Salud Popular

  • La solución sueca para la prostitución: ¿Por qué nadie intentó esto antes?

    En las calles de la ciudad capital, Estocolmo, la cantidad de prostitutas ha sido reducida en dos tercios y la de clientes en un 80 por ciento. En otras grandes ciudades suecas, el comercio sexual en las calles casi ha desaparecido. Y en buena medida también ha ocurrido esto con los famosos burdeles y salas de masaje que proliferaron en el país en las últimas tres décadas del siglo 20, cuando la prostitución era legal.

    En un mar de siglos de clichés desesperados porque ‘siempre habrá prostitución’, el éxito de un país sobresale como un faro solitario que ilumina el camino. En apenas cinco años, Suecia ha disminuido drásticamente la cifra de mujeres dedicadas a las prostitución. En las calles de la ciudad capital, Estocolmo, la cantidad de prostitutas ha sido reducida en dos tercios y la de clientes en un 80 por ciento. En otras grandes ciudades suecas, el comercio sexual en las calles casi ha desaparecido. Y en buena medida también ha ocurrido esto con los famosos burdeles y salas de masaje que proliferaron en el país en las últimas tres décadas del siglo 20, cuando la prostitución era legal.

    Adicionalmente, es nula la cantidad de mujeres extranjeras que ahora están siendo traficadas a Suecia para comercio sexual. El gobierno sueco estima que en los últimos años sólo entre 200 y 400 mujeres y niñas han sido traficadas cada año hacia este país, cifras que no son tan significativas en comparación con las 15,000 a 17,000 mujeres traficadas anualmente hacia la vecina Finlandia. Ningún otro país y ningún otro experimento social siquiera se acercan a los prometedores resultados que están siendo observados en Suecia.

    ¿Cuál compleja fórmula ha utilizado Suecia para lograr esta proeza? Sorprendentemente, su estrategia no es en absoluto compleja. De hecho, los principios de ésta parecen tan simples y anclados con tal firmeza en el sentido común que de inmediato nos llevan a preguntar: “¿Por qué nadie intentó esto antes?”

    La trascendental legislación sueca de 1999

    En 1999, luego de años de investigación y estudios, Suecia aprobó una ley que: a) penaliza la compra de servicios sexuales y b) despenaliza la venta de dichos servicios. La novedosa lógica detrás de esta legislación se estipula claramente en la literatura del gobierno sobre la ley:

    LEER MAS--- http://kaosenlared.net/la-solucion-sueca-para-la-prostitucion-por-que-nadie-intento-esto-antes/

  • Las mujeres indias llenan Twitter de 'selfies' para luchar contra las violaciones

    Cientos de internautas de todo el país reclaman justicia bajo el hashtag #AintNoCinderella

  • Licencia menstrual en Colombia: lo personal es político

    ciclo menstrualHace varios días se viene discutiendo la posibilidad de generar una propuesta de licencia menstrual para las mujeres en Colombia. Esta parte de considerar los dolores menstruales como causa de incapacidad para mujeres laboralmente activas.

  • Los niños: víctimas de la violencia contra la mujer

    “¡Papá, ya no golpees a mi mamá!”. “¡No, déjala, es mi mamá!”. “¡Suéltala, no la mates!” No son frases inventadas. Son gritos desesperados de millones de niños testigos de la violencia ejercida contra sus madres al interior del hogar. Y no sólo son testigos, sino también víctimas, que desde temprana edad deben cargar con las consecuencias físicas, psicológicas y sociales.

    Cada año, entre 133 millones y 275 millones de menores en todo el mundo sufren por culpa de la violencia doméstica, de acuerdo al informe mundial “La violencia contra los niños y niñas”, redactado para Naciones Unidas por el experto independiente Paulo Sérgio Pinheiro.

    Este rango, sin embargo, es una estimación conservadora si se compara con la de UNICEF, que en su último estudio hizo un énfasis: 300 millones de niños entre dos y cuatro años sufren castigos en el hogar. De esta abrumadora cifra, 176 millones viven con una madre que es víctima de violencia de pareja.

    Y es que a menudo las agresiones y abusos contra la mujer en el ámbito familiar derivan en maltrato hacia los niños, y suelen ser los causantes de sus muertes. Sólo en España, en lo que va del año han sido asesinados ocho niños a manos de sus padres, la gran mayoría por venganza hacia sus madres (violencia vicaria), según datos del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer de ese país.

    https://www.dianova.ngo/es/noticias/los-ninos-victimas-de-la-violencia-contra-la-mujer/

  • MEMORIAS DE ESPERANZA

  • Modelo de salud alternativo, una necesidad para Colombia.

    Colombia es un país con innumerables riquezas naturales, sin embargo uno de los más desiguales de América latina  y del mundo, en donde los estratos más desfavorecidos de la sociedad, es decir las grandes mayorías, adolecen de una atención sanitaria digna.

    El capitalismo neoliberal imperante en el país impide el desarrollo de un sistema de salud igualitario, más justo y al alcance del pueblo.

  • Mujeres rebeldes: las obreras que combatieron el franquismo

    Analizamos la experiencia histórica de las trabajadoras que participaron en el movimiento obrero y se enfrentaron al régimen franquicia.

    El papel de las mujeres en la protesta social ha sido fundamental a lo largo de la historia, desde ser las iniciadoras de los levantamientos durante los motines de subsistencia de época moderna, hasta ser la chispa que desencadenó grandes procesos revolucionarios. Fueron las mujeres las primeras que el 18 de marzo de 1871 impidieron a las tropas del gobierno francés retirar los cañones de las colinas de Montmartre y desarmar París, llamando al proletariado y a la Guardia Nacional a defender la ciudad, dando inició a la Comuna de París. También fue la huelga de las obreras textiles de Petrogrado un 8 de marzo de 1917 la que, al grito de “¡Queremos pan!”, desencadenó una protesta de 90.000 obreras y obreros en las calles. Aquel 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer propuesto unos años antes por Clara Zetkin, fue el primer día de la Revolución Rusa.

    Existe, por lo tanto, toda una experiencia histórica de mujeres combativas, revolucionarias y protagonistas de la transformación social. Sin embargo, su papel no ha sido reconocido y su importancia infravalorada dentro del relato de la “Historia”. Las mujeres trabajadoras han sido invisibilizadas doblemente, por su condición de clase obrera, y por su condición de mujer. Por estas razones es importante reivindicar toda esta experiencia histórica en el marco de la gran movilización de mujeres combativas que está suponiendo este 8 de marzo y la huelga internacional de mujeres. Es el caso de las obreras que combatieron al franquismo.

    La derrota de la clase obrera y la represión

    Con la victoria fascista en la guerra civil española se impusieron los intereses de los sectores más reaccionarios de la sociedad: la Iglesia, el Ejército, la alta burguesía y los terratenientes. La clase obrera había sido derrotada, los partidos y sindicatos obreros, prácticamente liquidados, tuvieron que pasar a desarrollar su actividad principal en el exilio. Es el drama de la revolución española, de un proletariado revolucionario y combativo que fue vencido, a pesar de que la victoria fue posible.

    Con la postguerra, es la clase obrera la que sufre las peores condiciones y quién debe cargar con las penurias, mientras las clases dominantes vencedoras de la guerra mantenían sus privilegios y hacían negocio con la pobreza de un país entero. La miseria del proletariado es impuesta con mano de hierro, incluso terminada ya la guerra fueron miles los ejecutados y muchos más los hacinados en las cárceles.

    En el caso particular de las mujeres, muchas sufrieron agresiones, persecuciones y humillaciones. Durante la guerra y el avance franquista, el rapado del pelo y la ingesta de aceite de ricino fue una de las formas en la que el fascismo se ensaño con ellas y sus cuerpos, como medio de atacar directamente su feminidad y dignidad.

    El retorno a la lucha: ¡Mujeres en huelga!

    Sin embargo, la clase obrera no perdió su espíritu combativo y no tardó mucho tiempo en reaccionar, siendo las mujeres, como comentábamos al principio de la nota, las primeras en enfrentarse al régimen. De hecho, fueron las obreras, especialmente las textiles, las que tuvieron un protagonismo destacado en las huelgas y protestas laborales de los primeros años del franquismo.

    Nadia Varo ha señalado para el contexto barcelonés, como las mujeres del textil autoorganizaron su lucha, formaron piquetes (para parar fábricas, talleres o comercios) e incluso crearon «comisiones de trabajadoras compuestas exclusivamente por mujeres, que negociaban con la dirección de las empresas, fuerzas policías, funcionarios de la OSE o incluso cargos políticos» (1). Una auténtica ruptura de estas mujeres combativas no sólo con las condiciones económicas de miseria impuestas por el franquismo, sino también con los roles de género que les eran impuestos.

    Además, hemos de entender que las huelgas y las protestas obreras estaban ilegalizadas en el franquismo, con lo que un conflicto, aunque fuera estrictamente económico o laboral, derivaba muy fácilmente en un conflicto político directo con el régimen.

    Sin embargo, este protagonismo de las trabajadoras se verá eclipsado por la protesta laboral que se inicia a partir de 1956, de presencia mayoritariamente masculina. Como ha apuntado Nadia Varo, esto fue consecuencia «de la transformación del mercado de trabajo femenino y de la población trabajadora en general

    VER MAS>>>>>>http://www.izquierdadiario.es/Mujeres-rebeldes-las-obreras-que-combatieron-el-franquismo?id_rubrique=2653

  • No soy morena, soy negra!!!

    ¡No soy una “morena“, no! ¿por qué tienes miedo de llamar a una persona negra? Se que muchos de vosotros podeís haber leído el título del post y haber pensado “¿por qué es necesario decir negrx?” Tal vez desconoces que los afrodescendientes en muchos lugares aceptan y exigen que se les llame negros y negras. Durante décadas, siglos de hecho, la sociedad ha enseñado a sus ciudadanos que ser negro/negra, es una cosa terrible. Incluso alguna gente negra, durante muchos años rechazó esta clasificación, prefiriendo términos como morena o mulata. Todo fue antes de pasar por el proceso de “reconocerse como negro”. Reivindicar el derecho a ser negro en un mundo que prefiere invisibilizarnos, es un gran problema. Por eso debemos seguir diciéndolo fuerte... morena no. Negra!

    No soy “morena”, no! No rechazo lo que soy, y así es como nos nombramos y debemos reconocernos ¿Porque ese intento de dulcificar o disfrazar?

    LEER MAS --> https://afrofeminas.com/2017/09/25/no-soy-morena-soy-negra/

  • Nueva York se paralizó por modelos de tallas grandes que desfilaron contra los estereotipos

    Un grupo de más de 20 mujeres, liderado por Khrystiana, activista y modelo, cansadas de los estándares de belleza estipulados por la sociedad, salieron a desfilar para expresar su desacuerdo con los prototipos de belleza "perfecta".

    Captura de pantalla del Instagram de Khrystyana

    Un grupo de más de 20 mujeres, liderado por Khrystiana, activista y modelo de tallas grandes, cansadas de los estándares de belleza estipulados por una sociedad consumista, salieron a desfilar por el Times Square, en Nueva York, para expresar su desacuerdo con esos estereotipos.

    Aunque el frío que estaba haciendo en Manhattan era impresionante, pero las mujeres de distintas tallas, culturas y nacionalidades, resistieron y desfilaron en lencería, en lo que ellas llamaron #TheRealCatwak (en español, una pasarela real).

    “¡Quiero expresar mi gratitud a todas las mujeres que caminaron por todas las mujeres! Sí, hacía frío, sí, era aterrador, pero nuestra cálida energía nos hizo avanzar y presentamos un escaparate inolvidable. ¡Queremos que todas las mujeres se sientan fortalecidas, fuertes, hermosas!”, expresó Khrystiana en su cuenta de Instagram, en la que tiene más de 80 mil seguidores y en la que aprovecha para mostrar la belleza natural. En esa red social, la activista compartió varias imágenes del evento acompañadas del hashtag con el que muchas mujeres participaron publicando fotografías.  https://www.elespectador.com/noticias/actualidad/nueva-york-se-paralizo-por-modelos-de-tallas-grandes-que-desfilaron-contra-los-estereotipos-articulo-727140

  • Ocho científicas asombrosas cuyo mérito se llevaron los hombres

    Estas mujeres hicieron grandiosos descubrimientos, pero quedaron en la sombra, sus logros fueron atribuidos a sus colegas masculinos o se les negó el Nobel. Es lo que se llama el «efecto Matilda»Aparte de Marie Curie o Hipatia de Alejandría no son muchas las mujeres populares en la historia de la Ciencia. Sin embargo, sí abundan los casos de las que han sido flagrantemente ninguneadas, han tenido que luchar contra el sexismo o trabajar en condiciones miserables para que al final, después de tanto esfuerzo, sus descubrimientos fueran atribuidos a sus colegas masculinos ¡e incluso a sus maridos!

    El número de investigadoras premiadas con un Nobel desde que los galardones comenzaran a entregarse en 1901 no llega a la veintena y la razón no solo se encuentra en que menos féminas accedan a carreras científicas, sino también a los criterios muy discutibles de la Academia Sueca a lo largo de los años.

    El prejuicio tiene un nombre, «efecto Matilda», la tendencia a menospreciar los logros científicos si han sido llevados a cabo por mujeres. Nettie Stevens, descubridora de los cromosomas que determinan el sexo; Rosalind Franklin, cuyas aportaciones fueron imprescindibles para el hallazgo de la estructura del ADN, o Lise Meitner, «madre» de la fisión nuclear, son algunas de esas «Matildas» a las que todavía hay que hacer justicia. Aquí recordamos algunas de ellas, aunque hay más, con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra este domingo (11 de febrero). Por fortuna, los tiempos han cambiado (o están en ello), pero puede que la lista negra se alargue. En la última edición de los Nobel, una vez más, ningún nombre femenino sonó en los anuncios del fallo del jurado... y nadie puede aducir que sea por falta de candidatas. Malo es el olvido.

    VIDEO COMPLETO DE LAS OCHO MUJERES ASOMBROSAS CUYO MERITO SE LO LLEVARON LOS HOMBRES

    LEER MAS--- http://www.abc.es/ciencia/abci-mujer-y-nina-ciencia-ocho-cientificas-asombrosas-cuyo-merito-llevaron-hombres-201802091740_noticia.html#ns_campaign=rot-cl&ns_mchannel=visto-oido-encope&ns_source=noticia-ciencia&ns_linkname=3-diez-productos-de-belleza-retirados-del-mercado&ns_fee=16

  • POR QUÉ NO SOY FEMINISTA

    l papel de los hombres en la lucha de las mujeres por derechos civiles, reproductivos, laborales, etc., siempre me ha parecido sumamente sospechoso; es como si el jefe de la fábrica se involucrara en la huelga de los trabajadores por mejores prestaciones laborales: éticamente es su deber, pero puede existir un claro conflicto de intereses.

    En el entorno sociopolítico en el que vivimos actualmente, ese conflicto de intereses se llama pacto patriarcal. Este pacto no es otra cosa que la espontánea identificación de los hombres con otros hombres; un ejemplo sencillo es que, cuando una mujer denuncia que sufrió acoso o violencia por parte de un hombre, otros hombres inmediatamente se sienten con el derecho a cuestionar las motivaciones de la mujer para realizar esa denuncia; se sienten directamente implicados en ella, como si el “honor” del hombre denunciado pusiera en entredicho el honor de todos los demás hombres.

    En el contexto de Tuiter, ese conflicto de intereses se ha cobijado bajo el pseudo-argumento paraguas #NotAllMen (no todos los hombres): no todos los hombres son violadores, no todos son acosadores sexuales, no todos fiscalizan el cuerpo de su pareja ni su decisión de tener más de una pareja sexual, no todos revisan sus dispositivos electrónicos y no todos le impiden ver a sus hijos — pero existen muchos hombres que lo hacen.

    Cada vez que aparece un hashtag o una iniciativa para visibilizar alguno de los muchos tipos de violencia contra las mujeres (como #MiPrimerAcoso, #MeToo, o el reciente #YoNoDenuncioPorque), veo entre mis amigas y conocidas una enorme cantidad de comentarios no solicitados, muchas veces de hombres, donde más que producir empatía o hacerlas sentir escuchadas, se les revictimiza, se les hace objeto de burlas o escarnio, o con la mayor desfachatez, se les mansplica por qué la violencia que dicen sufrir no es tal.

    ¿Por qué a los hombres nos molesta que una mujer denuncie a uno de nosotros, por qué nos lo tomamos tan personal? ¿Por qué la empatía de los hombres de inmediato se coloca del lado del opresor en lugar del de la denunciante?

    Porque históricamente, los hombres hemos sido educados para comportarnos como una masa homogénea, con objetivos bien claros, que no son otros que la hegemonía en todos los órdenes de la sociedad.

    2. En la cultura griega clásica, el fin de la enseñanza masculina (paideia) era la producción de areté [excelencia], un término difícil de traducir, pero que implica lo que hoy entendemos como virtudes masculinas tradicionales: la valentía en combate, el ingenio, la inteligencia al servicio de una causa común, y que deriva en el honor público (que va de la mano con el derecho a ejercer la palabra en público, es decir, a hacer política), el cual se consigue solamente mediante el reconocimiento de los pares. Así, en Ilíada, Aquiles no enfurece solamente porque Agamenón le confisque a Briseida (objetificada como parte de su legítimo botín de guerra), sino porque le niega la areté, lo cual, según la visión del mundo de la época homérica, es peor que la muerte. Cabe mencionar que la areté es una virtud exclusivamente masculina, pues las mujeres ni siquiera tenían acceso a la educación (paideia) en los mismos términos que los hombres.

    Por brevedad, voy a hacer una elipsis de las virtudes caballerescas de la Edad Media, pero señalaré solamente que la idea del “caballero” (derivado de una visión de mundo militarista y feudal) sigue muy viva en el imaginario masculino. Tampoco es posible extenderse sobre cómo la Ilustración — tratando de desentenderse de la moral cristiana — identificó el uso de la razón con el ejercicio público de la palabra (masculina), y relegó las emociones al campo de lo femenino. Así, ellos fueron desde entonces los razonables, los fuertes y valientes, y ellas las histéricas, las incontrolables, las que deben permanecer siempre al cuidado de un hombre (el padre primero, después el esposo), y que por descontado carecían de las virtudes (vir, hombre) necesarias para ejercer la palabra en público, para hacer política, mucho menos para ser sujeto de derechos, como el de propiedad.

    Y el asunto de la propiedad es importante para entender cómo opera el pacto patriarcal. He visto a muchos amigos y colegas hombres, a quienes admiraba hasta hace poco, mostrarse hartos de que esas malditas feminazis quisieran meter el patriarcado y el heteropatriarcado hasta en la sopa. ¿Pero dónde está ese “patriarcado”, dicen? ¿Por qué lo culpan de todo? ¿Por qué no se hacen responsables? Bueno, porque como nos recuerda Engels, no es gratuito que la propiedad privada, la monogamia y la esclavitud hayan surgido en las mismas condiciones históricas: el matrimonio sindiásmico (un marido, muchas esposas) tuvo que dar paso a la familia monogámica para dar certeza de la paternidad de los hijos, de los cuales, solamente los varones podían heredar la propiedad familiar. El patriarcado no es sino el sistema en que se basan todas las civilizaciones después de la “barbarie” de la Edad de Piedra: un sistema (es decir, una serie de dispositivos de poder y sistematización) destinado a asegurar esa certeza de la paternidad a los hombres.

    ver mas>>>>>https://lalineadefuego.info/2018/03/06/por-que-no-soy-feminista-por-javier-raya/

  • Sexo y Nuevas Tecnologías

    Las mujeres somos seres humanos de pleno derecho y no ciudadanos de segunda categoría y como tales exigimos lo que merecemos. Queremos respeto en el trabajo, en la calle, en nuestras casas, entre las esquinas de nuestras camas y también en la red. La vida online es vida real y nuestros cuerpos solo son sexuales cuando nosotras decidimos que así sean.

    Tenemos que hablar de sexo y pornografía. Creo que ha llegado la hora de que tengamos esta conversación. Sé que conoces el vínculo con el placer y la diversión pero necesitamos hablar de las implicaciones que tienen la expresión de la sexualidad, las nuevas tecnologías y la violencia “online”.

    ¿Conoces el significado de palabras como consentimiento, intencionalidad, deseo, autonomía, iniciativa, reciprocidad, entusiasmo, acuerdo o respeto? Si no es así, quizá no estés listo para mantener relaciones sexuales con otras personas y tampoco para pretender sentar cátedra sobre sexualidad humana o pornografía (ostentando “titulitis” en hasta cuatro periódicos distintos) y con esa excusa relativizar una agresión perpetuando una vez más la cultura de la violación.

    No te ofendas con la expresión, el término no es el problema pero sí lo es la realidad que retrata. La violencia sexual no involucra exclusivamente a un agresor y a una víctima, sino que existe un contexto en el cual se normalizan, justifican y perpetúan estas acciones. Así como hemos vivido las agresiones y el acoso sexual en los espacios públicos, en el trabajo y éstas se han justificado por las instituciones. Desde hace unos años también lo vivimos en la red. Las posibilidades que abren las nuevas tecnologías alteran tanto las prácticas culturales y sociales como la forma en que la cultura de la violación se manifiesta.
    leer mas-- http://kaosenlared.net/sexo-y-nuevas-tecnologias/

  • Síndrome premenstrual, ¿un mito?

    Los cambios de humor frecuentes, fatigas, molestias estomacales y dolores de cabeza son algunos síntomas asociados al denominado Síndrome Premenstrual.

    Sabías que...

    
Aunque muchas mujeres se asombran ante el nombre, el Síndrome Premenstrual...

  • Una hija transexual: el secreto de la portavoz del autobús de Hazte Oír en Chile

    La madre, Marcela Aranda, sacó hace cinco meses a las calles el llamado 'Bus de la libertad', con mensajes transfóbicos

    Carla González Aranda es una joven transexual chilena, de 19 años, que hace apenas una semana firmó en los tribunales la demanda para el cambio legal de su nombre y sexo. Lo contó en una rueda de prensa, arropada por los líderes del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh), donde también reveló la identidad de su madre: Marcela Aranda, la portavoz del autodenominado Bus de la libertad, el vehículo de la organización ultracatólica Hazte Oír que ha recorrido diferentes países con mensajes transfóbicos y en contra de la libertad de género y la diversidad sexual.

    “Con mis hijos no se metan”, era una de las consignas del autobús, que llegó al país sudamericano de la mano de CitizenGo Chile, Padres Objetores de Chile y el Observatorio Legislativo Cristiano, de donde Aranda es directora. “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”, se leía en el vehículo que pasó por diferentes ciudades de Chile en julio pasado. En alusión a un cuento infantil del Movilh titulado Nicolás tiene dos papás —que despertó en 2014 la ira de los sectores conservadores del país— el autobús tenía inscrito el siguiente mensaje: “Nicolás tiene derecho a un papá y a una mamá. Menos Estado y más familia”. https://elpais.com/internacional/2017/12/01/mundo_global/1512140858_222175.html?id_externo_rsoc=TW_CM

  • Voy preguntando...

    “Yo vivo de preguntar.

    Saber no puede ser lujo”

    Silvio Rodríguez, “Escaramujo”