Guerrilleras

  • Mujeres del PKK: “Liberarnos como mujeres para liberar a la sociedad”

    Ni víctimas ni en la segunda línea, sino guerrilleras y en permanente liberación. Así son las mujeres que integran la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Esto se puede comprobar luego de recorrer varios campamentos que la insurgencia tiene en las montañas de Kandil, al norte de Irak. Una de las primeras sorpresas es observar que la cantidad de comandantes mujeres casi supera en número a los comandantes hombres. No es algo caprichoso. En el PKK, y en las organizaciones que dependen del partido, todos los puestos de dirección son compartidos a través de co-presidencias.

  • Mujeres para recordar (I): Josefina

    Marzo, mes de la mujer trabajadora

    Me dijo por teléfono, en una de esas llamadas que llamaban entonces de larga distancia, que su padre había sido desahuciado por los médicos en el Hospital. No había nada qué hacer. Era mejor que lo llevaran a casa, a morir rodeado de sus seres queridos. Pese a la distancia y el medio que empleábamos, pude captar la dimensión y profundidad de su dolor. No podía contener el llanto, apenas lograba hablarme entre gemidos.

  • Mujeres para recordar (II): La campesina de Cuatro Bocas

    Marzo, mes de la mujer trabajadora

    En el sur de Bolívar existía una tradición en el imaginario de los pobladores. Llegado el mes de enero, los soldados de la contraguerrilla que se entrenaban en la base militar del municipio de Yondó, eran enviados a la zona a practicar lo aprendido. Comenzaba así, cada año, el infaltable operativo del Ejército contra las guerrillas de las FARC y el ELN que operaban en la región. Los elenos eran pocos, una comisión del Frente Héroes de Santa Rosa, que operaba río abajo. Los de las FARC éramos más numerosos, se trataba del corazón del Frente 24, en Cantagallo.

  • Mujeres Revolucionarias Que No Salen En Los Libros De Historia

    La mayoría de gente conoce a Fidel Castro y al Che Guevara, pero no muchos han oído hablar de Celia Sánchez, la mujer que estuvo en el corazón de la Revolución Cubana y que incluso se ha rumorado que fue una de las principales tomadoras de decisiones.

  • Mujeres y FARC-EP: la década ganada

    La década de los 80, conocida en América Latina como “la década perdida”, fue en el caso de Colombia, llamativamente una década de victorias inusuales en el campo popular, pues aunque padecimos masacres y genocidios políticos, también fue en esta década que hubo la mayor incorporación de mujeres a las FARC-EP hasta ese momento.

  • Nació una molestosa

    Me la encontré en un oscuro salón de universidad. Yo en mis ansias de hacer, ella en sus ansias de continuar. La felicidad que me inspiro encontrarla no tiene dimensiones. La vi como siempre morada y mirando fijo a los ojos.

  • Nathalie Mistral, la guerrillera francesa de las FARC

    Conocida en las FARC como “Nathalie Mistral”, esta francesa dejó su empleo de trabajadora social en Montpellier, al sur de Francia, para dedicarse a la lucha armada en el Choco, departamento del Pacífico colombiano. ¿Por qué una francesa se enrola en pleno siglo XXI en la guerrilla más antigua de América?

    RFI difunde las declaraciones de esta ciudadana francesa de Montpellier que habla por primera vez a un medio sobre su experiencia como guerrilla de las FARC. Su nombre de combatiente es “Nathalie Mistral”.

    Nacida en una familia de obreros, fue trabajadora social, sindicalista y comunista antes de partir de Francia para unirse a la lucha revolucionaria en América.

    Primero estuvo con los zapatistas en México y luego con los guerrilleros de las FARC en el departamento del Choco.

    En una larga conversación con la periodista danesa Lise Hermann, esta guerrillera francesa explicó los motivos de su entrada a las FARC pero también lo que piensa hacer cuando se firmen los acuerdos de paz.

    Escuche fragmentos de esa entrevista en este programa que contó también con la participación de Alexandra Pineda, jefa del servicio en español de RFI.

     

  • No es interés nuestro dar lecciones de feminismo sino construirlo colectivamente

    Hace algunos días, para ser más exactos el 13 de junio, el portal Pacifista público un artículo titulado “Ahora las FARC quieren dar lecciones de feminismo” (http://pacifista.co/ahora-las-farc-quieren-dar-lecciones-de-feminismo/ ) en el cual daban a conocer algunos apuntes sobre las tesis de mujer y género que construimos las farianas con miras al congreso que se realizará para la constitución del nuevo partido político. El artículo con un título bastante provocativo no solo hablaba de las tesis, sino que además, en otras palabras, ironizaba la propuesta señalando que la organización es una de las más patriarcales del país donde las guerrilleras han jugado un papel secundario pero además hemos sufrido múltiples violencias de género donde hemos sido abusadas y obligadas a abortar.

  • NUESTRO APORTE A UNA NUEVA SOCIEDAD

    La paz es el símbolo de esperanza para cada uno de nosotros y nosotras en este paso tan importante que estamos dando, por eso hoy más que nunca unimos nuestros corazones y esfuerzos por una sociedad que dé mejores condiciones a todas y todos los colombianos.

    Hemos cambiado los fusiles por la palabra, y con este paso vemos reflejados nuestros sueños de paz que hoy desde todas las Zonas Veredales se expresa a través de la cultura con su diversidad de tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo.

  • OTRA VOZ

    El conflicto interno en Colombia ha sido un tema del cual cada quién desde su posición ha opinado de acuerdo con sus posibilidades, espacios o alcances, pero existe un gran número de personas con una característica común que nos hace conformar una gran familia, diversa, con sus particularidades, presente en distintos lugares de la geografía, desde diferentes roles. Estudiantes, trabajadores, profesionales, deportistas, amas de casa, campesinos, comerciantes, académicos; también negros, blancos, mulatos, mestizos o indígenas, realmente sin importar estas condiciones o nuestras circunstancias, lo que nos une es un SENTIR.

  • Palabras para el Primer Encuentro Nacional de Mujeres de FARC-EP Departamento de Mujer y Género


    Camaradas, reciban un amoroso saludo!

    Antes de empezar, quisiera agradecerles todos los esfuerzos realizados para llegar hasta esta fría y hermosa ciudad (Bogotá). Sabemos que son largos los recorridos que han hecho por la extensa Colombia, travesías que demuestran el gran compromiso que como organización tenemos desde que iniciamos nuestro alzamiento en armas hace 53 años por una Nueva Colombia y que lo ratificamos en este empeño por alcanzar una paz con justicia social, estable y duradera. El que estemos aquí hoy, demuestra además la estatura de nuestra organización y el compromiso que cada uno y una de nosotras tiene con la implementación del Acuerdo de Paz, pero además, del gran paso que estamos dando hacia la conformación de nuestro partido político con el cual haremos política democrática, bolivariana, fariana y feminista de cara a las transformaciones que el país requiere.

  • Para mujeres que sentimos, sufrimos y vivimos

    Soy mujer de las FARC-EP. Como ustedes, también he sufrido la represión de quienes criminalizan y reprimen a los que luchan. Sus vidas, como la mía, van tejiendo su historia, la van hilando poco a poco, con la resistencia de sus experiencias del día a día, van construyendo un telar de esperanzas.

  • Paz, alegría y reconciliación

    Reflexiones de las mujeres farianas y sus expectativas frente a la Paz y ese nuevo capítulo de nuestra historia que inicia con ella.

    https://youtu.be/dYaFlFeCkbk

  • Placer sagrado I: Sexo, mitos y la política del cuerpo

     

    Riane Eisler es una antropóloga austriaca de gran prestigio. Es además una importante activista social que lucha por los derechos de las mujeres y de la infancia.

  • Poemas (aún) anónimos

    En medio del afán de los medios de comunicación y del establecimiento por infundir temor al que decida acercarse a nosotros, cada vez son más quienes nos reconocen como una fuerza política con visión de país, muy alejados del estigma de terroristas o narcotraficantes que nos quiso imponer la propaganda negra del régimen colombiano y de las potencias internacionales.

  • POR LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO

    Para las mujeres el aborto es milenario, siempre ha existido el abortado, si bien las mujeres que deciden abortar continúan siendo violentadas, existen luchas a nivel latinoamericano que hacen mella en este tipo de violencias generadas por el estado. Según una encuesta de Mesa por la vida y la salud de las mujeres, muestra que 65 % de los colombianos están de acuerdo con la legalización del aborto (sep/27 del 2017). Es entonces importante que este tema llegue a las comunidades periféricas quienes son las más afectadas. al ser un tema de lucha de clases. lo clandestino toma una relevancia en la vida las mujeres, son las clínicas y pastilleros quienes abusan de esta condición para continuar violentando el cuerpo de las mujeres, pues lo ven como un objeto. Ellas ponen su vida en riesgo en lugares no seguros y con procedimientos invasivos los cuales solo dejan mayor huella y dolor en la vida de las mujeres; ustedes dirán “entonces por qué lo hacen”. Durante muchas décadas las mujeres no podían decidir sobre sus cuerpos un territorio en el cual todos pueden decidir sobre él, menos ellas mismas.

    Por otra parte, aunque la sentencia C-355 del 2006 de la corte constitucional, permitió un giro frente a la práctica de aborto esta penalización solo está permitida en ciertos casos como (riesgo de salud de la madre, embarazo producto de una violación o si el feto presenta malformaciones). Saber cuántas interrupciones voluntarias de embarazo (IVE) se han realizado desde el 2006 es entrara en algo incierto. Para las instituciones como Oriéntame, muestran cifras cambiantes según la fuente. A mayo de 2015, Oriéntame registró 37.925 IVE, frente a las 17.860 que registra Profamilia en el mismo periodo.

    Es por esto importante borrar el estigma social que se tiene frente al aborto. Pues no solamente se necesita que se despenalice juridicialmente es necesario que se despenalice socialmente, que se reconozca la existencia de la práctica abortista. No querer seguir teniendo vidas sin garantías, se debe entender como una apuesta política y como una decisión que se debe respetar.

    Este es un llamado a continuar tejiendo solidaridades entre mujeres generando un acompañamiento menos violento, pensando en ellas en una vida libre de violencias, se hace entonces necesario resaltar el trabajo que se ha venido realizando desde los pueblos del sur como lo es argentina y chile entre otros quienes vienen trabajando este tema, logrando hacer una marea verde en Latinoamérica, buscando respuestas de un aborto libre de violencias. Colombia no podría ser la exención en este camino de lucha. Apuestas políticas y de reivindicación feministas, acompañamiento y apoyo por la lucha del aborto seguro.

    Es interesante evidenciar como Latinoamérica crea espacios propios del cuidado, como lo son las líneas de aborto las cuales logran impacto y acercamiento, con mujeres que habitan lugares como (corregimientos, periferias, pueblos etc). Es el caso de chile con las amigas y en la casa, Ecuador con las comadres, Peru Serana Morena, Colombia con las Parceras.

    Apuestas político feminista que promueven la lucha por la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). Acompañando de forma un poco más cercana, entre amigas, este tipo de apuestas permite que “la marea verde” esta como fue conocida este año. Por el trabajo que se realiza desde la red feminista de la Argentina (2003 asamblea por el derecho al aborto) “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir”. Acciones que evidencian la lucha de los movimientos de mujeres en temas de salud reproductiva en la actualidad. Uno de esos escenarios donde los pueblos del sur se cuestionan, el lugar de poder por el cual se encuentra expuesta la mujer. Lograr que ya se lleve este tema a otros mundos. Posibilita que se despenalice la moral, sobre el cuerpo y en este caso el de la mujer, violentado, disminuido y sesgado por las pretensiones del mostro capitalista. Las cuales responden a dinámicas de fuerza y debilidad; donde mujer y hombre cumplen con roles. En este caso la mujer el rol de cuidado, respondiendo a dinámicas de inferioridad; donde no todas las mujeres se ubican. En este sentido el 28 de septiembre, Día internacional por derecho al aborto, nos pronunciamos por la vida de las mujeres libre de violencia. Seguiremos apostándole a todas las formas de resistencia donde la vida prime como un derecho fundamental.
  • Por La Emancipación De La Mujer.

    En nuestra sociedad ha sido inculcada una cultura que se desprende del modelo económico represivo, excluyente y violento contra una clase y en particular contra las mujeres de esa clase.

  • Por la región una luz de esperanza en el campo

    Al transitar caminos en zonas lejanas de los cascos urbanos, donde el Estado no hace presencia y lejos se ve esa posibilidad, encontramos al sector campesino con enormes inquietudes sobre el proceso de paz precisamente porque los medios masivos, en particular la radio, que es la reina de la sintonía en esos lugares, tergiversa la información.

  • POTENCIAR CAPACIDADES, CONSTRUIR PAZ

    La educación es el arte que nos ayuda a aprender y a comprender todo lo relacionado con las diferentes áreas que nos rodean.

    Es por eso que, las mujeres y los hombres de las FARC-EP, hemos visto la necesidad imperiosa de retomar la formación académica para poder concretar nuestros estudios y llegar a ser unos profesionales aptos e íntegros para el movimiento y para el país.

  • Primer Taller Nacional de Género de las FARC-EP La Elvira, Municipio de Buenos Aires, Cauca.

    photo 2017 03 14 21 36 42Febrero, 2017

    Durante más de diez días del mes de febrero, tuvimos la oportunidad de acompañar y facilitar el primer curso nacional de género realizado por las FARC-EP en el marco del proceso de reincorporación de las guerrilleras y guerrilleros a la vida civil y, sobre todo, el inicio de su actividad política sin armas, la cual no debe ser ajena a una construcción propia, fariana, sobre las relaciones de género en la sociedad Colombiana y el desarrollo de una política acerca de estas cuestiones