paz

  • ¡Crece la audiencia! Un encuentro amoroso de la familia fariana

    Aun en mi mente están los rostros de mujeres y hombres guerrilleros, el brillo de sus ojos, de sus sonrisas luminosas en el momento de nuestra llegada al campamento en Robles, Cauca. Tengo la imagen de cómo nos confundimos entre abrazos, sollozos y una infinita alegría.

    Ahí estaban más de 400 guerrilleras y guerrilleros uniformados e impecables, confundidos en un solo abrazo de bienvenida y reencuentro. Corrían lágrimas, risas, alegrías, nos reconocimos unas y otros, la mayoría jóvenes, muchos y muchas ya curtidos por los años y por la lucha. En el ambiente, ese  aroma particular, olor a montaña, loción y herrumbre

  • ¡La Paz va con todas y todos!

    Un coro de voces recorre toda la geografía nacional; desde todos los rincones del territorio, se escuchan sus mil y un sonidos: voces indias, campesinas, negras, trabajadoras, desempleadas, femeninas, juveniles, todas ellas esperanzadoras, clamando por la paz de Colombia, haciendo un solo grito, una sola determinación.  ¡La Paz Va!

  • ¿Qué podemos esperar las mujeres colombianas del proceso de paz?

    Las mujeres somos más de la mitad de la población. Aunque somos mayoría y tenemos un enorme potencial, también somos quienes más sufrimos las consecuencias de la discriminación y la desigualdad. Vivimos y soportamos el dolor de la guerra: cada muerto, cada preso es nuestro hijo o el vecino que va al combate; los parimos nosotras las que somos madres. No importa en qué bando esté el que cae ni si el argumento sea defender a la propiedad privada de una elite que se enriquece, ni si la baja es de la subversión que lucha por la liberación de la opresión burguesa, ellos son hijos e hijas, parientes, amistades de quienes habitamos este país. Todo lo que afecta al conjunto nos afecta enormemente a nosotras. La paz debe hacerse a la medida de la sociedad toda.

  • ¿Quién duda que la mejor salida para Colombia es la paz?

    Se lee en la prensa colombiana que muchos compatriotas dudan sobre la seriedad de los diálogos de paz en La Habana. No es un grupo monolítico, pues no son lo mismo los uribistas, que otros y otras quienes por razones diversas no creen en Santos, entre otras por sus múltiples vacilaciones e incumplimientos sobre todo a los sectores populares. Otros qeu tampoco creen en las FARC-EP por distintos motivos, muchos de los cuales se basan en informaciones manipuladas.

    Los que quieren la guerra, los que se lucran y viven de ella, la financian, y la atizan desde la lejanía, son pocos pero con poder económico y político. Otros y otras cuyas vidas giran alrededor de la casa, oficina o trabajo, desinformados a punta de titulares, aseguran que la paz es un peligro, nadie explica por qué ni propone alternativas. Así, es muy fácil decir que no están de acuerdo con las conversaciones en Cuba, ante la duda, mejor que siga la guerra. Es el pueblo, Militares, Policía y Guerrilla, quien pone muertos y heridos, los que van a los campos de batalla.

    Esto me lleva a preguntar, ¿cuáles son las razones para dudar que la mejor salida para Colombia en estos momentos es la paz? Dicen que son muchas.

    Que no creen en la palabra de las FARC, pero no explican las razones, ni se toman el trabajo de plantear tesis serias. Que los jefes de la guerrilla están viejos, cansados, que tienen millones de pesos para gastar en mujeres, que quieren impunidad, curules en el Congreso. Sí conocieran las condiciones de vida en la montaña, las privaciones, la incertidumbre, no afirmarían esto! Elaborar listas de palabras descalificando una lucha tan larga y tan dura es fácil, cualquier persona desprevenida puede hacerla, pero a la hora de sustentarlas se quedan en eso: palabras escritas en papel.

    Tampoco confían en Santos y en la clase política colombiana. Claro, el presidente no cumple nada de lo que promete. Su indecisión ante Uribe y su combo es evidente, además parece que no piensa bien las consecuencias de sus palabras cuando aparece retador ante el pueblo y sus organizaciones, entre ellas la guerrilla, y muchas veces le toca retractarse o desconocer lo dicho.

    Al interior de las FARC-EP también tenemos dudas, nos preguntamos, ¿será que este gobierno si cumple? ¿No será otro engaño? ¿La élite responsable del paramilitarismo acabará con esta práctica? La historia de Colombia está plagada de ejemplos de traiciones del establecimiento a las luchas populares: Guadalupe Salcedo, Rafael Uribe Uribe, Carlos Pizarro, entre muchos otros.

    Sin embargo, ahí están los acuerdos, negar su importancia es mezquindad política. Tierras, Participación Política, solución al problema de los Cultivos Ilícitos, víctimas y la JEP, y los más recientes, Cese al Fuego y Dejación de Armas, Seguridad y Desmonte del Paramilitarismo y todos los compromisos adquiridos por las partes. De nuestro lado, de las FARC-EP, dispuestos a cumplirlos y con la convicción de lograr el objetivo que permita a la población colombiana vivir en mejores condiciones sociales, sin guerra y sin el asesinato selectivo a quienes piensen distinto.

    Puede que Santos no sea el presidente más confiable, pero hay que reconocer que ha sido con el único que se ha avanzado tanto. Si se logra firmar el Acuerdo Final arropado con el apoyo del pueblo, el país tendrá las herramientas para cambiar la guerra por un escenario para construir paz. Por eso en las FARC-EP decidimos intentarlo y llamamos a todo el pueblo a estudiar los acuerdos y rodear el proceso y luego, estamos seguros, habrá que exigirle al Estado que cumpla con lo acordado.

    Rechazar esta oportunidad es negarle a miles de compatriotas incluidos los guerrilleros y las guerrilleras a sus familias, a soldados y policía , a sus seres queridos a los luchadores y luchadoras de los diversos sectores sociales y populares y sus familias a conservar sus vidas, en fin, negarle a Colombia vivir con dignidad, libertad y alegría.

    !Vamos Colombia entera por el camino de la reconciliación para lograr la reconstrucción de la patria¡

  • "Mujeres paz, política y poder"

    Hoy se hace lanzamiento del libro "Mujeres paz, política y poder" de las autoras Constanza Vieira Quijano y Chila Pineda Arboleda,  en el que presentan una serie de entrevistas a mujeres como: Cecilia López, Piedad Córdoba, Florence Thomas, Clara López, Victoria Sandino, Ángela María Robledo, Aida Avella, Leonor Zalabata, Olga Lucía Quintero, María Isabel Urrutia, Juanita Barreto y Patricia Ariza. Ofrecemos la entrevista realizada a Victoria Sandino Palmera.

     

  • "Nosotras queremos la paz"...

    Dos grandes reuniones con las mujeres de Colombia se promovieron en la Mesa de Diálogo del Gobierno Santos y las FARC en Cuba. El balance fue positivo, los aprendizajes múltiples y los retos inminentes. Mujeres contando... en vozaltaconversó con varias mujeres que asistieron a los encuentros de La Habana, sobre la importancia de los diálogos, el avance de la perspectiva de género en las negociaciones y los retos, desde la mirada femenina.

  • “Una masculinidad alternativa garantizaría que los procesos de reconciliación sean efectivos y que no haya repetición”

    Hemos leído con mucho interés la entrevista a Javier Omar Ruiz realizada por Fernanda Sánchez Jaramillo, a propósito del papel de la masculinidad alternativa en el proceso de reconciliación. Es sin duda acertado plantear la transformación de la identidad masculina para la construcción de la nueva sociedad. Creemos, como el señor Ruiz, que la sociedad capitalista se sostiene por el sistema patriarcal, por naturaleza violento, con el cual no se podrá construir la Nueva Colombia con justicia social, sin deshacernos de las ataduras de la vieja sociedad.

  • A las puertas del Acuerdo Final

    Al fin llegamos a la firma de los Acuerdos de Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo; Dejación de Armas; Garantías de Seguridad y paramilitarismo; y Refrendación, paso fundamental para llegar al acuerdo final. Hoy celebramos el fin de la guerra. Comienza una etapa crucial para nuestra militancia y el país que cree de verdad en la paz.

  • Acuerdo de Participación Política con enfoque de género.

    Se hace énfasis en la promoción de la participación de las mujeres en espacios de representación, toma de decisiones y resolución de conflictos.

  • Acuerdo de Reforma Rural Integral con enfoque de género

    Trata esencialmente de garantizar el Acceso y formalización de la propiedad rural, la capacitación y formación productiva y los derechos económicos y sociales de mujeres y población LGBTI.

  • Apostando al arte y la cultura

    Algunos de nuestros combatientes acuden a la música como medio de transformación social con la que buscan hacer llegar mensajes de unidad y esperanza al resto de población.
    Tania García, Anderley Sánchez y Alexandra Nariño son artistas que a través del Rap difunden los principios revolucionarios, solidarios y de amor que caracterizan a las FARC-EP, pues nuestros combatientes también hacen política desde el ejercicio de la creación y la sensibilidad.
    Nuestra organización ratifica su compromiso con la implementación de los acuerdos para la consecución de una vida digna y en paz; la canción La Unidad, creada y producida con el apoyo del grupo de Hip Hop bogotano Reincidentes Bta, es una muestra del futuro qué hacer de compañeros y compañeras que le apuestan al arte y a la cultura.

    alexaANDERLEYtaniaboris

    MUY PRONTO --> "Unamos nuestras voces" ☞☞

  • Aquí seguimos…

    La visita realizada por la Delegación de La Habana al Bloque Occidental Alfonso Cano, es una gran experiencia para todas y todos los integrantes de las FARC –EP en esta área del país.

    Estábamos expectantes a las fechas que con anterioridad nos habían dado para la llegada de nuestros camaradas. Recibimos la nota de postergación y debimos desarmar lo organizado y replegarnos hacia los sitios de donde nos veníamos acercando.

  • Camila del heroísmo!

    Eres ejemplo andante de la canción,
    “Mujer de temple de acero...”
    eres Camila guerrillera,
    eres Camila del heroísmo!
    Tu fuerza es inspiración para todas nosotras,
    tu resistencia incansable contra todas las injusticias,
    Incluso contra esta que te ataca sin compasión,
    y tu tan luchadora, tan erguida, tan única!
    Quiero que me acompañe, nos acompañe
    a todas y todos un poco de tu valor,
    un poco de tu decisión,
    un poco de tu pasión.
    Sigue conquistando esperanzas,
    sigue conquistando soles,
    sigue conquistando vidas,
    para continuar transformando roles.
    Con el más infinito amor,
    con una inmensa solidaridad de compañeras,
    de camaradas, de mujeres farianas...,
    te apoyamos! Cuenta con nosotras.
    Octubre 27 de 2015
  • Carta abierta de una guerrillera a lxs confundidxs

    Ante la repetición de las críticas, bien o mal intencionadas, que se escuchan desde ciertos sectores de la urbanidad colombiana –que no sufrió la guerra, o que la sufrió desde lejos, pero sí, la presión económica de la política neoliberal del gobierno-, quise dirigirles esta carta abierta con la intención de precisar algunas concepciones que les han sido impuestas.

  • Coca, la planta sagrada

    Es normal que los indígenas Paeces en sus Tules como le llaman ellos, o huertas caseras como le dicen los campesinos, tengan la planta sangrada o arbusto de coca, junto a otras de importancia para uso medicinal, alimenticio y cultural. Aunque esta cultura milenaria se ha venido transformando debido a otros usos de la planta por necesidades de subsistencia de indígenas, campesinos y afrodescendientes, debido a la pobreza económica en la que se encuentran la mayoría de las comunidades agrarias y porque fue una fuente de ingresos  que le ofrecieron los mafiosos.

  • Colombia: Foros de víctimas con sabor agridulce

    Si se pudiera “catar “con el alma diría que los foros nacionales tienen un sabor agridulce. Razones para la esperanza y la desesperanza encontré en los rostros de los participantes, más allá de sus palabras.

  • Colombia. Cambio de armas

    A los compañeros y camaradas, que por estar trabajando en otros frentes no conocen nuestra labor de formación de cuadros y organización de las comunidades afines a nuestra causa en las ciudades, nos parece oportuno informarles que este es un trabajo que ya tiene años de ejecución y vamos bien a pesar de la magnitud de la empresa y las dificultades de su ejecución.

  • Cómo trata la prensa deportiva a las mujeres en #Rio2016

    Antes de cada evento deportivo, la investigación periodística previa tiene una parada obligatoria: la lista de mujeres que destacan -obviamente- por sus características físicas. Da lo mismo si las mujeres ni siquiera compiten, hasta un mundial de fútbol masculino da pie para que los rankings se encarguen de iniciar una competencia paralela entre las parejas -mujeres, ahí no caben los hombres gay- más bonitas de los seleccionados.

  • Declaración del 10 Pleno del Comité Central del Partido Comunista Colombiano

    Reunido en Bogotá, los días 12 y 13 de diciembre para discutir la situación política y el proceso de diálogo, así como trazar las tareas de las movilizaciones populares, los esfuerzos organizativos de la unidad y las elecciones locales de 2015 sintetiza algunos de los rasgos conclusivos principales de su quehacer de la siguiente manera:

  • Desarmar para armar y fortalecer dominio patriarcal

    Estamos conscientes que el ser humano es animal de costumbres, fruta que a golpes madura, pero cuando esos golpes son contra las mujeres, en un sistema de dominación capitalista, clasista, racista, sexista y de exclusión laboral, más que hacernos madurar como que tira a pasmarnos, hasta sonreímos menos, ante los efectos de estas políticas neoliberales y neocoloniales, que nos ha dejado sin tierra, territorios, suelo, cultura, empleo, abandono por parte de la pareja, nos convierten en trata para el mercado del narcotráfico, la guerra, la desaparición forzada y si por fortuna logramos acceder a un trabajo remunerado, sufrimos una carga laboral más alta al tener también el trabajo del hogar.