mujer,

  • Cuentos creativos en el taller sobre perspectiva de género

    Grupos de guerrilleros y guerrilleras escribieron cuentos acerca de la historia de las mujeres y las mujeres luchadoras de la historia.

  • Cumpliremos con nuestro deber: todo por la Paz.

    Luego de realizado el plebiscito el día 2 de octubre, y de recibir la noticia que el NO resulto ganador en este evento democrático, las y los guerrilleros farianos desplegados en las diferentes regiones para conformar el mecanismo de monitoreo y verificación, quedamos a la expectativa de lo que se vendría.

  • Curso de autodefensa feminista para mujeres

    Para prevenir la violencia contra las mujeres, la psicoterapeuta Maitena Monroy Romero confeccionó esta mini guía que da las principales nociones sobre el tema.

    Conceptos, análisis y hasta un test para detectar la violencia de género hacen parte de este material, que es una herramienta de resistencia para las mujeres.

  • Curso Feminismo y Políticas de Igualdad. Módulo I: “Teoría Política Feminista”

    Curso de Formación académica “Feminismo y Políticas de Igualdad” de Clara Campoamor, Escuela de Pensamiento Feminista en colaboración con el Observatorio de Igualdad de la Universidad Rey Juan Carlos.

    Módulo I: Teoría Política Feminista.

    Impartido por: Ana de Miguel, Profesora Titular de Filosofía Moral y Política de la URJC.

    3 de octubre de 2017

    Clara Campoamor, Escuela de Pensamiento Feminista

    Concejalía de Igualdad Fuenlabrada

     

    https://www.youtube.com/watch?v=JKZAhivIMEM

  • Desde los Llanos del Yarí con toda la fuerza de mi corazón

    imagesDesde los Llanos del Yarí con toda la fuerza de mi corazón, para Colombia y el mundo digo que la Paz con justicia social en beneficio de las pobrerías, tiene rostro de Mujer.

    Hoy en este magnifico evento, las guerrilleras han jugado un papel fundamental en las decisiones democráticas que han de conducirnos por las vías más acertadas para buscar los anhelos de la sociedad, la paz como derecho síntesis.


  • Dirigente comunitaria Nelly Luna, ¿seguirá en la cárcel por “secuestro extorsión”?

    En el Palacio de Justicia de Florencia, se apelará ante el juez que lleva el caso, la medida de aseguramiento que le impusieron a la dirigente comunal Nelly Luna, a quien le están imputando cargos por “secuestro extorsivo” a raíz de los hechos de protesta social que se presentaron en la vereda Los Alpinos de La Montañita, Caquetá. Organizaciones sociales esperan una decisión favorable para la señora Luna para que pueda regresar a las labores de su finca en la zona rural de la Unión Peneya.

    A NELLY LUNA LA HACEN RESPONSABLE DEL “SECUESTRO” DE POR LO MENOS 14 POLICÍAS ANTINARCÓTICOS QUE LLEGARON A LA VEREDA LOS ALPINOS A ERRADICAR POR LA FUERZA LOS CULTIVOS DE COCA. ANTE ESO LA COMUNIDAD REALIZÓ PACÍFICAMENTE UN CERCO HUMANITARIO.

    Yuberney Oyola Luna, hijo de la dirigente campesina y comunitaria, habló en días pasados para Recpsur, sobre el estado en que se encuentra su mamá y se refirió a lo que sucedió con el cerco humanitario; además expresó que después de ocurrido el hecho pidieron a las autoridades que aclararan si estaban judicializando a los campesinos, pero no obtuvieron respuestas. Vea el siguiente enlace de Facebook

    https://www.facebook.com/recpsur/videos/1421803974523990/

    http://www.recpsur.com/caqueta/dirigente-comunitaria-nelly-luna-seguira-en-la-carcel-por-secuestro-extorsivo/

  • El combate continúa... Rabia y Libertad

    Una compañera me recomendó escuchar una canción titulada La Rabia, me conmovió escuchar este tema tan comprometido con la realidad de los barrios Argentinos. Me sorprendió ver a esta cantante de rap, y aun más porque esta mujer canta en francés un rap que habla de Argentina, entonces me puse a buscar sobre ella y quiero compartirlo con ustedes.

  • El Ensamble Feminismo. Racismo, otro debate pendiente

    El debate que desde hace bastante tiempo han puesto mujeres negras, afrodescendientes e indígenas en torno al racismo presente en las luchas feministas sigue tan vigente como décadas atrás. Más aún en un país como Colombia en donde El debate que desde hace bastante tiempo han puesto mujeres negras, afrodescendientes e indígenas en torno al racismo presente en las luchas feministas sigue tan vigente como décadas atrás. Más aún en un país como Colombia en donde ésta ha sido una discusión solapada e incluso silenciada en varios espacios políticos en donde la tensión se resuelve señalando “la violencia”, “la rabia” y “las formas agresivas” de las mujeres negras o indígenas que deciden denunciar el racismo ejercido por sus propias compañeras de lucha feminista. Es así como hasta el discurso de la digna rabia se les olvida a nombre de la armonía sorora y colectiva.

  • EL FEMINISMO ES UN MODO DE LUCHA COLECTIVA

    El feminismo es definido como la ideología que defienden los movimientos sociales para que las mujeres tengamos los mismos derechos que los hombres. La definición de este concepto ha sido tema de debate para muchos sectores políticos en todo el mundo, siendo tambien, uno de los temas principales de discusión entre nosotras, las guerrilleras de las FARC-EP.

  • El mapa que muestra la misoginia que todavía hay en el mundo

    A pesar del gran avance que ha experimentado el feminismo en el mundo gracias a la denuncia de casos como el #metoo, o la cantidad de series y discursos que se han alzado en contra del machismo y la desigualdad de género en los últimos años, todavía queda mucho trabajo por delante. Eso mismo es lo que ha comprobado una reciente encuesta realizada por la consultora Ipsos MORI, que demostró que, pese a todos los avances, todavía hay por lo menos un 18% de personas en el mundo que está de acuerdo con la afirmación “creo que las mujeres son inferiores a los hombres”.

    Eso sí, antes de sacar conclusiones precipitadas sería necesario tener en cuenta la cultura y el contexto de cada uno de los 24 países en los que se realizaron las encuestas ( y que obviamente no son suficiente para representar la población mundial) para poder entenderlos al 100%. De hecho, y dejando de lado los que creen en esta afirmación misógina, en general la consultora valoró sus resultados como ‘positivos’ demostrando el desarrollo de una mayor conciencia feminista en el mundo. http://www.codigonuevo.com/el-mapa-de-la-misoginia-en-el-mundo/

  • El otro rostro de la guerra: las mujeres de las FARC

    Guerrilleras FARCFoto: Oleg Yasinsky

    Colombia es un país conservador y machista, pero entre los intentos de emancipación de la mujer en ese país, uno de los mejores es el de las guerrilleras de las FARC, asegura Oleg Yasinsky, periodista ucraniano radicado en Chile, quien visitó uno de los campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, en exclusiva a Sputnik.

    Allí, Yasinsky, el cual se encontraba en el país latinoamericano junto a dos reporteros rusos que en este momento preparan un documental sobre esta organización colombiana, tuvo la oportunidad de conversar con las guerrilleras y retratarlas con su cámara. Según el periodista, aproximadamente el 40% de los guerrilleros de las FARC son mujeres, razón por la cual sus estatutos subrayan la necesidad de la igualdad de género.

    Sería ingenuo afirmar que el machismo en las filas [de las FARC] ha desaparecido del todo, pero entre ellos es muchísimo menor que en las zonas rurales de los lugares más remotos de Colombia", explica el periodista.

    Las relaciones entre los hombres y las mujeres de las FARC son muy francas y cada persona tiene el derecho de elegir a su pareja, de vivir con ella o bien de separarse.

    "Al mismo tiempo, la moral revolucionaria profesada por los guerrilleros, cultiva el lado romántico de las relaciones, sin acoger el desenfreno sexual o el hedonismo", observa Yasinsky.

    Según el periodista, las FARC, entre otras cosas, se convierten en una alternativa para las niñas, jóvenes y mujeres de Colombia que ven la guerrilla como un escudo de protección contra la explotación sexual y la prostitución, negocios controlados tanto por el narcotráfico, como por los altos mandos del Ejército colombiano, de acuerdo con varias organizaciones defensoras de los derechos humanos.

    La participación masiva de mujeres en el movimiento guerrillero es a la vez una respuesta y una alternativa a esa realidad".

    Entre las mujeres que conoció Yasinsky en su viaje, se encontraban algunas menores de edad a las que no podía entrevistar, pues según los acuerdos de La Habana, los menores de edad se encuentran en proceso de abandonar las filas de las FARC, y deben ser entregados a la Cruz Roja y a la ONU.

    No obstante, a diferencia de lo que dicen los medios de comunicación, explica Oleg, "los adolescentes se unen a los guerrilleros de manera totalmente voluntaria. Su motivación, por supuesto, no es ideológica; a ellos les interesa la posibilidad de recibir educación (...) y comida tres veces al día".

    "Cuando el comandante en nuestra presencia reunió a los menores de edad y les informó que era necesario separarse, en el marco de lo acordado en La Habana, ellos recibieron la noticia con tristeza, algo molestos; se les tuvo que explicar que nadie los estaba expulsando de la organización, que el contacto y la amistad seguirán y que pronto todos los guerrilleros se convertirán en civiles, pero que la organización revolucionaria debe ser honesta y debe cumplir con los compromisos adquiridos".

    Esa fue la otra realidad que encontró el periodista en su viaje. Dos días después de que Oleg Yasinsky abandonara el campamento de las FARC, el 24 de agosto fue anunciado, en la capital cubana, el fin de cuatro años de negociaciones y el esperado acuerdo de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Gobierno. Es posible que la próxima vez que estas mujeres vean la lente de una cámara, sea en las calles de una Colombia en paz.

    https://mundo.sputniknews.com/reportajes/20160905/1063264045/galeria-guerrilleras-farc.html

  • El patriarcado al desnudo: Tres feministas materialistas

    Las feministas Ochy Curiel y Jules Falquet pertenecen al Colectivo Brecha Lésbica, que, desde una visión internacionalista, busca las solidaridades políticas entre mujeres y lesbianas del mundo, con pensamiento y acción que enfrenta el sexismo, el racismo, el clasismo y la heterosexualidad obligatoria, crítica y radicalmente.

     

  • El profesor que eliminó los embarazos adolescentes

    Luis Miguel Bermúdez, docente del colegio Gerardo Paredes, en Bogotá, diseñó un currículo de educación sexual que logró reducir a cero el número de embarazos en la institución, donde 70 niñas solían dar a luz cada año.

  • El retorno de las brujas.

    Incorporación, aportaciones y críticas de las mujeres a la ciencia

    La brujería es asimilada por la cultura popular como el quehacer de mujeres feas, solteronas, que utilizan la magia, “lo prohibido” para conseguir lo que quieren.

     

  • El tráfico de mujeres: notas sobre la “economía política” del sexo

    Este ensayo, escrito por la antropóloga estadounidense Gayle Rubin, a decir de la feminista Maitena Monroy:

    “...Trata de descubrir los mecanismos histórico-sociales por los que el género y la heterosexualidad obligatoria son producidos, y las mujeres son relegadas a una posición secundaria en las relaciones humanas.

  • En memoria de mi Maestra

    En medio de lo que se puede llamar noche, es vista de lejos una fuerte luz que nace de una lámpara gigante en la calle, era esta una calle de la ciudad de Bogotá fundada alrededor de los años mil quinientos y que lentamente crecía generando procesos de transformación en cada una de sus calles, vías, e incluso plazas, aquellas que poco a poco se llenaban de habitantes que ocupaban lugares cualquiera y que pareciera incluso donde les diera la gana asentarse. Esto no era producto del azar, eran circunstancias arraigadas a la violencia política de los años cincuenta en todo el país. Esta ciudad albergaba entonces una gran cantidad de campesinos oriundos de regiones infinitas de Colombia; mujeres, hombres, niños y niñas, ancianos, perros y gatos, que llegaban con nuevos sueños e incluso memorias por plasmar en la realidad que les correspondía vivir justo en ese momento. Luego de lo que se conoce coloquialmente como Bogotazo, el desorden y las revueltas pero además las contestaciones ciudadanas no se hicieron esperar, lo que causaba además miles de micro luchas por así decirlo que aunque ya no su mayoría en el campo, si se encontraban en las ciudades, precisamente en Bogotá.

  • Enfoque son Derechos

    Enfoque de Género, protección social y equidad para todas.

  • Entre espejos y cóndores a 60 años del voto femenino en Colombia

    Lo que han hecho las organizaciones de mujeres, su capacidad para trabajar en silencio y hacer que los derechos sean realmente humanos, son historias que nos debemos como latinoamericanos y que deberíamos contarle más a nuestros niños y niñas. Comencé a aprender de historia y de política cuando las turbulencias de la operación Cóndor apenas se aplacaban, dejando a su paso países marcados por la sangre, el dolor, la muerte y las desapariciones, épocas que dejaron abiertas grandes heridas que apenas hoy podemos empezar a sanar, y donde la historia tiene versiones que debemos escuchar. De aquellos aprendizajes recuerdo con fervor los emotivos movimientos en los que las mujeres se hicieron públicas y políticas, movidas por el amor y la necesidad de recuperar a los seres queridos que habían desaparecido o habían sido asesinados en medio de tanta guerra. Siguiendo sus caminos encuentro que lo público siempre ha sido para las mujeres una lucha, una en la que siempre han estado aunque su voz y su voto no siempre hayan sido escuchados, pues se asumía que lo público es masculino y lo privado –la casa, la intimidad y el silencio–, femenino.

    María de la Cruz Toledo

    fundadora del segundo partido feminista de Chile, creado para luchar por el derecho al voto de las mujeres en este país, decía a viva voz en su manifiesto: “nosotras no somos ni de derecha ni de izquierda. Los hombres se dividen por las ideas, nosotras nos uniremos por el sentimiento”. Este sentimiento siempre estuvo ligado a un cambio social profundo.

    La exclusión, fue una de las ideas base de los estados hasta muy entrado el siglo XX en América Latina; las mujeres, los indígenas, las clases proletarias, los iletrados, los negros, todo aquél que se saliera del esquema heredado por los europeos, cuyas ideas conquistaron mucho más que nuestras tierras, estaría por fuera de lo público, y la lucha de las mujeres abarcaría no sólo un sexo, sino más bien a esa mayoría de la sociedad que no era reconocido por los estados.

    Luchas silenciosas y hechas a gritos, luchas públicas y privadas, luchas perdidas y ganadas, pequeñas luchas que han hecho grandes cambios, grandes mujeres que se han silenciado en la historia.

    Eva Perón. Argentina

    Alicia Moreau de Justo nació en Londres, pero a los cinco años llegó a Argentina. Fue médica y política, destacada por sus ideas socialistas y feministas. Adelantó importantes causas de protección de los derechos a las mujeres al fundar en 1918 la Unión Feminista Nacional, y en 1932 elaboró un proyecto de ley que establecía el sufragio femenino, aunque esta idea solo se concretaría en 1947 con la llegada de Eva Perón.

    Tras promulgar la ley, el 23 de septiembre de 1947, el presidente Perón le entregó el documento a Eva, quien celebró el acontecimiento con un histórico discurso transmitido por la cadena nacional argentina de la época. La inolvidable y polémica Eva Duarte de Perón genera hoy tantas dudas como certezas, pues algunos dudan del papel que jugó en el derecho al voto femenino, pero sabemos también que siempre se expresó públicamente a favor de los derechos de las mujeres y que fue una de las promotoras del proyecto de ley que presentó el peronismo antes de permitir a las mujeres este derecho.

    En 1951 la imagen de Duarte de Perón votando por primera vez desde su cama simbolizaría para la eternidad el papel que jugó Evita en la obtención del voto femenino.

    Se dice que la primera vez fue en Uruguay, pero hay otra primera vez, en silencio... una historia que tuvo lugar en Santander, Colombia, pero esa es otra historia.

  • Entrevista a María Teresa Ruiz, la primera mujer que preside la Academia Chilena de Ciencias

    La Historia es Nuestra: Premiada astrónoma revela historias de niños, mujeres y ciencia

  • ESPECIAL: MUJERES REVOLUCIONARIAS Ofelia Uribe De Acosta, la voz insurgente

    “Yo comprendí muy bien que sin la agitación necesaria los decretos que favorecían a la mujer fácilmente podían convertirse en letra muerta”.

    Guiada por sus instintos y con una cabeza bien puesta, Ofelia Uribe de Acosta inició en su juventud una vida dedicada a la lucha por el voto, a la representación política, al acceso a la educación y a la independencia económica de las mujeres en Colombia.

    Nació con el siglo XX en Oiba, Santander, fue la hija mayor entre cinco varones y desde niña exigió que se la tratara de la misma manera. Hurgaba entre los libros de su hermano Tomás, el mayor de los hombres, las historias de La Pola, Manuela Beltrán, Olimpia de Gauges y la obra de Julio Verne.

    Aprendió de leyes ayudando a descongestionar el despacho de su esposo, Guillermo Acosta, juez de San Gil. Sin embargo, el conocimiento del derecho no le bastó, su llamado fue a la acción. “Yo comprendí muy bien que sin la agitación necesaria los decretos que favorecían a la mujer fácilmente podían convertirse en letra muerta”, resaltaba la necesidad de la representación política de las mujeres en una entrevista para El Magazín de El Espectador en 1986, que respondió con casi 90 años.

    Junto a Cleotilde García de Ucrós peleó en 1930 por la independencia económica de la mujer. Se enfrentaron a senadores y representantes a la Cámara que se oponían a la reforma Olaya Herrera, que pedía estudiar el régimen de capitulaciones matrimoniales, con argumentos paternalistas como el del representante Muñoz Obando: “las mujeres colombianas están empeñadas en quebrar el cristal que las ampara y defiende; no saben que si este proyecto llegara a ser ley, quedarían a merced de todos los negociantes inescrupulosos, que se apoderarían de su fortuna, que es el patrimonio de sus hijos. ¿Qué podrían hacer sin el esposo, gerente de la sociedad conyugal, que es la inteligencia y el brazo fuerte sobre el cual descansa el patrimonio familiar?”. A lo que Ofelia y demás mujeres le gritaban desde la barra “No queremos tutores...” y el orador proseguía enfurecido “Pero los tendrán con su voluntad o sin ella...”. Ganaron en 1932 la Ley 28 que otorgó a la mujer derecho sobre sus propios bienes, que hasta ese momento obligatoriamente estaban a disposición de su marido, su padre o cualquier otro hombre de la familia.

    Decía que fue bajo el mandato de Olaya Herrera cuando se dio “la liberación de los últimos esclavos colombianos: las mujeres”. Vivió para verlas votar y para decepcionarse de lo poco que pasó después de alcanzar el derecho. “A las mujeres les siguen, treinta años y más después del voto, regalando puesticos que ellas agradecen. Votan divididas en las diferentes corrientes ideológicas masculinas, cada una por un varón. Sirven para empacar o contar votos, para recoger fondos. (...) Nosotras conseguimos el voto con mucho esfuerzo, pero desde entonces no han surgido líderes capaces de aglutinarnos en un movimiento fuerte para formar un grupo de presión”, dijo para El Espectador.

    ver mas>>>>>https://www.elespectador.com/noticias/noticias-de-cultura/ofelia-uribe-de-acosta-la-voz-insurgente-articulo-722822