Colombia y la Mujer

  • Por qué la banda mexicana Café Tacuba ya no va a tocar su popular canción "La ingrata"

    "La ingrata", de Café Tacvba, fue el mejor video latinoamericano del año 1995 según los premios del canal de música MTV y ha integrado distintos listados de las mejores canciones del rock hispanohablante de la historia.

    Sin embargo, desde esta semana, la influyente banda mexicana no volverá a tocar una de las canciones más populares de sus 28 años de trayectoria o al menos no lo hará con su letra original.

    ¿El motivo? La letra de la canción termina en un femicidio.

    "Hola amigos. Les dejamos la nota completa que nos hicieron en Argentina el año pasado por el periódico La Nación, ahí viene un poco lo que sentimos acerca de la letra de 'Ingrata'", publicaron en su página de Facebook oficial el miércoles, compartiendo una nota de diciembre pasado.

    "Estoy harta, harta, harta, y frustrada": el drama del imparable hostigamiento sexual en México

    "Para nosotros, las mujeres siempre son dignas de mucho respeto, amor y cuidado", agregaron.

    En la citada nota, el cantante de la banda, Rubén Albarrán, afirmó sobre "La ingrata": "Éramos bien jóvenes cuando se compuso y no estábamos sensibilizados con esa problemática como ahora todos sí lo estamos".

    "Creo que es un momento de repensar si la vamos a seguir tocando o si le cambiamos la letra".

    Café Tacvba no respondió a las consulta de BBC Mundo sobre qué decisión en concreto tomó la banda sobre la canción.

    LEER MAS ⇢ http://www.bbc.com/mundo/noticias-39060585

  • Reporte sobre informe de Human Rights Watch

    “5.000 víctimas de Falsos Positivos en Colombia, fueron prácticas sistemáticas”

    Las madres de Soacha han emprendido una larga batalla para que los crímenes cometidos por el Estado contra sus hijos no queden en la impunidad y que no sea un episodio más de los tantos que quedan en el olvido. Poco a poco esa batalla ha venido dando sus frutos. Cientos han abrazado su lucha y la han hecho suya; miles se han solidarizado con su

  • SALUDO A LAS MUJERES DE LA PAZ

    kkjHoy 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras

    Es un honor extender un saludo desde las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP, a todas las mujeres en Colombia y en el mundo, que enarbolan las banderas de la dignidad femenina, como requisito ineludible para la construcción de paz con justicia social, que incluya realmente a la diversidad y a la diferencia, con igualdad, respeto y equidad.

    A lo largo de los últimos 53 años, valientes mujeres han caminado las trochas de nuestro hermoso país, estas guerreras han subido montañas, atravesado ríos y curado enfermos; han asumido en igualdad de condiciones con los hombres las rudezas y las crudezas de la vida guerrillera. Nuestras camaradas son un ejemplo de amor y lucha, ellas sí que nos han enseñado el valor de la vida y son ellas quienes con su inmensa capacidad de resiliencia hoy nos ayudan a construir la paz estable, duradera e incluyente que necesita el país.

    El tiempo de Colombia, es tiempo de cambio. Hoy las mujeres y los hombres de nuestra organización marchamos hacia la implementación del Acuerdo Final y sentimos un profundo orgullo al reconocer que esta es la primera negociación de un conflicto armado en la historia del mundo, que asume la aplicación del enfoque de género como elemento transversal en la construcción de paz. Ustedes camaradas y compañeras son las protagonistas de este hecho y serán fundamentales en esta nueva faceta del trabajo político, que ahora es nuestra trinchera de lucha.

    Es lamentable que en pleno siglo XXI se sigan presentando abominables hechos de victimización en contra de las mujeres en Colombia. En promedio, cada día cuatro mujeres son víctimas de feminicidio y el 90% de los casos se encuentran en la total impunidad; además cada día son 22 las niñas que se convierten en víctimas de abuso sexual. En 2016, el Instituto de Medicina Legal registró 6.485 casos de agresión a mujeres, de los cuales 731 terminaron en muertes, mientras que en lo que va del 2017 han asesinado más de 5 lideresas sociales en diferentes lugares del país, lo que ha hecho de Colombia uno de los diez países con mayor índice de feminicidios en el mundo.

    Lo anterior, antes que desalentar nuestra lucha, la impulsa. Por ello, desde las FARC EP saludamos y apoyamos el “Paro Internacional de Mujeres”, pues se hace necesario un ejercicio de la solidaridad de género que trascienda las fronteras. Es urgente elevar un grito en contra de los abusos y de la desigualdad económica, social y política en contra de las mujeres a lo largo y ancho del mundo. Es el momento de exigir el reconocimiento de las tareas domésticas, del cuidado y de la reproducción de la vida como un trabajo, que aun sin ser remunerado, se constituye en otra jornada laboral.

    Las mujeres colombianas son inspiración y ejemplo, es admirable su fuerza, convicción y entrega a la hora de afrontar el duro día a día. Son inmensas las cargas que el modelo actual impone sobre sus hombros. Es el momento de reconocer la lucha de las campesinas, indígenas, mujeres negras y todas aquellas que dignifican y habitan los campos y las zonas rurales, porque entre muchos aportes que emanan de ellas, es claro que sin estas mujeres la vida en las ciudades sería inviable.

    Así mismo, defendemos el coraje y el compromiso de las trabajadoras de las ciudades. Nos referimos a las académicas, las estudiantes, las artistas, las cuidadoras, las desempleadas, las amas de casa y todas aquellas que afrontan con entereza las afujías de una brecha laboral desigual y abusiva. Sin ustedes la construcción de la paz con justicia social es tan solo una quimera, por lo que respetamos su tesón y compartimos su entrega en las tareas que lideran.

    Sabemos que la causa de un país mejor es un asunto de todos y todas. Hemos entendido el papel protagónico que las mujeres tienen en la construcción de la paz con justicia social y sabemos que es arduo el camino, que serán múltiples los ataques en esa búsqueda y para nuestra organización hoy es clara la responsabilidad que tenemos frente a la materialización efectiva del enfoque de género como aspecto transversal, no sólo del acuerdo, sino de nuestra vida. Cuidaremos con celo su correcta aplicación y manifestamos nuestro apoyo claro a las lideresas que hoy nos acompañan en ese camino. A todas ellas muchas gracias por sus aportes.

    Faltarán siempre palabras para manifestar nuestra admiración a aquellas mujeres que ofrendaron su vida a favor de nuestra lucha. Para ustedes honor y gloria. Esperamos con ansia a las que están privadas de la libertad y a aquellas camaradas, compañeras, amigas, hijas, madres que nos acompañan en el día a día, a quienes les manifestamos nuestro deseo de seguir caminando a su lado para seguir aprendiendo con ustedes. Nuestro más caluroso abrazo de esperanza para todas las mujeres víctimas del conflicto, con especial mención para las madres, hijas y compañeras de caídos y caídas en esta guerra. Sus reivindicaciones y banderas de lucha son muestra de lo mucho que nos falta por construir y estamos seguros que juntos y juntas lo lograremos.

    ESTADO MAYOR CENTRAL FARC-EP

    8 de marzo de 2017.

  • Sencillo comentario para Ingrid Betancur

    Señora:

    Antes de ingresar a las FARC fuimos mujeres desprotegidas por la sociedad, principalmente por las estructuras de poder, a las que usted pertenece; pero gracias a que encontramos un espacio en la lucha guerrillera, no caímos en ese oficio tan promocionado y despreciado por la sociedad. Pudimos encontrar una solución a nuestra marginalidad y nos volvimos guerreras contra la descomposición de todos los sectores de la sociedad, que día a día va aumentando más por culpa de todos esos fenómenos que el capital y el Estado promueven.

  • Subcomisión de Género

    Las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP anunciamos que la Subcomisión de Género concluyó su trabajo de revisión e incorporación del enfoque de género en los puntos 1: “Hacía un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral,”

    2: “Participación Política, Apertura democrática para construir la paz” y

    4: “Solución al Problema de las Drogas Ilícitas”.

  • Una Comandante en el Ejército Libertador

    Durante la Guerra del 95, el Ejército Libertador cubano buscaba poner fin al yugo español todavía presente en la Isla a finales del siglo XIX. Este ya no era el mismo ejército que en 1868 había iniciado la contienda independentista. Había muchos aprendizajes importantes de las luchas anteriores y una dirección cívica y militar decidida a convertir a Cuba en una República independiente y moderna.