guerreras,

  • Casa de muñecas

    Esta es una obra de teatro puesta en escena por primera vez en 1879 y escrita por un hombre, noruego.

    Henrik Ibsen entregó a la literatura lo mejor del teatro noruego y entre sus obras más destacadas está “Casa de muñecas” que bien le ha otorgado muchas veces la categoría de “hombre amigo de las mujeres”.

  • Críticas al tratamiento que los medios hacen de la violencia machista: “El lenguaje no es inocente”

    “Consideramos necesario hacer un llamamiento al personal de los medios de comunicación para que conozca o se formen sobre las leyes de violencia de género, que señalan que la razón de la violencia machista es una manifestación de las relaciones desiguales de poder entre mujeres y hombres que ha llevado a la dominación y discriminación de las mujeres por parte de los hombres; que no fraccionen las noticias (hoy una mujer asesinada, mañana otra...) sino que enriquezcan el discurso haciendo un análisis de la raíz del problema; que la perspectiva de género se implante

  • Cumpliremos con nuestro deber: todo por la Paz.

    Luego de realizado el plebiscito el día 2 de octubre, y de recibir la noticia que el NO resulto ganador en este evento democrático, las y los guerrilleros farianos desplegados en las diferentes regiones para conformar el mecanismo de monitoreo y verificación, quedamos a la expectativa de lo que se vendría.

  • El Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo

    Logo"Se acabó la guerra. Convivamos como hermanos y hermanas.Que nunca más las armas de la República apunten sus cañones contra la gente de su pueblo. Que nunca más se requiera un alzamiento.¡QUÉ VIVA LA JUSTICIA SOCIAL!¡QUÉ VIVA COLOMBIA!¡QUÉ VIVA LA PAZ!"

    escudo

  • El combate continúa... Rabia y Libertad

    Una compañera me recomendó escuchar una canción titulada La Rabia, me conmovió escuchar este tema tan comprometido con la realidad de los barrios Argentinos. Me sorprendió ver a esta cantante de rap, y aun más porque esta mujer canta en francés un rap que habla de Argentina, entonces me puse a buscar sobre ella y quiero compartirlo con ustedes.

  • EL FEMINISMO ES UN MODO DE LUCHA COLECTIVA

    El feminismo es definido como la ideología que defienden los movimientos sociales para que las mujeres tengamos los mismos derechos que los hombres. La definición de este concepto ha sido tema de debate para muchos sectores políticos en todo el mundo, siendo tambien, uno de los temas principales de discusión entre nosotras, las guerrilleras de las FARC-EP.

  • EL MAYOR PROYECTO POLITICO ES LA VIDA

    Desconcierto, rabia, indignación y profundo dolor ha causado la reciente masacre contra el campesinado en Tumaco, resultado de la violencia estatal que por siglos ha caracterizado el régimen colombiano y que a pesar de haber firmado un histórico acuerdo de Paz insiste en utilizar la violencia descarnada contra toda expresión de protesta. Esta vez fue una comunidad campesina cocalera, defendiendo su vida y territorio que son amenazados por las erradicaciones forzosas.

    Es más que absurda la respuesta de la fuerza pública a las justas demandas de la comunidad, mucho más cuando el acuerdo de Paz contiene un punto específico sobre cultivos de uso ilícito en el que se establece la sustitución voluntaria y concertada como alivio social y económico para las familias que se vieron obligadas a cultivar esos productos para subsistir.

    Lo hemos advertido muchas veces, los obstáculos a la implementación de los acuerdos que retrasan los tiempos e incluso pretenden cambiar lo signado en ellos, generan no solo incertidumbres y desconfianzas, sino que profundizan los conflictos que se viven en las regiones que son múltiples y variados de acuerdo a las realidades territoriales.

    Una acertada implementación requiere compromiso de todas las instituciones estatales para adecuarse al enorme reto de la construcción de la paz.

    La esencia del acuerdo no consiste simplemente en que una organización haga dejación de armas, sino que la sociedad entera transite hacia un nuevo momento en el que la diferencias no se resuelvan a través del uso de la violencia en ningún caso y para esto la fuerza pública debe ser protagonista en su función de defensa de la población, nunca amenazándola y mucho menos disparando contra ella sus armas, las armas del Estado.

    Por eso no basta con solidarizarse, es necesario exigir que cesen las hostilidades y ataques a la población que por medio de la protesta manifiesta sus inquietudes y defiende sus derechos, según las cifras de las organizaciones de Derechos Humanos, en lo corrido de este año van 117 homicidios en contra de lideres, lideresas y defensores de Derechos Humanos, sumado a los 18 militantes de nuestro partido FARC asesinados y 11 de sus familiares.

    Definitivamente se requieren medidas urgentes y coherentes con las esperanza de Paz de la mayorías de nuestro país, respetar la integralidad de los acuerdos y con ellos avanzar en el camino de la reconciliación que no es otra cosa que un proceso de toda la sociedad unida en torno al mayor proyecto político que es: La Vida.

  • El otro rostro de la guerra: las mujeres de las FARC

    Guerrilleras FARCFoto: Oleg Yasinsky

    Colombia es un país conservador y machista, pero entre los intentos de emancipación de la mujer en ese país, uno de los mejores es el de las guerrilleras de las FARC, asegura Oleg Yasinsky, periodista ucraniano radicado en Chile, quien visitó uno de los campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, en exclusiva a Sputnik.

    Allí, Yasinsky, el cual se encontraba en el país latinoamericano junto a dos reporteros rusos que en este momento preparan un documental sobre esta organización colombiana, tuvo la oportunidad de conversar con las guerrilleras y retratarlas con su cámara. Según el periodista, aproximadamente el 40% de los guerrilleros de las FARC son mujeres, razón por la cual sus estatutos subrayan la necesidad de la igualdad de género.

    Sería ingenuo afirmar que el machismo en las filas [de las FARC] ha desaparecido del todo, pero entre ellos es muchísimo menor que en las zonas rurales de los lugares más remotos de Colombia", explica el periodista.

    Las relaciones entre los hombres y las mujeres de las FARC son muy francas y cada persona tiene el derecho de elegir a su pareja, de vivir con ella o bien de separarse.

    "Al mismo tiempo, la moral revolucionaria profesada por los guerrilleros, cultiva el lado romántico de las relaciones, sin acoger el desenfreno sexual o el hedonismo", observa Yasinsky.

    Según el periodista, las FARC, entre otras cosas, se convierten en una alternativa para las niñas, jóvenes y mujeres de Colombia que ven la guerrilla como un escudo de protección contra la explotación sexual y la prostitución, negocios controlados tanto por el narcotráfico, como por los altos mandos del Ejército colombiano, de acuerdo con varias organizaciones defensoras de los derechos humanos.

    La participación masiva de mujeres en el movimiento guerrillero es a la vez una respuesta y una alternativa a esa realidad".

    Entre las mujeres que conoció Yasinsky en su viaje, se encontraban algunas menores de edad a las que no podía entrevistar, pues según los acuerdos de La Habana, los menores de edad se encuentran en proceso de abandonar las filas de las FARC, y deben ser entregados a la Cruz Roja y a la ONU.

    No obstante, a diferencia de lo que dicen los medios de comunicación, explica Oleg, "los adolescentes se unen a los guerrilleros de manera totalmente voluntaria. Su motivación, por supuesto, no es ideológica; a ellos les interesa la posibilidad de recibir educación (...) y comida tres veces al día".

    "Cuando el comandante en nuestra presencia reunió a los menores de edad y les informó que era necesario separarse, en el marco de lo acordado en La Habana, ellos recibieron la noticia con tristeza, algo molestos; se les tuvo que explicar que nadie los estaba expulsando de la organización, que el contacto y la amistad seguirán y que pronto todos los guerrilleros se convertirán en civiles, pero que la organización revolucionaria debe ser honesta y debe cumplir con los compromisos adquiridos".

    Esa fue la otra realidad que encontró el periodista en su viaje. Dos días después de que Oleg Yasinsky abandonara el campamento de las FARC, el 24 de agosto fue anunciado, en la capital cubana, el fin de cuatro años de negociaciones y el esperado acuerdo de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Gobierno. Es posible que la próxima vez que estas mujeres vean la lente de una cámara, sea en las calles de una Colombia en paz.

    https://mundo.sputniknews.com/reportajes/20160905/1063264045/galeria-guerrilleras-farc.html

  • El retorno de las brujas.

    Incorporación, aportaciones y críticas de las mujeres a la ciencia

    La brujería es asimilada por la cultura popular como el quehacer de mujeres feas, solteronas, que utilizan la magia, “lo prohibido” para conseguir lo que quieren.

     

  • En memoria de mi Maestra

    En medio de lo que se puede llamar noche, es vista de lejos una fuerte luz que nace de una lámpara gigante en la calle, era esta una calle de la ciudad de Bogotá fundada alrededor de los años mil quinientos y que lentamente crecía generando procesos de transformación en cada una de sus calles, vías, e incluso plazas, aquellas que poco a poco se llenaban de habitantes que ocupaban lugares cualquiera y que pareciera incluso donde les diera la gana asentarse. Esto no era producto del azar, eran circunstancias arraigadas a la violencia política de los años cincuenta en todo el país. Esta ciudad albergaba entonces una gran cantidad de campesinos oriundos de regiones infinitas de Colombia; mujeres, hombres, niños y niñas, ancianos, perros y gatos, que llegaban con nuevos sueños e incluso memorias por plasmar en la realidad que les correspondía vivir justo en ese momento. Luego de lo que se conoce coloquialmente como Bogotazo, el desorden y las revueltas pero además las contestaciones ciudadanas no se hicieron esperar, lo que causaba además miles de micro luchas por así decirlo que aunque ya no su mayoría en el campo, si se encontraban en las ciudades, precisamente en Bogotá.

  • Enfoque son Derechos

    Enfoque de Género, protección social y equidad para todas.

  • ESPECIAL: MUJERES REVOLUCIONARIAS Ofelia Uribe De Acosta, la voz insurgente

    “Yo comprendí muy bien que sin la agitación necesaria los decretos que favorecían a la mujer fácilmente podían convertirse en letra muerta”.

    Guiada por sus instintos y con una cabeza bien puesta, Ofelia Uribe de Acosta inició en su juventud una vida dedicada a la lucha por el voto, a la representación política, al acceso a la educación y a la independencia económica de las mujeres en Colombia.

    Nació con el siglo XX en Oiba, Santander, fue la hija mayor entre cinco varones y desde niña exigió que se la tratara de la misma manera. Hurgaba entre los libros de su hermano Tomás, el mayor de los hombres, las historias de La Pola, Manuela Beltrán, Olimpia de Gauges y la obra de Julio Verne.

    Aprendió de leyes ayudando a descongestionar el despacho de su esposo, Guillermo Acosta, juez de San Gil. Sin embargo, el conocimiento del derecho no le bastó, su llamado fue a la acción. “Yo comprendí muy bien que sin la agitación necesaria los decretos que favorecían a la mujer fácilmente podían convertirse en letra muerta”, resaltaba la necesidad de la representación política de las mujeres en una entrevista para El Magazín de El Espectador en 1986, que respondió con casi 90 años.

    Junto a Cleotilde García de Ucrós peleó en 1930 por la independencia económica de la mujer. Se enfrentaron a senadores y representantes a la Cámara que se oponían a la reforma Olaya Herrera, que pedía estudiar el régimen de capitulaciones matrimoniales, con argumentos paternalistas como el del representante Muñoz Obando: “las mujeres colombianas están empeñadas en quebrar el cristal que las ampara y defiende; no saben que si este proyecto llegara a ser ley, quedarían a merced de todos los negociantes inescrupulosos, que se apoderarían de su fortuna, que es el patrimonio de sus hijos. ¿Qué podrían hacer sin el esposo, gerente de la sociedad conyugal, que es la inteligencia y el brazo fuerte sobre el cual descansa el patrimonio familiar?”. A lo que Ofelia y demás mujeres le gritaban desde la barra “No queremos tutores...” y el orador proseguía enfurecido “Pero los tendrán con su voluntad o sin ella...”. Ganaron en 1932 la Ley 28 que otorgó a la mujer derecho sobre sus propios bienes, que hasta ese momento obligatoriamente estaban a disposición de su marido, su padre o cualquier otro hombre de la familia.

    Decía que fue bajo el mandato de Olaya Herrera cuando se dio “la liberación de los últimos esclavos colombianos: las mujeres”. Vivió para verlas votar y para decepcionarse de lo poco que pasó después de alcanzar el derecho. “A las mujeres les siguen, treinta años y más después del voto, regalando puesticos que ellas agradecen. Votan divididas en las diferentes corrientes ideológicas masculinas, cada una por un varón. Sirven para empacar o contar votos, para recoger fondos. (...) Nosotras conseguimos el voto con mucho esfuerzo, pero desde entonces no han surgido líderes capaces de aglutinarnos en un movimiento fuerte para formar un grupo de presión”, dijo para El Espectador.

    ver mas>>>>>https://www.elespectador.com/noticias/noticias-de-cultura/ofelia-uribe-de-acosta-la-voz-insurgente-articulo-722822

  • Esta es mi historia

    4X3A8458Mi nombre es Daniela Sánchez, soy del Boque Magdalena Medio del 33 Frente e ingresé a las filas de las FARC –EP a finales del año 1998.

  • Esther Díaz Llanillo, una mujer para no olvidar

     La narradora, bibliotecóloga y ensayista cubana Esther Díaz Llanillo, nació en La Habana el 2 de diciembre de 1934.

  • Fabiana Vallejos rompiendo estereotipos

    Fabiana Vallejos, una argentina que juega al futbol femenino de manera profesional. Un ambiente teñido de machismo y discriminación hacia las mujeres.

    “Nunca voy a entender por qué hay tanta discriminación con las mujeres que juegan al fútbol, si nacimos con la misma pasión” (dijo Fabiana en una entrevista)

    Fabiana es una de las pocas mujeres en Argentina, de las miles que juegan al fútbol, que tuvo su pase a un equipo de Europa: el Granada de España. Nació el 30 de junio de 1985 y hasta agosto de 2016 jugaba en Boca Juniors, donde estuvo gran parte de su carrera y cosechó varios títulos.

    Fabiana empezó a jugar a los 7 años con los varones, cuando su papá la invitó a participar en un entrenamiento porque faltaba alguien para hacer un partido. Y a partir de ahí entro en el equipo, y competía con chicos. Se decidió por el fútbol porque fue el deporte que la atrapó desde un principio, desde siempre le gusto jugar con los chicos y disfrutaba mucho estar dentro de una cancha con amigos.

    Actualmente Fabiana esta trabajando en los equipos infantiles femeninos del club de granada, también trabajó un largo tiempo en argentina. Mientras entrena, en su mente está la esperanza de que en unos años crezca, y que las chicas que juegan se puedan dedicar plenamente a este deporte. Sería un sueño poder lograr eso, tanto para ella como para las chicas que luchan día a día en esta disciplina deportiva.

    Dice Fabiana: Hoy en día el fútbol femenino se convirtió en un deporte masivo y cada vez más mujeres lo practican. Lo importante también es que en los clubes haya más categorías, para que así todas puedan participar de un torneo de AFA.

    El ámbito del fútbol femenino es machista, y creo que a veces, encontraras algunas personas que piensan de esa manera, antes había muchos estereotipos negativos hacia la mujer.

    Pero a medida que el deporte va tomando más protagonismo, las personas que te conocen y están dentro del ambiente te apoyan y saben del esfuerzo y la dedicación que pones.

    Aún mucha gente considera el fútbol como un deporte de hombres, pero hoy por hoy -en todo el mundo, no sólo en Argentina-, hay mujeres que juegan el mismo fútbol, que comprenden el mismo fútbol, que se destacan y tienen las mismas virtudes que otros jugadores hombres. Sin embargo, todavía tienes que hacer mucho sacrificio para que valoren tu esfuerzo.

  • Farianas del Frente 36

    Hoy queremos compartirles este video que nos hacen llegar las guerrilleras del Frente 36 del Bloque Efraín Guzmán, a quienes queremos expresarles nuestra gratitud por hacer suyos estos acuerdos que la Subcomisión de Género de las FARC-EP han luchado en representación de todas y cada una de la combatientes farianas. Gracias camaradas, adelante, ¡Venceremos!
  • FARIANAS INSISTIENDO EN LA PAZ

    Las Mujeres del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación Ariel Aldana en la Variante Tumaco, queremos hacer visible ante la dirección de nuestro partido FARC, ante la ONU como garante de la verificación del proceso de reincorporación y ante el Gobierno de Colombia y la comunidad en general, la preocupación e incertidumbre que las Farianas agrupadas en este espacio sentimos a raíz de los hechos de violencia que amenazan la implementación de la paz.

    En los últimos meses, hemos vivido con preocupación la ausencia de garantías para el ejercicio de la política y la seguridad física de nuestra comunidad exguerrillera, preocupación justificada en el asesinato de 36 camaradas y 13 familiares desde la firma de los acuerdos; sin aun tomar por parte del Estado, las medidas pertinentes para evitar el escalamiento de estos hechos que sin duda pueden terminar en un nuevo exterminio por razones políticas. A esto se suma, el asesinato de 140 líderes y lideresas sociales, en su mayoría en los territorios donde se vivió el conflicto con mayor algidez y donde la ausencia integral del Estado reina por su ausencia. Las amenazas, intimidaciones y agresiones contra las mujeres y hombres de nuestro partido son cada día una dificultad más que suma a las difíciles condiciones que vivimos a raíz de los incumplimientos del Gobierno para una reincorporación efectiva.

    En Tumaco, municipio del sur del litoral pacífico colombiano, espacio donde ejercemos nuestra actividad social, económica y política ha sido escogido como nuevo laboratorio de guerra: Los asesinatos selectivos en la zona, la lamentable masacre del cinco de octubre en el Alto Mira, donde más de una decena de campesinos fueron asesinados de manera vil, cobarde por parte del Estado, cuando se oponían a la erradicación forzada de los cultivos de coca –en franca violación de los acuerdos- y la continua violación a los derechos humanos en contra de loslíderes y lideresas de Tumaco son responsabilidad de la ausencia efectiva e integral del Estado en los escenarios donde los acuerdos deben ser implementados con urgencia. En contravía a una solución efectiva, Juan Manuel Santos en su última visita invisibiliza la masacre y responde con 7000 efectivos más, que solo agudizarán la compleja situación. Hace algunos años el poeta José Manuel Arango escribía: “Hay gentes que llegan pisando duro, que gritan y ordenan, que se sienten en este mundo como en su casa. Gentes que todo lo consideran suyo, que quiebran y arrancan, que ni siquiera agradecen el aire. Y no les duele un hueso, no dudan, ni sienten temor, van erguidos y hasta se tutean con la muerte”.

    Estos hechos, los incumplimientos del Gobierno, las agresiones físicas y verbales, y las amenazas directas de más de 11 grupos armados ilegales que apuntan contra cualquier actividad productiva y política de nuestro partido en el espacio territorial, han llevado al debilitamiento de los procesos que con tanto esfuerzo y dedicación veníamos construyendo con el más grande propósito de garantizar un mejor bienestar a nuestra gente y a las comunidades circundantes. El retroceso en estos procesos tiene origen principalmente, en que las circunstancias han obligado a que muchos de nosotros nos desplacemos a territorios seguros, incluso fuera del departamento, ya que la agresión se ha extendido a otros escenarios como en el municipio de Ricaurte, Cumbal y el resguardo indígena Tallambí, entre otros. Hemos sido testigos y denunciado, como lo hacen también innumerables comunidades organizadas, la guerra que, contra las personas del común, de a pie, tiene lugar en Tumaco.

    Las Mujeres del ETCR Ariel Aldana, nos hemos comprometido en poner al servicio de esas mayorías el conjunto del Acuerdo de Paz y sus programas, es por esto por lo que nos manifestamos y exigimos el derecho que tenemos a construir un nuevo país.

    QUE LA PAZ NO NOS CUESTE LA VIDA

  • Farianas, la vida política las espera

    Son múltiples las motivaciones por las que las mujeres decidieron marchar al monte. Un camino difícil, arduo, con grandes dificultades, pero que resolvía una pregunta acerca de sus convicciones políticas para un cambio. Otras lo hicieron siguiendo los pasos de un amor, unas cuantas por razones económicas, no faltaron quienes huían del patriarcado o buscaban su libertad.

  • Festival “Calzones y Razones” En la Universidad Distrital Francisco José de Caldas

    Imagen 1

    El 25 de abril, en la sede La Macarena de la Universidad Distrital se realizó el festival Calzones y Razones que contó con la compañía de Isabella Sanroque, guerrillera y feminista y varios colectivos de mujeres de la ciudad.

    Este festival se piensa como un espacio amplio, que tiene como objetivo nutrir las discusiones frente al tema de género y diversidades en el espacio educativo. Alejandra García, perteneciente a la Red Gonzalo Bravo Pérez de la FEU expresa que las actividades propuestas por "Calzones y Razones" se desarrollan en la Universidad Distrital debido a la necesidad de hablar de violencia de género dentro de la misma academia. Este proyecto busca ser un referente dentro de la Universidad para que todas aquellas mujeres que sientan que han sido violentadas tomen la iniciativa de denunciar estos abusos presentes en la institución y así accionar entre todos y todas para contrarrestar esta problemática que atraviesan varias universidades.Imagen 3 copia

    “La Red Gonzalo Bravo Pérez y las mujeres de la Universidad Distrital exigimos una academia libre de acoso y cualquier tipo de violencia, y en cuanto a la coyuntura nacional le exigimos al gobierno la pronta implementación de los acuerdos de paz con un enfoque de género, que nos permita construir entre todos y todas la nueva Colombia, una Colombia diversa, amplia e incluyente, del tamaño de nuestros sueños”.Imagen 2

  • Guerrilleras y feministas: la anticoncepción como un arma

    La palabra “género” aparece 57 veces en las 310 páginas del acuerdo firmado en La Habana y refrendado por el Congreso y la Corte colombiana. Fue una de las definiciones más defendidas por las FARC durante la negociación. Guerrilleras y feministas: las mujeres farianas tuvieron un rol clave en el camino hacia la Paz. Un cronista estuvo en la selva con ellas y cuenta sus historias