Mirada al futuro

  • Mujeres y liderazgo

    El papel de las mujeres en el liderazgo organizativo se ha transformado en los últimos años de manera positiva, pero lamentablemente aún falta mucho. Aún considerando que los escenarios se abren a sus aportes y participación activa, realmente las condiciones objetivas impiden que estos liderazgos surjan en los escenarios de transformación social. Los espacios que las mujeres han logrado abrir han sido producto de constantes luchas por la reivindicación de derechos desde la equidad e igualdad de género en una sociedad donde la doble opresión del modelo

  • Mujeres, hablemos de nuestra historia

    Cuentan que, en la contienda independentista cubana, muchas mujeres cumplieron la tarea de ser correo entre las direcciones insurrectas. Para proteger los mensajes, los escondían en la flor Mariposa que acostumbraban llevar en el pelo. Más adelante, en la lucha clandestina de las ciudades, usaban faldas largas y anchas con bolsillos internos donde guardaban cartas, armas, municiones o dinero. En la Sierra Maestra, la guerrillera Celia Sánchez Manduley cuidaba el archivo personal de Fidel Castro.

  • Nació una molestosa

    Me la encontré en un oscuro salón de universidad. Yo en mis ansias de hacer, ella en sus ansias de continuar. La felicidad que me inspiro encontrarla no tiene dimensiones. La vi como siempre morada y mirando fijo a los ojos.

  • Nada de pesimismo

    Por estas épocas se lee en los diferentes medios y más en las redes sociales que no hay nada para celebrar en este fin de año y uno de los argumentos es el irrisorio aumento del salario mínimo.

    Todos los años por el mes de diciembre se da la misma discusión. Y soñamos que esta vez sí habrá un incremento que valga la pena. Pero si revisamos los salarios desde el 2010, para no hacer larga la lista, los aumentos son siempre irrisorios en comparación con las ganancias de los gremios empresariales, esa es la esencia del capitalismo, no lo podemos olvidar.

    AÑO                 SALARIO MÍNIMO                                            INCREMENTO                                                         AUXILIO DE TRANSPORTE

    2010                     $515.000                                                      3.64 %                                                                          $61.500

    2011                     $535.600                                                      4.00 %                                                                          $63.600

    2012                     $566.700                                                      5.8 %                                                                            $67.800

    2013                     $589.500                                                      4.02 %                                                                          $70.500

    2014                     $616.000                                                      4.5 %                                                                            $72.000

    2015                     $644.350                                                      4.6 %                                                                            $74.000


    2016                     $689.455                                                       7 %                                                                              $77.700

    2017                     $737.717                                                       7 %                                                                              $83.140

    1. https://www.notinet.com.co/indices/salario_minimo_auxilio.pdf

    El 2018 no es la excepción. El salario mínimo será de 781.242 pesos, se ajustó en 43.525 con un incremento del 5,9 %, y el auxilio de transporte pasó del 83.140 a 88.211 (subió 6,1 %), para un total de 869.453 pesos.

    El 2018 no es la excepción. El salario mínimo será de 781.242 pesos, se ajustó en 43.525 con un incremento del 5,9 %, y el auxilio de transporte pasó del 83.140 a 88.211 (subió 6,1 %), para un total de 869.453 pesos.

    En Colombia no aumentan las empresas productoras de bienes de consumo y generadoras de empleo. El país hace rato no crea empresas, más bien aumentan los negocios bancarios y las agencias prestamistas, capitales especulativos.

    Con el neoliberalismo el Estado no cumple con la razón de ser de su existencia, privilegia más las importaciones de esos bienes de consumo, se ahoga la industria nacional y por supuesto se empobrece aun más el campo colombiano. Lo importante para el sistema, y lo cumplen al pie de la letra es la ganancia para el puñado que maneja el país.

    Así las cosas nada nuevo para celebrar, cierto.

    Aquí viene entonces la inquietud a esas voces de las redes sociales, qué hacer? No hay nada que hacer?, nos vamos cada colombiano o colombiana a rumiar las miserias a la casa?

    Desde la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC, decimos, no. Hay que seguir la lucha por cambiar esta realidad, dura si, en la FARC sí que sabemos de eso. Pero debemos organizarnos, exigir el cumplimiento de lo acordado en La Habana, que como hemos dicho muchas veces no será el mejor acuerdo pero en él hay varias cosas de las que el pueblo se puede beneficiar.

    Para las mujeres por ejemplo tenemos para nombrar algunas:

    Acceso de mujeres rurales al Fondo de Tierras y la formalización de la propiedad.

    Fortalecimiento de la autonomía económica y capacidad organizativa de las mujeres rulares.

    Medidas para facilitar el ejercicio de la participación política de las mujeres.

    Participación de las mujeres en el programa Nacional Integral de Sustitución (PENIS).Y muchas más.

    El Estado mediante su gobierno de turno no cumplirá así no más, ese cumplimiento será como ha sido siempre en la historia producto de las luchas sociales. Los famosos tres ochos (jornada laboral, descanso y educación) fueron ganadas por los trabajadores, no olvidemos a las mártires de Chicago. El voto de las mujeres, ganado por ellas en las luchas callejeras, son solo un par de ejemplos.

    El Acuerdo de Paz no es la revolución que soñamos en la FARC ni el que sueñan muchas personas demócratas y sinceras de nuestra querida patria. Es solo una importante herramienta de lucha, el salario que se merecen las colombianas no solo más elevado que el aprobado sino igual al de los hombres por el mismo trabajo, por ejemplo. El salario mínimo justo se lo tenemos que arrebatar a esta clase empresarial colombiana en la lucha, de su parte nunca será justo.

    ***

    Frases destacada

    “Dos mil diecisiete fue el año en que el sistema de salud colombiano tuvo el infame honor de competir en cantidad de muertos con los que producía el conflicto armado en Colombia, porque las EPS no disparan, pero matan y torturan a pacientes y familiares y se pasan por la faja toda acción judicial”.

    Beatriz Vanegas Athías (goo.gl/Wb5kUJ)

     

  • No cambiaremos el fusil por la escoba

    “Las mujeres de las FARC hemos sido por muchos años obreras de la revolución, obreras de la vida y obreras de la esperanza”

  • No es de locas...y si es de locas, ¿qué?

    Cuenta la Historia que las mujeres eran diagnosticadas como “histéricas” cuando alzaban la voz reclamando sus derechos, cuando se revelaban ante alguna expresión de violencia, cuando hablaban de temas poco “decentes”, o sea, cuando tenían algún comportamiento por fuera del que la sociedad les había impuesto.

  • Ocho científicas asombrosas cuyo mérito se llevaron los hombres

    Estas mujeres hicieron grandiosos descubrimientos, pero quedaron en la sombra, sus logros fueron atribuidos a sus colegas masculinos o se les negó el Nobel. Es lo que se llama el «efecto Matilda»Aparte de Marie Curie o Hipatia de Alejandría no son muchas las mujeres populares en la historia de la Ciencia. Sin embargo, sí abundan los casos de las que han sido flagrantemente ninguneadas, han tenido que luchar contra el sexismo o trabajar en condiciones miserables para que al final, después de tanto esfuerzo, sus descubrimientos fueran atribuidos a sus colegas masculinos ¡e incluso a sus maridos!

    El número de investigadoras premiadas con un Nobel desde que los galardones comenzaran a entregarse en 1901 no llega a la veintena y la razón no solo se encuentra en que menos féminas accedan a carreras científicas, sino también a los criterios muy discutibles de la Academia Sueca a lo largo de los años.

    El prejuicio tiene un nombre, «efecto Matilda», la tendencia a menospreciar los logros científicos si han sido llevados a cabo por mujeres. Nettie Stevens, descubridora de los cromosomas que determinan el sexo; Rosalind Franklin, cuyas aportaciones fueron imprescindibles para el hallazgo de la estructura del ADN, o Lise Meitner, «madre» de la fisión nuclear, son algunas de esas «Matildas» a las que todavía hay que hacer justicia. Aquí recordamos algunas de ellas, aunque hay más, con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra este domingo (11 de febrero). Por fortuna, los tiempos han cambiado (o están en ello), pero puede que la lista negra se alargue. En la última edición de los Nobel, una vez más, ningún nombre femenino sonó en los anuncios del fallo del jurado... y nadie puede aducir que sea por falta de candidatas. Malo es el olvido.

    VIDEO COMPLETO DE LAS OCHO MUJERES ASOMBROSAS CUYO MERITO SE LO LLEVARON LOS HOMBRES

    LEER MAS--- http://www.abc.es/ciencia/abci-mujer-y-nina-ciencia-ocho-cientificas-asombrosas-cuyo-merito-llevaron-hombres-201802091740_noticia.html#ns_campaign=rot-cl&ns_mchannel=visto-oido-encope&ns_source=noticia-ciencia&ns_linkname=3-diez-productos-de-belleza-retirados-del-mercado&ns_fee=16

  • Palabras para el Primer Encuentro Nacional de Mujeres de FARC-EP Departamento de Mujer y Género


    Camaradas, reciban un amoroso saludo!

    Antes de empezar, quisiera agradecerles todos los esfuerzos realizados para llegar hasta esta fría y hermosa ciudad (Bogotá). Sabemos que son largos los recorridos que han hecho por la extensa Colombia, travesías que demuestran el gran compromiso que como organización tenemos desde que iniciamos nuestro alzamiento en armas hace 53 años por una Nueva Colombia y que lo ratificamos en este empeño por alcanzar una paz con justicia social, estable y duradera. El que estemos aquí hoy, demuestra además la estatura de nuestra organización y el compromiso que cada uno y una de nosotras tiene con la implementación del Acuerdo de Paz, pero además, del gran paso que estamos dando hacia la conformación de nuestro partido político con el cual haremos política democrática, bolivariana, fariana y feminista de cara a las transformaciones que el país requiere.

  • Pasado y presente de la lucha armada de las mujeres insurgentes

    Encuentro de excombatientes de las insurgencias colombianas con guerrilleras de la Delegación de Paz.

    El encuentro realizado el pasado mes de mayo de 2015 resultó ser un ejercicio de reconstrucción de la memoria histórica del conflicto social y armado, desde la mirada de las mujeres insurgentes. Un intercambio franco y fraternal entre guerrilleras de la Delegación de Paz de las FARC-EP y las excombatientes de las guerrillas desmovilizadas en

  • PENSAMIENTO DE AYER Y DE HOY..


    Durante años en mi mente existió la idea de portar un fusil hasta la muerte, me negué a la maternidad, desarrollé muchas tareas sin hacerle caso a los cambios hormonales con los que lidia toda mujer mensualmente, además, no me importaba si mi vida terminaba en cualquier momento a causa de un disparo o bomba; tampoco tener que salir de las cobijas calientes para meterme en una muda de ropa mojada, alistar un arroz echo el día anterior y caminar 7, 10 o 15 kilómetros para llegar a un nuevo sitio de campamento o ir por la remesa que luego consumiríamos.

  • Placer sagrado I: Sexo, mitos y la política del cuerpo

     

    Riane Eisler es una antropóloga austriaca de gran prestigio. Es además una importante activista social que lucha por los derechos de las mujeres y de la infancia.

  • Poemas V

    Soy la sangre silenciada
    Soy la voz de mis ancestras,

    soy la vida que fluye de regreso hacia la Tierra.

    Soy mi madre,

    mis abuelas,

    las madres de mis abuelas;

    soy un mandala infinito de mujeres,

    viviendo a través de mí y sanando junto a mí.

    Soy la Sangre silenciada re-naciendo, re-viviendo,

    re-surgiendo.

    Soy el útero de cada una de las mujeres de mi linaje,

    soy la sangre de cada una de ellas honrada, bendecida, celebrada.

    Soy su canto, su rezo, su emoción

    y estoy aquí para sembrar semillas en su nombre.

    Gabriela Angueira (Argentina)

    La energía de todas las mujeres del mundo
    Estás equivocado, me dijo.

    La luna no hace que a las mujeres les baje la regla.

    Es la energía de todas las mujeres del mundo la que hace a la luna

    menguar y crecer hasta luna llena.

    Me he acostumbrado
    Me he acostumbrado,

    (así, como quien no quiere la cosa)

    a los domingos sin resaca,

    al amor sin golpes

    y a la gente sin doblez.

    No es que mi vida sea menos emocionante:

    es que las emociones son reales, son sencillas.

    Y por tanto,

    hacen bien.

    Ana Elena Pena (España)

    Por eso sangramos.

    Porque cuesta hacer girar un universo.

    (Anónimo)
     
    Soy

    Me despojo

    me libero de las ataduras,

    de las voces que llenan mi pensamiento

    de inseguridad, de miedo, de oscuridad.

    Me construyo

    más humana, más natural, más libre

    menos sumisa, menos incapacitada y menos temerosa

    y voy a entregarme a la felicidad,

    la cual yo me construiré,

    la cual yo forjaré,

    la cual yo cuidaré.

    Franciny Molina (Costa Rica)

    Si me quieres, quiéreme entera
    Si me quieres, quiéreme entera,

    no por zonas de luz o sombra...

    Si me quieres, quiéreme negra

    y blanca. Y gris, y verde, y rubia,

    y morena...

    Quiéreme día,

    quiéreme noche...

    ¡y madrugada en la ventana abierta!

    Si me quieres, no me recortes:

    ¡quiéreme toda... o no me quieras!

    Dulce María Loynaz (Cuba)

    Carne humana

    Soy dulce por fuera,

    un cordero

    que todos quieren acariciar.

    Pero por dentro tengo garras

    y enormes dientes

    y ganas de devorar

    carne humana.

    Por dentro tengo tanta hambre

    que me devoro a mí misma

    y no me sacio nunca.

    Marilyn Monroe (Estados Unidos)

  • Poemas VI

    Para un mejor amor

    Nadie discute que el sexo

    es una categoría en el mundo de la pareja:

    de ahí la ternura y sus ramas salvajes.

    Nadie discute que el sexo

    es una categoría familiar:

    de ahí los hijos,

    las noches en común

    y los días divididos

    (él, buscando el pan en la calle,

    en las oficinas o en las fábricas;

    ella, en la retaguardia de los oficios domésticos,

    en la estrategia y la táctica de la cocina

    que permitan sobrevivir en la batalla común

    siquiera hasta el final del mes).

    Nadie discute que el sexo

    es una categoría económica:

    basta mencionar la prostitución,

    las modas,

    las secciones de los diarios que sólo son para ella

    o sólo son para él.

    Donde empiezan los líos

    es a partir de que una mujer dice

    que el sexo es una categoría política.

    Porque cuando una mujer dice

    que el sexo es una categoría política

    puede comenzar a dejar de ser mujer en sí

    para convertirse en mujer para sí,

    constituir a la mujer en mujer

    a partir de su humanidad

    y no del sexo,

    saber que el desodorante mágico con sabor a limón

    y jabón que acaricia voluptuosamente su piel

    son fabricados por la misma empresa que fabrica el napalm,

    saber que las labores propias del hogar

    son las labores propias de la clase social a que pertenece ese hogar,

    que la diferencia de sexos

    brilla mucho mejor en la profunda noche amorosa

    cuando se conocen todos esos secretos

    que nos mantenían enmascarados y ajenos.

  • POTENCIAR CAPACIDADES, CONSTRUIR PAZ

    La educación es el arte que nos ayuda a aprender y a comprender todo lo relacionado con las diferentes áreas que nos rodean.

    Es por eso que, las mujeres y los hombres de las FARC-EP, hemos visto la necesidad imperiosa de retomar la formación académica para poder concretar nuestros estudios y llegar a ser unos profesionales aptos e íntegros para el movimiento y para el país.

  • Rebeca Bitrus (Dogon Chuku, Nigeria, 1998 — )

    “Cuando ponía mi cabeza en el suelo para rezar decía: ‘Jesús creo en ti, me tienes que liberar’” "No tengo otro remedio que perdonar"

    Rebeca Bitrus es una agricultora nigeriana católica y madre que estuvo secuestrada por milicias del grupo extremista islámico Boko Haram. Logró escapar de sus garras después de sufrir más de dos años de cautiverio.

    El 21 de agosto de 2014 un grupo de milicianos de Boko Haram —nombre de difícil traducción y que se ha denominado incorrectamente como “La educación occidental es pecado”— asaltaron la ciudad de Baga, ubicada al extremo norte de Nigeria. Ese día, Rebeca, su esposo Bitrus Zachariah y sus dos hijos (Zacarías, de 3 años, y Jonatán, de uno), quienes vivían en un pueblo cercano a Baga llamado Dogon Chuku, abandonaron su casa intentando huir de la incursión terrorista. En medio de la persecución, Rebeca le pidió a su esposo (quien era el objetivo principal) que dejara al hijo menor y huyera, ya que, al llevarlo en brazos, no lo dejaba correr bien. Él logró esconderse en unos matorrales mientras las balas le pasaban muy cerca. Luego de un tiempo, se desplazó a Mongonou y esperó allí durante 15 días a su familia; sin embargo, ellos nunca llegaron. El remordimiento de haberlos dejado y pensar en lo que les leer mas------https://www.revistavirtualpro.com/revista/indicadores-aplicados-a-procesos-industriales/26

  • Revueltas de mujeres y retos feministas para la paz

    Paradójicamente, posterior a la confusión creada por sectores políticos de ultraderecha y religiosos con la mal llamada ‘Ideología de Género’, las organizaciones de mujeres y feministas lograron articular al enfoque de género del Acuerdo de Paz, después de la renegociación que sufrió el Acuerdo Final post-plebiscito, una estrategia que asegure el cumplimiento de planes, programas y políticas de equidad de género y restitución de derechos de las mujeres.

  • Saber y poder: Vivencias de mujeres académicas

    Para conocer las experiencias de mujeres en espacios de poder dentro del mundo académico, en este trabajo se propusieron a analizar la vida de seis mujeres en la Universidad Autónoma de México y seis en la Universidad de La Habana

  • Seguimos conversando

    Te agradezco enormemente, Lorena Hernández, por leer nuestra página, por hacer útiles mis preguntas, y por compartir tus respuestas.

    Comparto tus posturas, aunque quisiera saber de qué otras maneras las mujeres que leen Mujer Fariana perciben temáticas como las relaciones humanas, el derecho a decidir sobre su cuerpo, el cuestionamiento a un género musical u otro, o los sacrificios que acompañan a la lucha feminista.

    Creo que todas las demandas del feminismo van en una dirección, que ya esbozaste en tu respuesta: disputar el poder; porque de eso depende la dimensión de nuestra libertad individual y colectiva.

    Cuando alguien o una sociedad entera nos dice: tienen que vestirse así, tienen que bailar así, tienen que enamorarse así, se va restando progresivamente nuestra capacidad de ser, tal cual y como deseamos ser.

    Sin embargo, dentro de la propia práctica feminista chocamos muchas veces con estereotipos que se van instaurando entre nosotras. Resulta entonces que no todas somos igual de feministas, que si decides ser mamá puedes estar traicionando la campaña por la despenalización del aborto... (y pudiera extenderme en ejemplos, pero no es la idea). Eso no nos ayuda. Más que censurar las maneras distintas de ver las cosas, deberíamos ser propositivas y construir desde la diversidad (como lo hiciste recomendándome el libro de la feminista que es madre). Nuestra emancipación como mujeres no debe significar una nueva opresión.

    Agradezco también que hayas mencionado el resto de privilegios de los que podemos formar parte. En primer lugar, ayuda a comprender que las formas de dominación son múltiples y están articuladas dentro de un sistema de dimensiones incalculables, que no impiden que avancemos, pero que sí complejizan nuestro camino. En segundo lugar, creo que nos saca del estigma de víctimas, que el propio patriarcado nos ha impuesto.

    Las mujeres no somos víctimas, somos seres humanos que vivimos determinadas discriminaciones, que tenemos una historia propia de oprobios, pero también de resistencias, y que tenemos la capacidad plena de pensarnos un futuro mejor y luchar por él.

    Gracias de nuevo, Lorena Hernández, para la persona que me preguntó alguna vez: “¿No te preocupa que por ser tan radical con eso del feminismo te quedes sola?”

    Aquí está la respuesta: No me preocupa, porque el feminismo me ha abierto los ojos a muchas cosas, y en el camino me he topado con gente como Lorena Hernández, dispuesta a compartir y sumar otros matices a nuestra lucha.

    Y como la idea es seguir preguntándose cosas, van otras interrogantes:

    - ¿Las mujeres debemos tener espacios solo para mujeres, o eso es excluir a los hombres?

    - ¿Qué haya mujeres dirigentes es símbolo de empoderamiento femenino?

    - ¿Cuáles son las peleas más urgentes que debemos dar las feministas en Colombia y en el resto de América Latina?

  • Semblanzas: Farianas y Paz

    Conocer tantas mujeres valientes y aguerridas, deja una enseñanza de paz enorme, dejar un arma para optar por construir la paz y garantizar la no repetición, es no solo un acto de valentía si no la más inmensa solidaridad.

  • SEMBRAR PAZ

    7aa938fe 4b84 4f5a aa66 3a0a6e545941Con nuestras manos de suave ternura hemos acariciado la tierra para cultivarla y recibir de ella todo su amor expresado en los ricos y jugosos frutos, somos generaciones que disfrutamos de tan nutritivo afecto. Pero Sentimos tristeza y miedo de ver cómo tan bella madre poco a poco agoniza antes la indiferencia de muchos que se olvidaron de lo fundamental que es la pacha mama.

    Esta brutal agonía nos preocupa, y comprendemos lo que significa esta situación para el futuro de la humanidad, es por ello que sabemos que para sembrar paz tenemos mucho por hacer, comenzando por educarnos de lo necesario que es cuidar el medio ambiente y su equilibrio. Bueno es una, entre tantas cosas por forjar para garantizar que la cosecha de paz alimente nuestro planeta.

    Todos y todas ¡listos! a ¡Sembrar Paz!