mujer,

  • SALUDO A LAS MUJERES DE LA PAZ

    kkjHoy 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras

    Es un honor extender un saludo desde las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP, a todas las mujeres en Colombia y en el mundo, que enarbolan las banderas de la dignidad femenina, como requisito ineludible para la construcción de paz con justicia social, que incluya realmente a la diversidad y a la diferencia, con igualdad, respeto y equidad.

    A lo largo de los últimos 53 años, valientes mujeres han caminado las trochas de nuestro hermoso país, estas guerreras han subido montañas, atravesado ríos y curado enfermos; han asumido en igualdad de condiciones con los hombres las rudezas y las crudezas de la vida guerrillera. Nuestras camaradas son un ejemplo de amor y lucha, ellas sí que nos han enseñado el valor de la vida y son ellas quienes con su inmensa capacidad de resiliencia hoy nos ayudan a construir la paz estable, duradera e incluyente que necesita el país.

    El tiempo de Colombia, es tiempo de cambio. Hoy las mujeres y los hombres de nuestra organización marchamos hacia la implementación del Acuerdo Final y sentimos un profundo orgullo al reconocer que esta es la primera negociación de un conflicto armado en la historia del mundo, que asume la aplicación del enfoque de género como elemento transversal en la construcción de paz. Ustedes camaradas y compañeras son las protagonistas de este hecho y serán fundamentales en esta nueva faceta del trabajo político, que ahora es nuestra trinchera de lucha.

    Es lamentable que en pleno siglo XXI se sigan presentando abominables hechos de victimización en contra de las mujeres en Colombia. En promedio, cada día cuatro mujeres son víctimas de feminicidio y el 90% de los casos se encuentran en la total impunidad; además cada día son 22 las niñas que se convierten en víctimas de abuso sexual. En 2016, el Instituto de Medicina Legal registró 6.485 casos de agresión a mujeres, de los cuales 731 terminaron en muertes, mientras que en lo que va del 2017 han asesinado más de 5 lideresas sociales en diferentes lugares del país, lo que ha hecho de Colombia uno de los diez países con mayor índice de feminicidios en el mundo.

    Lo anterior, antes que desalentar nuestra lucha, la impulsa. Por ello, desde las FARC EP saludamos y apoyamos el “Paro Internacional de Mujeres”, pues se hace necesario un ejercicio de la solidaridad de género que trascienda las fronteras. Es urgente elevar un grito en contra de los abusos y de la desigualdad económica, social y política en contra de las mujeres a lo largo y ancho del mundo. Es el momento de exigir el reconocimiento de las tareas domésticas, del cuidado y de la reproducción de la vida como un trabajo, que aun sin ser remunerado, se constituye en otra jornada laboral.

    Las mujeres colombianas son inspiración y ejemplo, es admirable su fuerza, convicción y entrega a la hora de afrontar el duro día a día. Son inmensas las cargas que el modelo actual impone sobre sus hombros. Es el momento de reconocer la lucha de las campesinas, indígenas, mujeres negras y todas aquellas que dignifican y habitan los campos y las zonas rurales, porque entre muchos aportes que emanan de ellas, es claro que sin estas mujeres la vida en las ciudades sería inviable.

    Así mismo, defendemos el coraje y el compromiso de las trabajadoras de las ciudades. Nos referimos a las académicas, las estudiantes, las artistas, las cuidadoras, las desempleadas, las amas de casa y todas aquellas que afrontan con entereza las afujías de una brecha laboral desigual y abusiva. Sin ustedes la construcción de la paz con justicia social es tan solo una quimera, por lo que respetamos su tesón y compartimos su entrega en las tareas que lideran.

    Sabemos que la causa de un país mejor es un asunto de todos y todas. Hemos entendido el papel protagónico que las mujeres tienen en la construcción de la paz con justicia social y sabemos que es arduo el camino, que serán múltiples los ataques en esa búsqueda y para nuestra organización hoy es clara la responsabilidad que tenemos frente a la materialización efectiva del enfoque de género como aspecto transversal, no sólo del acuerdo, sino de nuestra vida. Cuidaremos con celo su correcta aplicación y manifestamos nuestro apoyo claro a las lideresas que hoy nos acompañan en ese camino. A todas ellas muchas gracias por sus aportes.

    Faltarán siempre palabras para manifestar nuestra admiración a aquellas mujeres que ofrendaron su vida a favor de nuestra lucha. Para ustedes honor y gloria. Esperamos con ansia a las que están privadas de la libertad y a aquellas camaradas, compañeras, amigas, hijas, madres que nos acompañan en el día a día, a quienes les manifestamos nuestro deseo de seguir caminando a su lado para seguir aprendiendo con ustedes. Nuestro más caluroso abrazo de esperanza para todas las mujeres víctimas del conflicto, con especial mención para las madres, hijas y compañeras de caídos y caídas en esta guerra. Sus reivindicaciones y banderas de lucha son muestra de lo mucho que nos falta por construir y estamos seguros que juntos y juntas lo lograremos.

    ESTADO MAYOR CENTRAL FARC-EP

    8 de marzo de 2017.

  • Saludo de Sarah Luna al XVI Congreso de la FDIM

    Captura de pantalla 2016 09 16 a las 09.26.23

    Las mujeres de las FARC-EP enviamos un afectuoso saludo al congreso de la Federación Democrática Internacional de Mujeres. Nos sentimos muy orgullosas de poder participar de este espacio.

    El mundo recorre un periodo en el que las luchas sociales y populares han podido generar cambios significativos. Los avances han proporcionado la seguridad que permite que se vislumbre el camino a seguir para la emancipación total de los seres humanos. El camino no es otro que la potencialización de esas formas de lucha que nos han dado victorias a costa de mucho sacrificio, represión y muertes.

    En todo este proceso, las mujeres han tenido cada vez más participación, entrega y compromiso. Es obvio que también hayan surgido muchas corrientes alrededor de la emancipación de la mujer, unas vinculadas a la digna rabia por años de opresión, otras con su respectiva evaluación socio histórica de la condición de las mujeres como sujetos discriminados y subvalorados. Pero, en resumen, todas esas corrientes están decididas a transformar la sociedad que oprime a la mujer y discrimina la diversidad sexual.

    Este es el momento de unificar no solamente las lucha de los sectores, de los pueblos, sino también la lucha de las mujeres y el genero humano.

    Nos corresponde a las nuevas generaciones recoger la experiencia de lucha acumulada por largos años y enfrentar unificadamente los nuevos retos que nos impone la lucha sin estereotipos marcados.

    No existe un abc de las formas de lucha. No hay ni debe haber un esquema que nos dicte cada paso que tenemos que dar.

    La lucha se basa en un compilado de procesos que se interrelacionan y que van por un cause que nosotras tenemos que asumir y dirigir.

    Debemos tener como principio que la lucha de las mujeres no es un proceso que excluye al hombre que también ha sido afectado y por lo tanto también usufructuará de los logros obtenidos.

    El carácter de esta lucha va íntimamente ligada a las luchas de la clase obrera. Juntos labraremos el terreno para que hombres y mujeres como un solo lazo enfrentemos la batalla, hombro a hombro, hacia la erradicación de la explotación capitalista.

    En este sentido, es más importante atacar desde el movimiento de mujeres las causas de la opresión y no solo los resultados. No podemos caer en la idea que solo con cuestiones de forma, y no de cambios profundos en la estructura patriarcal, la sociedad se transformará.

    Particularmente, en el contexto de las mujeres jóvenes, quiero resaltar aquí algunos de los temas que son para nosotras de relevancia superior:

    Nosotras debemos abanderar las luchas que tengan que ver con los derechos sexuales y reproductivos, con el libre derecho al aborto, con la participación social de las mujeres jóvenes en la política, la eliminación de los micro machismos, el acoso sexual, la mercantilización femenina y cualquier tipo de violencia contra las mujeres.

    Para nadie es un secreto que las mujeres jóvenes no somos reconocidas generalmente como personas con la suficiente capacidad para tomar decisiones. Ni siquiera cuando nos afecta directamente.

    Lo cierto es que no hay nadie más que nosotras mismas para saber que queremos con nuestro cuerpo y con nuestro futuro. Este es un aspecto fundamental a desarrollar, porque muy en lo profundo cada mujer joven quiere liberarse y lleva consigo una rebeldía intrínseca. Reconocer y encausar estas rebeldías es un reto para el movimiento de mujeres y no debe tomarse como un asunto menor.

    Las reivindicaciones propias de las mujeres y la tarea de dar a conocer las luchas del feminismo deben hacerse de manera didáctica y afable, para que las personas comprendan y las acerquen a su realidad concreta.

    Cuando una mujer joven aborda los temas de género y feminismo, puede ser que no sienta que es importante estudiar la teoría, lo que quiere es sentir que si se vincula a la lucha va a percibir los cambios que está buscando en su cotidianidad. Es necesario vincular el estudio de la teoría con lo que le sucede en el día a día a las jóvenes y con lo que más les afecta en su propia vida.

    Un error cometido por algunas organizaciones con trayectoria extensa es no permitir el relevo generacional. Una cara fresca y renovada permite que quienes estén interesados en el tema, pero ajenos o con decidía, se unan y recarguen el proceso con nuevas fuerzas e ideas. A las generaciones antiguas les corresponde guiar, enseñar, hasta examinar, pero deben también ceder espacios que serán fuentes de desarrollo. Las contradicciones deben ser motor del proceso y no barreras.

    Por último, es fundamental que la juventud, que es fuente de inspiración y creatividad, se involucre y juegue un papel decisivo y determinante. El apropiamiento de los principios de la lucha deben servir para emprender un camino que recoge experiencias y conserva su esencia. Pero que, en si, sea nuevo y encantador, y que va a tener en cuenta los elementos nuevos en el contexto que también son fuente de vulneración de la mujer.

    Para poner un ejemplo, el ciberacoso y la violación a la intimidad por redes sociales deben vincularse a las exigencias porque son, en su mayoría, mujeres jóvenes quienes los sufren.

    Sepan que en las mujeres de las FARC-EP van a encontrar siempre unas compañeras constantes, que, consecuentes con nuestros principios revolucionarios por el bienestar y libertad de las proletarias y los proletarios, hacemos de la lucha por la igualdad de genero una de las más importantes de nuestras consignas.

    Ahora, en nuestro transito a la vida civil, las mujeres pueden contar con nuestro decidido compromiso por cambiar todas las estructuras que nos oprimen y nos excluyen.

  • SANTOS ABRE LA PUERTA PARA LLEVAR NUEVO ACUERDO CON FARC AL CONGRESO

    Lo dijo en foro con empresarios en el Palacio de Buckingham, en segundo día de visita de Estado.

    “Hemos logrado avanzar. En un futuro muy próximo tendremos un acuerdo y tendré la facultad de implementarlo a través del Congreso. Tenemos aquí al presidente del Congreso y luego podremos comenzar a recoger los beneficios que aporta la paz”.

    Esas fueron las palabras del presidente Juan Manuel Santos ante un grupo de empresarios que participan en un foro en el Palacio de Buckingham, en Londres.

      http://uraba.net/2016/11/02/santos-abre-la-puerta-para-llevar-nuevo-acuerdo-con-farc-al-congreso/






     

  • Semblanzas: Farianas y paz

    Siempre les pregunto a las farianas ¿qué significa ser mujer en las FARC? Para Manuela, “Ser mujer en las FARC es un enorme reto, porque implica desde el momento de su ingreso romper con los esquemas y los roles que tiene establecida la sociedad para las mujeres, implica asumir muchas tareas y muchos espacios de participación que han sido destinados solamente para los hombres, por lo tanto implica un enorme aprendizaje”.

    Primer reto ha sido estar convencidas, que como mujer humilde o campesina era capaz de cumplir tareas políticas, primero desde la clandestinidad y ahora a la luz pública, en especial, cree que de las cosas más difícil fue enfrentar la arremetida de los medios de comunicación en contra de las mujeres de las FARC, mostrándolas cómo víctimas y no como sujetas de derecho, eso les ha hecho sentirse deslegitimadas, por eso con más ahínco son partícipes de la construcción de la paz desde que comenzó el proceso.

    LEER MAS ---> http://www.fipupress.com/2017/07/semblanzas-farianas-y-paz-i.html?m=1

  • Semblanzas: Farianas y Paz

    Conocer tantas mujeres valientes y aguerridas, deja una enseñanza de paz enorme, dejar un arma para optar por construir la paz y garantizar la no repetición, es no solo un acto de valentía si no la más inmensa solidaridad.

  • Taller de Equidad de Genero en el BOCAC

    Compartimos este video que nos hacen llegar guerrilleras y guerrilleros del Bloque Occidental Comandante Alfonso Cano (BOCAC), en el que nos muestran el trabajo realizado en el taller de género en los campamentos farianos. Así se prepara nuestra gente para construir la Paz con Justicia Social con. relaciones de equidad entre hombres y mujeres, respeto por la diferencia y la diversidad.

    https://youtu.be/JQCrnWvie1c

  • Tejidos que lleva el alma: Memoria de las mujeres mayas sobrevivientes de violación sexual durante el conflicto armado

    Conflicto armado, violencia sexual, mujeres, indígenas...elementos comunes de la historia de nuestro continente.

    La memoria de las mujeres mayas que sobrevivieron al conflicto armado guatemalteco está marcada por la violencia patriarcal, venida de enemigos y camaradas.

  • TESIS DE MUJER Y GÉNERO PARA EL CONGRESO CONSTITUTIVO DEL PARTIDO

    El papel de las mujeres guerrilleras de las FARC-EP.

    En la actual situación de transformación de nuestro partido en armas a partido político, las mujeres farianas como sujetas políticas asumiremos los retos de cara a la reincorporación a la vida civil.

  • UN PAIS CON ROSTRO DE MUJER

    El Día Internacional de la Mujer es una fecha de conmemoración de las victorias de las mujeres de todos los continentes, aunque motivada por un hecho trágico, representa la justeza de la causa emancipadora de todas las mujeres trabajadoras y explotadas de la tierra, que aunque separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales y políticas, nos unimos en la remembranza de nuestras heroínas y el orgullo de ser continuadoras de la lucha por la igualdad, la justicia y la paz.

  • Una Comandante en el Ejército Libertador

    Durante la Guerra del 95, el Ejército Libertador cubano buscaba poner fin al yugo español todavía presente en la Isla a finales del siglo XIX. Este ya no era el mismo ejército que en 1868 había iniciado la contienda independentista. Había muchos aprendizajes importantes de las luchas anteriores y una dirección cívica y militar decidida a convertir a Cuba en una República independiente y moderna.

  • Una cultura como opción de desarrollo

    Los ríos de la costa pacífica siempre se han caracterizado por su limpidez y fuertes corrientes, en sus aguas la gran variedad de peces y moluscos han sido el sustento y vida de todos los habitantes rivereños.