaya del PCE y acude como delegada al primer Congreso del Partido Comunista de España. En 1930 es incorporada a la Dirección del Partido donde comienza a trabajar como colaboradora en el órgano del Comité Central.
 
Viaja a Madrid y se inicia como escritora  y redactora, al publicar sus primeros artículos en el periódico Mundo Obrero, firmándolos con el sobrenombre de “Pasionaria”, por haberlos escrito en la Semana Santa o (Semana de Pasión), con este seudónimo sería conocida  mundialmente, como una de las grandes creadoras de las luchas de las mujeres comunistas y de las  reivindicaciones de los obreros y los campesinos, por lo que es nombrada durante el IV Congreso responsable de la Comisión Femenina del Partido.

Debido a su activa militancia en las manifestaciones comunistas, “Pasionaria” es encarcelada varias veces y perseguida por las autoridades.
 
En 1931, pasa a formar parte del buró político e inicia una intensa lucha en el seno del Partido contra la estrechez sectaria y oportunista de su línea política, que lo tenía marginado de las grandes luchas de las masas por la defensa de las libertades políticas.

En 1935, la activista forma parte de la delegación que asistió al VII Congreso de la Internacional Comunista, dos años antes, había asistido al XIII Pleno de la Internacional,  después de ser detenida nuevamente, sale de la cárcel y comienza la campaña electoral, el 16 de febrero es elegida diputada por Asturias y nombrada por los mineros como Representante en las Cortes de la República, de la cual es elegida vicepresidenta en 1937.

La militante comunista, denuncia los preparativos de la amenaza fascistas, alerta a las masas populares y cierra filas para impedir que la reacción arrase con las conquistas democráticas.

 En los primeros momentos de las Guerra Civil “Pasionaria” acude a los frentes, en los que se libran las batallas más importantes, además de participar personalmente en las fortificaciones y defensa de Madrid, habla con los soldados, visita los hogares infantiles, es partidaria de la incorporación de la mujer a la actividad económica, a su lucha política. Activó la lucha por los derechos de las mujeres, para las que defendió su condición de seres libres para elegir su destino.
 
El 6 de marzo de 1939 “Pasionaria” se exilia en Moscú abandonando España, para protegerse de la persecución fascista de Franco.

Desde Moscú se incorpora al trabajo del Secretariado de la Internacional Comunista. Poco después de comenzar la Segunda Guerra Mundial, en 1942 es elegida Secretaria General del PCE.

El 13 de mayo de 1977 regresa a España tras 38 años de exilio. “La Pasionaria” nunca abandona su actividad publica; en sus últimos años participa en varios Congresos del Partido Comunista, así mismo en acciones y manifestaciones de solidaridad con muchos pueblos del mundo, en las primeras elecciones democráticas, es elegida nuevamente diputada por Asturias, igualmente recibe la medalla que le corresponde como Diputada Redactora de la Constitución de España, muere en 1989, a la edad de noventa y cuatro años en su ciudad natal.
 

Video tomado de https://goo.gl/g30d5p

Share