Feminismo Fariano,

  • No es interés nuestro dar lecciones de feminismo sino construirlo colectivamente

    Hace algunos días, para ser más exactos el 13 de junio, el portal Pacifista público un artículo titulado “Ahora las FARC quieren dar lecciones de feminismo” (http://pacifista.co/ahora-las-farc-quieren-dar-lecciones-de-feminismo/ ) en el cual daban a conocer algunos apuntes sobre las tesis de mujer y género que construimos las farianas con miras al congreso que se realizará para la constitución del nuevo partido político. El artículo con un título bastante provocativo no solo hablaba de las tesis, sino que además, en otras palabras, ironizaba la propuesta señalando que la organización es una de las más patriarcales del país donde las guerrilleras han jugado un papel secundario pero además hemos sufrido múltiples violencias de género donde hemos sido abusadas y obligadas a abortar.

  • NUESTRO APORTE A UNA NUEVA SOCIEDAD

    La paz es el símbolo de esperanza para cada uno de nosotros y nosotras en este paso tan importante que estamos dando, por eso hoy más que nunca unimos nuestros corazones y esfuerzos por una sociedad que dé mejores condiciones a todas y todos los colombianos.

    Hemos cambiado los fusiles por la palabra, y con este paso vemos reflejados nuestros sueños de paz que hoy desde todas las Zonas Veredales se expresa a través de la cultura con su diversidad de tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo.

  • PENSAMIENTO DE AYER Y DE HOY..


    Durante años en mi mente existió la idea de portar un fusil hasta la muerte, me negué a la maternidad, desarrollé muchas tareas sin hacerle caso a los cambios hormonales con los que lidia toda mujer mensualmente, además, no me importaba si mi vida terminaba en cualquier momento a causa de un disparo o bomba; tampoco tener que salir de las cobijas calientes para meterme en una muda de ropa mojada, alistar un arroz echo el día anterior y caminar 7, 10 o 15 kilómetros para llegar a un nuevo sitio de campamento o ir por la remesa que luego consumiríamos.

  • Placer sagrado I: Sexo, mitos y la política del cuerpo

     

    Riane Eisler es una antropóloga austriaca de gran prestigio. Es además una importante activista social que lucha por los derechos de las mujeres y de la infancia.

  • Primer Taller Nacional de Género de las FARC-EP La Elvira, Municipio de Buenos Aires, Cauca.

    photo 2017 03 14 21 36 42Febrero, 2017

    Durante más de diez días del mes de febrero, tuvimos la oportunidad de acompañar y facilitar el primer curso nacional de género realizado por las FARC-EP en el marco del proceso de reincorporación de las guerrilleras y guerrilleros a la vida civil y, sobre todo, el inicio de su actividad política sin armas, la cual no debe ser ajena a una construcción propia, fariana, sobre las relaciones de género en la sociedad Colombiana y el desarrollo de una política acerca de estas cuestiones

  • Reflexiones desde el taller de género

    nasEn el marco del primer taller de género de las FARC EP hicimos un ejercicio en el que imaginamos que momentos de la historia pudieron haberse contado distinto para cambiar la relación entre hombres y mujeres y hacerla más equitativa, aqui dos ejemplos:
  • Reflexiones desde el taller de género PTN Amaury Rodríguez

    Vereda Conejo, Fonseca, Guajira.

    A partir del ejercicio de reconocer momentos y luchas en la historia colombiana, cuyas protagonistas fueron mujeres, casi siempre invisibilizadas, las y los participantes del taller de género, escribieron los siguientes relatos:

  • Reunión histórica de mujeres ex combatientes del mundo

    El 18 y 19 de mayo, la Subcomisión de Género de las FARC-EP y el gobierno de Colombia llevó a cabo una reunión de dos días con mujeres ex combatientes de todo el mundo,

  • SALUDO A LAS MUJERES DE LA PAZ

    kkjHoy 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras

    Es un honor extender un saludo desde las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP, a todas las mujeres en Colombia y en el mundo, que enarbolan las banderas de la dignidad femenina, como requisito ineludible para la construcción de paz con justicia social, que incluya realmente a la diversidad y a la diferencia, con igualdad, respeto y equidad.

    A lo largo de los últimos 53 años, valientes mujeres han caminado las trochas de nuestro hermoso país, estas guerreras han subido montañas, atravesado ríos y curado enfermos; han asumido en igualdad de condiciones con los hombres las rudezas y las crudezas de la vida guerrillera. Nuestras camaradas son un ejemplo de amor y lucha, ellas sí que nos han enseñado el valor de la vida y son ellas quienes con su inmensa capacidad de resiliencia hoy nos ayudan a construir la paz estable, duradera e incluyente que necesita el país.

    El tiempo de Colombia, es tiempo de cambio. Hoy las mujeres y los hombres de nuestra organización marchamos hacia la implementación del Acuerdo Final y sentimos un profundo orgullo al reconocer que esta es la primera negociación de un conflicto armado en la historia del mundo, que asume la aplicación del enfoque de género como elemento transversal en la construcción de paz. Ustedes camaradas y compañeras son las protagonistas de este hecho y serán fundamentales en esta nueva faceta del trabajo político, que ahora es nuestra trinchera de lucha.

    Es lamentable que en pleno siglo XXI se sigan presentando abominables hechos de victimización en contra de las mujeres en Colombia. En promedio, cada día cuatro mujeres son víctimas de feminicidio y el 90% de los casos se encuentran en la total impunidad; además cada día son 22 las niñas que se convierten en víctimas de abuso sexual. En 2016, el Instituto de Medicina Legal registró 6.485 casos de agresión a mujeres, de los cuales 731 terminaron en muertes, mientras que en lo que va del 2017 han asesinado más de 5 lideresas sociales en diferentes lugares del país, lo que ha hecho de Colombia uno de los diez países con mayor índice de feminicidios en el mundo.

    Lo anterior, antes que desalentar nuestra lucha, la impulsa. Por ello, desde las FARC EP saludamos y apoyamos el “Paro Internacional de Mujeres”, pues se hace necesario un ejercicio de la solidaridad de género que trascienda las fronteras. Es urgente elevar un grito en contra de los abusos y de la desigualdad económica, social y política en contra de las mujeres a lo largo y ancho del mundo. Es el momento de exigir el reconocimiento de las tareas domésticas, del cuidado y de la reproducción de la vida como un trabajo, que aun sin ser remunerado, se constituye en otra jornada laboral.

    Las mujeres colombianas son inspiración y ejemplo, es admirable su fuerza, convicción y entrega a la hora de afrontar el duro día a día. Son inmensas las cargas que el modelo actual impone sobre sus hombros. Es el momento de reconocer la lucha de las campesinas, indígenas, mujeres negras y todas aquellas que dignifican y habitan los campos y las zonas rurales, porque entre muchos aportes que emanan de ellas, es claro que sin estas mujeres la vida en las ciudades sería inviable.

    Así mismo, defendemos el coraje y el compromiso de las trabajadoras de las ciudades. Nos referimos a las académicas, las estudiantes, las artistas, las cuidadoras, las desempleadas, las amas de casa y todas aquellas que afrontan con entereza las afujías de una brecha laboral desigual y abusiva. Sin ustedes la construcción de la paz con justicia social es tan solo una quimera, por lo que respetamos su tesón y compartimos su entrega en las tareas que lideran.

    Sabemos que la causa de un país mejor es un asunto de todos y todas. Hemos entendido el papel protagónico que las mujeres tienen en la construcción de la paz con justicia social y sabemos que es arduo el camino, que serán múltiples los ataques en esa búsqueda y para nuestra organización hoy es clara la responsabilidad que tenemos frente a la materialización efectiva del enfoque de género como aspecto transversal, no sólo del acuerdo, sino de nuestra vida. Cuidaremos con celo su correcta aplicación y manifestamos nuestro apoyo claro a las lideresas que hoy nos acompañan en ese camino. A todas ellas muchas gracias por sus aportes.

    Faltarán siempre palabras para manifestar nuestra admiración a aquellas mujeres que ofrendaron su vida a favor de nuestra lucha. Para ustedes honor y gloria. Esperamos con ansia a las que están privadas de la libertad y a aquellas camaradas, compañeras, amigas, hijas, madres que nos acompañan en el día a día, a quienes les manifestamos nuestro deseo de seguir caminando a su lado para seguir aprendiendo con ustedes. Nuestro más caluroso abrazo de esperanza para todas las mujeres víctimas del conflicto, con especial mención para las madres, hijas y compañeras de caídos y caídas en esta guerra. Sus reivindicaciones y banderas de lucha son muestra de lo mucho que nos falta por construir y estamos seguros que juntos y juntas lo lograremos.

    ESTADO MAYOR CENTRAL FARC-EP

    8 de marzo de 2017.

  • Ser mujer: el precio de cuidar a los niños

    La mitad de las mujeres latinoamericanas en edad de trabajar no lo hace y la otra mitad que sí trabaja gana salarios considerablemente más bajos que sus compañeros varones. Estos datos, por llamativos que sean, no resultan sorprendentes. Lamentablemente, estamos acostumbrados a titulares de este estilo y a que exhaustivos estudios analicen las diferencias de género en el ámbito laboral y muestren la inequívoca posición de desventaja de las mujeres.
    Sin embargo, América Latina y el Caribe han hecho desde hace décadas enormes avances en materia educativa que se han traducido en una reducción significativa de las diferencias de formación que existían entre hombres y mujeres. Y con todo, esa mejor preparación académica de las mujeres no se está traduciendo en una mayor participación en el mercado laboral ni en la paridad salarial. ¿Qué está pasando?La maternidad.
  • TESIS DE MUJER Y GÉNERO PARA EL CONGRESO CONSTITUTIVO DEL PARTIDO

    El papel de las mujeres guerrilleras de las FARC-EP.

    En la actual situación de transformación de nuestro partido en armas a partido político, las mujeres farianas como sujetas políticas asumiremos los retos de cara a la reincorporación a la vida civil.

  • Una cultura como opción de desarrollo

    Los ríos de la costa pacífica siempre se han caracterizado por su limpidez y fuertes corrientes, en sus aguas la gran variedad de peces y moluscos han sido el sustento y vida de todos los habitantes rivereños.