Feminismo

  • Mujer, ¿invisible?

    ¿Que si los admiro? ¿Que si los aprecio? Claro que sí, son dos hombres valiosos, estudiosos, carismáticos. Hombres con poder de la palabra, con una capacidad de convocatoria enorme, que difícilmente se le arrugan a una dificultad. Hombres capaces de aceptar planteamientos y respetar diferencia de criterios. Allí estaban los dos, Santiago Rojas y Gonzalo Gallo, dando una conferencia en la semana de la ‘onda rosa’, ante cientos de mujeres. Sólo que en la tarima de los conferencistas, la organización del evento no acató dar un espacio para que una mujer pudiera dirigirse a las demás, en el mismo espacio de autoridad y poder que tuvieron estos dos seres valiosísimos.

  • Mujeres de temple

    Es imposible hablar de la transformación de la sociedad en Colombia sin la participación plena del género femenino, pues las mujeres también hemos estado presentes en la lucha  por una verdadera justicia social desde la época de la gesta de Bolívar por derrotar a la corona española hasta los días de hoy.

    Es imprescindible y de suma importancia resaltar la valentía y la rebeldía de miles de compatriotas que lo han dado todo, hasta la vida misma, de...

  • Mujeres en la literatura

    Uno de los espacios donde la marginación de las mujeres está más normalizada es la literatura, o más ampliamente, la escritura : una persona puede acabar tranquilamente la escuela (y muchas veces la universidad) sin haber leído nunca un libro escrito por una mujer, ya sea porque las autoras son apenas mencionadas en el currículo o porque ninguna de sus obras se impone como lectura obligatoria.

    https://youtu.be/ilLssh6jW1g

    Mujer Fariana aprovecha la conmemoración del día internacional del libro para cuestionar mecanismos del sistema patriarcal, como este, más imperceptibles pero más difíciles de combatir, puesto que nos acostumbramos a ellos (se han convertido en tradiciones, cánones y hasta “sentido común”).

    Así es que a lo largo de la historia, muchas mujeres han debido luchar para que su calidad literaria haya sido valorada. Escritoras a las que se ha invisibilizado, que han tenido que publicar bajo seudónimo masculino o que han tardado siglos en obtener reconocimiento.

    Mencionaremos algunas, cuyas obras han sido muy significativas en distintos momentos históricos:

    1. Alejandra Kolontai destacada política y feminista rusa

    una de las más completas pensadoras socialistas. Por eso sus obras nunca dejan de hablarnos y nos hablan a través de los distintos periodos de nuestras vidas y de las distintas etapas de las luchas por los derechos de las mujeres.

    Escritos como AUTOBIOGRAFÍA DE UNA MUJER SEXUALMENTE EMANCIPADA Y OTROS TEXTOS SOBRE EL AMOR, revelan su valentía, nobleza y autenticidad.

    2. “¿Qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas? Independencia económica y personal: ¡UNA HABITACIÓN PROPIA!. Tras esta premisa se esconde la reflexión de la novelista, ensayista, editora, feminista y cuentista británica, Virginia Woolf. Porque la literatura, no sirve solo para contar historias: también nos representa, nos cuestiona y nos ayuda a pensarnos como individuos y como integrantes de la sociedad, recomendamos:¡UNA HABITACIÓN PROPIA!.

    3. La novelista estadounidense Kathryn Stockett retrató

    La sociedad del sur de Estados Unidos en los años 60 en su obra Criadas y señoras, a través de tres narradoras que nos dejan ver la situación de las empleadas afroamericanas de familias pudientes blancas. Una importante herramienta para entender la particular discriminación sufrida por las mujeres negras.

    4. ¡Aplauso ensordecedor! Nos merece la primera escritora latinoamericana en recibir el premio Nobel de Literatura. Gabriela Mistral, Fue una destacada poetisa, diplomática, feminista, y pedagoga chilena.

    Resaltamos hoy una de sus más importantes obras, POR LA HUMANIDAD FUTURA. En ella, se recogen sus textos de temas políticos, sociales y pedagógicos.

    5. En su obra Persépolis, Marjane Satrapi, historietista, guionista, dibujante, pintora y realizadora franco iraní

    narra, en forma de novela gráfica, los primeros años de su vida y los cambios que tuvieron lugar con la revolución iraní de 1979.. Su lucha por la igualdad la han convertido en un ícono feminista.

    6. ¿Que las mujeres -además de guerrilleras, no podemos ser escritoras-? Eran los años 70 cuando Gioconda Belli pulicó sus primeros textos y de inmediato generó polémica debido a la manera en que la poeta nicaragüense abordaba el cuerpo y la sensualidad femeninas. Ese espíritu combativo la hizo integrante del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

    Resaltamos su obra: EL PAIS DE LAS MUJERES, la historia de Viviana, presidenta de la República de Faguas, líder y fundadora del Partido de Izquierda Erótica.

    7. La escritora Española María Dueñas se dio a conocer en 2009 con su obra El tiempo entre costuras . Muchas personas se han enamorado de la historia de Sira Quiroga, que avanza entre los mapas, la memoria y la nostalgia, transportándonos a los enclaves coloniales del norte de Africa, el Madrid Pro Aleman de la pots guerra y a una Lisboa llena de espías y refugiados.

    8. Nada y así sea es el título con el que se publicó el diario que Oriana Fallaci llevó mientras cubrió la guerra de Vietnam, Oriana fue una escritora, periodista y activista italiana, la primera mujer de su país corresponsal de guerra.

    Este texto, se convirtió en una gran crónica periodística de los horrores de la guerra, en el testimonio de la precariedad con la que un país y su gente evitaban caerse a pedazos.

    Muchas otras mujeres y muchos otros libros merecen hoy la recordación y la invitación para que los disfrutemos, visiten nuestra biblioteca virtual y compártannos también nuevos títulos.

  • Mujeres rebeldes: las obreras que combatieron el franquismo

    Analizamos la experiencia histórica de las trabajadoras que participaron en el movimiento obrero y se enfrentaron al régimen franquicia.

    El papel de las mujeres en la protesta social ha sido fundamental a lo largo de la historia, desde ser las iniciadoras de los levantamientos durante los motines de subsistencia de época moderna, hasta ser la chispa que desencadenó grandes procesos revolucionarios. Fueron las mujeres las primeras que el 18 de marzo de 1871 impidieron a las tropas del gobierno francés retirar los cañones de las colinas de Montmartre y desarmar París, llamando al proletariado y a la Guardia Nacional a defender la ciudad, dando inició a la Comuna de París. También fue la huelga de las obreras textiles de Petrogrado un 8 de marzo de 1917 la que, al grito de “¡Queremos pan!”, desencadenó una protesta de 90.000 obreras y obreros en las calles. Aquel 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer propuesto unos años antes por Clara Zetkin, fue el primer día de la Revolución Rusa.

    Existe, por lo tanto, toda una experiencia histórica de mujeres combativas, revolucionarias y protagonistas de la transformación social. Sin embargo, su papel no ha sido reconocido y su importancia infravalorada dentro del relato de la “Historia”. Las mujeres trabajadoras han sido invisibilizadas doblemente, por su condición de clase obrera, y por su condición de mujer. Por estas razones es importante reivindicar toda esta experiencia histórica en el marco de la gran movilización de mujeres combativas que está suponiendo este 8 de marzo y la huelga internacional de mujeres. Es el caso de las obreras que combatieron al franquismo.

    La derrota de la clase obrera y la represión

    Con la victoria fascista en la guerra civil española se impusieron los intereses de los sectores más reaccionarios de la sociedad: la Iglesia, el Ejército, la alta burguesía y los terratenientes. La clase obrera había sido derrotada, los partidos y sindicatos obreros, prácticamente liquidados, tuvieron que pasar a desarrollar su actividad principal en el exilio. Es el drama de la revolución española, de un proletariado revolucionario y combativo que fue vencido, a pesar de que la victoria fue posible.

    Con la postguerra, es la clase obrera la que sufre las peores condiciones y quién debe cargar con las penurias, mientras las clases dominantes vencedoras de la guerra mantenían sus privilegios y hacían negocio con la pobreza de un país entero. La miseria del proletariado es impuesta con mano de hierro, incluso terminada ya la guerra fueron miles los ejecutados y muchos más los hacinados en las cárceles.

    En el caso particular de las mujeres, muchas sufrieron agresiones, persecuciones y humillaciones. Durante la guerra y el avance franquista, el rapado del pelo y la ingesta de aceite de ricino fue una de las formas en la que el fascismo se ensaño con ellas y sus cuerpos, como medio de atacar directamente su feminidad y dignidad.

    El retorno a la lucha: ¡Mujeres en huelga!

    Sin embargo, la clase obrera no perdió su espíritu combativo y no tardó mucho tiempo en reaccionar, siendo las mujeres, como comentábamos al principio de la nota, las primeras en enfrentarse al régimen. De hecho, fueron las obreras, especialmente las textiles, las que tuvieron un protagonismo destacado en las huelgas y protestas laborales de los primeros años del franquismo.

    Nadia Varo ha señalado para el contexto barcelonés, como las mujeres del textil autoorganizaron su lucha, formaron piquetes (para parar fábricas, talleres o comercios) e incluso crearon «comisiones de trabajadoras compuestas exclusivamente por mujeres, que negociaban con la dirección de las empresas, fuerzas policías, funcionarios de la OSE o incluso cargos políticos» (1). Una auténtica ruptura de estas mujeres combativas no sólo con las condiciones económicas de miseria impuestas por el franquismo, sino también con los roles de género que les eran impuestos.

    Además, hemos de entender que las huelgas y las protestas obreras estaban ilegalizadas en el franquismo, con lo que un conflicto, aunque fuera estrictamente económico o laboral, derivaba muy fácilmente en un conflicto político directo con el régimen.

    Sin embargo, este protagonismo de las trabajadoras se verá eclipsado por la protesta laboral que se inicia a partir de 1956, de presencia mayoritariamente masculina. Como ha apuntado Nadia Varo, esto fue consecuencia «de la transformación del mercado de trabajo femenino y de la población trabajadora en general

    VER MAS>>>>>>http://www.izquierdadiario.es/Mujeres-rebeldes-las-obreras-que-combatieron-el-franquismo?id_rubrique=2653

  • Mujeres, hablemos de nuestra historia

    Cuentan que, en la contienda independentista cubana, muchas mujeres cumplieron la tarea de ser correo entre las direcciones insurrectas. Para proteger los mensajes, los escondían en la flor Mariposa que acostumbraban llevar en el pelo. Más adelante, en la lucha clandestina de las ciudades, usaban faldas largas y anchas con bolsillos internos donde guardaban cartas, armas, municiones o dinero. En la Sierra Maestra, la guerrillera Celia Sánchez Manduley cuidaba el archivo personal de Fidel Castro.

  • Mujeres, raza y clase

    Estados Unidos tiene una tradición feminista amplia. Las luchas contra el patriarcado no marchan aisladas, sino que se mezclan con las que atacan otras formas de opresión. Conocer las maneras en las que el racismo, el patriarcado y el capitalismo se complementan como parte del llamado Sistema de Dominación Múltiple es fundamental para reconocer las claves de la liberación.

     

  • No cambiaremos el fusil por la escoba

    “Las mujeres de las FARC hemos sido por muchos años obreras de la revolución, obreras de la vida y obreras de la esperanza”

  • No es interés nuestro dar lecciones de feminismo sino construirlo colectivamente

    Hace algunos días, para ser más exactos el 13 de junio, el portal Pacifista público un artículo titulado “Ahora las FARC quieren dar lecciones de feminismo” (http://pacifista.co/ahora-las-farc-quieren-dar-lecciones-de-feminismo/ ) en el cual daban a conocer algunos apuntes sobre las tesis de mujer y género que construimos las farianas con miras al congreso que se realizará para la constitución del nuevo partido político. El artículo con un título bastante provocativo no solo hablaba de las tesis, sino que además, en otras palabras, ironizaba la propuesta señalando que la organización es una de las más patriarcales del país donde las guerrilleras han jugado un papel secundario pero además hemos sufrido múltiples violencias de género donde hemos sido abusadas y obligadas a abortar.

  • No estamos pintadas en la pared

    La invisibilización de la mujer en la historia es una de las expresiones más fuertes de la dominación patriarcal. Se parte de no reconocer su papel en las transformaciones sociales, y desde allí se potencia la exclusión de este género de los privilegios obtenidos en cada contienda emancipatoria. Por otro lado se construye el estereotipo de la presencia de la mujer en la historia como algo meramente decorativo.

    La mayoría de las teóricas (y de los teóricos, también) del feminismo,...

  • No hablemos de equidad... ¡Asumámosla ya!

    Una de las dificultades que se presenta cuando empezamos a ganar espacio para hablar de los problemas y las reivindicaciones de las mujeres en el ámbito político es el riesgo de quedarse atrapada exclusivamente en la temática de género.

    Introducir en los movimientos políticos la idea de equidad y su puesta en práctica, es una pelea que ha empezado a aportar sus frutos. Muchas de las que insistimos en fomentar la toma de conciencia sobre las...

  • NUESTRO APORTE A UNA NUEVA SOCIEDAD

    La paz es el símbolo de esperanza para cada uno de nosotros y nosotras en este paso tan importante que estamos dando, por eso hoy más que nunca unimos nuestros corazones y esfuerzos por una sociedad que dé mejores condiciones a todas y todos los colombianos.

    Hemos cambiado los fusiles por la palabra, y con este paso vemos reflejados nuestros sueños de paz que hoy desde todas las Zonas Veredales se expresa a través de la cultura con su diversidad de tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo.

  • Nueva York se paralizó por modelos de tallas grandes que desfilaron contra los estereotipos

    Un grupo de más de 20 mujeres, liderado por Khrystiana, activista y modelo, cansadas de los estándares de belleza estipulados por la sociedad, salieron a desfilar para expresar su desacuerdo con los prototipos de belleza "perfecta".

    Captura de pantalla del Instagram de Khrystyana

    Un grupo de más de 20 mujeres, liderado por Khrystiana, activista y modelo de tallas grandes, cansadas de los estándares de belleza estipulados por una sociedad consumista, salieron a desfilar por el Times Square, en Nueva York, para expresar su desacuerdo con esos estereotipos.

    Aunque el frío que estaba haciendo en Manhattan era impresionante, pero las mujeres de distintas tallas, culturas y nacionalidades, resistieron y desfilaron en lencería, en lo que ellas llamaron #TheRealCatwak (en español, una pasarela real).

    “¡Quiero expresar mi gratitud a todas las mujeres que caminaron por todas las mujeres! Sí, hacía frío, sí, era aterrador, pero nuestra cálida energía nos hizo avanzar y presentamos un escaparate inolvidable. ¡Queremos que todas las mujeres se sientan fortalecidas, fuertes, hermosas!”, expresó Khrystiana en su cuenta de Instagram, en la que tiene más de 80 mil seguidores y en la que aprovecha para mostrar la belleza natural. En esa red social, la activista compartió varias imágenes del evento acompañadas del hashtag con el que muchas mujeres participaron publicando fotografías.  https://www.elespectador.com/noticias/actualidad/nueva-york-se-paralizo-por-modelos-de-tallas-grandes-que-desfilaron-contra-los-estereotipos-articulo-727140

  • Ocho científicas asombrosas cuyo mérito se llevaron los hombres

    Estas mujeres hicieron grandiosos descubrimientos, pero quedaron en la sombra, sus logros fueron atribuidos a sus colegas masculinos o se les negó el Nobel. Es lo que se llama el «efecto Matilda»Aparte de Marie Curie o Hipatia de Alejandría no son muchas las mujeres populares en la historia de la Ciencia. Sin embargo, sí abundan los casos de las que han sido flagrantemente ninguneadas, han tenido que luchar contra el sexismo o trabajar en condiciones miserables para que al final, después de tanto esfuerzo, sus descubrimientos fueran atribuidos a sus colegas masculinos ¡e incluso a sus maridos!

    El número de investigadoras premiadas con un Nobel desde que los galardones comenzaran a entregarse en 1901 no llega a la veintena y la razón no solo se encuentra en que menos féminas accedan a carreras científicas, sino también a los criterios muy discutibles de la Academia Sueca a lo largo de los años.

    El prejuicio tiene un nombre, «efecto Matilda», la tendencia a menospreciar los logros científicos si han sido llevados a cabo por mujeres. Nettie Stevens, descubridora de los cromosomas que determinan el sexo; Rosalind Franklin, cuyas aportaciones fueron imprescindibles para el hallazgo de la estructura del ADN, o Lise Meitner, «madre» de la fisión nuclear, son algunas de esas «Matildas» a las que todavía hay que hacer justicia. Aquí recordamos algunas de ellas, aunque hay más, con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra este domingo (11 de febrero). Por fortuna, los tiempos han cambiado (o están en ello), pero puede que la lista negra se alargue. En la última edición de los Nobel, una vez más, ningún nombre femenino sonó en los anuncios del fallo del jurado... y nadie puede aducir que sea por falta de candidatas. Malo es el olvido.

    VIDEO COMPLETO DE LAS OCHO MUJERES ASOMBROSAS CUYO MERITO SE LO LLEVARON LOS HOMBRES

    LEER MAS--- http://www.abc.es/ciencia/abci-mujer-y-nina-ciencia-ocho-cientificas-asombrosas-cuyo-merito-llevaron-hombres-201802091740_noticia.html#ns_campaign=rot-cl&ns_mchannel=visto-oido-encope&ns_source=noticia-ciencia&ns_linkname=3-diez-productos-de-belleza-retirados-del-mercado&ns_fee=16

  • PALABRAS DE ANIVERSARIO A UNA GRAN FÉMINA REVOLUCIONARIA

    Mis palabras van dirigidas a la camarada Yira Medina. Amiga, compañera, madre, líder, comandante, constructora, maestra y forjadora a través de la lucha por hacer realidad los sueños de los camaradas Manuel, Jacobo, Jorge y todos los que al igual que ella ofrendaron su vida por una Colombia con Justicia Social; porque creemos y estamos seguros que su sangre derramada es prueba de su lealtad, firmeza y compromiso por los desposeídos de este país y del mundo entero. Por ello jamás se borrarán de nuestras mentes y la mente todos los revolucionarios del mundo.

    Siempre se mantuvo atenta y comprometida para que todas las tereas de nuestro partido en armas, se cumplieran como estaban planificados en los eventos democráticos de nuestra organización; por ello, fue muy rigurosa y exigente en el cumplimiento de sus responsabilidades.

    Fue una líder guerrillera muy carismática y querida por sus masas, siempre cuando la veían, se veía del pueblo su respaldo y acompañamiento en su trabajo e iniciativas comunitarias.

    Hoy, después de 7 años de su partida física, sus amigos, compañeros, familiares y masas, la recordamos por su gran proeza de compromiso y lucha por el pueblo y en especial por los campesinos colombianos.


  • Palabras para el Primer Encuentro Nacional de Mujeres de FARC-EP Departamento de Mujer y Género


    Camaradas, reciban un amoroso saludo!

    Antes de empezar, quisiera agradecerles todos los esfuerzos realizados para llegar hasta esta fría y hermosa ciudad (Bogotá). Sabemos que son largos los recorridos que han hecho por la extensa Colombia, travesías que demuestran el gran compromiso que como organización tenemos desde que iniciamos nuestro alzamiento en armas hace 53 años por una Nueva Colombia y que lo ratificamos en este empeño por alcanzar una paz con justicia social, estable y duradera. El que estemos aquí hoy, demuestra además la estatura de nuestra organización y el compromiso que cada uno y una de nosotras tiene con la implementación del Acuerdo de Paz, pero además, del gran paso que estamos dando hacia la conformación de nuestro partido político con el cual haremos política democrática, bolivariana, fariana y feminista de cara a las transformaciones que el país requiere.

  • Patriarcado no es (sólo) machismo

    "Casuística innata en los hombres la de cambiar las cosas cambiando sus nombres y hallar salidas para romper con la tradición, sin salirse de ella, en todas partes donde un interés directo da el impulso suficiente para ello".Marx.

    El machismo suele estar representado en la imagen de una mujer con moretones en su rostro, con expresión de rabia, dolor e indignación. Es la imagen más frecuente en los medios de comunicación, las páginas de movimientos sociales y de mujeres que exigen la judicialización de estas injustificables formas de violencia que cada vez son más frecuentes y evidentes. La violencia contra la mujer y el feminicidio son, sin duda, abominables expresiones de machismo.

  • PENSAMIENTO DE AYER Y DE HOY..


    Durante años en mi mente existió la idea de portar un fusil hasta la muerte, me negué a la maternidad, desarrollé muchas tareas sin hacerle caso a los cambios hormonales con los que lidia toda mujer mensualmente, además, no me importaba si mi vida terminaba en cualquier momento a causa de un disparo o bomba; tampoco tener que salir de las cobijas calientes para meterme en una muda de ropa mojada, alistar un arroz echo el día anterior y caminar 7, 10 o 15 kilómetros para llegar a un nuevo sitio de campamento o ir por la remesa que luego consumiríamos.

  • Permitamos que las mujeres pasen al frente

    “No podemos asegurar la verdadera libertad, no podemos construir democracia – por no hablar de socialismo- si no llamamos a las mujeres al servicio cívico, al servicio en la milicia, en la vida política, si no la liberamos de la atmósfera embrutecedora de las tareas del hogar y la cocina.”
    Lenin, Cartas de lejos, Zurich, 11/24 de marzo de 1917

    Son muchos los documentos existentes que tratan de arrojar luces, y...

  • Persépolis

    Durante la década de los 70 el medio oriente fue sede de varias revoluciones que lo llevaron a ser lo que es hoy: una región dominada por el islamismo. Ante este cambio social y cultural que ocurrió en la ciudad de Terán, en Irán, Marjane Satrapi relata una historia de transición, en donde la protagonista y el cambio socio-cultural ocurren a la par, lo cual deja marcada a la protagonista por el resto de su vida.

     

  • Placer sagrado I: Sexo, mitos y la política del cuerpo

     

    Riane Eisler es una antropóloga austriaca de gran prestigio. Es además una importante activista social que lucha por los derechos de las mujeres y de la infancia.