Algunas lecturas recomendadas

Durante la década de los 70 el medio oriente fue sede de varias revoluciones que lo llevaron a ser lo que es hoy: una región dominada por el islamismo. Ante este cambio social y cultural que ocurrió en la ciudad de Terán, en Irán, Marjane Satrapi relata una historia de transición, en donde la protagonista y el cambio socio-cultural ocurren a la par, lo cual deja marcada a la protagonista por el resto de su vida.

 

Marjane es una niña que poco sabe de política, de gobiernos, pero cuando su tio es liberado de prisión, éste le relata historias de lucha social, en donde resalta los valores de un comunismo que, de acuerdo con él, es lo que necesita su nación tras el derrocamiento del Sha. Para su mala fortuna, más del 90 por ciento de las personas votan por un gobierno islamista, el cual limita las libertades que tenían con su anterior administración.

Marjane se ve forzada a crecer bajo un yugo totalitario, en donde no está permitido tener contacto alguno con el mundo occidental, ya sea a través de su música, cine, ideologías, entre otros. Entonces, gracias a la educación contestataria que aprendió de su propia familia, se ve obligada a dejar su país para continuar sus estudios en Europa. Es ahí en donde toma, hasta el hartazgo, todas las libertades que en su país se encuentran permitidas. El conflicto se agranda cuando ella se siente una extranjera en su propio país y en cualquier suelo que pisa.

La crítica hacia ambas corrientes sociales (capitalismo e islamismo) se siente dura, directa y sin tapujos. Asimismo, la desición de contar esta historia con dibujos animados fue absolutamente correcta. Si a esto le sumamos que el trabajo dramático no se pierde, al contrario, se ve reforzado por todos estos elementos, tenemos una cinta que vale su peso en oro. Tardó un poco en llegar a las salas de nuestro país, pero valió la pena la espera. Vale cada premio y reconocimiento que le ha otorgado la crítica especializada en el ámbito internacional.

Share