farianas,

  • El liderazgo que deberíamos intentar imitar

    Los hombres grandes son sencillos, seguros de sí mismos y respetuosos con los demás. Saben conducir. Hay que ser como Manuel o por lo menos intentar serlo en un mundo tan confuso y tan vacío de contenido, donde predominan los liderazgos de papel.

    LEER MAS AQUÍ---> http://www.semanariovoz.com/2016/10/18/el-liderazgo-que-deberiamos-intentar-imitar/

  • El otro rostro de la guerra: las mujeres de las FARC

    Guerrilleras FARCFoto: Oleg Yasinsky

    Colombia es un país conservador y machista, pero entre los intentos de emancipación de la mujer en ese país, uno de los mejores es el de las guerrilleras de las FARC, asegura Oleg Yasinsky, periodista ucraniano radicado en Chile, quien visitó uno de los campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, en exclusiva a Sputnik.

    Allí, Yasinsky, el cual se encontraba en el país latinoamericano junto a dos reporteros rusos que en este momento preparan un documental sobre esta organización colombiana, tuvo la oportunidad de conversar con las guerrilleras y retratarlas con su cámara. Según el periodista, aproximadamente el 40% de los guerrilleros de las FARC son mujeres, razón por la cual sus estatutos subrayan la necesidad de la igualdad de género.

    Sería ingenuo afirmar que el machismo en las filas [de las FARC] ha desaparecido del todo, pero entre ellos es muchísimo menor que en las zonas rurales de los lugares más remotos de Colombia", explica el periodista.

    Las relaciones entre los hombres y las mujeres de las FARC son muy francas y cada persona tiene el derecho de elegir a su pareja, de vivir con ella o bien de separarse.

    "Al mismo tiempo, la moral revolucionaria profesada por los guerrilleros, cultiva el lado romántico de las relaciones, sin acoger el desenfreno sexual o el hedonismo", observa Yasinsky.

    Según el periodista, las FARC, entre otras cosas, se convierten en una alternativa para las niñas, jóvenes y mujeres de Colombia que ven la guerrilla como un escudo de protección contra la explotación sexual y la prostitución, negocios controlados tanto por el narcotráfico, como por los altos mandos del Ejército colombiano, de acuerdo con varias organizaciones defensoras de los derechos humanos.

    La participación masiva de mujeres en el movimiento guerrillero es a la vez una respuesta y una alternativa a esa realidad".

    Entre las mujeres que conoció Yasinsky en su viaje, se encontraban algunas menores de edad a las que no podía entrevistar, pues según los acuerdos de La Habana, los menores de edad se encuentran en proceso de abandonar las filas de las FARC, y deben ser entregados a la Cruz Roja y a la ONU.

    No obstante, a diferencia de lo que dicen los medios de comunicación, explica Oleg, "los adolescentes se unen a los guerrilleros de manera totalmente voluntaria. Su motivación, por supuesto, no es ideológica; a ellos les interesa la posibilidad de recibir educación (...) y comida tres veces al día".

    "Cuando el comandante en nuestra presencia reunió a los menores de edad y les informó que era necesario separarse, en el marco de lo acordado en La Habana, ellos recibieron la noticia con tristeza, algo molestos; se les tuvo que explicar que nadie los estaba expulsando de la organización, que el contacto y la amistad seguirán y que pronto todos los guerrilleros se convertirán en civiles, pero que la organización revolucionaria debe ser honesta y debe cumplir con los compromisos adquiridos".

    Esa fue la otra realidad que encontró el periodista en su viaje. Dos días después de que Oleg Yasinsky abandonara el campamento de las FARC, el 24 de agosto fue anunciado, en la capital cubana, el fin de cuatro años de negociaciones y el esperado acuerdo de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Gobierno. Es posible que la próxima vez que estas mujeres vean la lente de una cámara, sea en las calles de una Colombia en paz.

    https://mundo.sputniknews.com/reportajes/20160905/1063264045/galeria-guerrilleras-farc.html

  • ENFOQUE DE GÉNERO NO SE NEGOCIA

    “El presidente no puede negociar algo que existe por derecho fundamental en la constitución, Santos debe mantenerse porque el enfoque de género esta integrado a todo el bloque de constitucional colombiana y por lo tanto esta integrado al acuerdo pactado con la guerrilla de las FARC-EP" afirmó Bernal.

    Por otro lado, Víctoria Sandino, miembro de la delegación de paz de la Habana, expresó que no están dispuestos a retroceder frente al enfoque de género que pretende velar por los derechos de las mujeres y la comunidad LGTB, que son más de la mitad de la población del país. Argumento que se podría generar una pedagogía más amplia de lo que es el enfoque de género pero no excluirlo. Lea también "Incorporación del Enfoque de Género: un hecho histórico que ningún proceso de paz ha logrado"

    LEER MAS AQUI--->>  http://www.contagioradio.com/enfoque-de-genero-no-se-negocia-articulo-30666/

  • Enfoque son Derechos

    Enfoque de Género, protección social y equidad para todas.

  • Entrevista de Farianas a Maryeli Ospina Guerrillera de las FARC-EP

    Mujer Fariana entrevistó a Maryeli Ospina, guerrillera de las FARC-EP quien a su paso por la Delegación de Paz, nos cuenta de las motivaciones que la llevaron a la lucha y los retos que ha afrontado como mujer, joven, revolucionaria, madre y lideresa.

  • Es perspectiva, no ideología de género

    Genero14NMi respuesta para aquellos que dicen que el Acuerdo de la Habana incorporó la "ideología de género".

  • Esta es mi historia

    4X3A8458Mi nombre es Daniela Sánchez, soy del Boque Magdalena Medio del 33 Frente e ingresé a las filas de las FARC –EP a finales del año 1998.

  • Esther Díaz Llanillo, una mujer para no olvidar

     La narradora, bibliotecóloga y ensayista cubana Esther Díaz Llanillo, nació en La Habana el 2 de diciembre de 1934.

  • Farianas Amantes de la Paz

    El 7 de septiembre del año 2014, fue instalada la SubComisión de Género de la Mesa de Conversaciones de La Habana, hoy Mujer Fariana festeja la existencia y resultado de este importante aporte para La Paz de Colombia, que ha dado vida, voz y esperanza a los sentires y anhelos de las mujeres y sus organizaciones, compartimos nuestro entusiasmo por la Nueva Colombia que hoy se vislumbra y nuestro compromiso con La Paz y La Reconciliación.

  • Farianas del Frente 36

    Hoy queremos compartirles este video que nos hacen llegar las guerrilleras del Frente 36 del Bloque Efraín Guzmán, a quienes queremos expresarles nuestra gratitud por hacer suyos estos acuerdos que la Subcomisión de Género de las FARC-EP han luchado en representación de todas y cada una de la combatientes farianas. Gracias camaradas, adelante, ¡Venceremos!
  • Feminismos negros. Una antología

    En nuestra biblioteca se hacía necesario publicar una antología de pensamiento feminista negro. Por separado, hemos compartido diversos trabajos que representan las luchas de las mujeres que no solo ven sobre sus hombros la opresión patriarcal, sino también la racial; pero esta antología nos permite ampliar el debate, contar con más enfoques y enriquecer nuestro feminismo.

  • Hedy Lamarr, entre el ingenio y la belleza

    “Cualquier chica puede ser glamourosa.

    Lo único que tienes que hacer es quedarte quieta y

    parecer estúpida”.

    Hedy Lamarr

  • Identidad Propia

    Durante toda mi vida, solía rodearme de amigos con quienes sentía que tenía más cosas en común. Siempre me llevé mejor con los hombres, que con las mujeres.

  • La fuerza de las mujeres en Cuba

    65854 fotografia gDe las potencialidades que tiene la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) para acentuar la defensa de los derechos alcanzados por ese sector en la Revolución, habla el hecho de que el 90,4 por ciento de todas las féminas del país mayores de 14 años pertenecen a esa organización.

    Datos del Secretariado Nacional de la FMC indican que a esa organización pertenecen 4 300 000 mujeres, de las que el 40,8 por ciento tiene entre 14 y 39 años, lo cual evidencia también su potencial joven.

    «Son muchas las razones que tenemos para festejar el Día Internacional de la Mujer. Si bien el acto central se realizará el propio 8 de marzo en Granma, provincia ganadora de la emulación, la jornada permitirá llegar hasta cada comunidad, centro de estudios o de trabajo del país», destacó Osmayda Hernández Beleño, miembro del Secretario Nacional de la FMC.

    LEER MAS ☞ http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2017-03-03/la-extrana-fuerza-de-las-mujeres-en-cuba/ 

  • La fuerza de las mujeres y la fuerza del feminismo

    Miles personas abarrotan Washington historica EDIIMA20170121 0285 20Más de medio millón de mujeres se manifestaron en Washington contra la misoginia, el racismo y la intolerancia que exhibe Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos, como elemento central de su programa ideológico. No se recuerda otra manifestación de tal magnitud como la celebrada en la capital de Estados Unidos. Sin embargo, para comprender el significado político de esta movilización es preciso contextualizarla históricamente, mirando al pasado, pero también con la vista puesta en el futuro.

    La Marcha de las Mujeres de Washington –replicada en otras ciudades con el resultado de un millón y medio de mujeres en las calles de muchos lugares del mundo- tiene precedentes y referentes ideológicos que no conviene olvidar. Se inscribe en la larga lucha de las mujeres por la conquista de la igualdad. Es un eslabón más en la genealogía de las luchas feministas por alcanzar derechos civiles y políticos vinculados a la libertad y a la igualdad.

    En 1915 más de 20.000 mujeres desfilaron en Nueva York reclamando el derecho al sufragio; en los años setenta del siglo XX se celebraron decenas de manifestaciones en distintas ciudades del mundo reclamando derechos civiles y políticos; en 1997, en Filadelfia, miles y miles de mujeres afroamericanas se manifestaron exigiendo el fin de la discriminación racial; el 7 de noviembre de 2015 cientos de miles de mujeres reclamaron el fin de la violencia machista en las calles de Madrid. Y estos son solo ejemplos de un movimiento mucho más amplio. La lucha por el sufragio convirtió por primera vez al feminismo a comienzos del siglo XX en un movimiento de masas. En los años setenta, con el feminismo radical, por segunda vez en la historia, el feminismo vuelve a convertirse en un movimiento de masas. Y en el siglo XXI, el feminismo no solo se ha globalizado y extendido por todo el planeta sino que de nuevo ha reaparecido como un movimiento de masas. La Marcha de las Mujeres de Washington no ha surgido de la nada, tiene raíces que han ido creciendo a lo largo de siglos de lucha política y de muchos más de desigualdad.

    LEER MAS☟

    http://www.eldiario.es/tribunaabierta/fuerza-mujeres-feminismo_6_604799532.html

  • La implementación, sueño a cumplir o nueva frustración?

    Como ya es costumbre al finalizar un año, todos y todas organizamos de manera mental los propósitos a tener en cuenta para el año siguiente. Muchos de ellos se van en deseos, otros aunque nos cuesten un poco, los cumplimos a medias y otra parte más reducida es en últimas la guía de nuestro trabajo. Por ello siempre se habla de los sueños, deseos y esperanzas que fijaremos como norte en cada nuevo año.

  • La inclusión de genero es en la practica.

    La semana pasada ha sido una de las más importantes para Colombia en más de medio siglo. Se ha cerrado el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto, convirtiéndose en la posibilidad cierta de que las y los oprimidos luchemos por las transformaciones profundas que requiere el país. Vamos hacia la democracia plena y la justicia social por la vía no violenta y con los argumentos como herramienta principal.

  • La mujer en la Reforma Rural Integral

    En el primer día del Simposio Reforma Rural Integral: retos para la construcción de paz, que se desarrolla los días 13 y 14 de febrero, en el auditorio de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional, en Bogotá, se habló, entre otros temas, sobre las mujeres.

    El panel “El papel de la mujer en la Reforma Rural Integral” contó con la presencia de Carmenza Gómez, Presidenta de ANZORC , Patricia Jaramillo profesora de la Universidad Nacional, Olga Lucía Marín, guerrillera de las FARC-EP y Raquel Méndez como representante de la Universidad Industrial de Santander, quien fungió como moderadora.

    Las tres panelistas esbozaron las complejidades de la situación de la mujer colombiana en el espacio rural y los retos para enfrentarla y transformarla.

    Patricia Jaramillo definió como tres principales formas de discriminación que afectan a las mujeres colombianas en el campo:

    1. Su condición de rurales.

    2. La imposibilidad de adquirir títulos de propiedad de la tierra.

    3. El estar inmersas en el escenario del conflicto armado.

    Complementó con varias cifras el análisis sobre las condiciones de vida que tiene la población del campo, en especial el sector femenino, además de las limitantes que deben enfrentar en el ejercicio de participación política.

    Explicó cómo las mujeres en el campo se ven afectadas por las relaciones de clase, pero también de género, haciendo que desarrollen jornadas laborales largas, con poca o nula remuneración.

    Reivindicó el papel de la Subcomisión de Género de la Mesa de Conversaciones de La Habana, que le imprimió –por primera vez en un proceso de paz- el enfoque de género a todos los acuerdos firmados entre las FARC-EP y el gobierno. Al mismo tiempo condenó la postura de la campaña del NO que tergiversó la información y ridiculizó las luchas de las mujeres colombianas para atacar al proceso de paz.

    Carmenza Gómez también abordó la situación de la mujer rural en Colombia, profundizando en las estrategias desarrolladas por ANZORC para organizar a las comunidades y a sus mujeres en función de la sustitución de cultivos, la defensa de los territorios, el empoderamiento femenino, entre otros temas.

    Hizo hincapié en los efectos de la guerra, de la amenaza de los bombardeos y los ametrallamientos, pero habló también del desplazamiento forzado -donde el porcentaje más alto es de mujeres-, y que no solo tiene como causa el conflicto armado, sino la situación económica, política y social precaria en la que subsiste el campo colombiano.

    Denunció además el asedio del paramilitarismo a los territorios que la guerrilla ha abandonado para dirigirse a las zonas de preagrupamiento, en donde se ven fuertemente amenazados líderes y, sobre todo, lideresas locales.

    Olga Lucía Marín, quien también hace parte de la comisión fariana del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, habló de la situación de las mujeres guerrilleras en el actual escenario de concentración de la guerrillerada en las Zonas Veredales.

    Con ejemplos concretos mostró que los incumplimientos de los acuerdos por parte del gobierno son consecuencia del abandono estatal al sector rural y el atraso tan profundo en el que está sumido y que no afecta solo a la masa guerrillera sino al campesinado colombiano en general.

    “No es solo cuestión de carreteras...”, expresó nuestra camarada que también habló de las aspiraciones de las FARC-EP con el proceso de paz y la importancia de cumplirle al país con lo pactado.

    Llamó la atención a la manera en la que los medios de comunicación están asumiendo el tema de las mujeres guerrilleras, solo haciendo referencia a las condiciones de las guerrilleras embarazadas y lactantes, y que califican el “baby boom” de la paz como el florecimiento del amor guerrillero. “En las FARC-EP siempre ha habido amor, solo que por la guerra no debíamos tener bebés. En algunas ocasiones se tuvieron y la organización lo asumió de la mejor manera posible.”

    A partir de las preguntas realizadas por un auditorio totalmente lleno, las panelistas hablaron de la urgencia de sumar esfuerzos de las mujeres del campo y de la ciudad en torno al proceso de paz para garantizar la implementación efectiva de los acuerdos, y de la necesidad de que la lucha de las mujeres se organice y se extienda hasta conseguir mejores escenarios de equidad de género dentro de la paz con justicia social a la que aspira Colombia.

  • La Paz es nuestro mandato

    14536524 376385829416957 981722196 oLas Sabanas del Yari, en las llanuras Colombianas, han sido testigas de muchos capítulos de la guerra: el desplazamiento que llevó a esas tierras la colonización, la guerra de la desprotección y abandono estatal frente a las necesidades básicas y, por supuesto, la de los enormes operativos militares y paramilitares que oscurecieron muchos atardeceres.

    El mundo no conocía de la existencia de estos extraordinarios paisajes, habitados por comunidades que a pulso han edificado una organizada región, hasta que, en el marco del proceso de Paz adelantado en La Habana, se iniciaron actividades en distintas regiones del país, lo que mostró el rostro de esa verdadera Colombia, protagonista del conflicto y germen de La Paz.

    Este escenario fue escogido para realizar el evento máximo de dirección, planeamiento y toma de decisiones estratégicas de Las FARC-EP, la conferencia nacional guerrillera que en esta ocasión tenía su mandato más trascendental en 52 años de existencia.

    Los resultados políticos de las deliberaciones de las delegadas y delegados, que desde todas las unidades guerrilleras fueron convocados, dieron un contundente respaldo al trabajo realizado por la Delegación de Paz y, de manera unánime, refrendaron el Acuerdo Final con los 6 puntos componentes de la agenda de conversaciones.

    Fue un fortalecedor encuentro de militantes, mujeres y hombres comprometidos con la solución política como una de las principales banderas que históricamente enarbolamos, y dispuestos a hacer de este paso un salto en nuestro proyecto como partido.

    Pero también fue un encuentro fraternal, de experiencias, anhelos y sonrisas. Ver las profundidades sabaneras con sus soles naranjas y sus lunas perfectas nos llevo a ver también hacia el futuro, un futuro de enormes retos colectivos, pero también un futuro en el que las aspiraciones individuales toman un carácter importante.

    De manera colectiva, la tarea inmediata será la implementación de los acuerdos que tendrá nuestra completa disposición, pero que dependerá sobretodo de las mayorías hasta ahora excluidas de los destinos del país. En este sentido, fue reiterado el enfoque de género transversalizado en los acuerdos, como uno de los mayores logros alcanzados por las mujeres colombianas en muchos años, como la oportunidad de avanzar en sus reivindicaciones y, para las mujeres farianas, como nuestra oportunidad de aportar en ese avance a partir de las construcciones y visiones propias que como sujetas políticas hemos adquirido.

    Dijo una amiga extranjera al llegar a la zona de la conferencia que nunca en su vida había visto tanto cielo. De seguro, muchas de las cosas vividas allí eran no solo desconocidas sino impensables para quienes tenían una sola versión de la historia.

    Debajo de ese cielo infinito, ha iniciado una nueva etapa, un nuevo reto sellado con un aplauso de aprobación y que para las mujeres participantes que representamos el 34% de dichos aplausos, significa un pacto con las campesinas, desplazadas, obreras, indigenas, negras, defensoras de DH, estudiantes y diversidad sexual, que serán las hacedoras de Paz.

    Hemos refrendado los acuerdos de La Habana, y hoy reiteramos nuestro mandato y compromiso.

  • La paz la encontramos en la montaña y sus colores

    Inti Maleywa es una joven guerrillera, que ha entremezclado sus convicciones, sus luchas, con el color y la expresividad de la naturaleza que acoge sus pasos de revolucionaria en las selvas colombianas.