mujer,

  • ¿Usted sabe quiénes son ellas?

    Ocho mujeres que trabajan en los alrededores del Museo de Antioquia decidieron hacer parte de un cabaret feminista propuesto por la artista bogotana Nadia Granados. En el escenario se ven mujeres que han transformado sus vidas a partir de esta experiencia.

  • Biografía María Tila Uribe

    María Tila Uribe nació en Bogotá el 29 de agosto de 1931. Su padre fue Tomás Uribe Márquez y su madre Enriqueta Jiménez Gaitán. Tuvo 4 hijos de su matrimonio con Francisco Trujillo. Su infancia transcurrió en la década de los años 30 en la que valores como la honestidad, la justicia y una profunda solidaridad con los débiles constituyeron principios vitales que se inculcaban y practicaban en su familia. Las vidas políticas de su padre y madre le dejaron igualmente influencia y ejemplo en su formación: se habían conocido al comienzo de los años Veinte y junto con otros compañeros impulsaron los primeros congresos obreros del país y fueron cofundadores del Partido Socialista Revolucionario. En los primeros años de la década siguiente, Tila estuvo al lado y cuidado de María Cano Márquez, prima-hermana de su padre, de quien guarda su imagen y recuerdos indelebles.

    Estudió en el Instituto Departamental Femenino, un colegio para niñas pobres donde se les preparaba como maestras rurales. María Tila causaba revuelo haciendo preguntas como: ¿“Por qué las mujeres casi no aparecemos en la historia, ni en el arte ni en la ciencia”? En la década del sesenta se vinculó al proyecto alfabetizador del Padre Camilo Torres y a grupos comprometidos con las luchas de emancipación de las mujeres; fue cofundadora del “Frente Unido Femenino”. En los años 70, bajo el Estatuto de Seguridad del Gobierno de Turbay Ayala, fue detenida con su esposo. Al verse obligada a abandonar el país, María Tila denunció ante la Unión Europea, con el apoyo de Amnistía Internacional, las torturas y maltratos que recibían los presos políticos en Colombia. Participó igualmente en el lanzamiento del primer Ministerio de la Mujer en Francia.

    Llegó a Managua en 1982, donde se vinculó al Vice-ministerio de Educación de Adultos elaborando la Cartilla de post-alfabetización. Una vez regresó a Bogotá, Tila y Francisco dieron vida a una fundación, CESTRA, y escogieron la educación popular y la investigación del trabajo como puntos centrales. Se vinculó en los años 90 a la Escuela de Liderazgo Femenino de la Central Unitaria de los Trabajadores, CUT, y a partir del año 2000 asesoró, entre otros, el programa de historia de la Escuela Nacional de Mujeres Betsabé Espinal. En los años siguientes coordinó programas alfabetizadores, uno de ellos con la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, UNAD, y otro para recicladores en Bogotá. De 2008 a 2012 dirigió y desarrolló proyectos educativos directamente con familias desplazadas formando Promotores de Paz, derechos humanos y solución de conflictos. Finalmente, lleva más de 12 años desarrollando una importante labor para conseguir que la mirada a las personas mayores sea la del reconocimiento de sus propios derechos, aportando bases investigativas, conceptuales y técnicas en el tema de envejecimiento y vejez. Como producto de su trabajo ha escrito diversos libros y artículos. Actualmente Tila es invitada frecuentemente a hacer charlas y conversatorios en sedes populares, universidades, entidades públicas y en espacios internacionales.

    https://youtu.be/ymqEb1ezhU0

  • Descolonizar la paz en Colombia, un desafío histórico

    Rossih 1La Paz sigue siendo una utopía en Colombia. Hay muchos asuntos pendientes por resolver. El que parecía ser el primer paso, el de la negociación política del conflicto, se está dando, pero los conflictos suelen ser dinámicos. Colombia no ha terminado de ahondar en las causas de sus conflictos, porque sigue existiendo un interés pactado en épocas coloniales para que sigamos bajo la lupa de un sistema represor, expropiador, violento y aniquilador.

  • Saludo a la Segunda Cumbre Nacional de Mujeres y Paz

    https://youtu.be/cBRvIn8nZLk

    Para mi, como parte del equipo negociador de las FARC-EP y como responsable de la Subcomisión de género que se creó con el propósito de garantizar que todos los acuerdos de la Mesa de Conversaciones de La Habana, tuvieran un adecuado enfoque de género. Me es grato, junto a mis compañeras de Delegación, participar a través de este saludo en la Segunda Cumbre Nacional de Mujeres y Paz.

    Proceso de las mujeres que si bien recogió las experiencias organizativas y las propuestas de diversas organizaciones, tuvo su génesis en el marco de las conversaciones y negociaciones entre el gobierno colombiano y nuestra fuerza insurgente. Esto nos ratifica que la paz es un asunto en el que las mujeres debemos participar y en el que hemos participado, cada una de nosotras desde sus opciones políticas y con sus agendas, todas o por lo menos quienes vemos que la paz es una oportunidad para avanzar en la ampliación de libertades para las niñas y mujeres, y para enfrentar de forma mas decidida las estructuras patriarcales, económicas y políticas que siguen reproduciendo la desigualdad de poder y de oportunidades entre hombres y mujeres.

    Reconocemos la construcción de la paz como una oportunidad para generar procesos de unidad en medio de las diferencias y para hacer de las agendas de las mujeres, las agendas de la paz positiva es decir de la paz que no se reduce al silenciamiento de las armas sino que, se construye a partir de la transformación de las causas estructurales del conflicto armado, y de la discriminación y violencia contra las niñas y mujeres, dentro y fuera del conflicto armado.

    Hoy tenemos la alegría, que compartimos con ustedes, porque logramos el acuerdo final para la terminación del conflicto armado que por más de 50 años hemos vivido y del que fuimos protagonistas en Colombia. Tenemos el orgullo de decirles a todas ustedes, que así como un día tomamos las armas para luchar en contra de las practicas injustas y excluyentes que el Estado colombiano usó en perjuicio de las y los ciudadanos, hoy, hemos decidido continuar luchando para lograr su transformación ahora sin armas, haciendo uso de las estrategias que han caracterizado nuestra relación durante años, con las comunidades, para acercarnos al pueblo.

    Las mujeres hemos participado de este proceso de negociación como lo hicimos en la guerra: estuvimos a la par con nuestros compañeros. Durante el proceso de negociación con el Gobierno Colombiano, las mujeres de las FARC-EP tuvimos un lugar en cada tema en discusión. No fue un proceso fácil, los espacios los tuvimos que ganar, hacer reconocer nuestras voces y nuestras ideas. Sin embargo, valió la pena, hoy el acuerdo final, con todos sus componentes tiene incorporado el enfoque de género y se proponen acciones afirmativas para la efectiva vinculación de las mujeres en todos los puntos de los acuerdos.

    Pero aquí no termina el papel de las mujeres, no termina en la participación del proceso de negociación; la implementación, la verificación y el seguimiento a los acuerdos debe tener como protagonistas a las mujeres, tanto a las antiguas combatientes, como no combatientes y mujeres víctimas del conflicto, defensoras de Derechos Humanos y todas las mujeres que se sientan llamadas a construir la paz. Solo así se garantizará que lo que hemos logrado en la negociación se vuelva realidad. La guerra es un asunto de hombres y mujeres, la paz también lo es!

    Por lo anterior, la Segunda Cumbre Nacional de Mujeres y Paz se convierte en un escenario estratégico para las mujeres de los territorios, para las víctimas del conflicto armado, para las feministas, para quienes en espacios mixtos han trabajado por los derechos de las mujeres, para las campesinas, para las indígenas, afrodescendientes, es decir para quienes reconocen la paz como una oportunidad histórica e irrepetible.

    Lo que logramos en la Mesa de Conversaciones recoge sus aportes y los de muchas otras mujeres, materializarlos e incluso mejorarlos en la implementación, depende también de ustedes. La agenda propuesta para esta Segunda Cumbre que se plantea como un escenario pedagógico y político para conocer y entender los contenidos del acuerdo final, y para construir alianzas que garanticen la participación de las mujeres en la refrendación, verificación e implementación del Acuerdo Final, muestra el compromiso y los retos que las mujeres hemos asumido frente a una Reforma rural integral que reconozca y valore el aporte de las mujeres rurales a la economía, frente a la ampliación de la democracia con mayor participación femenina y a favor de los derechos de las mujeres, y de los sectores sociales tradicionalmente excluidos de los beneficios del desarrollo; frente a una nueva forma de encarar el narcotráfico y los cultivos ilícitos en la que se ataque y castigue a quienes se enriquecen con esta economía ilegal y se le de oportunidades a quienes no han tenido otras opciones para sobrellevar la pobreza, incluidas las mujeres. Estos puntos y el fin del conflicto incluyen acciones y medidas específicas en las que las mujeres tenemos un rol que cumplir.

    Las invito mujeres, compañeras a reconocernos en las diferencias, en las realidades propias de cada región, en las opciones que cada una de nosotras ha hecho, para sobre estas fortalezas históricas, construir una paz que cambie la vida cotidiana de niñas y mujeres y genere condiciones para que las mujeres podamos disfrutar una ciudadanía plena, condición para la equidad de género.

    Muchas gracias, muchos éxitos y nos vemos. Nos vemos en la construcción de esa paz estable y duradera, con justicia social e incluyente.

     

     

  • ¿IDEOLOGIA DE GENERO?

    Con sorpresa hemos observado la oleada de críticas a propósito de las supuestas las cartillas que el gobierno junto a la ONU se diseñó para orientar a los colegios sobre qué hacer en los casos en los que sus estudiantes se reconozcan homosexuales o tengan dudas frente a los temas de identidad de género.

  • ¿Qué es la economía feminista?

    Es diversa pero podríamos decir que tiene tres elementos definitorios: por un lado, desplazar a los mercados como el eje analítico y de intervención política, es decir, que el centro de atención dejen de ser los flujos monetarios y la creación de valor de cambio y pasen a ser los procesos de sostenibilidad de la vida. Eso implica sacar a la luz todos los trabajos normalmente invisibilizados que están sosteniendo a la vida y que en el sistema capitalista heteropatriarcal permanecen ocultos y están históricamente asociaciados a las mujeres y la feminidad.

    El segundo elemento es situar el género como una variable clave que atraviesa el sistema socioeconómico, es decir, no es un elemento adicional, sino que las relaciones de género y desigualdad son un un eje estructural del sistema, el capitalismo es un capitalismo heteropatriarcal.

    El tercer elemento es no creer en la objetividad como neutralidad valorativa: creer que todo conocimiento del mundo está relacionado con una determinada posición política, explicitar tu posicionamiento y crear conocimiento con una clara vocación de transformar el sistema.

    LEER MAS --> http://www.eldiario.es/economia/igualdad-mercado-laboral-replantearse-limpia_0_289771553.html

  • ¿Quién es Milagro Sala?

    Milagro Sala es diputada del Parlasur y luchadora social argentina. Su detención ocurrió luego de la asunción de Gerardo Morales como gobernador de la provincia de Jujuy, quien la acusa por una causa que fue iniciada en 2009 cuando era senador.

    Milagro Sala nació en San Salvador de Jujuy (Argentina) en 1954. Es dirigente de la Organización Tupac Amaru, diputada del Parlasur desde 2015 por el Frente para la Victoria y luchadora social.

    En 2014 el papa Francisco recibió en el Vaticano a Sala y a dirigentes de organizaciones coyas, guaraníes y diaguitas. En esa oportunidad, el Sumo Pontífice ratificó su apoyo a la defensa de los derechos de los pobladores originarios. https://www.telesurtv.net/news/Quien-es-Milagro-Sala-20160116-0042.html

  • "Hemos empezado una gran causa": Las mujeres que influyeron en la Revolución bolchevique

    Muchas féminas dejaron huella en la historia revolucionaria de Rusia gracias a que sacrificaron su bienestar e, incluso, su vida.

    "Hemos empezado una gran causa": Las mujeres que influyeron en la Revolución bolchevique (fotos)

    Nadezhda Krúpskaya en una reunión de obreras estajanovistas.

  • "Los reformatorios de mujeres fueron cárceles ocultas y legales en manos de religiosas"

    La escritora catalana Consuelo García del Cid publica ‘Las desterradas hijas de Eva’, una obra en la que la narra el cruel destierro que sufrieron muchas menores consideradas “caídas o en riesgo de caer” durante el franquismo y la transición.

    La transición llegó tarde para muchas mujeres. Durante los cuarenta años de franquismo y hasta mediados de los 80 decenas de miles de menores pasaron por centros a cargo del Patronato de Protección de la Mujer por ser consideradas “caídas o en riesgo de caer”, una vara de medir ambigua y en sintonía con la moral de la época que consideraba inmoral desde vestir falda corta, besarse en público, acudir a una manifestación o contestar a los progenitores.

    "España estaba ocupada en su transición e ignoró por completo a las menores encerradas, ajenas a una realidad oculta bajo los muros de su propia vergüenza”. De esta manera arranca Las desterradas hijas de Eva, una obra que la escritora catalana Consuelo García del Cid juró escribir cuando se despidió de todas sus compañeras de destierro en el patio del reformatorio de Las Adoratrices, en el que estuvo encerrada durante dos años. Una promesa de la autora que hoy es una realidad que quiere que ser difunda.

    LEER MAS>> http://2014.kaosenlared.net/secciones/s2/mujeres-generos-y-luchas-lgbtti/103462-los-reformatorios-de-mujeres-fueron-c%C3%A1rceles-ocultas-y-legales-en-manos-de-religiosas

  • "No quiero que me separen de mi hija"

    Marzo 29 de 2017.

    Carta abierta.

    "No quiero que me separen de mi hija"

  • “El feminismo islámico es una redundancia, el islam es igualitario”

    La escritora Sirin Adlbi Sibai (Granada, 1982) acaba de publicar un libro con el provocativo título de La cárcel del feminismo (Akal). El ensayo surgió como respuesta a la pregunta de un profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, que le espetó a la granadina: "¿Para qué una mujer musulmana con hiyab [pañuelo] hace una tesis doctoral?". La respuesta de Adlbi fueron diez años de trabajo investigador sobre el islam, las mujeres y el feminismo (en España y Marruecos) que se concretan ahora en el volumen. Su tesis es que el feminismo incluye una colonización cultural, por lo que aboga por superar ese concepto para llegar a lo que denomina el pensamiento islámico decolonial. La autora, hija de exiliados sirios en España que llegaron a finales de los años 70, ha vivido la mayor parte de su vida en Madrid, donde responde a esta entrevista. El 6 de febrero presenta su libro en la Casa del Libro de Gran Vía (Madrid) y el 7 de febrero lo hará en Casa Árabe de la capital.

    Pregunta. ¿Qué es para usted el feminismo?

    Respuesta. Un movimiento que aboga por los derechos de las mujeres y lucha contra la situación de desigualdad, y por la igualdad de hombres y mujeres, es decir, por la igualdad de todos.

    P. ¿Por qué cree que en el feminismo hay una cierta colonización cultural?

    R. Porque el feminismo hegemónico ha estado imponiendo una serie de discursos, ha ido dirigido hacia un sujeto determinado, que son las mujeres blancas, occidentales, burguesas... como ya dijo Chandra Talpade Mohanty, este tipo de feminismo ha excluido a todas esas mujeres del llamado tercer mundo, por lo que parte de una exclusión, es decir, pide la igualdad de los hombres y las mujeres occidentales y nunca ha incluido a las mujeres de otras culturas o civilizaciones.

    LEER MAS ☞ http://elpais.com/elpais/2017/01/30/mujeres/1485795896_922432.html

  • “La paz va con las mujeres o no va”

    Laura Cardoza tiene 31 años, es psicóloga de la Universidad Nacional y feminista militante. Llegó a La Habana tras aplicar a una convocatoria que los países garantes del proceso de paz hicieron para contratar asesores en el tema de mujer y género. Reconoce que en la guerrilla existen lógicas machistas y patriarcales que son reflejo de la sociedad, pero también asegura que se ha obviado el hecho de que la guerrilla ha sido un referente de cómo solucionar conflictos de género en muchas comunidades rurales. Un ejemplo de esto lo narra Chaverra, guerrillero del Bloque Efraín Guzman. En 1993 ayudó construir un reglamento de una comunidad en Vebará, Chocó, que imponía multas y castigos (cargar arena para unas obras en la vereda) a todo hombre que maltratara una mujer. “A la semana un tipo le pegó una golpiza tremenda a una señora y nosotros llamamos al Presidente de la Junta de Acción Comunal para que aplicara el reglamento... La comunidad casi nos saca a machete de allá, la mujer se emberracó con nosotros, que porque al marido le tocaba ir a trabajar para pagar esa multa, que no nos metiéramos en la vida de ella...”.
  • “Señorita María”: el documental que revela la realidad de ser una campesina trans en Latinoamérica


    Este documental del director colombiano Rubén Mendoza habla sobre la realidad de una campesina trans que vive en las faldas de la cordillera de Los Andes.

    "Señorita María, La Falda de la Montaña"

    Cuando hablamos de una persona trans, por algún motivo nos imaginamos que vive en una ciudad, en donde puede encontrar redes de apoyo, personas que al igual que ella están pasando por el mismo cambio, la misma transformación. Nos imaginamos alguien activista, que va a marchas y dibuja consignas en papeles por sus derechos. Pero no, no todos los casos son iguales.

    La Señorita María, por ejemplo, nació hace 45 años en el pueblo colombiano de Boavita, un lugar de campesinos, de personas conservadoras y muy católicas que está hundido en Los Andes. Nació siendo un niño, pero desde que era muy joven sabía que odiaba los pantalones y que estaba atrapado en el cuerpo de una mujer. Su trabajo duro con la tierra no le da oportunidad de vestirse o arreglarse como quisiera, no hay glamour ni redes sociales con quienes compartir su verdad.

    Señorita María, La Falda de la Montaña“Señorita María, La Falda de la Montaña”

    Vive sola desde hace 25 años cuando su abuela falleció, y ha tenido que enfrentarse a la violencia y la discriminación en su propio pueblo, en donde las palabras progreso y la diversidad sexual aún no forman parte del vocabulario.

    “De primeras, la gente era jodidita, como mala, pero yo no me afanaba por eso. Yo, tranquila. Y ahorita ya cambió. Me saludan muy bien, yo también los saludo.

    María es la protagonista del documental Señorita María, La Falda de la Montaña, el proyecto más reciente del director Rubén Mendoza, y producido por Amanda Sarmiento, quienes pudieron presentar la cinta luego de una producción que se tomó casi seis años, entre financiamiento y convencer a María de que contara su historia.

    En el documental, vemos una realidad muy diferente a la que estamos acostumbrados cuando se habla de personas transgénero: es el día a día de una mujer latinoamericana, campesina y trans que debe vivir entre las creencias y las costumbres del pueblo donde creció, alguien que no tiene acceso a un tratamiento de transición, y alguien que sabe lo que es estar atrapada en el medio de una sociedad transfóbica y machista.

    El documental fue estrenado en la edición número 57 del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, y se espera que esté participando en otros festivales Latinoamericanos durante este año.

                        https://youtu.be/yP3jmqqdFaM

     

  • “Soy una sobreviviente de esta guerra”: Clara Setkin

    Fruto de la negociación entre las FARC y el gobierno colombiano, el pueblo tiene unos acuerdos que mediante la implementación podrán garantizar condiciones para la vida digna en medio de una disputa que ya comienza a darse. También, esta negociación permitió que historias de vida nunca antes contadas comiencen a salir a la luz pública. Historia de los exguerrilleros de la FARC, de sus luchas y vivencias, de sus sueños y proyectos de vida. Aquí, una de ellas, la de una valiente mujer que hoy vive para escribir una historia, la del pueblo colombiano.

  • “Yo le quiero contar algo”: El tiempo propio de las víctimas de violencia sexual

    Hace un tiempo, al terminar un taller con mujeres de organizaciones de base en Ayacucho, se me acercó una señora que me dijo que me quería contar algo pero en privado. Nos sentamos en un lugar aparte del salón principal y me contó que , luego de participar en ese encuentro en el que habíamos hablado de violencia sexual, se había animado a contar lo que le había pasado durante los años de violencia y me narró una historia terrible de violación sexual que había sufrido y que nunca había contado. “Recién ahora me siento con fuerzas para hablar”, me dijo.

  • 31 mártires del Bloque Occidental Comandante Alfonso Cano (BOCAC).

    Hoy 21 de mayo conmemoramos el segundo aniversario del asesinato de nuestro comandante Aldemar Galán y 31 mártires del Bloque Occidental Comandante Alfonso Cano (BOCAC).

  • 5 ejemplos de violencia simbólica

    La violencia simbólica es un concepto acuñado por Pierre Bourdieu en la década de 70 y se utiliza para describir una relación social donde el “dominador” ejerce un modo de violencia indirecta y no físicamente directa en contra de los “dominados”, los cuales no la evidencian y/o son inconscientes de dichas prácticas en su contra, por lo cual son “cómplices de la dominación a la que están sometidos” (Bourdieu, 1994).

  • A LAS MADRES DE LAS Y LOS GUERRILLEROS DE LAS FARC-EP

    f76b9bc1 29fd 48cc 8656 20c0a73b96beProgenitoras, tanto de guerrilleras y guerrilleros que están en pie de lucha por la construcción de nuevo país, como también a las de los caídos en el trasegar de la ardua confrontación, por que su sangre derramada fue y ha sido el sacrificio para que hoy estemos abriendo espacios de la lucha hacia la democracia plena con justicia social.

    Madres, se entiende el dolor y la suma de sentimientos vividos por todas ustedes, pues también lo hemos vivido en carne propia, son ustedes las que han parido constructores de un mañana mejor, para que las próximas generaciones no tengan que vivir en la desidia y el terror.

    Decirles también, que las y los caídos serán y son nuestros hermanos y compañeros, que ya no están con nosotros y nosotras físicamente, pero que su memoria y legado siguen presentes en nuestro diario batallar. Haremos que el objetivo de sus sueños se haga realidad con el concurso de la mayoría del pueblo colombiano.

    Finalmente expresarles que las llevamos en nuestros corazones, lo que le agrega chispa a la resistencia y alienta ha seguir adelante. Son ustedes las que desde diferentes frentes de lucha social podrán contribuir a crear un orden justo sin represión y sometimiento.

    Mamitas queridas ¡vale la pena luchar!


  • A LAS MUJERES COLOMBIANAS

    La Décima Conferencia Nacional de Guerrillera de las FARC-EP, “Reconciliación Nacional, Paz con Justica Social y Democracia Avanzada”, les expresa un ferviente saludo, lleno de alegría y esperanza por la Paz en ese nuevo horizonte que después de tantas luchas, avizoramos las colombianas y colombianos.

    Les informamos que nuestra Conferencia Nacional Guerrillera, con la participación del 34% mujeres, aprobó de manera unánime el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, firmado entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y nuestra delegación de Paz en La Habana, Cuba.

    Acuerdo que se convierte en la mejor oportunidad de construir a muchas manos, esa Colombia anhelada, en democracia participativa, sin discriminación por motivos de género, clase, raza o etnia y que impida de una vez por todas, que nuestros hijos e hijas tengan que postergar sus sueños y aspiraciones por culpa de una guerra irracional.

    De manera unánime también, nuestro evento máximo ha resaltado el enfoque de género transversalizado en todos los acuerdos, como el mayor avance de las reivindicaciones de las mujeres en muchos años y herramienta idónea para otorgarles un papel protagónico y decisivo en los destinos de nuestro país.

    Las FARC-EP seguiremos llevando en alto la bandera contra el patriarcado, por los derechos plenos de las mujeres y por su verdadera emancipación

    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    A LAS MUJERES

    Con mucha satisfacción, llenos de alegría y esperanzas en el futuro, queremos informarles que hemos realizado, dentro de las más amplia democracia y unidad, la Décima Conferencia Nacional Guerrillera de las FARC-EP, “Reconciliación Nacional, Paz con Justica Social y Democracia Avanzada”, la cual refrendó por unanimidad de sus delegadas y delegados el Acuerdo Final para una Paz Estable y Duradera Firmado en La Habana, Cuba.

    La amplia participación activa y creadora de la mujer fariana en este magno evento, fue una de las garantías de su éxito.

    Agradecemos su contribución y esfuerzos por alcanzar esos acuerdos, que son también los de millones de colombianas y colombianos que siempre han anhelado la Paz con Justicia Social, Soberanía y Democracia real.

    Valoramos altamente el aporte de su sabiduría, ideas y acción, en la materialización del mandato, que incluye un Enfoque de Género en todos los puntos del Acuerdo, y su apoyo en las actividades desarrolladas por la Subcomisión de Género y al proceso de conversaciones. De manera unánime, nuestro evento máximo, resalto la importancia de este enfoque y el compromiso por hacerlo realidad.

    No habrá Paz verdadera, Estable y Duradera, sin el respeto, garantía y protección de los derechos de las Mujeres colombianas.

    Son incontables las Mujeres que han aportado en todas las etapas a la construcción de los acuerdos, no obstante, destacamos especialmente a:

    1. Lizet Vila, Cuba

    2. Magali Arocha, Cuba

    3. Hilde Salvecen y todo el equipo de mujeres de Noruega

    4. Zainab Bangura, ONU

    5. Isabela Moya, Editorial de la mujer Cuba

    6. Patricia Castillo, excombatiente Guatemala

    7. Patricia Ariza

    8. Susana García

    9. Pilar Rueda

    10. Laura Cardosa

    11. Judhi Caldas

    12. Gloria Inés Ramírez y todas las mujeres del PCC

    13. Gloria Estela Díaz del Partido MIRA

    14. María Paulina Riveros – de la subcomisión de género.

    15. Cumbre de Mujeres por la Paz de Colombia

    16. Mujeres por la Paz

    17. Federación Mundial de Mujeres

    18. Red de Mujeres Excombatientes de Colombia

    --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    A LAS APRECIADAS MADRES Y PADRES DE GUERRILLEROS


    Queridos Padres,

    La Décima Conferencia Nacional Guerrillera, “Por la Reconciliación Nacional, Paz con Justica Social y Democracia Avanzada”, con el más profundo amor por nuestra patria y por ustedes, los abraza con cariño y esperanza por la paz democrática de todos los colombianos.

    Nuestra Conferencia aprobó de manera unánime el Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, que pone fin a 52 años de conflicto que nos robó nuestra juventud y nos privó del abrazo diario de ustedes.

    Se abre la esperanza para nuestro pueblo y optimistas nos aprestamos a dejar nuestros fusiles. Corremos con el corazón despojado de odios a encontrarnos y fundirnos en un gran abrazo de Paz y Reconciliación con toda nuestra familia.

    Por su intermedio les solicitamos a las y los colombianos que demos la batalla por hacer que se cumplan los Acuerdos, única garantía para que los hijos y las hijas de Colombia puedan nacer, crecer, educarse y constituir nuevas familias con plenos derechos y oportunidades, construir una sociedad en democracia participativa y gozando de plenos derechos y libertades que garanticen el buen vivir.

    Con amor: los hijos de Colombia,

    “Por la Reconciliación Nacional, Paz con Justica Social y Democracia Avanzada”

    Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo

  • A LAS MUJERES GUERRILLERAS Y LUCHADORAS EN GENERAL

    SAR 8950Eres el fruto inagotable y la fortaleza de un ser que quiere y anhela nuestra patria cambiar. Por una patria soberana por que están dispuestas y decididas a triunfar.