paz

  • Sonrisa de paz y ojos de guerra

    Los ojos de Mónica Villegas cargan con la tristeza sembrada en las comunidades campesinas del municipio de Ituango, Antioquia, uno de los más asolados por los paramilitares de Carlos Castaño y Salvatore Mancuso. En el mismo rostro, su sonrisa guarda el atractivo encanto de las jóvenes antioqueñas.

    Desde los 10 años quería ingresar a las FARC y así se lo hizo saber a sus padres, quienes intentaron desalentarla contándole historias de otras

  • Territorios de paz

    El Chocó es uno de los treinta y dos departamentos de Colombia, localizado en el noroeste del país, en la región de Pacífico Colombiano, comprende las selvas del Darién y las cuencas de los ríos Atrato y San Juan. Es un departamento con mucha diversidad, riquezas hídricas, culturales y los minerales cubren gran parte del territorio.

  • Un premio para la paz

    Las guerrilleras integrantes de la Delegación de paz de las FARC-EP y su Subcomisión de Género felicitamos a la Ruta Pacífica de Mujeres por el Premio Nacional de Paz que acaban de recibir. Reconocemos y valoramos el trabajo de promoción de la paz, la enorme labor que han realizado para visibilizar las mujeres y entre ellas, a las  víctimas de violencia y el esfuerzo por rescatar la memoria y la verdad desde las víctimas del conflicto.
  • Un sueño que se hizo realidad

    El 20 de febrero de 2012 a las 10:00 de la mañana salimos del aeropuerto de Maiquetía, de la hermana República de Venezuela, en una pequeña aeronave que nos conducirían a la Cuba rebelde de Fidel. El grupo de avanzada estuvo compuesto por el camarada Mauricio Jaramillo, jefe de la Delegación, Ricardo Téllez, Marco León  Calarcá, Andrés Paris, Sandra Ramírez y mi persona, quienes fuimos designados por el Secretariado Nacional de las FARC-EP para explorar, discutir y acordar una Agenda de diálogos con el gobierno de Juan Manuel Santos.

  • Una Comandante en el Ejército Libertador

    Durante la Guerra del 95, el Ejército Libertador cubano buscaba poner fin al yugo español todavía presente en la Isla a finales del siglo XIX. Este ya no era el mismo ejército que en 1868 había iniciado la contienda independentista. Había muchos aprendizajes importantes de las luchas anteriores y una dirección cívica y militar decidida a convertir a Cuba en una República independiente y moderna.