Cuentos y Crónicas

  • ¿Cuánto le debo? No, no me debe nada…

    Llegué con mi hija de dos años a La Habana una tarde de verano. Mi amiga Aimé me esperaba con júbilo porque deseaba conocer en vivo a la pequeña Matilde, pues en las fotos que le enviaba desde su nacimiento siempre estaban estampados esos enormes ojos y su eterna sonrisa que a mi amiga le encantaban.

    Después de los abrazos y palabras a la pequeña -¡cómo estás de linda!, ¡cómo has crecido!-... Aimé me dijo: -¡vamos amiga que la doctora nos...

  • ¿Están hablando de Colombia?

    En Colombia el tema de la paz sirve para todo. Dicen algunos periodistas, que los guerrilleros no quieren la paz, que no quieren pagar por sus crímenes, que si no son 60 años al menos que paguen 2 o 3, no importa cuántos, lo importante es que paguen… Hablan los políticos,  que es mucho el daño que le han hecho al país, que no se puede hacer un acuerdo de paz con impunidad, que esos asesinos… Piensa una, ¿de qué país estarán hablando, sí es de Colombia?,  ¿de esta, en la que matan a diestra y siniestra?

  • ¿Por qué pedir que nos lleven?

    -¡Te dije que enterraras bien los huesos! ¡No lo hiciste!, ¿cierto?
    -Camarada, los metí debajo de una piedra… bien pesada… no pueden haberse salido de ahí, camarada…
    -¡Fue lo primero que te dije, que los enterraras, no que los metieras debajo de las piedras!… ¡Claro que ellos no se salen pero huelennnnnnnnn!

  • #LaPazEsConLasMujeres

    El pasado 8 de marzo para las mujeres de la Delegación de Paz de las FARC-EP fue un día de mucha actividad. Conmemoramos el Día de la Mujer Trabajadora interactuando en las redes sociales con luchadoras colombianas que también dedicaron su día a la lucha por la paz y la unidad de las mujeres.

  • A dos años, el desafío continúa

    En Colombia fue Alfonso López Michelsen el autor de la teoría de golpear duro a la guerrilla, debilitarla al máximo y luego traerla a la mesa de conversaciones para obligarla a aceptar la rendición.

    Álvaro Uribe implementó la fórmula sobre la derrota militar definitiva de las FARC-EP y en eso empleo los cuatro años de su primer gobierno. No lo logró. Después pidió otros cuatro años y se hizo reelegir tramposamente.

  • Amores guerrilleros

    Combinación de todas las formas de amar

     “Se me ha perdido varias veces y quienes me quieren lo han encontrado y devuelto, ahora es tuyo, si tu lo conservas nos volveremos a ver” Es el mensaje que se alcanzaba a leer en un papelito viejo de unos 5 por 10 centímetros, desleído y roto en partes, doblado en cuatro. Contenía en su interior un diminuto corazón rojo de pasta.

  • Aquí nadie se entrega, dijo Jazmín guerrillera de las FARC-EP

    A Jazmín le decían La Danta1 porque era una mujer muy grande. No le molestaba su apodo. Siempre estaba contenta, participaba con gran entusiasmo en los entrenamientos y las tareas del campamento. Cuando ingresó recibió el curso político militar que duró 20 días. Al terminar, tenía los codos llenos de cortadas.

  • Así conmemoramos el cuarto aniversario del Camarada Alfonso Cano

    Al ordenar mis ideas sobre este día de conmemoración me invade una mezcla de congoja y emoción. Era sábado 7 de noviembre cuando buena parte de la unidad a la que pertenezco nos congregamos a recordar un año más de la partida física del Camarada Alfonso. Desde el día anterior, muy temprano, empezaron a llegar los camaradas de las distintas comisiones.

  • Aurorita, la bruja de Las Hermosas

    Los campesinos cuentan historias de brujas, es parte de su cultura, a tal punto que a diferencia de la época del oscurantismo, los hace sentir orgullosos de tener sus propias brujas. Este es el caso de Aurorita, oriunda de la comunidad del Cañón de Las Hermosas, sur del Tolima.

    Aurorita es una bruja de brujerías tan particulares como su figura: delgada y alta como una vara, su nariz larga y aguileña, ojos y boca pequeña, de tez morena y cabello  corto; bastante anciana, dicharachera y conversadora de cuanto ocurre en su comunidad, en la región y en el país.

  • Eliana La Moña, tumbadora de montaña, guerrillera fariana

    —Hola, hola, la escucho, buenas noches, ¿cómo se encuentran? Cambio, —dijo el radista.

    —Adelante, lo escucho –contestó la Gorda que, con un cuaderno en las piernas, descifraba un mensaje urgente que había llegado del Secretariado.

    —Con buenas y malas noticias —dijo el radista al otro lado del aparato —, ¿recuerda a la muchacha por la que me preguntó ayer? Cambio.

    —Sí, claro. Hace tres días que no se reporta, ¿qué pasó con ella? Cambio—contestó la Gorda.

    — ¿Cuál noticia le doy primero? ¿La buena o la mala? Cambio.

  • Ese día volví a nacer

     -¡Vámonos Sonia que nos van a matar!, ¡vámonos, ya no hay  nada que hacer! gritaba Mario con angustia mientras disparaba ráfagas de su Galil calibre 2.23, contra el nutrido fuego de los soldados apostados en la montaña.

    -¡Que no, hasta que no lo saquemos, no nos vamos! –respondió Sonia, la comandante del grupo. -De aquí nos vamos con Julio, sea como sea- reafirmó la guerrillera con entereza.

  • La crónica de Lizeth, escrita por ella misma

    A un año de la muerte física de los once heroicos guerrilleros que cayeron bajo las criminales bombas del imperialismo yanqui y esta cruel oligarquía que no tiene piedad para asesinar a los pobres de mi patria.

    En memoria a Yuribí, el nombre de guerra de mi hermanita, quien desgraciadamente también cayó en el cobarde bombardeo del 11 de octubre de 2011, junto a 10 compañeros más.

  • La mujer, ¿un error de Dios?

    Y Dios hizo al hombre a su “imagen y semejanza”, dice la mitología cristiana en la Biblia. O sea, hombre y perfecto. Adán, lo llamó.

    Como lo vio tan solito en la inmensa extensión del Paraíso, le sacó una costilla y se la convirtió en un ser con algunas diferencias corporales. Le dijo que era una mujer, y que Eva se llamaba.

  • La vida que me merezco

    Un fuerte golpe en la cabeza me sobresaltó, aún somnolienta brinco de la cama, fue entonces cuando me percato que no me han pegado, solo era el ruido de ollas en el lavamanos al otro lado de la pared, en el baño de la pareja vecina que queda justo en mi cabecera. Total el sonido me despertó, ya eran las 5:30 de la mañana, se vino de golpe el agite del día: el taller que inicia a las 8:00, antes debo revisar prensa, enterarme de las noticias, poner twitter en Farianas y en el perfil personal, preparar los informes para el camarada Pablo, cancelar unas citas, en fin, el chorro de tareas del día

  • Las comandantes

    1979
 Granada

    A la espalda, un abismo. Por delante y a los costados, el pueblo armado acometiendo. El cuartel La Pólvora, en la ciudad de Granada, último...

  • Mi experiencia en el plan piloto de desminado I

    Cuando recibí la noticia  de que haría parte del proyecto piloto en El Orejón, en el cual iban a participar  entidades de Estado, miembros del Ejército y la Agencia Popular Noruega, me sentí algo confundida. En mi cabeza se revolvían una cantidad de cosas que no podía comprender. La verdad que no sentí muchos ánimos. Imaginaba cosas que podían pasar en cualquier momento en ese lugar.  En mí latía la natural desconfianza al saber que iba a estar junto con los militares y otros personajes que jamás había visto.

  • Monólogo de Don Juan:

    Monólogo de Don Juan

    Yo no entiendo mucho a las mujeres en general, pero desde hace un tiempo no reconozco a Lupe, la que alguna vez fue la dama más bella y dulce de toda la costa Caribe.

  • Nació una molestosa

    Me la encontré en un oscuro salón de universidad. Yo en mis ansias de hacer, ella en sus ansias de continuar. La felicidad que me inspiro encontrarla no tiene dimensiones. La vi como siempre morada y mirando fijo a los ojos.

  • Nos pillaron (I)

    — ¡Estoy embarazada! ¿Qué voy a hacer? —dijo Heidi, muy asustada, a Ofelia, su amiga e integrante del Estado Mayor del Frente.

    El susto no era infundado. El comandante del Frente, Marino, dos días antes, había hablado en la asamblea del Frente en tono muy enérgico sobre el tema.

    — ¡No vamos a permitir más embarazos en este frente! Además, es una determinación del Estado Mayor Central. ¡Las parejas que no se cuiden

  • Nos pillaron (II)

    Pero los interrogadores son personas, también se equivocan. Con Ofelia cometieron dos errores que resolvieron el problema. El primero, el interrogador de Heidi le dijo que “Maruja ya estaba contando cosas del 8 frente” así que era mejor que ella también colaborara. Así Ofelia se enteró de la historia de su amiga.

    Cambió de nombre y de frente. Astuta la muchacha, no se contrariaría en las historias. El segundo error fue que el teniente escribió “Hofelia” y ella