Mujeres que hacen historia

Mujeres,féminas, guerreras, políticas, científicas, intelectuales, escritoras, pintoras, campesinas, obreras, amas de casa, trabajadoras independientes, empleadas, rebuscadoras; de todos los colores, indígenas, negras, blancas y la gran mayoría mezclas históricamente mezcladas; todas luchadoras, andariegas,… Desde el origen de la humanidad hay mujeres, la mitad de ella, y junto a la otra mitad, en el desarrollo y formación de la sociedad; hemos hecho historia.

Yira Castro (Sincelejo 1942 - Bogotá, 9 de julio de 1981)

Comprendía perfectamente esta mujer genial, que para conseguir la liberación de la mujer había que apoyarse en las teorías de Lenin acerca de la liberación femenina y ponerlas en práctica. Y lo que Lenin propuso hace tiempo fue nada menos que “Con la liberación de la clase obrera y la eliminación de la explotación, se podrá obtener la liberación de la mujer, la igualdad y la plenitud de los derechos que únicamente se conquistarán en la lucha por los objetivos revolucionarios comunes”.

Yira nació en Sincelejo en 1942, pertenecía a una familia ligada al Partido Comunista en Sucre. Su padre, odontólogo, pertenecía al Comité Central del PCC, razón por la cual la familia se trasladó a residir a Bogotá. Allá, con sólo 16 años, Yira ingresó a las filas de la Juventud Comunista, JUCO, en momentos que dicha organización se encontraba en un periodo de reconstrucción. Se destacó en la agitación en el estudiantado de secundaria y junto a su hermana, Vera Castro, coadyuvó a que una gran cantidad de jóvenes mujeres abrazaran las banderas del comunismo colombiano.
 
Como militante de tiempo completo, Yira integró el Comité Regional de la JUCO en Bogotá, y fue representante de Colombia en la Unión Internacional de Estudiantes en Praga, Checoslovaquia, donde lanzó un periódico mural para visibilizar la problemática del pueblo colombiano.

En 1960 se casó con el secretario general de la JUCO, Manuel Cepeda Vargas, dando inicio a una relación caracterizada por la camaradería y el compañerismo. Con él, participó de giras oficiales del PCC en Europa del Este y Cuba.

Para 1970, Yira fue promovida al Partido Comunista, ingresando a su Comité Central en el XI Congreso en 1971. Se destacó como dirigente y activista en las luchas de los viviendistas de Bogotá. Fue columnista usual del periódico comunista Voz Proletaria, especializando en los temas de ciudad y en la problemática de la capital.

Fue fundadora del Círculo de Periodistas de Bogotá, promoviendo la organización de los trabajadores de los medios de comunicación.

Adicionalmente, se destacó como integrante de la Unión de Mujeres Demócratas, la organización femenina que impulsaba el PCC y otros sectores progresistas y de izquierda. En la UMD fue partícipe de los agudos debates en torno a la liberación femenina y el feminismo, que eran transversales a toda la izquierda colombiana en aquel momento.

Para 1980 fue incluida en la lista de la Unión Nacional de Oposición, UNO, al Concejo de Bogotá, resultando electa. Encabezaba la bancada de concejales comunistas que lideraban la discusión sobre el ordenamiento y la inclusión de la capital colombiana. Ese mismo año, el XIII Congreso del PCC la eligió suplente del Comité Ejecutivo Central.

Una grave enfermedad la marginó de toda actividad pública y la obligó a someterse a intervenciones quirúrgicas en el exterior. El 9 de julio de 1981 falleció en Bogotá.

A su muerte le sucedió una campaña del PCC y la UMD por honrar su nombre. En su memoria, llevan su nombre, barrios de Bogotá y de Cali, y un colegio de Bucaramanga.

Bibliografía:

Manuel Cepeda Vargas (1981). Yira Castro: mi bandera es la alegría. Bogotá: Colombia Nueva.


http://renata-convozdemujer.blogspot.com/2010/07/yira-castro-1942-1981-detras-de-un-gran.html

Share