Feminismo

  • Las mujeres del 57

     

    https://youtu.be/7sOf1LyPH1k

  • Las mujeres del oriente colombiano firmes en nuestro compromiso de Paz

    Hoy estamos presentes mujeres que venimos de las indomables sabanas del Yarí, de las mágicas tierras del Casanare, del embrujo verde del Meta, de los imponentes ríos del Guaviare, del histórico Sumapaz y las profundas selvas del Vichada, Vaupés y Guainía, venimos con la fuerza de Arauca, el impulso heroico de Boyacá, venimos de la diversa capital, Bogotá. Somos la Coordinadora Regional de Mujeres de la Orinoquia y Centro de Colombia y saludamos este importante espacio que da a conocer el trabajo que la Subcomisión de Género de la Mesa de Diálogos ha venido realizando, dando a los acuerdos adelantados una perspectiva que promueva la inclusión de las mujeres y su visión sobre la realidad en la construcción de un país en paz, propósito que ha atravesado la vida de miles de mujeres luchadoras en Colombia.

  • Las mujeres en el proceso y construcción de la paz

    La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, mayo 18 de 2016, año de la paz.

    Compañeras invitadas internacionales y hermanas Colombianas, combatientes de las causas justas, en algún momento de sus vidas con las armas, hoy con la más efectiva herramienta que poseemos las mujeres: nuestra palabra e inquebrantable decisión de lucha. !Bienvenidas a este intercambio de saberes y sueños!.

    Las mujeres colombianas y las mujeres de todas las latitudes y regiones, a lo largo de la historia de la humanidad, hemos estado vinculadas de diversas maneras a fuerzas insurgentes, movimientos sociales, ejércitos y grupos armados, a través de los cuales hemos defendido el derecho a vivir en sociedades libres, justas, democráticas e incluyentes.

  • LAS MUJERES FARIANAS ESTAMOS TOTALMENTE COMPROMETIDAS CON LA PAZ

    Al referirnos a la mujer, nos referimos al campo, al trabajo, a la revolución en una sola palabra, “la vida”, la cual hemos dedicado a estar hombro a hombro con nuestros compañeros de lucha en esta justa batalla por la liberación de nuestro pueblo que por más de 53 años ha sido víctima de las políticas de Estado, políticas que han terminado solo en muerte y desolación para la gente humilde de nuestra patria.

  • LAS MUJERES SOMOS REBELDÍA, SOMOS LUCHA POPULAR Y PAZ.

    A causa del histórico descontento de nuestro país y del trato discriminatorio hacia la mujer al lado de la crisis social, económica y política que vivimos, centenares de mujeres tomamos la decisión de ingresar a las FARC EP.

  • Lesbiana o prostituta

    Sólo tiene dos alternativas: o es lesbiana o es prostituta. O lo uno o lo otro, ninguna otra opción. De esa manera estará ‘vetada’ y los ‘buenos’ hombres no corren peligro frente a ella. No puede ser deseada, puesto que...

  • Licencia menstrual en Colombia: lo personal es político

    ciclo menstrualHace varios días se viene discutiendo la posibilidad de generar una propuesta de licencia menstrual para las mujeres en Colombia. Esta parte de considerar los dolores menstruales como causa de incapacidad para mujeres laboralmente activas.

  • Lo que piensa el feminismo

    Captura de pantalla 2016 09 25 a las 13.56.11Imagen-->Érika Kuhn

    Con esto de que el feminismo ahora está en boca de todos, no paro de leer artículos que hablan de “lo que el feminismo piensa...” o “lo que el feminismo tiene que decir sobre...”.Cosa que me saca de mis casillas, porque, sinceramente, llega un punto en que los lees con miedo, “¡vaya por diosa! ¿Tendría que tener una opinión sobre este tema?” o, peor aún, terminas de leerlos y concluyes: “vaya, pues entonces no voy a ser feminista”. Y, miren, eso sí que no. Estoy hartita de que me quiten y me den mi carné de feminista en función de cuántos minipuntos he ganado o perdido esta semana por opinar cosas. ¡Opinar cosas! ¿Pero qué pienso que soy? ¿Una mujer libre?

  • Los feminismos, las mujeres y las clases

    Conceptos como los de libertad, igualdad y fraternidad (liberté, egalité y fraternité) no han significado siempre lo mismo para todo el mundo. Hombres como el esclavo negro haitiano Toussaint Louverture (1743-1803) por ejemplo, interpretó que su condición de "hombre" primaba sobre su condición de esclavo y  que por lo tanto la "Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano" lo hacía acreedor (a  él y a los de su raza y clase) a los derechos que la Revolución Francesa acababa de aprobar.

  • Los hombres utilizan chistes sexistas debido a una inseguridad

    Hay muchos hombres que creen que es divertido decir a una mujer que vuelva la cocina o preguntarla si está es su 'momento del mes' cuando se enfada. Según un nuevo estudio de la Universidad de Western Carolina, los hombres que hacen chistes machistas u homófobos es simplemente porque tienen inseguridades acerca de su masculinidad.

    https://youtu.be/7U8S6mVY7kY

    La ciencia ha demostrado que los hombres que utilizan el humor sexista y contra los homosexuales lo hacen para reafirmar su propio sentimiento sobre sí mismos, sobre todo cuando sienten que su masculinidad está siendo amenazada. Investigadores de la Universidad de Western Carolina han llevado a cabo dos experimentos con 387 hombres heterosexuales.

    Los participantes completaron una serie de test sobre su personalidad, actitudes sociales y los niveles de prejuicio contra las mujeres y los hombres homosexuales. En el cuestionario, se les pidió a los hombres que contestaran cómo de acuerdo estaban con diversas declaraciones tales como: "Cada vez que una mujer se compromete con un hombre, por lo general trata de 'atarlo en corto'

    https://youtu.be/D0p_-vAIAzo

    "Los hombres que se creen más varoniles expresaron que el humor sexista les divierte en respuesta a una amenaza a su masculinidad", ha explicado Emma O'Connor, la autora del estudio, en una entrevista a The Independent. Asegura que cuanto más intentos hacen los hombres por demostrar su masculinidad, más inseguridades tienen sobre la misma.

     

     

  • Meryl Streep pide a congresistas que defiendan la igualdad de género

    La actriz ha escrito una carta a todos los congresistas pidiendo su apoyo a la nueva enmienda en favor de la igualdad de género.

    La actriz, Meryl Streep, ha escrito al Congreso de Estados Unidos una

  • MI TIA, LA DEMOCRACIA Y YO

    Mi Tía.

    Durante mi infancia, vi a mi tía muy pocas veces pero cuando mi madre hablaba de la familia y en especial de sus hermanos, yo siempre me pregunté porque esa persona de la que mi madre y toda la familia hablaban con tanta cercanía y afecto no era visible como los demás y cuando amigos, conocidos o algunos familiares preguntaban por ella yo escuchaba que mi mamá o mi abuela decían que ella estaba muy bien, que trabajaba y estudiaba un poco lejos y que no era fácil venir tan seguido, pero que hacía poco había estado en casa.

  • Misoginia romántica, psicoanálisis y subjetividad femenina

    El psicoanálisis y el feminismo no siempre han ido de la mano.

    Son famosas las críticas de Simone de Beauvoir a Freud en El segundo sexo, por ejemplo, donde ella deja en evidencia las limitantes de una disciplina que intenta entender la subjetividad femenina desde una perspectiva masculina, negando diferencias muy marcadas o ubicando a las mujeres en una posición de inferioridad respecto a la psiquis del hombre.

  • Movimiento de mujeres y lucha feminista en América Latina y el Caribe

    El libro Movimientos de mujeres y lucha feminista en América Latina y el Caribe, de la venezolana Magdalena Valdivieso es una compilación de nueve trabajos realizados por distintas personas y que componen dos grandes ejes temáticos: uno que hace referencia a cuerpo, sexualidad y reproducción, y otro que habla de derechos y ejercicio político, en el contexto de nuestro continente.

  • Mujer integral, no mercancía

    “Cuando los hombres se callan es nuestro deber
    levantar la voz en nombre de nuestros ideales”
    Clara Zetkin.

    Aunque a diario se habla de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y de las tantas leyes que se promulgan en este sentido, la verdad es que la perniciosa permanencia del patriarcado limita y estrecha consciente e inconscientemente las oportunidades necesarias para el desarrollo económico, político, social y cultural de la mujer.

  • Mujer y cuestión de género: concepción revolucionaria versus feminismo burgués

    Desde los albores de nuestra especie,  la mujer ha ido sorteando obstáculos y ganando espacios para lograr demostrar sus múltiples aptitudes a la par de los hombres. Un camino plasmado de incomprensiones y represiones, tanto de la sociedad misma como desde su entorno más próximo.

    Sumidas durante siglos bajo el dominio de un modelo patriarcal, las mujeres han librado mil batallas en aras de lograr un espacio igualitario,

  • Mujer, ¿invisible?

    ¿Que si los admiro? ¿Que si los aprecio? Claro que sí, son dos hombres valiosos, estudiosos, carismáticos. Hombres con poder de la palabra, con una capacidad de convocatoria enorme, que difícilmente se le arrugan a una dificultad. Hombres capaces de aceptar planteamientos y respetar diferencia de criterios. Allí estaban los dos, Santiago Rojas y Gonzalo Gallo, dando una conferencia en la semana de la ‘onda rosa’, ante cientos de mujeres. Sólo que en la tarima de los conferencistas, la organización del evento no acató dar un espacio para que una mujer pudiera dirigirse a las demás, en el mismo espacio de autoridad y poder que tuvieron estos dos seres valiosísimos.

  • Mujeres de temple

    Es imposible hablar de la transformación de la sociedad en Colombia sin la participación plena del género femenino, pues las mujeres también hemos estado presentes en la lucha  por una verdadera justicia social desde la época de la gesta de Bolívar por derrotar a la corona española hasta los días de hoy.

    Es imprescindible y de suma importancia resaltar la valentía y la rebeldía de miles de compatriotas que lo han dado todo, hasta la vida misma, de...

  • Mujeres en la literatura

    Uno de los espacios donde la marginación de las mujeres está más normalizada es la literatura, o más ampliamente, la escritura : una persona puede acabar tranquilamente la escuela (y muchas veces la universidad) sin haber leído nunca un libro escrito por una mujer, ya sea porque las autoras son apenas mencionadas en el currículo o porque ninguna de sus obras se impone como lectura obligatoria.

    https://youtu.be/ilLssh6jW1g

    Mujer Fariana aprovecha la conmemoración del día internacional del libro para cuestionar mecanismos del sistema patriarcal, como este, más imperceptibles pero más difíciles de combatir, puesto que nos acostumbramos a ellos (se han convertido en tradiciones, cánones y hasta “sentido común”).

    Así es que a lo largo de la historia, muchas mujeres han debido luchar para que su calidad literaria haya sido valorada. Escritoras a las que se ha invisibilizado, que han tenido que publicar bajo seudónimo masculino o que han tardado siglos en obtener reconocimiento.

    Mencionaremos algunas, cuyas obras han sido muy significativas en distintos momentos históricos:

    1. Alejandra Kolontai destacada política y feminista rusa

    una de las más completas pensadoras socialistas. Por eso sus obras nunca dejan de hablarnos y nos hablan a través de los distintos periodos de nuestras vidas y de las distintas etapas de las luchas por los derechos de las mujeres.

    Escritos como AUTOBIOGRAFÍA DE UNA MUJER SEXUALMENTE EMANCIPADA Y OTROS TEXTOS SOBRE EL AMOR, revelan su valentía, nobleza y autenticidad.

    2. “¿Qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas? Independencia económica y personal: ¡UNA HABITACIÓN PROPIA!. Tras esta premisa se esconde la reflexión de la novelista, ensayista, editora, feminista y cuentista británica, Virginia Woolf. Porque la literatura, no sirve solo para contar historias: también nos representa, nos cuestiona y nos ayuda a pensarnos como individuos y como integrantes de la sociedad, recomendamos:¡UNA HABITACIÓN PROPIA!.

    3. La novelista estadounidense Kathryn Stockett retrató

    La sociedad del sur de Estados Unidos en los años 60 en su obra Criadas y señoras, a través de tres narradoras que nos dejan ver la situación de las empleadas afroamericanas de familias pudientes blancas. Una importante herramienta para entender la particular discriminación sufrida por las mujeres negras.

    4. ¡Aplauso ensordecedor! Nos merece la primera escritora latinoamericana en recibir el premio Nobel de Literatura. Gabriela Mistral, Fue una destacada poetisa, diplomática, feminista, y pedagoga chilena.

    Resaltamos hoy una de sus más importantes obras, POR LA HUMANIDAD FUTURA. En ella, se recogen sus textos de temas políticos, sociales y pedagógicos.

    5. En su obra Persépolis, Marjane Satrapi, historietista, guionista, dibujante, pintora y realizadora franco iraní

    narra, en forma de novela gráfica, los primeros años de su vida y los cambios que tuvieron lugar con la revolución iraní de 1979.. Su lucha por la igualdad la han convertido en un ícono feminista.

    6. ¿Que las mujeres -además de guerrilleras, no podemos ser escritoras-? Eran los años 70 cuando Gioconda Belli pulicó sus primeros textos y de inmediato generó polémica debido a la manera en que la poeta nicaragüense abordaba el cuerpo y la sensualidad femeninas. Ese espíritu combativo la hizo integrante del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

    Resaltamos su obra: EL PAIS DE LAS MUJERES, la historia de Viviana, presidenta de la República de Faguas, líder y fundadora del Partido de Izquierda Erótica.

    7. La escritora Española María Dueñas se dio a conocer en 2009 con su obra El tiempo entre costuras . Muchas personas se han enamorado de la historia de Sira Quiroga, que avanza entre los mapas, la memoria y la nostalgia, transportándonos a los enclaves coloniales del norte de Africa, el Madrid Pro Aleman de la pots guerra y a una Lisboa llena de espías y refugiados.

    8. Nada y así sea es el título con el que se publicó el diario que Oriana Fallaci llevó mientras cubrió la guerra de Vietnam, Oriana fue una escritora, periodista y activista italiana, la primera mujer de su país corresponsal de guerra.

    Este texto, se convirtió en una gran crónica periodística de los horrores de la guerra, en el testimonio de la precariedad con la que un país y su gente evitaban caerse a pedazos.

    Muchas otras mujeres y muchos otros libros merecen hoy la recordación y la invitación para que los disfrutemos, visiten nuestra biblioteca virtual y compártannos también nuevos títulos.

  • Mujeres rebeldes: las obreras que combatieron el franquismo

    Analizamos la experiencia histórica de las trabajadoras que participaron en el movimiento obrero y se enfrentaron al régimen franquicia.

    El papel de las mujeres en la protesta social ha sido fundamental a lo largo de la historia, desde ser las iniciadoras de los levantamientos durante los motines de subsistencia de época moderna, hasta ser la chispa que desencadenó grandes procesos revolucionarios. Fueron las mujeres las primeras que el 18 de marzo de 1871 impidieron a las tropas del gobierno francés retirar los cañones de las colinas de Montmartre y desarmar París, llamando al proletariado y a la Guardia Nacional a defender la ciudad, dando inició a la Comuna de París. También fue la huelga de las obreras textiles de Petrogrado un 8 de marzo de 1917 la que, al grito de “¡Queremos pan!”, desencadenó una protesta de 90.000 obreras y obreros en las calles. Aquel 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer propuesto unos años antes por Clara Zetkin, fue el primer día de la Revolución Rusa.

    Existe, por lo tanto, toda una experiencia histórica de mujeres combativas, revolucionarias y protagonistas de la transformación social. Sin embargo, su papel no ha sido reconocido y su importancia infravalorada dentro del relato de la “Historia”. Las mujeres trabajadoras han sido invisibilizadas doblemente, por su condición de clase obrera, y por su condición de mujer. Por estas razones es importante reivindicar toda esta experiencia histórica en el marco de la gran movilización de mujeres combativas que está suponiendo este 8 de marzo y la huelga internacional de mujeres. Es el caso de las obreras que combatieron al franquismo.

    La derrota de la clase obrera y la represión

    Con la victoria fascista en la guerra civil española se impusieron los intereses de los sectores más reaccionarios de la sociedad: la Iglesia, el Ejército, la alta burguesía y los terratenientes. La clase obrera había sido derrotada, los partidos y sindicatos obreros, prácticamente liquidados, tuvieron que pasar a desarrollar su actividad principal en el exilio. Es el drama de la revolución española, de un proletariado revolucionario y combativo que fue vencido, a pesar de que la victoria fue posible.

    Con la postguerra, es la clase obrera la que sufre las peores condiciones y quién debe cargar con las penurias, mientras las clases dominantes vencedoras de la guerra mantenían sus privilegios y hacían negocio con la pobreza de un país entero. La miseria del proletariado es impuesta con mano de hierro, incluso terminada ya la guerra fueron miles los ejecutados y muchos más los hacinados en las cárceles.

    En el caso particular de las mujeres, muchas sufrieron agresiones, persecuciones y humillaciones. Durante la guerra y el avance franquista, el rapado del pelo y la ingesta de aceite de ricino fue una de las formas en la que el fascismo se ensaño con ellas y sus cuerpos, como medio de atacar directamente su feminidad y dignidad.

    El retorno a la lucha: ¡Mujeres en huelga!

    Sin embargo, la clase obrera no perdió su espíritu combativo y no tardó mucho tiempo en reaccionar, siendo las mujeres, como comentábamos al principio de la nota, las primeras en enfrentarse al régimen. De hecho, fueron las obreras, especialmente las textiles, las que tuvieron un protagonismo destacado en las huelgas y protestas laborales de los primeros años del franquismo.

    Nadia Varo ha señalado para el contexto barcelonés, como las mujeres del textil autoorganizaron su lucha, formaron piquetes (para parar fábricas, talleres o comercios) e incluso crearon «comisiones de trabajadoras compuestas exclusivamente por mujeres, que negociaban con la dirección de las empresas, fuerzas policías, funcionarios de la OSE o incluso cargos políticos» (1). Una auténtica ruptura de estas mujeres combativas no sólo con las condiciones económicas de miseria impuestas por el franquismo, sino también con los roles de género que les eran impuestos.

    Además, hemos de entender que las huelgas y las protestas obreras estaban ilegalizadas en el franquismo, con lo que un conflicto, aunque fuera estrictamente económico o laboral, derivaba muy fácilmente en un conflicto político directo con el régimen.

    Sin embargo, este protagonismo de las trabajadoras se verá eclipsado por la protesta laboral que se inicia a partir de 1956, de presencia mayoritariamente masculina. Como ha apuntado Nadia Varo, esto fue consecuencia «de la transformación del mercado de trabajo femenino y de la población trabajadora en general

    VER MAS>>>>>>http://www.izquierdadiario.es/Mujeres-rebeldes-las-obreras-que-combatieron-el-franquismo?id_rubrique=2653