Mirada al futuro

  • Graduación del Diplomado formadores sobre prevención de violencia basada en género

    Buenos días para todas las personas presentes.

    Mi nombre es Rosaira Acevedo, vengo del espacio territorial de capacitación y reincorporación El Negro Eliécer Gaitan, en la vereda Caño Indio, Municipio de Tibú, Norte de Santander. Conocida en el partido como Yeni Mendoza.

    Soy la responsable del trabajo de género e integrante del diplomado por el cual estamos hoy recibiendo el título.

    Para todas, nosotras y nosotros, es un orgullo participar en esta iniciativa necesaria para contribuir a erradicar todas las formas de violencias basadas en género. El diplomado de prevención de violencias basadas en género auspiciado por la embajada de Suecia, la Universidad Nacional, la OIM y el Departamento de la mujer y género de las FARC.

    El diplomado se realizó en medio de las tareas cotidianas del espacio y el estudio validación de primaria y secundaria del programa Arando la Educación.

    Hubo que utilizar horarios fuera de lo normal para lograr cumplir los requerimientos académicos.

    Esperamos replicar los conocimientos aprendidos con nuestras compañeras y compañeros del partido, para prevenir las violencias basadas en género, tanto en nuestro espacio como en las comunidades vecinas.

    Nuestro reto consiste en socializar el feminismo insurgente, nuestra visión del feminismo basado en nuestra experiencia, en nuestra práctica hacia la equidad, el empoderamiento de las mujeres y el papel que nos corresponde jugar en la transformación de la sociedad junto con nuestros camaradas hombres, apostando que ellos también transiten hacia las nuevas masculinidades, o formas nuevas de asumir la masculinidad, en coherencia con nuestros sueños revolucionarios.

    La violencia basada en género es como se expresa la brecha de desigualdades sociales que existen entre los hombres y las mujeres. Estas desigualdades son producto del patriarcado que históricamente ha puesto por encima a los hombres y subvalorado a las mujeres. También son producto de las desigualdades de clase. Capitalismo y patriarcado, para nosotras van siempre de la mano.

    Luchar en contra de las violencias de género en cada uno de nuestros territorios implica enfrentarnos contra el olvido histórico en que permanece la población rural de nuestro país; evidenciada en la falta de acceso a la tierra, la educación, la recreación, la salud, la justicia entre otros derechos básicos.

    Antiguamente muchas de nosotras encontramos refugio a las problemáticas que vivíamos en el campo uniéndolos a las filas de la guerrilla. Ahora, como partido político es un deber con nuestra causa, un deber con la comunidad seguir siendo un referente de justicia social.

    Parte fundamental de construir paz en nuestro país implica darle solución a las necesidades más básicas de las personas, sobre todo a las poblaciones vulnerables.

    Me enorgullece saber que lo aprendido no se ha quedado en la teoría, en los cuadernos y pizarras. Llevar a la acción nuestras intenciones es contribuir una Nueva Colombia que logre eliminar esa brecha entre la especie humana por cuestiones de género, entre otras.

    Muchas gracias.

  • Hacer para pensar: así se escribe la nueva teoría feminista

    Ante un auditorio desbordado de mujeres que tomaban apuntes como en clase, la profesora ítalo-norteamericana Silvia Federici desplegó su arte de describir en forma fácil lo difícil: qué nos pasa y por qué. “Nos encontramos en un período del capitalismo caracterizado por la privatización de la tierra y la explotación sin límites de los recursos naturales cuya consecuencia es el empobrecimiento de la mayor parte de la población mundial. ¿Cómo podemos resistir? Creando formas de producción más cooperativas y comprendiendo que aquello que le pasa a una comunidad, a un territorio y a un ambiente, nos pasa a todos, porque lo que está en juego es la reproducción de la vida”.

    Federici abrió así el seminario internacional Luchas y alternativas para una economía feminista emancipatoria, organizado en Asunción del Paraguay por el Centro de Documentación y Estudios (CDE), la Articulación Feminista Marcosur (AFM) y el Grupo de Trabajo de Economía Feminista Emancipatoria de CLACSO. De este grupo una de las referentes es la colombiana Natalia Quiroga Diaz, docente de la Universidad Nacional de General Sarmiento, y responsable del enfoque que tiene en este seminario el concepto de Economía Feminista: la creación de formas de producción de resistencia al capitalismo depredador. http://www.lavaca.org/notas/hacer-para-pensar-asi-se-escribe-la-nueva-teoria-feminista/

  • Hombres al borde de un ataque de nervios

    Hace unas semanas me topé con el documental que buscaba demostrar que la opresión de las mujeres, tantas veces denunciada por el feminismo, excluye la opresión de los hombres y, que el género masculino, es el que realmente se encuentra en la base de la pirámide de la dominación. (Les debo el título del material y de la realizadora, lo borré sin anotar los datos, pero no quería dejar de escribir esto).

    Duré varios minutos viéndolo, esperando que solo se tratara de un recurso “artístico”, cinematográfico, como esos juegos infantiles en los que debes decir las cosas sutilmente a la inversa, con mentiritas o exageraciones varias, y pierdes cuando tu contrincante logra separar la realidad de lo demás.

    Eso nunca pasó. La realizadora (que dejó de ser feminista cuando comenzó a trabajar este tema) entrevista a varios militantes de la “liberación masculina”. Ellos critican al feminismo por centrarse demasiado en la emancipación de las mujeres, negando que esa lucha ha traído, como consecuencia, más opresión a los hombres. Este discurso es complementado con cifras comparativas entre hombres y mujeres de esperanza de vida, morbilidad diferencial y otras más subjetivas como sobrecarga de trabajo o estrés.

    Es interesante que este material se produzca en pleno siglo XXI porque, si hacemos un poco de historia, los estudios de género, impulsados por el feminismo anglosajón de los años sesenta del siglo XX, no tardaron mucho en concluir que el género no solo definía la identidad en hombres y mujeres en el plano personal, sino que también determinaba la construcción de roles, la interacción entre los sexos, dándole una dimensión social. A partir de esto, comenzó un largo camino en el que la reflexión y el estudio sobre las masculinidades ha ido integrándose a la práctica académica y militante feminista, asumiendo que el patriarcado también configura un esquema masculino excluyente, rígido y que, efectivamente, oprime a las masculinidades no hegemónicas.

    El documental en cuestión se jacta de mostrar un universo nuevo, pero la postura de sus defensores también tiene antecedentes. Dentro de los estudios sobre masculinidades existe la llamada perspectiva de los derechos masculinos que, desde su origen en los ochenta del siglo pasado, se sirvió de la plataforma reivindicadora de los derechos de las mujeres para reclamar los derechos “usurpados” a los hombres:

    1. Poder demandar a las mujeres por su violencia invisible.

    2. Romper el monopolio feminista sobre las investigaciones de género.

    3. Lograr la custodia de hijos e hijas en plena igualdad legal con las mujeres.

    4. Tener derecho a una ley de paternidad plena.

    Curiosamente, esta perspectiva fue defendida tanto por hombres defensores de los derechos patriarcales como por los partidarios de derechos igualitarios.

    La crítica superficial del documental al feminismo, niega la existencia de una línea radical dentro del análisis teórico sobre las masculinidades: Los estudios críticos sobre los hombres y sus masculinidades que, desde los setenta han incorporado la categoría de género a sus investigaciones para ampliar sus criterios, al mismo tiempo que asumen una postura positiva ante el cambio de las mujeres y reciben influencia del feminismo de la igualdad.

    Pero no se trata solo de qué tipo de análisis de masculinidades hacen. A menudos los entrevistados defienden su “derecho” a cosificar a las mujeres, a referirse a ellas de manera ofensiva, algunos llegan a defender la violencia sexual como “derecho de los hombres” que el feminismo les negó.

    Mientras el feminismo de izquierda propone una nueva forma de relacionamiento social que cuestione y combata todas las formas de desigualdad, que se base en la libertad plena de una individualidad en constante interacción y transformación con la sociedad también cambiante, surgen detractores que apuestan por una realidad donde la libertad de unos signifique la opresión de otras.

    Solo espero que cada vez queden menos dudas de la importancia de la lucha feminista y las mujeres y los hombres nuevos, para construir “no solo un futuro mejor, sino un adecuado presente”.

  • INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL PRIMER INFORME DE GESTIÓN

    I. Introducción

    A continuación se presenta el Primer Informe de Gestión de la Instancia Especial para Contribuir a Garantizar el Enfoque de Género en la Implementación del Acuerdo Final -en adelante la Instancia Especial-, firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC- EP en noviembre 14 de 2016.

    Este informe corresponde al período 28 de julio (fecha en la que se realizó la instalación formal de la Instancia Especial), hasta el 31 de diciembre de 2017.

    Los criterios para la composición de la Instancia Especial en este primer semestre de funcionamiento, fueron definidos por el Comunicado Conjunto N. 18 del 11 de abril de 2017, de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final –en adelante CSIVI-.

    En el proceso de convocatoria participaron 818 organizaciones de mujeres para la postulación territorial y nacional, y se realizaron “32 asambleas departamentales, con postulaciones por parte de 29 departamentos. A nivel nacional se realizaron 3 jornadas informativas dirigidas a organizaciones de mujeres y de sectores LGBTI, de las cuales se postularon 6 duplas de mujeres nacionales y 1 dupla de organizaciones LGBTI” (CSIVI, 2016).

    La CSIVI determinó que la Instancia Especial estará conformada por las siguientes representantes de las organizaciones de mujeres:

    1

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    Víctimas del conflicto armado:

    Mayerlis Angarita (Bolívar) - Narrar Para Vivir

    Territoriales:

    Yuly Artunduaga (Putumayo) - Mujeres Andino Amazónicas

    Francisca Aidee Castillo (Arauca) - Asociación de Mujeres Araucanas Trabajadoras Rocío Pineda (Antioquia) - Unión de Ciudadanas Colombianas

    Nacionales:

    Dupla 1

    Principal: Victoria Elvira Neuta Sánchez - Comisión Nacional de Mujeres Indígenas Suplente: Edilia Mendoza - Plataforma de Mujeres Rurales

    Dupla 2

    Principal: Magda Alberto - Mujeres por la Paz

    Suplente: Martha Sánchez - Red de Educación Popular entre Mujeres (REPEM) Sectores LBTI

    Principal: Marcela Sánchez Buitrago - Colombia Diversa

    Suplente: Marina Avendaño Carrascal - Caribe Afirmativo

    Así mismo, durante la última reunión de la Instancia Especial, realizada los días 18, 19 y 20 de diciembre del año en curso, se conoció el Comunicado Conjunto N. 21 de la CSIVI, de fecha diciembre 18 de 2017, en donde se nombró la octava representación, correspondiente a las mujeres afrocolombianas, negras, raizales y palenqueras, de la siguiente manera:

    Titular: Bibiana del Carmen Peñaranda Sepúlveda - Red Mariposas de Alas Nuevas Construyendo Futuro, Valle del Cauca.

    Suplente: Ana Isabel Chaverra Palacios - Red Departamental de Mujeres Chocoanas, Chocó.

    La Instancia Especial, desde un comienzo, respaldó la creación de la representación número 8, reconociendo la justa demanda de las mujeres afrocolombianas, raizales y palenqueras, y como tal saluda el nombramiento de su titular y suplente, así como el nombramiento de las suplencias territoriales, las cuales fueron definidas en el mismo Comunicado, de la siguiente forma:

    Rosa María Brito Rodríguez - Fundación Comunitaria de las Mujeres Afro de la Guajira, La Guajira.

    2

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    Nydia María Figueroa Ortega - Corporación Construyendo Poder, Democracia y Paz (PORDEPAZ), Norte de Santander.

    Miriam Moreno Castro - Plataforma Eicos, Meta.

    Erika Marcela Tinoco Rivera - Casa de la Memoria QuipsuHuasi, Huila.

    La Instancia es uno de los logros más importantes de movimiento social y político de

    mujeres, en relación con la incorporación del enfoque de género y diferencial en el

    Acuerdo Final, pues fue creada con el objetivo de hacer veeduría y seguimiento, desde

    la sociedad civil, a la implementación del mismo, y a garantizar el cumplimiento de las

    más de 100 medidas que contempla el Acuerdo Final con relación a los derechos de las

    mujeres y las personas LGBTI.

    La composición de la Instancia Especial ha permitido desarrollar un trabajo enriquecido y colectivo, pues las representantes de organizaciones territoriales y nacionales, son mujeres con experiencias y saberes en formulación de políticas públicas, y con vivencias frente a las especificidades del Acuerdo Final, en temas específicos como drogas, agrario, participación política, víctimas, entre otras.

    Entre las mujeres que conforman la Instancia Especial se encuentran jóvenes, afro, lesbianas, campesinas, indígenas, víctimas y cocaleras, que han venido realizando una interlocución importante con diferentes actores, para incidir, dar seguimiento y verificar la incorporación del enfoque de género en el Acuerdo Final.

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    Las funciones de la Instancia Especial, definidas en el Comunicado Conjunto N. 18 son:

    1) Dar insumos, sugerir lineamientos y hace recomendaciones a la CSIVI con el fin de contribuir a garantizar la incorporación del enfoque de género, interseccional y de derechos de las mujeres en la implementación normativa del acuerdo y en el Plan Marco de Implementación, así como en los Planes Cuatrienales de implementación de los acuerdos y en los planes plurianuales de inversión integrados a los planes nacionales y territoriales.

    2) Hacer seguimiento a la implementación del enfoque de género, interseccional y de derechos de las mujeres de acuerdo con el Plan Marco y los planes cuatrienales de implementación. Este seguimiento deberá ser concretado en informes periódicos y públicos, que serán entregados a la CSIVI y otras instancias.

    3) Mantener espacios y

    canales permanentes

    de diálogo,

    comunicación e interlocución con las mujeres y las organizaciones, plataformas, colectivos, grupos y redes, cumbres o movimientos a nivel nacional y territorial, para construir propuestas y hacer recomendaciones en relación a la incorporación del enfoque de género, interseccional y de derechos de las mujeres en la implementación del Acuerdo Final y rendir informes sobre su labor.

    4) Mantener diálogo constante con la CSIVI, el Consejo Nacional de Reincorporación (CNR), los componentes de verificación y acompañamiento internacional (conformado por ONU Mujeres, la Representante del Secretario General para la Violencia Sexual en el Conflicto, la Federación Democrática Internacional de Mujeres y Suecia), el Instituto Kroc y demás Instancias establecidas por el Acuerdo Final, para garantizar un adecuado seguimiento a la implementación del enfoque de género y de interseccionalidad. Este diálogo se realizará periódicamente y de manera extraordinaria cuando se considere necesario.

    4

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    El Comunicado Conjunto N. 18 también estableció que durante el primer mes, la Instancia Especial debía generar su reglamento y su plan de trabajo anual, el cual deberá ser aprobado por la CSIVI.

    II. Actividades desarrolladas

    1. Reunionesparalaincidenciapolítica

    No.

    Fecha

    Agenda Reuniones

    Resultados

    1

    28, 29 y 30 de julio de 2017

    Instalación de la Instancia Especial, acuerdos mínimos de trabajo, reunión con Secretarias Técnicas de la CSIVI gobierno y CSIVI FARC, acompañamient o internacional para el seguimiento al enfoque de género en el Acuerdo Final (ONUMUJERES , Suecia, FDIM).

    Acuerdos para solicitar apoyo de la cooperación internacional para la elaboración del plan de acción de la Instancia Especial y de su reglamento. Oficio solicitando remisión del plan marco de implementación para revisión por parte de la Instancia Especial, preguntas sobre el alcance de la misma y aclaraciones sobre interlocución con CSIVI 3x31.

    2

    16, 17 y 18 de agosto de 2017

    Elaboración del plan de acción de la Instancia Especial y propuesta de reglamento. Reuniones con Instituto Kroc, II

    Plan estratégico de la Instancia Especial que contiene plan de acción y reglamento.

    Acuerdos mínimos para trabajo bilateral con Instituto Kroc y II Misión de verificación.

    ART se comprometió con la implementación efectiva del enfoque de

    1 CSIVI 3x3 indica: CSIVI delegación de las FARC-EP, CSIVI delegación del gobierno nacional, y CSIVI Técnica.

    5

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    Misión Internacional, Agencia para la Renovación del Territorio (ART), acompañamient o internacional y CSIVI FARC.

    género en los PDET y diálogo constante con la Instancia Especial.

    Acuerdos bilaterales con la Misión de acompañamiento internacional.

    3

    5 y 6 de septiembre de 2017

    Reunión con componente internacional, Grupo Núcleo (PNIS). Socialización Plan Marco de Implementación por parte del Gobierno Nacional.

    Presentación de resultados generales del plan estratégico de la Instancia Especial. Interlocución con grupo mixto, denominado núcleo gubernamental, internacional y no gubernamental, para hacer recomendaciones a la incorporación del enfoque de género en los planes de sustitución de cultivos ilícitos.

    Presentación por parte del Gobierno Nacional de generalidades del Plan Marco y del capítulo de género.

    Las FARC reiteran su preocupación por las falencias en el plan marco de implementación.

    La Instancia Especial reitera su solicitud al Gobierno Nacional para la entrega de la información sobre los contenidos de todo el plan marco de implementación.

    4

    28 de septiembre de 2017

    Reunión con CSIVI 3x3

    Se presentó de manera general el plan estratégico de la Instancia Especial. Se reiteraron las preocupaciones frente a contenidos del Plan Marco de Implementación, en particular la ausencia de metas orientadoras e indicadores de impacto y la financiación de la Instancia Especial. El Gobierno se comprometió a trabajar de manera conjunta los indicadores y a socializar el Plan Marco de Implementación. En Relación con la financiación, el Gobierno nacional señaló

    6

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    la ausencia de recursos y se comprometió a tramitarlos a través del Fondo Especial para la Paz establecido por Naciones Unidas.

    5

    19 y 20 de octubre de 2017

    Reunión espacio autónomo2, ART, CSIVI Técnica, Instituto Kroc, II Misión de verificación, componente internacional, organizaciones de mujeres nacionales con presencia en Bogotá.

    Reunión CSIVI FARC.

    Con la ART se señalaron las preocupaciones relacionadas con la puesta en marcha de los Planes de Desarrollo con Enfoque T erritorial (PDET), pues en lo avanzado no se ha tenido en cuenta el enfoque de género. La Instancia Especial consolidó un documento señalando deficiencias y recomendaciones.

    Con la Secretaría Técnica de la CISIVI Gobierno se reiteraron las preocupaciones frente al Plan Marco de Implementación y la solicitud de la respuesta a las observaciones de la Instancia Especial. El compromiso fue el trámite para el conocimiento del Plan y del documento CONPES.

    Con el Instituto Kroc y con la II Misión de verificación se expusieron los criterios para el seguimiento a la incorporación del enfoque de género en la implementación de los acuerdos. Por parte de la Instancia Especial se señalaron las preocupaciones en relación a la situación de seguridad en Tumaco y en otras áreas territoriales frente a las amenazas a líderes y lideresas.

    La Instancia Especial, en la reunión con organizaciones nacionales de mujeres (participaron más de 50 organizaciones), se expuso el plan de acción y se recibió retroalimentación frente a sus expectativas, relacionadas con el papel

    2 Se refiere a la reunión interna de trabajo de la Instancia Especial.

    7

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    de la Instancia Especial y las posibilidades de trabajo alrededor de mesas de trabajo. Se estableció la importancia de la articulación y diálogo constante entre las organizaciones y la Instancia Especial.

    El componente Internacional ofreció su apoyo financiero para los siguientes encuentros de la Instancia Especial durante el 2017, y para la contratación de una Secretaría Técnica por seis meses, así mismo se solicitó la delegación de personas de la Instancia Especial para el acompañamiento en la formulación del proyecto ante el Fondo Especial para la Paz.

    CSIVI-FARC presentó la estrategia de reincorporación política, económica y social de las mujeres.

    6

    8. 9 y 10 de Noviembre

    Reunión con organizaciones de mujeres de Bogotá. Unidad Nacional de Protección (UNP), DNP , Dirección para la sustitución de cultivos de uso ilícito del Ministerio del Postconflicto, Viva la Ciudadanía, con un grupo de mujeres negras, afrocolombianas , raizales y palenqueras, y

    Las mujeres de la ciudad de Bogotá presentaron un escrito sobre lo que esperan de la Instancia Especial y cómo ellas pueden contribuir al trabajo y representación de la misma.

    Ante la UNP la Instancia Especial presentó su preocupación frente a la situación de seguridad de algunas de sus integrantes. La UNP se comprometió a realizar un taller de autoprotección en la siguiente reunión.

    El DNP presentó los avances en capítulo Marco y se comprometió a enviar la versión ajustada al mismo, señalando que se incorporaron algunas de las sugerencias y ajustes realizados por la Instancia Especial.

    La Dirección de sustitución de cultivos de uso ilícito se comprometió a incorporar el enfoque de género en los PNIS y a

    8

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    Componente Internacional.

    coordinar con la Instancia Especial lo correspondiente.

    Con la organización Viva la Ciudadanía se realizó un análisis sobre la coyuntura actual de la implementación. La Instancia fue invitada a participar en el evento de balance del primer año de la implementación, a realizarse en diciembre.

    Con las mujeres afrocolombianas, negras y raizales, se reiteró el apoyo a sus demandas relacionadas con la representación N. 8 de La Instancia Especial.

    Con el Componente Internacional, la Instancia Especial fue invitada a participar en el Encuentro de Mujeres de la FDIM y a entrevistarse con la Misión Internacional de esta Federación, a comienzos del mes de diciembre. Así mismo fue invitada a participar en el balance a la incorporación del enfoque de género en la implementación del Acuerdo Final, a realizarse en la Casa del Embajador de Suecia.

    7

    18, 19 y 20 de diciembre

    Reunión con la Alta Instancia Étnica, y UNP. Reunión del Espacio Autónomo.

    Con la Instancia Étnica se realizó un conversatorio para compartir experiencias y lecciones aprendidas en relación con al papel que han jugado durante la implementación del Acuerdo Final, y se establecieron acuerdos para la interlocución permanente y la posibilidad de acciones de incidencia conjunta.

    La UNP compartió elementos sobre la autoprotección, que fueron complementados por las mujeres de la Instancia Especial, insistiendo en la necesidad de construir medidas de

    9

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    protección colectivas y de acompañamiento en los territorios.

    En el espacio autónomo, las integrantes de la Instancia Especial hicieron el balance de la gestión de sus primeros cinco meses, adelantaron el informe de la misma y señalaron prioridades para ser tomadas en cuenta en el plan de trabajo, a realizarse en la sesión de enero.

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    2. Documentoselaborados

    2.1. Plan Estratégico de la Instancia Especial

    Con el apoyo financiero y técnico de ONU MUJERES, se contó con la facilitación de Liza García para la formulación del plan estratégico de la Instancia Especial, el cual cuenta con Misión, Visión, Objetivos Estratégicos, Productos, Plan de Acción a dos años y Reglamento. La fecha de elaboración de este documento es 20 de agosto de 2017.

    Tal y como lo señala el Comunicado Conjunto N.18, este documento fue presentado a la CSIVI 3x3 el 28 de septiembre de 2017 para su revisión y aprobación.

    En la reunión del día 19 de octubre de 2017, la Instancia Especial recibió observaciones al plan estratégico, las cuales fueron contestadas por misma el día 20 de diciembre de 2017.

    Este plan de acción ha sido el marco de actuación de la Instancia Especial, de las

    interlocuciones realizadas con las diferentes entidades internacionales, nacionales, territoriales, organizaciones de mujeres, así como de los documentos

    realizados.

    Es importante señalar que en su Misión, la Instancia Especial se definió como “un espacio autónomo, técnico-político, compuesto por representantes de organizaciones de mujeres y LGBT, territoriales y nacionales, que interlocuta e incide ante diversos actores, da recomendaciones a la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final (CSIVI), y hace seguimiento, conjuntamente con el

    11

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    Movimiento de Mujeres, Movimiento LGBT y la cooperación internacional, para que la incorporación de los enfoques de género, antirracismo, étnico e interseccional, y los principios de igualdad y no discriminación sean efectivamente integrados en la implementación del Acuerdo Final, de manera tal que se garanticen los derechos humanos de las mujeres en su diversidad”.

    2.2. Observaciones al Plan Marco de Implementación.

    Desde la instalación de la Instancia Especial, el 28 de julio del 2017, esta ha realizado reiteradas solicitudes para la entrega del Plan Marco de Implementación, en el marco del Acuerdo Final, en relación con el punto 6 sobre “Implementación.”

    2.2.1. Observaciones al capítulo de género de fecha 5 de septiembre de 2017

    La Instancia Especial recibió el documento “Capítulo de Género”, en fecha 05 de Septiembre de 2017, con la solicitud de hacer comentarios.

    El 12 de septiembre la Instancia Especial envió un documento de 15 páginas en donde se recogen sus observaciones, y de las cuales se destacan:

    ● “Esta Instancia considera que el Gobierno Nacional debe entregar para su análisis todo el plan marco y no sólo el capítulo de género. Puesto que como se reitera a lo largo de los acuerdos, su implementación debe garantizar de manera transversal los enfoques de derechos, género y diferencial. Así mismo no es conveniente tener un capítulo específico que desarrolle el tema de género, porque tiende a reproducir la idea que éste, es algo que se agrega y no estructural al análisis y eliminación de la discriminación a través de las políticas, y reduce la idea de la transversalidad del enfoque. Por ello consideramos que la revisión que hace esta Instancia debe ser sobre la totalidad del PMI”.

    ● “El documento entregado por el Gobierno Nacional, no cumple con lo señalado en el punto 6 de los Acuerdos de paz. No tiene establecidas metas y los indicadores propuestos son en su gran mayoría actividades o indicadores de gestión no de resultado y mucho menos de impacto. A lo largo del documento, la mayor parte de los indicadores están redactados a manera de programas y estrategias, a veces son medidas, otras son documentos o lineamientos, o incluso están redactados de manera tautológica. Los indicadores propuestos no permiten identificar ni el grado de cumplimiento de la medida, ni la eficacia de la medida para alcanzar la igualdad. La actual propuesta no tiene Metas definidas, recomendamos que estas sean formuladas y que cada indicador se vincule con

    12

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    una meta asociada. Las metas dan el horizonte de sentido y permiten observar si los objetivos de los acuerdos se cumplen o no. Consideramos que en un documento de Política Pública, de las características e importancia de este, todos sus indicadores deben ser de impacto y de resultados asociados a metas que den cuenta la implementación de los acuerdos”.

    ● “Así mismo consideramos que todas las acciones deben contar con temporalidad y responsable y tener como referencia a qué punto del acuerdo responden”.

    ● “Esta Instancia llama la atención sobre la existencia de puntos en los Acuerdos que están avanzando en la implementación sin los enfoques de género y diferencial. Tal es el caso de los PDET, los PISDA y los PNIS. Solicitamos que los contenidos e indicadores del punto 4 sean revisados pues corresponde a actividades o se presentan como neutrales al género”.

    ● Rechazo a que se justifique la falta de indicadores de impacto con la no existencia de líneas base.

    ● Solicitud de aclaración sobre documento CONPES y su alcance relacionado con la incorporación del enfoque de género.

    ● Reiteración para que en el documento del Plan Marco de Implementación se señale de manera explícita en qué instrumento de desarrollo de política se desarrollaran las acciones contenidas en el Acuerdo Final, sean del tipo que sean: afirmativas, indicativas, instrumentales, es decir se deberá aclarar que irá por plan marco, CONPES, ruta de transversalización, especificando responsables y temporalidad”.

    ● El documento entregado no propone medidas específicas para la población LGBT. “En otras palabras, el Acuerdo es mucho más incluyente que el PMI por lo que se recomienda que si el Acuerdo menciona de manera específica la población LGBT los programas e indicadores del PMI deben medir cómo se incorpora a esta población.”

    ● Si bien se menciona a la población LGBTI tanto en la introducción del documento, como en el Punto 5, sólo en el Punto 2 se incluye un indicador, que tal y como quedó redactado no permite establecer el grado de materialización de la medida, pues no es posible medir de qué manera fue beneficiada la población sino se logra mínimamente una desagregación de las cifras y el tipo de medidas implementadas: “Programa de liderazgo político y social para miembros de partidos y organizaciones sociales, con especial énfasis en poblaciones más vulnerables como población campesina, mujeres, minorías religiosas, pueblos y comunidades étnicas y población LGBTI, implementados” (pg. 16).

    ● Lo contenido en el Acuerdo final, es resultado de la incidencia de las mujeres y sus organizaciones en el proceso de negociación entre el gobierno Nacional y la FARC EP, por ello, consideramos que es fundamental que todas las acciones

    13

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    contenidas en el mismo, estén visibles en éste documento de Política Pública. Sin metas claras ni indicadores de resultado, no es posible hacer seguimiento y verificación a lo acordado. Si bien reconocemos los avances en el documento entregado, La Instancia Especial de género solicita que el documento sea ajustado conforme a las observaciones mencionadas, de no ser así está Instancia recomienda NO ser aprobado por la CSIVI.

    ● Así mismo son enviados comentarios a la matriz de indicadores en archivo Excel y sugerencias de indicadores para lo relacionado con reforma rural y para la población LGBT en el documento En formato PDF.

    2.2.2. Observaciones al Capítulo de Género de fecha 9 de noviembre de 2017

    La Instancia Especial recibió una nueva versión del Capítulo de Género en fecha 9 de noviembre y envió sus comentarios el 17 de noviembre, en un documento de 20 páginas, en donde se resalta:

    ● “La Instancia Especial de Género, reconoce los avances entre los documentos recibidos para su revisión y análisis versión de septiembre 5 y el recibido en noviembre 10. En particular, se encuentran recogidas algunas recomendaciones relacionadas con los indicadores propuestos inicialmente, se incluyen algunos nuevos y se adiciona la columna producto que permite leer con mayor claridad a qué responde la propuesta de indicador.”

    ● Se reitera, lo señalado en los comentarios de La Instancia Especial de Género de fecha septiembre 12 pues se consideran que todos ellos continúan vigentes. Preocupa de manera especial que en el título del capítulo del documento de noviembre, se incluya como si fuera uno solo el enfoque el de género y étnico, lo que muestra problemas conceptuales para el abordaje de la implementación. Además de los enfoques de género y étnico, el acuerdo se compromete con la transversalización de los enfoques de derechos y diferencial.

    ● Si bien se avanza en la identificación de productos, contrario a lo señalado en el Acuerdo, el capítulo entregado no identifica Metas y prioridades (punto 6.1.1). El Plan Marco de Implementación no tiene horizontes de sentido (metas orientadoras) relacionados con cierre de brechas, derecho a la igualdad, acciones afirmativas para las mujeres y para la población LGBTI.

    ● Ninguno de los indicadores propuestos son de impacto pues no permiten evidenciar el cierre de brechas y la mayor parte de ellos siguen siendo de gestión. Como la Instancia Especial ha corroborado en los territorios, sumar mujeres y no sus organizaciones y liderazgos, no permite disminuir las brechas

    14

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    de género y desvirtúa el espíritu y compromisos del Acuerdo con la igualdad y

    la equidad de género.

    ● Esta Instancia solicita que la construcción de líneas base sea establecida

    como una meta y un indicador dentro del Plan Marco. Esto no puede ser un motivo para que no se establezcan metas realizables ni indicadores de resultado, reiteramos que para que su cumplimiento sea real y efectivo, “se debe contar con metas e indicadores cuantificables y temporalmente realizables, así la línea base sea cero o información no disponible (esto ya de por si es un indicador y debe ser una meta de la ruta de transversalización).

    ● El capítulo de género hace referencia a menos del 50% de las medidas específicas establecidas para las mujeres en el Acuerdo, por lo tanto reiteramos el compromiso asumido por el Gobierno Nacional para que en el PMI queden explícitas TODAS las acciones contenidas en los Acuerdos de Paz. Es decir que en el documento del Plan Marco de Implementación, se aclare, en qué instrumento de política se van a desarrollar cada una de las acciones: afirmativas, indicativas, instrumentales, es decir se deberá aclarar que irá por Plan Marco, CONPES, o ruta de transversalización, especificando responsables y temporalidad. Reiteramos la solicitud de mencionarlas explícitamente por puntos del Acuerdo.

    ● Se reitera aclarar lo de los presupuestos específicos, así como aclaración sobre quiénes son los responsables institucionales específicos de la incorporación del enfoque de género.

    ● En los puntos 3, 4 y 5 se señalan aspectos centrales que quedaron en los acuerdos y que se consideran centrales para este documento de política pública, lo propio se hace para la visibilización de indicadores de las personas LGBT en todos los puntos del Acuerdo.

    ● Se reitera que lo contenido en el Acuerdo Final es resultado de la incidencia de las mujeres y sus organizaciones en el proceso de negociación entre el gobierno Nacional y la FARC EP, por ello, consideramos que es fundamental que todas las acciones contenidas en el mismo estén visibles en éste documento de Política Pública. Sin metas claras ni indicadores de impacto, no es posible hacer seguimiento y verificación a lo acordado. Metas de mediano plazo que en su mayoría están respaldadas en indicadores de gestión, no son garantía para que las condiciones de desigualdad y de garantías de derechos de las mujeres varíen sustancialmente ni para que lo acordado en materia de género se cumpla.

    ● Si bien reconocemos los avances en el documento entregado, la Instancia Especial de género, RECOMIENDA Y SOLICITA que el documento sea ajustado conforme a las observaciones mencionadas. Así mismo ratificamos

    15

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    nuestra disposición para trabajar en el documento CONPES y en la ruta de transversalización que permita realmente garantizar el enfoque de género en la implementación de los Acuerdos.

    La Instancia Especial no ha recibido a la fecha respuestas sobre estas recomendaciones, pese a haberlo solicitado explícitamente. A 31 de diciembre de 2017, no se conoce versión definitiva del documento CONPES, ni del Capítulo de Género. El haber incluido algunas recomendaciones en la versión del 9 de noviembre no significa que se haya concertado el Capítulo de Género. La Instancia ratifica sus preocupaciones sobre la falta de indicadores de impacto y de metas orientadoras que permitan hacer seguimiento a lo acordado.

    Se considera que la falta de entrega oportuna y suficiente de información, no solo entorpece la labor de la Instancia, sino que lesiona la implementación del Acuerdo Final.

    Por lo anterior, reiteradamente la Instancia Especial ha expresado su inconformidad y preocupación sobre lo que quede y no quede en el Plan Marco de Implementación y en el documento CONPES.

    Los documentos señalados no se pueden anexar dados los compromisos de confidencialidad que se le ha solicitado a la Instancia Especial.

    2.3. Comentarios sobre implementación de los PDET3

    Desde su función de interlocución con el movimiento de mujeres en los territorios, la Instancia Especial ha realizado seguimiento, en tiempo real, a la implementación del Acuerdo Final. Para ello consolidó un documento que recoge las voces de mujeres de diversos territorios.

    2.4. Comentarios sobre implementación de los PNIS, PISDA y PAI

    La Instancia Especial elaboró un documento con comentarios y recomendaciones en relación con la implementación de los PNIS, PISDA y PAI.

    Estos documentos han sido socializados con las entidades correspondientes en medio electromagnético.

    3 La implementación de los Planes de Desarrollo Territorial está a cargo de la ART.

    16

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    2.5. Proyecto para la financiación de la Instancia Especial

    En coordinación con ONU MUJERES, la Instancia Especial participó en la formulación de un proyecto para financiar su funcionamiento mínimo, durante 18 meses. Dicho proyecto está siendo gestionado con el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el posconflicto en Colombia, se espera su aprobación en los primeros días del año 2018.

    III. Acuerdos y compromisos con diferentes actores

    1. OrganizacionesInternacionales:

    1.1. Instituto Kroc: Avances: Espacios de interlocución bilaterales frente a la metodología y seguimiento del enfoque de género en la implementación del Acuerdo Final. Socialización de la metodología y algunos resultados del balance realizado. Entrega de la matriz que hace seguimiento. Acuerdos: si la Instancia Especial lo requiere, apoyarán metodológicamente para el seguimiento y la información producida por la misma, puede servir de insumo para los informes que dicho Instituto realice.

    1.2. II Misión de verificación de la ONU. Avances: Espacios de interlocución bilaterales. Información sobre los alcances de la Misión, sus referentes de género en las regiones y las posibilidades de interlocución para el seguimiento en los territorios. Acuerdos: La Misión se compromete a incluir el enfoque de género en toda la actuación.

    1.3. Misión de acompañamiento al enfoque de género. ONUMUJERES, Suecia, FDIM. Avances: Plan de trabajo bilateral en donde se señala que el mismo tiene el carácter de acompañamiento técnico, político y económico. Acompañamiento a reuniones claves con gobierno nacional, CSIVI 3x3 y organizaciones de mujeres, apoyo al funcionamiento de la Instancia Especial en este primer semestre de funcionamiento de la misma, incluyendo en las primeras reuniones, concertación de agenda con actores relevantes, apoyo para la participación de representantes de la Instancia Especial en diversos escenarios, de manera permanente la logística para el viaje, permanencia y condiciones para las diferentes reuniones. Así mismo, durante el mes de diciembre se surtió el proceso de selección de una persona para la Secretaría técnica, los términos de referencia y las entrevistas fueron acompañadas por la Instancia Especial. Se espera que a comienzos de enero se legalice el contrato con Erika Rodríguez Gómez, persona seleccionada. Acuerdos: Gestionar un proyecto con el Fondo Especial para la Paz, que permita financiar el funcionamiento básico del plan de acción de la Instancia Especial en los

    17

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    próximos 18 meses, incluyendo la Secretaria Técnica. El proyecto fue formulado de manera coordinada entre la Instancia Especial y ONUMUJERES. Se surtió el proceso de presentación ante el Fondo y finalizando el año se informó que el proceso avanzaba de manera positiva. Así mismo, se mantendrán las reuniones bilaterales. Pendiente: En el proyecto quedan sin financiación aspectos relevantes como encuentros de mujeres a nivel nacional, coordinación entre representantes principales y suplentes en los territorios, apoyo para viajes y participación de mujeres de la Instancia Especial a diferentes invitaciones relacionadas con la implementación del Acuerdo Final, entre otras.

    2. Espaciosmixtos:

    2.1. CSIVI 3X3. Avances: La Instancia Especial solamente se ha podido reunir una vez con la CSIVI 3X3, allí se expresaron las preocupaciones de la Instancia Especial frente al Plan Marco de Implementación y se solicitó hacer de manera regular este encuentro. La CSIVI ha respondido que la interlocución se realiza mediante los equipos técnicos del equipo de gobierno y FARC, con quienes se han tenido reuniones bilaterales y unilaterales. Preocupaciones: No se ha entregado por parte del gobierno todo el documento del Plan Marco de Implementación. La Instancia ha manifestado sus preocupaciones frente a la ausencia de metas orientadores y de indicadores de impacto, así como la ausencia de la no inclusión de más del 50% de las acciones específicas para las mujeres, contempladas en el Acuerdo Final, y la casi total ausencia de metas e indicadores para la población LGBTI. Acuerdos: De parte de CSIVI 3x3, se ha acordado mayor periodicidad en las reuniones, dar respuesta oportuna a la Instancia Especial y brindar la información que esta requiera para el cumplimiento de sus funciones. Así mismo, la Instancia Especial ha demandado la garantía de recursos para su funcionamiento. El gobierno Nacional en la reunión del 3x3, contestó que él mismo se tramitaría a través del Fondo para la Paz.

    2.2. Núcleo. Diversas entidades públicas, privadas, internacionales, mediante las cuales se espera dar lineamientos a la incorporación del enfoque de género en los PNIS. Acuerdos: Retroalimentar el documento realizado por el núcleo.

    18

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    3. InstitucionesNacionales

    3.1. Departamento Nacional de Planeación. EL DNP, como responsable de la formulación del Plan Marco de Implementación y del documento CONPES, en relación con la Instancia Especial ha tenido los siguientes avances: dos reuniones de socialización del Plan Marco de Implementación (capítulo de género), ajustes mínimos al mismo, conforme a las observaciones de la Instancia especial. Compromisos: se espera tener participación en la formulación del documento CONPES y conocer el documento del Plan Marco de Implementación antes de que salga.

    3.2. Agencia de Renovación del Territorio (ART). Avances: dos reuniones con la referente de género de la Agencia (Mariana Escobar). Si bien se conoció la ruta, no se ha conocido lo específico para la garantía de participación de las mujeres. Existe gran preocupación en los territorios ya que en las asambleas rurales y municipales no están siendo convocadas las organizaciones de mujeres, no se está garantizando la participación efectiva de las mismas, y se tiene la sensación que se lleva personal sin el debido conocimiento. La Instancia Especial ha recopilado un documento con recomendaciones para el diseño de PDET con enfoque de género. Preocupaciones: A La Instancia Especial le interesa interlocutar directamente con la directora de la agencia para establecer acuerdos y manifestar las preocupaciones con lo que sucede en el territorio, para garantizar la participación de las mujeres y de sus agendas específicas. Reunión que se ha gestionado desde el mes de noviembre y no ha sido posible a la fecha. Compromisos: Circular, por parte de La Instancia Especial, las preocupaciones para la garantía de participación de las organizaciones de mujeres y la inclusión de sus agendas, y ante la falta de coordinación interinstitucional para llegar a los territorios (ligado con el punto 4). Acuerdos: Buscar espacios de encuentro regular y permanente para la implementación y seguimiento del Acuerdo Final.

    3.3. Dirección Nacional de Sustitución de cultivos ilícitos. Avances: Una reunión con el director, en la cual se expresaron preocupaciones relacionadas con la incorporación del enfoque de género en los Planes Nacionales Integrales para la Sustitución de Cultivos de uso ilícito (PNIS), y en los Planes de Acción Inmediata. La Instancia Especial manifestó su preocupación sobre la necesidad de que las instituciones nacionales se articulen en los territorios, en particular en lo referente a la coordinación interinstitucional del punto 1 (ART) y punto 4 (Dirección Nacional de Sustitución de cultivos de uso ilícito del Ministerio de post conflicto). Acuerdos: Voluntad de realizar articulación entre la dirección y la Instancia Especial, para el seguimiento a la implementación y generar

    19

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    garantías de seguridad para la participación, opinión y las decisiones de las

    mujeres.

    3.4. Unidad Nacional de Protección. Las mujeres de la Instancia Especial han

    manifestado su preocupación, pues los riesgos y amenazas han aumentado, no solamente por sus liderazgos organizacionales, sino también por la visibilidad y el papel que están jugando como integrantes de la misma, en este sentido, se solicitaron garantías reales para la protección sus integrantes. Avances: La UNP realizó un taller con las integrantes de la Instancia Especial, en fecha 18 de diciembre de 2017, pero tomando como base la experiencia de las integrantes de la misma. Se solicitó que se establezcan medidas individuales (para quienes las requieran de manera inmediata) y colectivas, que pueden incluir protocolos para los viajes que se programarán para el año 2018 a los territorios. Esta es una tarea pendiente.

    3.5. Procuraduría delegada de paz y derechos de las víctimas (Elena Ambrossi) y Procuraduría delegada para la garantía y protección de los derechos de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes, mujeres, personas en situación de discapacidad y la institución familiar (Sonia Patricia Téllez Beltrán): Avances: reunión con las Procuradoras en donde se manifestaron preocupaciones de La Instancia, relacionadas con el diseño e implementación del Plan Marco de Implementación, garantías para la participación de las mujeres en los territorios, particularmente en los PDET y PENIS, alertas de utilización de los PDET y PNIS con fines electorales, entre otras. Acuerdos: establecer rutas para el seguimiento a la implementación del Acuerdo Final, así como para prevenir la posible utilización del mismo con fines electorales por medio de una circular o comunicado.

    20

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    4. OrganizacionesSocialesdeMujeres

    4.1. Organizaciones Nacionales de Mujeres: Reunión con cerca de 50 organizaciones de mujeres, donde se expresaron preocupaciones e intereses comunes respecto al avance en la implementación del enfoque de género, así mismo, se presentó el plan estratégico de la Instancia Especial. Acuerdos: se mostró disposición para trabajar en diferentes puntos de manera colectiva, a través de mesas de trabajo y estar alertas ante situaciones que se deba dar respuesta desde el movimiento de mujeres, de manera urgente. Así mismo, se expresó cómo el plan de trabajo de la Instancia Especial contempla la interlocución con organizaciones de mujeres territoriales, para hacer seguimiento en tiempo real con lo que se está realizando en los territorios.

    4.2. Mesa Nacional de Víctimas: Reunión con 33 delegadas. Avances: En este espacio se presentó el alcance de la Instancia Especial como un espacio técnico-político, que da recomendaciones y realiza seguimiento a la implementación del enfoque de género en la implementación del Acuerdo Final, para no generar falsas expectativas en las mujeres, además de explicar la

    21

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    importancia de las 122 disposiciones que el Acuerdo Final contempla y que deben ser una realidad en los territorios. Compromisos: Mantener una comunicación activa para facilitar la escucha, y que la voz de las mujeres víctimas de los territorios se pueda sentir. Esto se viene realizando a través de la herramienta de comunicación whatsapp y correo electrónico. La Instancia Especial no cuenta con otro medio o recurso para poder llegar a las regiones, donde se está solicitando la presencia de la delegada de las organizaciones de víctimas y demás representantes.

    4.3. Organizaciones Territoriales de Mujeres

    22

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    4.3.1. Realización de un encuentro en Santa Marta: asistieron 45 mujeres víctimas y lideresas, quienes manifestaron preocupación por el aumento de la inseguridad para su trabajo y obstáculos para su participación efectiva en la construcción de PEDT Y PNIS.

    4.3.2. Encuentro con 80 mujeres víctimas de Montes María: es muy importante resaltar que las mujeres manifiestan el aumento de las violencias de género. Estadísticamente se ha demostrado que en los procesos de pos-conflicto, disminuyen las masacres y la violencia armada, pero aumenta la violencia sexual, los homicidios y las lesiones no letales hacia las mujeres de estos territorios, donde el impacto del conflicto armado fue más fuerte. Para el caso de Colombia, entre 2005 y 2014, luego de la desmovilización de los grupos paramilitares, aumentó de manera considerable la violencia basada en género, representada en violencia sexual y homicidios, según fuentes de medicina legal. Propuesta: Realizar seguimiento a la disminución de la violencia de género en el marco de la implementación del Acuerdo Final, así como la incidencia en las instituciones y políticas públicas para hacer visible esta problemática y realidad. Incidencia normativa para la reforma a la Ley 1448 y sus decretos reglamentarios. En cuanto al tema de la reparación integral, en la norma que se debe reformar no se nota la voluntad política del Senado con las víctimas del país, y por ende la incidencia está más en la implementación de las políticas públicas existentes.

    4.3.3. Encuentro con mujeres indígenas. En Nariño, Santanderes, Boyacá, Tolima, Sierra Nevada de Santa Marta y Vichada, en general, se solicitó información sobre el Acuerdo Final, y se manifestó preocupación sobre su implementación, para que tome en cuenta las particularidades de los pueblos indígenas, garantizando también la participación de las mujeres desde su diversidad y diferencias. De manera específica, y dado lo que se está realizando en los territorios, en relación con los PEDET, PNIS, PISDA, JEP, se solicitó también la difusión del Acuerdo Final en un lenguaje sencillo y que las metodologías y material didáctico sean concertadas con las comunidades, así mismo recomiendan difundir la información de la Instancia Especial en internet.

    4.3.4. Encuentros con mujeres campesinas: Actividades realizadas con mujeres de los departamentos de Sucre, Córdoba, Magdalena, Santander, Bolívar, Norte de Santander, Cesar y Santander, Huila, Tolima, Guainía, Caldas y Valle. Se ha difundido el Acuerdo Final, y se ha informado sobre el proceso de implementación a nivel territorial. También se ha dado a conocer la Instancia Especial y la Instancia Étnica, sus funciones y tareas, con lo cual se percibió el apoyo desde las regiones, no solo a las Instancias, sino a la Institucionalidad

    23

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    creada para la implementación en municipios donde se desarrollarán los

    PDETS, PNIS y PISDA.

    4.3.5. Reuniones plataforma de mujeres rurales colombianas: espacio articulador

    conformado por 847 organizaciones de carácter local, municipal, departamental y nacional, integrada por mujeres indígenas, afros, campesinas y pescadoras. Se realizaron varias secciones de trabajo interno con la comisión de la Plataforma en las fechas 14, 15, 16 y 17 de diciembre, para el encuentro con los 28 departamentos donde se realiza trabajo de formación, articulación, incidencia y movilización. Dentro de las actividades programadas se realizaron tareas de redacción de proposiciones jurídicas para los puntos 1, 2, 4 y 5 del Acuerdo Final. Se realizaron sesiones de trabajo en torno al fast track con las UTLS y asesoras de la CSIVI y debates con la institucionalidad con respeto al Acuerdo Final.

    4.3.6. Espaciosinternoscampesinos:Actividadesrealizadasenlosdepartamentos de Sucre, Magdalena, Santander, Bolívar, Norte de Santander, Cesar, Bogotá, Huila, Tolima, Guainía, Caldas y Valle en septiembre, noviembre y diciembre. Se realizaron jornadas de tres días con víctimas, mujeres, jóvenes y hombres, para la socialización del Acuerdo Final, análisis del mismo, y su aplicación en lo territorial. En algunos lugares participaron secretarios de planeación, defensoría del pueblo, personeros, enlaces de víctimas, Umatas y Procuraduría. La metodología usada tuvo como objetivo dar a conocer el contenido del Acuerdo Final, los puntos relacionados con el contexto regional y local, conocer la Instancia Especial, étnica, sus funciones y tareas y la institucionalidad creada así como los municipios para la implementación de los PDETS, PNIS y PISDA.

    4.3.7. Encuentro con mujeres de zonas de reserva campesinas. Participaron cerca de 300 mujeres de las zonas veredales de todo el país, el encuentro se desarrolló en Chaparral, Tolima. Allí se evidenciaron los problemas existentes para la participación de las mujeres rurales y campesinas en las pre-asambleas de los PDET, y en general en el desarrollo del Acuerdo Final, así como la negación de las zonas de reserva campesina en la planeación territorial en especial en los PDET Y PENIS. A partir de las reflexiones y conclusiones de este encuentro a partir de lo cual la Instancia Especial elaboró un documento que ha sido presentado en diversos escenarios. Propuesta: Insistir en la reunión con la Directora de la ART, circular el documento de la Instancia Especial y hacer seguimiento en el territorio con las mujeres y sus organizaciones al desarrollo de los PDET.

    4.3.8. Encuentros con mujeres cocaleras: Se han realizado encuentros en Putumayo, Arauca, Nariño, en los cuales se ha identificado la problemática frente a la falta de articulación institucional, del nivel nacional, para la

    24

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    implementación de los PNIS y de los PDET. Propuesta: seguir articulando con el Ministerio para el Postconflicto y hacer seguimiento en el territorio. Compromisos: En ambos casos solicitar veeduría por parte de los entes de control, para que estos dos proyectos centrales en la implementación de los puntos 1 y 4, no sean utilizados con fines electorales y que se garantice la participación informada de las mujeres y de sus organizaciones. Así mismo, a la II Misión de verificación, para que se haga seguimiento a las situaciones de inseguridad que se están presentando en estos territorios.

    4.3.9. Otros encuentros con organizaciones de mujeres en el territorio: En los cuales se reflexionó con las mujeres participantes sobre el Acuerdo Final y la participación de las mujeres en el mismo, reconociendo sus diferencias y necesidades territoriales, socioeconómicas, identitarias, étnicas, etarias, de género y por capacidades, entre otras, y la indispensable interlocución de las organizaciones de mujeres con la Instancia Especial:

    ● Encuentro de mujeres Nariñenses por la paz. 50 mujeres y personas LGBT.

    ● Encuentro con mujeres jóvenes del Fondo Lunaria, 20 mujeres.

    ● Encuentro con un grupo de mujeres negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras.

    ● Encuentro nacional de mujeres indígenas.

    ● Encuentro de agendas populares por la paz. 100 mujeres.

    ● Encuentro polifónico con mujeres.

    ● Encuentro de mujeres de Bogotá con la Instancia Especial.

    Acuerdos y compromisos: En todos estos encuentros se presentó la Instancia Especial, sus funciones y sus objetivos estratégicos. Se señalaron los diferentes problemas que se han identificado durante la implementación, tanto en el nivel nacional como territorial, así como las dificultades para la participación de las mujeres desde su diversidad.

    Se solicitó un mayor apoyo económico, que garantice las labores de la Instancia Especial, de manera tal que se pueda hacer seguimiento a la implementación en los territorios, así como responder de manera oportuna a la

    25

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    difusión del Acuerdo Final, y realizar las labores de incidencia en política pública y ajuste normativo, de igual manera que se pueda difundir a través de la puesta en marcha de una estrategia de comunicaciones. Insistir en la recomendación y exigencia al Gobierno Nacional para que se garantice la participación de las mujeres en la implementación, incluyendo a las mujeres de los lugares más apartados y de difícil acceso, tomando en cuenta sus particularidades étnicas, geográficas, y la población LGBT. Visibilizar las condiciones de seguridad que se han agravado, y en este caso solicitar al componente internacional para que haga verificación a la implementación en los territorios.

    5. InvitacionesatendidasporlaInstanciaEspecial

    Adicional a lo anterior, la Instancia Especial recibió diversas invitaciones, las cuales fueron atendidas por delegadas de la misma:

    ● Universidad de los Andes. Marcela Sánchez, Magda Alberto.

    ● Universidad Nacional. Martha Sánchez.

    ● Universidad Minutos de Dios. Magda Alberto.

    ● Encuentro Nacional de organizaciones de mujeres de la Federación

    Democrática Internacional de Mujeres. Martha Sánchez, Magda Alberto,

    Yuli Artunduaga.

    ● II Misión de verificación de la implementación de los Acuerdos de Paz de

    la Federación Democrática Internacional de Mujeres. Martha Sánchez,

    Magda Alberto.

    ● II encuentro sobre violencias de género en Cartagena. Mayerli Angarita,

    Victoria Neuta, Marina Avendaño.

    ● Casa del Embajador de Suecia. Componente Internacional. Balance sobre

    el primer año de implementación de la incorporación del enfoque de

    género. Magda Alberto y Victoria Neuta.

    ● Encuentro con mujeres víctimas de violencia sexual. Bogotá. Voces de

    vida. Marina Avendaño, Mayerli Angarita.

    ● Balance de la implementación de los acuerdos en el Caribe. Barranquilla.

    Marina Avendaño.

    ● Encuentro de articulación de los PDET con política pública de género en

    el putumayo. Yudi Artundiaga

    ● Encuentro de mujeres por el progreso de la paz. Balance Cofania Jardines

    de Sucumbíos. Ipiales Nariño. Yuli Artunduaga.

    26

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    ● Balance regional de Viva la Ciudadanía, primer año de implementación de los acuerdos de paz, ¿Qué sigue? Medellín. Rocío Pineda.

    ● Primer año de implementación del Acuerdo Final, ¿Qué sigue? Rocío Pineda.

    ● Costa Rica. Eurosocial + dos. Rocío Pineda.

    ● Londres. Colombia asegurando la paz. Los logros de las mujeres y los

    retos. Edilia Roa.

    ● 8 Encuentro Departamental de Mujeres del Huila, Noviembre 14, 15 de

    2017 en Neiva, con la participación de más de 200 mujeres indígenas, afros, campesinas, populares y sindicalistas. Socialización de los acuerdos y del punto 1 y 4. Edilia Roa.

    ● Encuentros en Sucre, en el mes de septiembre, Santa Marta en el mes de Noviembre, y Bucaramanga y Bogotá en el mes de Diciembre de 2017 con mujeres víctimas, agrarias y populares para dar a conocer los acuerdos y la Instancia Especial, cómo va la implementación, obstáculos y retos.

    27

    INSTANCIA ESPECIAL PARA CONTRIBUIR A GARANTIZAR EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO FINAL

    Cabe aclarar que los espacios de encuentro con mujeres y sus organizaciones, enunciados en este punto, y en los cuales ha tenido presencia la Instancia Especial, han sido agenciados por ellas o hacen parte del trabajo territorial que desarrollan.

  • Jineologî (ciencia de mujeres): sabiduría para la liberación

    La Jineologî presupone un cambio radical en el modo de leer el universo, en una cosmovisión otra, es un cambio de paradigma. La primera vez que esta palabra aparece en algún tipo de registro es en 2003, en el texto Sociología de la Libertad, de Abdullah Öcalan. Allí, el líder del Movimiento de Liberación Kurdo, se refiere a ella para expresar la necesidad de una ciencia de mujeres como base fundamental para una sociedad libre, igualitaria y democrática, donde el Confederalismo Democrático -sistema social basado en la liberación de los géneros y la ecología-, fuera posible.

    El término Jineologî está compuesto de la palabra kurda "jîn" que significa mujer y proviene de la raíz "jiyan" (vida) y el sufijo "-ologî", que proviene del griego y puede designarse como logos, ciencia, estudio. Por lo cual, podríamos traducir la palabra Jineologî como ciencia de mujeres.

  • La educación con enfoque de género como herramienta de paz

    El proceso de DDR (Desmovilización, Desarme y Reintegración) de las Farc está acompañado de distintos escenarios de acción que buscan llevar cabo este proceso de una manera exitosa para las y los guerrilleros que hoy están a la espera de varios elementos y derechos adquiridos en el acuerdo de paz. La educación es una de las principales.

    La Resolución 1325 del consejo de seguridad de Naciones Unidas, que recomienda a los Estados garantizar la participación de las mujeres, en condiciones de igualdad, en la prevención y solución de los conflictos y en la consolidación y el mantenimiento de la paz, hace explicita referencia a la importancia de la educación especificamente con enfoque de género para una reincorporación exitosa, sobretodo de las mujeres quienes han estado históricamente sometidas a un modelo patriarcal que las subvalora y las oprime.

    Es desde este escenario donde se puede materializar el empoderamiento de las mujeres que por más de una década pertenecieron en la guerrilla, permitir que se hagan efectivas todas las medidas de género que trae consigo el Acuerdo Final y garantizar en el proceso de pos acuerdo una mirada transversal de las mujeres desde los escenarios públicos y privados.

    En doce Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) se está llevando a cabo un Diplomado en Formador de formadores/as y promotores/as de prevención de violencias basadas en género con el fin de brindar herramientas conceptuales y prácticas a mujeres y hombres ex combatientes acerca de los derechos y las rutas existentes para erradicar estas violencias haciendo énfasis en generar réplicas y estrategias diseñadas por y para ellas y ellos en los escenarios donde viven e interactuan. Este diplomado cuenta con el apoyo de la Embajada de Suecia, la OIM (Organización Internacional para las Migraciones), la CSIVI, y la Universidad Nacional de Colombia.

    Este escenario de acción ha representado un espacio de aprendizaje y motivación para las mujeres. Heidy, integrante del ETCR Mariana Paéz, Mesetas, siente que estas oportunidades les dan herramientas para su vida cotidiana y política en medio de los múltiples incumplimientos que han tenido por parte del gobierno en estos temas quien prioriza cursos de peluqueria o cocina antes que formación en derechos para las mujeres.

    La validación de la primaria y el bachillerato, este diplomado y otros cursos que se estan dictando en distintas zonas permiten que las mujeres en la realidad puedan ser sujetas de derechos y ser promotoras en la defensa de otros derechos vulnerados a toda la población en el país.

  • LA IMPLEMENTACIÓN DE LOS ACUERDOS DE PAZ PERMITIRA LA PARIDAD POLÍTICA

    El movimiento social de Mujeres por décadas ha impulsado la participación política de las mujeres, bajo diferentes estrategias incluidas las normativas, pero con poca efectividad, la llegada en el 2016, de la firma del Acuerdo final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y duradera entre el Gobierno y la Fuerza Armada Revolucionaria Colombiana, le vuelve a entregar esperanzas y oportunidad al movimiento, de poder dirigir los destinos del país de manera paritaria con los hombres.

    La esperanza en la implementación de los Acuerdos, es fundamental porque estos, deben regirse por el reconocimiento de la igualdad y protección del pluralismo de la sociedad colombiana, sin ninguna discriminación. En la implementación se garantizarán las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y se adoptarán medidas afirmativas en favor de grupos discriminados o marginados, teniendo en cuenta el enfoque territorial, diferencial y de género.

    Considerando que la participación ciudadana es el fundamento de todos los acuerdos que constituyen el Acuerdo Final y se encuentra ratificado en el Punto 2; el cual contiene el acuerdo sobre “Participación política: Apertura democrática para construir la paz”. Además, La construcción y consolidación de la paz, en el marco del fin del conflicto, requiere de una ampliación democrática que permita que surjan nuevas fuerzas en el escenario político para enriquecer el debate y la deliberación alrededor de los grandes problemas nacionales y, de esa manera, fortalecer el pluralismo y por tanto la representación de las diferentes visiones e intereses de la sociedad, con las debidas garantías para la participación y la inclusión política.

    En especial, la implementación del Acuerdo Final contribuirá a la ampliación y profundización de la democracia en cuanto implicará la dejación de las armas y la proscripción de la violencia como método de acción política para todas y todos los colombianos a fin de transitar a un escenario en el que impere la democracia, con garantías plenas para quienes participen en política, y de esa manera abrirá nuevos espacios para la participación (texto tomado del Acuerdo final).

    En relación a la participación de las mujeres en la toma de decisiones y el poder político, se ha logrado que Colombia, asuma mínimamente con los compromisos establecidos en la Plataforma de Acción de Beijing (1995), la CEDAW (Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, por sus siglas en inglés), adoptada en 1979 por la Asamblea General de Naciones Unidas, obliga a los Estados en su artículo 18, a eliminar la discriminación y avanzar hacia la igualdad en la vida política y pública.

    Según datos del Censo DANE 2005, el 51% de la población en Colombia, son mujeres; y de acuerdo a los datos entregados por la Registraduría Nacional, el 50% del potencial votante en este país, son mujeres. Así mismo, algunos estudios realizados por organismos internacionales, han demostrado que las bases de los partidos políticos están conformadas por mujeres, aunque la representación aún no alcanza los índices esperados.

    Es de resaltar, que Colombia desde que se conformó como república independiente en 1830 ha tenido procesos electorales, pero las mujeres solo empezaron a participar de ellos en 1957: ciento veintisiete (127) años después. Esos años de desventaja, sumados a todos los elementos culturales de un país en el que la cultura machista es predominante, más las condiciones de pobreza y vulnerabilidad a las que se ven desproporcionalmente enfrentadas las mujeres, generan unas condiciones de desigualdad con barreras visibles e invisibles, para la competencia de las mujeres por el poder, así lo evidenció el PNUD en el ranking de igualdad de Mujeres y Hombres en los partidos políticos realizado en 2013.

    En la reforma política en Colombia, de 2011, la Ley 1475 obliga a los partidos políticos a inscribir en sus listas para el Congreso, Concejos y Asambleas el 30% de mujeres, basados en la Ley de cuotas es el nombre que recibe la ley 581 de 2000 de Colombia, por medio de la cual se dispone que el 30 por ciento de los altos cargos públicos deben ser ejercidos por mujeres. El pasado 9 marzo de 2014, fue la primera vez que dicha ley se aplicó en el país para las elecciones de Congreso, lo que posiblemente generó un aumento significativo. Pese a este aumento, es de reiterar, que no es suficiente con que la Ley exija que el 30% de las personas inscritas en las listas sean mujeres, si a estas no se les brinda dentro de los partidos las mismas garantías que a los hombres. (tomado del Observatorio de Asuntos de Género (OAG) , boletín N° 18 de 2014).

    De hecho, en una investigación elaborada por la Misión de Observación Electoral (MOE), antes de estas elecciones, se encontró que la mitad de las candidatas al Senado no tenían presencia en medios de comunicación, lo que insinúa que los partidos no se han preocupado hasta el momento, por formar y apoyar a las candidatas sustantivamente en la consecución de una curul, sino por cumplir con un requisito de la ley.

    En la actualidad, el periodo (2014 – 2018), el panorama territorial, con relación a la participación de las mujeres, es el siguiente: las mujeres ocupan el 9,38% de las gobernaciones del país; y el 9.81% de las alcaldías; el 17.94% de las curules de las asambleas departamentales; y el 16.08% de los asientos de los concejos municipales. En Senado de la República 31.6% y Cámara de Representantes 29.5%.

    La firma del Acuerdo final permite colocar mayor interés por parte de las mujeres, en el poder político ya que medidas como las cuotas o la paridad

    tienden a subvertir el orden patriarcal. Ambos recursos, cuotas y paridad, tienden a abrir espacios para la participación política de las mujeres. Las cuotas son una estrategia temporal, pero con la paridad se pretende cambiar de manera radical el orden normativo de la sociedad.

    Revisando el aporte de la feminista Hubertine Auclerc en 1884; “la paridad, es una exigencia revolucionaria, porque ya no se trata de compartir, o de poner fin al monopolio del poder masculino: se trata de repartir el poder político entre hombres y mujeres, un nuevo tipo de reclamo: que las Asambleas estuviesen compuestas por tantos hombres como mujeres.” Llevado al contexto colombiano, es imperativo profundizar en las razones sociales y jurídicas en las que el modelo económico ha mantenido excluida a la mujer del poder político.

    Considerando que, la sociedad está compuesta en igualdad numérica por hombres y mujeres, es del todo razonable que así estén compuestas las instancias representativas del poder público. La paridad no es pretender que haya más mujeres en cargos electos para que representen mejor a las mujeres. La paridad es el equilibrio numérico o cuantitativo que garantiza el acceso a ciertos puestos electivos de hombres y mujeres por igual. Se trata de hacer coincidir la política con el mundo real.

    Por lo tanto, se puede decir que, la nueva democracia paritaria trata de buscar un orden social más justo e igualitario, a través de un modelo social - administrativo, que equilibre ecosistema, educación, economía, trabajo, familia y política. Entonces, la paridad es, en el fondo, una cuestión de justicia política y social.

    Por las anteriores razones, se afirma que la implementación del acuerdo Final de paz firmado entre el Gobierno y las FARC-EP permitirá la paridad política, convirtiendo a Colombia en uno de los primeros países latinoamericanos donde los destinos del país se discutirán y decidirán de manera paritaria entre hombres y mujeres, iniciando así una nueva era en la historia de Colombia.

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • La moda feminista.

    He escuchado ya en varios espacios tanto de amigas, como de compañeras militantes de diversos feminismos y luchas sociales y populares, afirmar con gusto o desaprobación que el feminismo es una moda o que no lo es. No obstante, sería interesante saber a qué nos referimos cuando usamos la expresión “el feminismo está de moda” o “el feminismo no es una moda”.

    El feminismo, puede ser definido de diferentes maneras. Hace poco en un ejercicio colectivo de indagar por recorridos personales y colectivos desde el feminismo, varias mujeres afirmaron que el feminismo fue un modo de ver el mundo que les cambió la vida. En su mayoría, estas mujeres se habían iniciado en el activismo o el pensamiento feminista, analizando su participación en el movimiento estudiantil, en asociaciones campesinas, en universidades, en colectivos callejeros de acción política, en los que se encontraron de frente con una situación de trato diferencial hacia las mujeres, y no estoy hablando aquí del reconocimiento de la discriminación histórica que han vivido las mujeres en tanto género a lo largo de la historia de las sociedades. Me di cuenta en dicho espacio, que las mujeres, a raíz de su condición de clase, étnico-racial, hábitat territorial y hasta por la edad, han sido tratadas de forma diferente. En palabras necias: han sido insivisibilizadas y excluidas a razón de su sexo biológico y de todos los estereotipos de género que existen en la sociedad, que particularmente en los movimientos sociales, toman la forma de una norma, de un canon que dice que las mujeres no deben hacer política y si la hacen, es como colaboradoras o subsidiarias de una especie de trabajo doméstico público no remunerado en el sistema político-mercantil de intercambio de ideas, debates y razón ilustrada, que favorece fundamentalmente la construcción social de lo masculino en este mundo occidentalizado.

    En otros escenarios más itinerantes, superfluos, donde las discusiones sobre feminismo emergen con espontaneidad, también se ha discutido sobre el lugar que ocupa hoy el feminismo en los movimientos sociales de transformación y emancipación. Muchas veces me vi involucrada, a toda conciencia en estas conversaciones emergentes, en el debate sobre si el feminismo es una moda y cómo eso nos afecta, nos gusta o nos disgusta actualmente. Efectivamente, hay un claro incremento de procesos de toma de conciencia feminista, procesos de subjetivación individual y colectiva de mujeres, y algunos hombres, sobre el qué hacer feminista y la confrontación con un régimen tan violento como lo es el patriarcado y sus expresiones prácticas: machismo, sexismo, misoginia y androcentrismo. He podido notar, en confrontación con algunas investigaciones académicas hechas, que las edades de este proceso de toma de conciencia en algunas mujeres urbanas, se ha reducido notablemente. Actualmente las mujeres en la ciudad conocen del feminismo entre los 20 y 24 años. Cosa que no pasaba décadas atrás, donde las mujeres colombianas que se iniciaron en el feminismo urbano lo hicieron superando la edad los 30 años. Sería interesante que existiera algún estudio o narración existencial, sobre procesos similares de toma de conciencia feminista entre mujeres no urbanas, sean estas campesinas, indígenas o afrodescendientes. Estaré muy contenta de saber qué cambios existen al respecto.

    No obstante, la afirmación sobre sí el feminismo es una moda o no, va mucho más allá de este tipo de análisis sobre procesos de subjetivación. Creo desde el corazón, que efectivamente hay un incremento de toma de conciencia y de colectividades de mujeres y diversidades sexuales con prácticas feministas, muy diversas por cierto. Hoy hablamos de feminismos que habían sido invisibilizados por la hegemonía blanca-europea, de sus ecos de fantasía a partir de la lucha sufragista y por la igualdad de derechos. Estos feminismos que amplían la crítica patriarcal a otros regímenes de dominación como el racismo y el capitalismo rompen otros paradigmas que no habían tenido en cuenta grandes teóricas y activistas que hoy tomamos por feministas que van desde Cristine de Pizán, pasando por Virginia Woolf, Olympia de Guges, hasta llegar a Simone De Bouvoir y todas las sufragistas en Europa y América. Al contrario, hoy leemos, investigamos y activamos a partir de los trabajos de Angela Davis, Bell Hooks, Gloria Anzaldúa y las teóricas decoloniales. Para el caso colombiano por ejemplo, no hablamos solamente de Manuela Saenz y Maria Cano, sino que también hablamos de Juana Julia Guzmán, Catalina Luango y Ana María Matamba, como referentes de emancipación.

    Me pregunto entonces, y espero que quienes lean este artículo lo logren hacer, es el feminismo una moda, o el desarrollo histórico de construcciones de saber no patriarcales, no racistas y no capitalistas que se abren paso a cada momento, frente a los embates propios de la producción de conocimiento en nuestra sociedad, y sobre todo, pese a las insivisbilizaciones que pueden hacerse incluso en los espacios democráticos y/o alternativos? ¿Queremos que haya más feminismo, más crítica, más producción de conocimiento y más activismos políticos reinventándose constantemente, o queremos dilapidar, posando la profundidad, objetividad o lo que es peor, reposando en un altar de verdad y autoridad auto-otorgada para señalar los caminos recorridos por los feminismos en búsqueda de una emancipación de las opresiones?

    Y sí, he aquí mi postura, no se puede escribir sin tomar partido, hay que decirlo. Actualmente, la expresión “es el feminismo una moda”, se me antoja, o mejor, se me parece a las situaciones enfrentadas con los organizados en grupos políticos de derecha, los fanáticos religiosos y demás obscenidades propias de nuestro tiempo, donde estos pretenden rebajar la sustancia rebelde y revolucionaria del feminismo, haciendo eco de los estereotipos del “hembrismo”, “las feminazis”, “las antihombres”, “las que dividen la lucha”, “las que no saben qué es lo realmente importante”, etc., etc., etc.

    Así que, si alguna vez sientes que el feminismo está de moda, pregúntate más bien, si no estás cayendo en los lugares comunes del sentido común, de aquellos que dicen “ser lesbiana está de moda y ahora hay mucho gay por la calle”.


  • La música de Nina Simone

    1943: 10 años de edad. Su primer concierto. Llevaba seis años tocando el piano. Fue el primer éxito musical de su vida y el primer choque con el racismo: mientras tocaba, sus padres fueron obligados a salir de la primera fila y a situarse en el fondo de la sala, para dar espacio a los espectadores blancos.

  • La receta de Islandia para la igualdad de género

    Islandia es el primer país del mundo en haber adoptado una ley que obliga pagar el mismo sueldo, a hombres y mujeres. Además, encabeza, por noveno año consecutivo, el ranking sobre la igualdad de género del Foro Económico Mundial. Una batalla ganada a pulso en un país líder en la lucha por los derechos de la mujer. Nuestra reportera, Valérie Gauriat, ha realizado este reportage en distintos ámbitos de la sociedad islandesa, para comprender cuáles son las recetas de Islandia en la igualdad de género.

    En clase intentamos ver cómo y porqué existe la discriminación de género. Mi primer objetivo es que se den cuenta de que es un hecho. Me he dado cuenta de que el darse cuenta de los estereotipos contribuye a su emancipación. Son adultos más felices. La gente más feliz construye sociedades mejores

    Hanna Bjorg Vilhjalmsdottir

    Profesora y especialista en cuestiones de género

    Reikiavik, un domingo por la mañana. Los fieles asisten a la misa oficiada por una sacerdotisa de la mayor congregacion religiosa de la capital. La Constitución asegura la libertad de culto a los islandeses, aunque la Iglesia Nacional de Islandia, luterana, es la religión del Estado. Las sacerdotisas quieren reforzar el papel de las mujeres en la iglesia y neutralizar la noción de género en su discurso. Gudrún Karls Helgudóttir, pertenece a la iglesia evangélica luterana. Seún ella,“si queremos expresar nuestra fe en Dios, tenemos que hacerlo de tal forma que todo el mundo se sienta incluído, Dios no es un hombre o una mujer, una madre o un padre. Así que hablo de él utilizando el pronombre neutro. Pero al mismo tiempo creo que es importante hablar de Dios en masculino y en femenino. Asi que, cuando es posible, le llamo “ella”. También quiero cambiar el papel de las mujeres en las instancias dirigentes de la iglesia. En esos organismos no somos más que el veinte por ciento. Y todo se decide ahí. El poder está allí.”

    Al día siguiente de nuestro encuentro, Gudrún entregó en mano a la encargada del obispado, los testimonios de 64 mujeres pertenecientes al movimiento Mee too) , víctimas de acoso o de agresiones sexuales.

    Militar a favor de los derechos de las mujeres: una especialidad islandesa

    Este país encabeza desde hace nueve años, la clasificación de mejores alumnos del Foro Económico Mundial. La última norma en entrar en vigor el pasado mes de enero, consiste en obligar a las empresas de más de 25 asalariados, ya sean públicas o privadas a pagar un sueldo idéntico, por las mismas tareas, a hombres y mujeres, y además deben probarlo, so pena de multas.

    leer mas>>>>http://es.euronews.com/2018/02/23/la-receta-de-islandia-para-la-igualdad-de-genero?utm_term=Autofeed&utm_campaign=Echobox&utm_medium=Social&utm_source=Facebook#link_time=1519391092

  • La respuesta machista de un candidato estadounidense, que generó repudio

    Un candidato republicano al Senado de Estados Unidos causó hoy polémica tras hacerse públicas unas declaraciones en las que, al ser preguntado por los derechos de la mujer, explicó que lo que él quiere es que, cuando llegue a casa, la cena esté lista.

    “Quiero llegar a una casa en la que haya una cena casera a las seis cada noche”, dijo el conservador Courtland Sykes, que buscará ser senador republicano por Misuri, en una entrevista que publicó en su página de Facebook.

    Sykes, de 37 años, había sido preguntado sobre si estaba a favor de los derechos de las mujeres, a lo que respondió que su prometida le había dado “órdenes” para ser “favorable” a estos, pero que su “obediencia” conllevaba un “pequeño precio”: que cuando él arribe a casa, el plato esté sobre la mesa.

    El republicano también incidió en que espera que “algún día” sus hijas se conviertan en “amas de casa y mujeres de familia tradicionales”

    “No compro las definiciones locas del feminismo radical sobre ser mujer moderna y nunca lo hice”, continuó el que aspira a hacerse con un asiento en la Cámara Alta este año.

    Asimismo, el candidato conservador señaló que las feministas “se inventaron” el concepto “para adaptarlo a sus mentes asquerosas y llenas de serpientes”.

    Sykes expresó que no acepta la “feminización sin tregua de la campaña contra los hombres”, y argumentó que hombres y mujeres son diferentes, algo que no van a cambiar “un nido de mentecatos académicos de una tienda de fármacos, salvo en la vida de fantasía de aquellas personas confusas en el país de las maravillas”.

    ver mas -- http://www.elcolombiano.com/internacional/eeuu/polemica-por-declaracion-machista-de-candidato-al-senado-de-estados-unidos-courtland-sykes-NH8081708

  • La solución sueca para la prostitución: ¿Por qué nadie intentó esto antes?

    En las calles de la ciudad capital, Estocolmo, la cantidad de prostitutas ha sido reducida en dos tercios y la de clientes en un 80 por ciento. En otras grandes ciudades suecas, el comercio sexual en las calles casi ha desaparecido. Y en buena medida también ha ocurrido esto con los famosos burdeles y salas de masaje que proliferaron en el país en las últimas tres décadas del siglo 20, cuando la prostitución era legal.

    En un mar de siglos de clichés desesperados porque ‘siempre habrá prostitución’, el éxito de un país sobresale como un faro solitario que ilumina el camino. En apenas cinco años, Suecia ha disminuido drásticamente la cifra de mujeres dedicadas a las prostitución. En las calles de la ciudad capital, Estocolmo, la cantidad de prostitutas ha sido reducida en dos tercios y la de clientes en un 80 por ciento. En otras grandes ciudades suecas, el comercio sexual en las calles casi ha desaparecido. Y en buena medida también ha ocurrido esto con los famosos burdeles y salas de masaje que proliferaron en el país en las últimas tres décadas del siglo 20, cuando la prostitución era legal.

    Adicionalmente, es nula la cantidad de mujeres extranjeras que ahora están siendo traficadas a Suecia para comercio sexual. El gobierno sueco estima que en los últimos años sólo entre 200 y 400 mujeres y niñas han sido traficadas cada año hacia este país, cifras que no son tan significativas en comparación con las 15,000 a 17,000 mujeres traficadas anualmente hacia la vecina Finlandia. Ningún otro país y ningún otro experimento social siquiera se acercan a los prometedores resultados que están siendo observados en Suecia.

    ¿Cuál compleja fórmula ha utilizado Suecia para lograr esta proeza? Sorprendentemente, su estrategia no es en absoluto compleja. De hecho, los principios de ésta parecen tan simples y anclados con tal firmeza en el sentido común que de inmediato nos llevan a preguntar: “¿Por qué nadie intentó esto antes?”

    La trascendental legislación sueca de 1999

    En 1999, luego de años de investigación y estudios, Suecia aprobó una ley que: a) penaliza la compra de servicios sexuales y b) despenaliza la venta de dichos servicios. La novedosa lógica detrás de esta legislación se estipula claramente en la literatura del gobierno sobre la ley:

    LEER MAS--- http://kaosenlared.net/la-solucion-sueca-para-la-prostitucion-por-que-nadie-intento-esto-antes/

  • Las Calles del Futuro

    El texto que leerán a continuación corresponde a un ejercicio de creación colectiva de las mujeres que integran la Delegación de Paz de las FARC-EP, en el marco del taller "Puesta en Común", dentro de la investigación sobre la "Construcción Histórica de las FARC desde la mirada de las mujeres combatientes". Inspiradas en la canción “Las Calles del Futuro”, composición del inolvidable canta-autor fariano, Cristian Pérez;  comenzaron cada una a visualizar y a plasmar en cortas líneas “Nuestra Visión de Futuro”.

  • Las mujeres del oriente colombiano firmes en nuestro compromiso de Paz

    Hoy estamos presentes mujeres que venimos de las indomables sabanas del Yarí, de las mágicas tierras del Casanare, del embrujo verde del Meta, de los imponentes ríos del Guaviare, del histórico Sumapaz y las profundas selvas del Vichada, Vaupés y Guainía, venimos con la fuerza de Arauca, el impulso heroico de Boyacá, venimos de la diversa capital, Bogotá. Somos la Coordinadora Regional de Mujeres de la Orinoquia y Centro de Colombia y saludamos este importante espacio que da a conocer el trabajo que la Subcomisión de Género de la Mesa de Diálogos ha venido realizando, dando a los acuerdos adelantados una perspectiva que promueva la inclusión de las mujeres y su visión sobre la realidad en la construcción de un país en paz, propósito que ha atravesado la vida de miles de mujeres luchadoras en Colombia.

  • Las mujeres indias llenan Twitter de 'selfies' para luchar contra las violaciones

    Cientos de internautas de todo el país reclaman justicia bajo el hashtag #AintNoCinderella

  • Los científicos buscan entender por qué los hombres violan

    De acuerdo con la investigación, los hombres que violan suelen iniciarse jóvenes, en la preparatoria o durante los primeros años de la universidad y es probable que crucen la línea con alguien que conocen.

    Algunos de estos hombres cometen un abuso sexual o dos y luego se detienen. Otros —aún no sabemos en qué porcentaje— mantienen esta conducta o incluso aceleran el paso. Existe un debate acalorado entre los expertos sobre si hay algún punto en el que el abuso sexual se convierte en una conducta arraigada y qué porcentaje de los abusos sexuales son cometidos por depredadores en serie.

    La mayoría de los investigadores están de acuerdo con que la línea que divide al criminal ocasional del frecuente no es muy clara. El trabajo reciente de Kevin Swartout, profesor de Psicología y Salud Pública de la Universidad Estatal de Georgia, sugiere que los perpetradores poco frecuentes son más comunes en campus universitarios de lo que se pensaba.

    “Es una cuestión de grado, más que de dosis”, aseveró Mary P. Koss, profesora de Salud Pública de la Universidad de Arizona, a quien se le da el crédito por haber acuñado el término date rape, o violación en una cita.

    ¿Dosis de qué? Ciertos factores —que los investigadores llaman “factores de riesgo”, aunque al mismo tiempo reconocen que a pesar de ellos estos hombres son responsables de sus actos: tienen una presencia enorme entre quienes cometen abusos sexuales.

    Un alto consumo de alcohol, la presión social para tener sexo y la creencia en los “mitos de violación” —como la idea de que “no” significa “sí”— son factores de riesgo entre los hombres que han cometido abuso sexual. Otro factor es tener un grupo de amigos que utilicen lenguaje hostil para describir a las mujeres.

    Aun así, al parecer también existen ciertas características que tienen un efecto mediador en estos factores. Malamuth descubrió que los hombres que se excitan mucho al ver pornografía de violaciones —otro factor de riesgo— son menos propensos a intentar perpetrar un ataque sexual si tienen puntuaciones altas en evaluaciones de empatía.

    El narcisismo parece trabajar en el sentido opuesto, aumentando las probabilidades de que los hombres cometan abuso sexual y violación. La mayor parte de los sujetos que participaron en estos estudios reconocen libremente que el sexo no fue consensuado, pero eso no significa que lo consideren una verdadera violación. Los investigadores se han encontrado con esta contradicción una y otra vez.

    Al preguntarles “si las habían penetrado sin su consentimiento”, dijo Koss, los individuos respondían que sí. Al preguntarles si habían cometido un acto “parecido a una violación”, la respuesta era casi siempre negativa. https://www.nytimes.com/es/2017/11/03/estudio-violadores-motivos/?smid=fb-share-es

  • Más de 4.000 millones públicos para la educación en el machismo

    Sobre la ilegalidad de las subvenciones a la educación católica por razones de discriminación de género.

    UNO. Cabe describir la mayor institución machista de nuestro país como aquella que prohíbe a la mujer el acceso a los puestos de poder y de gobierno. Aquella que, además, en su relato y su doctrina sitúe a la mujer por debajo del hombre, y la retrate no solo como inferior sino como responsable directa, con su acción, de todo castigo y toda desgracia que pueda sufrir la especie humana. Y lo mantenga escrito. Aquella que, además, impida a la mujer desarrollar libremente su sexualidad y alabe la virginidad frente a cualquier desarrollo. Aquella que describa a la mujer como ser al servicio del hombre. O sea, la Iglesia católica.

    DOS. Cabe suponer que dicha institución (como cualquier otra que promueva el machismo no solo abiertamente, sino de forma indisociable a su esencia) jamás recibirá un euro de dinero público. Y mucho menos se le permitirá, con dinero público, participar en el adoctrinamiento de menores. Esto, en España, está además regulado por Ley. Más exactamente, en la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. En su artículo 35, bajo el título Subvenciones públicas, declara: “Las Administraciones públicas, en los planes estratégicos de subvenciones que adopten en el ejercicio de sus competencias, determinarán los ámbitos en que, por razón de la existencia de una situación de desigualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, las bases reguladoras de las correspondientes subvenciones puedan incluir la valoración de actuaciones de efectiva consecución de la igualdad por parte de las entidades solicitantes.”. En su artículo 23, bajo el título La educación para la igualdad de mujeres y hombres, se lee: “Asimismo, el sistema educativo incluirá, dentro de sus principios de calidad, la eliminación de los obstáculos que dificultan la igualdad efectiva entre mujeres y hombres y el fomento de la igualdad plena entre unas y otros”. leer mas----http://kaosenlared.net/mas-de-4-000-millones-publicos-para-la-educacion-en-el-machismo/

  • MEMORIAS DE ESPERANZA

  • Mensaje a los Pueblos de Colombia...

    Con sinceridad y profundo sentimiento de alteridad, las FARC-EP claman por la unidad popular y la defensa de la patria hoy, desde una circunstancia en que, con convencimiento hemos asumido un proceso de diálogo por la paz, pensando en un mejor destino para Colombia; hecho que por ser anhelo de las mayorías, es causa que deberemos defender como una sola fuerza de cambio.

  • Mujeres rebeldes: las obreras que combatieron el franquismo

    Analizamos la experiencia histórica de las trabajadoras que participaron en el movimiento obrero y se enfrentaron al régimen franquicia.

    El papel de las mujeres en la protesta social ha sido fundamental a lo largo de la historia, desde ser las iniciadoras de los levantamientos durante los motines de subsistencia de época moderna, hasta ser la chispa que desencadenó grandes procesos revolucionarios. Fueron las mujeres las primeras que el 18 de marzo de 1871 impidieron a las tropas del gobierno francés retirar los cañones de las colinas de Montmartre y desarmar París, llamando al proletariado y a la Guardia Nacional a defender la ciudad, dando inició a la Comuna de París. También fue la huelga de las obreras textiles de Petrogrado un 8 de marzo de 1917 la que, al grito de “¡Queremos pan!”, desencadenó una protesta de 90.000 obreras y obreros en las calles. Aquel 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer propuesto unos años antes por Clara Zetkin, fue el primer día de la Revolución Rusa.

    Existe, por lo tanto, toda una experiencia histórica de mujeres combativas, revolucionarias y protagonistas de la transformación social. Sin embargo, su papel no ha sido reconocido y su importancia infravalorada dentro del relato de la “Historia”. Las mujeres trabajadoras han sido invisibilizadas doblemente, por su condición de clase obrera, y por su condición de mujer. Por estas razones es importante reivindicar toda esta experiencia histórica en el marco de la gran movilización de mujeres combativas que está suponiendo este 8 de marzo y la huelga internacional de mujeres. Es el caso de las obreras que combatieron al franquismo.

    La derrota de la clase obrera y la represión

    Con la victoria fascista en la guerra civil española se impusieron los intereses de los sectores más reaccionarios de la sociedad: la Iglesia, el Ejército, la alta burguesía y los terratenientes. La clase obrera había sido derrotada, los partidos y sindicatos obreros, prácticamente liquidados, tuvieron que pasar a desarrollar su actividad principal en el exilio. Es el drama de la revolución española, de un proletariado revolucionario y combativo que fue vencido, a pesar de que la victoria fue posible.

    Con la postguerra, es la clase obrera la que sufre las peores condiciones y quién debe cargar con las penurias, mientras las clases dominantes vencedoras de la guerra mantenían sus privilegios y hacían negocio con la pobreza de un país entero. La miseria del proletariado es impuesta con mano de hierro, incluso terminada ya la guerra fueron miles los ejecutados y muchos más los hacinados en las cárceles.

    En el caso particular de las mujeres, muchas sufrieron agresiones, persecuciones y humillaciones. Durante la guerra y el avance franquista, el rapado del pelo y la ingesta de aceite de ricino fue una de las formas en la que el fascismo se ensaño con ellas y sus cuerpos, como medio de atacar directamente su feminidad y dignidad.

    El retorno a la lucha: ¡Mujeres en huelga!

    Sin embargo, la clase obrera no perdió su espíritu combativo y no tardó mucho tiempo en reaccionar, siendo las mujeres, como comentábamos al principio de la nota, las primeras en enfrentarse al régimen. De hecho, fueron las obreras, especialmente las textiles, las que tuvieron un protagonismo destacado en las huelgas y protestas laborales de los primeros años del franquismo.

    Nadia Varo ha señalado para el contexto barcelonés, como las mujeres del textil autoorganizaron su lucha, formaron piquetes (para parar fábricas, talleres o comercios) e incluso crearon «comisiones de trabajadoras compuestas exclusivamente por mujeres, que negociaban con la dirección de las empresas, fuerzas policías, funcionarios de la OSE o incluso cargos políticos» (1). Una auténtica ruptura de estas mujeres combativas no sólo con las condiciones económicas de miseria impuestas por el franquismo, sino también con los roles de género que les eran impuestos.

    Además, hemos de entender que las huelgas y las protestas obreras estaban ilegalizadas en el franquismo, con lo que un conflicto, aunque fuera estrictamente económico o laboral, derivaba muy fácilmente en un conflicto político directo con el régimen.

    Sin embargo, este protagonismo de las trabajadoras se verá eclipsado por la protesta laboral que se inicia a partir de 1956, de presencia mayoritariamente masculina. Como ha apuntado Nadia Varo, esto fue consecuencia «de la transformación del mercado de trabajo femenino y de la población trabajadora en general

    VER MAS>>>>>>http://www.izquierdadiario.es/Mujeres-rebeldes-las-obreras-que-combatieron-el-franquismo?id_rubrique=2653